La República; Platón

Filosofía griega. Filósofos griegos. Pensamiento platónico. Diálogos. Personajes

  • Enviado por: Mono CaLI
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

LA REPÚBLICA DE PLATÓN

LIBROS I - IV

DECIMO C

PRESENTADO AL PROFESOR:

HERNANDO EN EL ÁREA

DE FILOSOFIA

COLEGIO REYES CATÓLICOS

SANTIAGO DE CALI

NOVIEMBRE 12 DEL 2004

RESUMEN

LIBRO I

Los protagonistas de la discusión acerca de la que es la justicia son Trasímaco y Sócrates, donde Sócrates trata siempre de refutar las ideas de Trasímaco.

Trasímaco propone que mientras mas injusto es el hombre, este es más fuerte, a lo que Sócrates dice que incluso entre malhechores debe existir justicia para tener así el apoyo mutuo para hacer sus fechorías. Sócrates argumenta que si la injusticia es fuente de caos la justicia será lo contrario, es decir una virtud, al final no se ha descubierto que es la justicia, pero si lo que no es. Toman el tema de lo que es vivir bien, para Sócrates es que el hombre aproveche al máximo lo que lleva en su interior, para Trasímaco es adueñarse de la mayor cantidad de riquezas, de poder y de placer, este tema no lo concluyen.

LIBRO II

La discusión esta planteada entre Trasímaco, Adimanto y Glauco quienes no están de acuerdo con los argumento de Sócrates sobre que tan buena es la justicia, Glauco plantea tres situaciones ( 1- como aparecieron las leyes, 2- el anillo mágico en mano de dos hombres diferentes, 3- es mucho mejor parecer justo que serlo en realidad) luego Sócrates pone el ejemplo de que si tienes problemas de visión y hay dos carteles en frente un en letra menuda y otro en letra grande lo correcto será leer el de la letra grande y compara diciendo que ellos no han definido la justicia en el hombre individual y plante que es mejor buscarla en el hombre en comunidad es decir en el estado; a lo cual todos aceptan.

Sócrates empieza a descifrar que hace que un estado sea justo y plantea que el estado al crecer demográficamente también lo debe hacer geográficamente y es ahí cuando viene la guerra por el deseo de una franja de tierra vecina por lo tanto se necesitaran soldados, soldados que serán los guardianes del estado a los cuales se les debe darles educación moral, física y dotarles de las mejores armas que el estado disponga.

LIBRO III

Sócrates habla sobre la educación de lo jóvenes, la cual dice debe ser basada en las costumbres excepto las que denigran a los dioses. Habla sobre la clase de música con la que debe ser educado un joven de acuerdo con la función que se le haya designado. Retoma la educación de los futuros soldados o “ guardianes del estado” e indica que el objetivo es que aprendan a reconocer y valorar las cosas buenas y hermosas, ya que tendrá sobre su personalidad un aspecto benéfico. Luego vendrá la preparación física donde de habla sobre la correcta dieta y bebida de los niños.

Sócrates divide a los guardianes en dos grupos lo que gobiernan el estado y los que ejecutan las decisiones de los que gobiernan el estado . en el primer grupo solo llegaran los mejores, estos deben ser de avanzada edad y tener experiencia y sabiduría; planteando así las tres clases de ciudadano de un estado: los gobernantes, los auxiliares y los artesanos los cuales se diferencia por la clase de metal que llevan en sus venas “mito de los metales”, oro, plata y hiero o cobre correspondientemente.

LIBRO IV

Sócrates empieza describiendo la rigurosidad de la vida que llevarán los guardianes , a lo cual Adimanto interrumpiendo alega que esta haciendo infeliz la vida de los gobernantes, cuando es obvio como los gobernantes de otros pueblos viven en los mayores de lo lujos.

A los cual Sócrates responde la felicidad no depende de los extremos de riquezas y posesiones, y que el estado no se funda para la felicidad de los gobernantes sino para la felicidad de toda la comunidad y que no seria un estado justo si la clase superior tiene todas las ventajas y la inferior todos los perjuicios. Toma el tema legislativo y apunta que las leyes pueden ser mínimas ya que para eso se proporciono un correcta educación moral. Y si un estado esta organizado correctamente podremos encontrar las cuatro grandes virtudes del hombre: la prudencia, templanza, fortaleza y justicia.

Al final se llega a la conclusión de que un estado será justo cuando una de las tres clases desempeñaba sus funciones propias y no se inmiscuía en las de los otros dos, y lo mismo para el hombre, si todas y cada una de sus tres partes ( razón, deseo y emoción) se desarrollan sin mezclarse una con las otras.

¿ES COLOMBIA UN ESTADO JUSTO?

¿ES COLOMBIA EL ESTADO IDEAL?

Como hemos observado las características de lo que para Sócrates es un estado ideal, deberíamos reflexionar y ver cuan mucho o poco este estado se parece a nuestro país Colombia.

Observemos la educación brindada por el gobierno de nuestro país a la cual se le llama publica, sabemos que es de bajo costo aunque debería ser gratuita, también es de baja calidad, donde no se fomentan los valores y a donde los profesores no les interesa el desarrollo personal, ético y moral de su alumno, este solo cumple con dictar cátedra y explicar determinado tema. Como si fuese poco tras ser la educación de mala calidad, esta tampoco alcanza a cubrir toda la población.

Está nuestro país dividido en distintas clases sociales? Si efectivamente aunque con mas variaciones a las que plateaba Sócrates, los gobernantes hoy también llamados políticos no buscan la felicidad de toda la comunidad, ellos buscan su bienestar económico, crean el flagelo de la corrupción, crean la desigualdad social, producen la pobreza; provocando así el mal funcionamiento de una de las tres clases planteadas por Sócrates, desestabilizando por consiguiente el funcionamiento de las otras dos. Veamos el caso de los campesinos ( tercera clase de los artesanos) los cuales han tenido que dejar sus campos por el acoso grupos alzados en armas, por la falta de apoyo del gobierno, por el poco reconocimiento de su trabajo, y los escasos servicios sociales que se les proporcionan. En la tercera clase social que plantea Sócrates también nos encontramos nosotros, los ciudadanos; a los cuales nos corresponde cumplir con el pago de altos impuestos aplicados a la canasta familiar, a los servicios sociales, a tener que aceptar continuas alzas de la gasolina pero menores salarios, a tener que pagar servicio de salud, educación, los cuales deberían de ser gratuitos.

Ni que hablar del tema de la guerra por terrenos que planteaba Sócrates, Colombia a perdido valiosas extensiones de tierras con sus países vecinos, como lo son parte del amazonas con Brasil, parte del llano con Venezuela, la independencia de Panamá (hoy por hoy un país con una excelente ubicación geográfica y con una mejor calidad de vida), y en estos momentos es posible que pierda la isla turística de San Andres.

Como hemos visto Colombia por unanimidad no es el estado ideal que Sócrates argumenta en el texto, es todo lo contrario si así nos podemos decir, sus tres o talvez más clases sociales no cumplen a cabalidad sus funciones, la educación de los guardianes no es la ideal, incluso ni parecida, y presenta una sociedad sin valores, intolerantes, perezosa, con falta de análisis y lo peor sometida al dominio de unos pocos que parecen Justos siendo los mas injustos de todos, que con disfraz llevan a esta sociedad a la perdición...