La reanimación cardiopulmonar (RCP)

Medicina. Primeros auxilios. Reanimacion cardiopulmonar. Hematomas

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 21 páginas
publicidad

Reanimación cardiopulmonar

Definición   

Es una técnica de emergencia para salvar vidas que se utiliza cuando la persona ha dejado de respirar o el corazón ha cesado de palpitar debido a un shock eléctrico o por ahogamiento.

La RCP es una combinación de respiraciones de emergencia, que suministra oxígeno a los pulmones de la víctima, y compresiones pectorales, que permiten que el oxígeno se mantenga circulando hasta que se restablezca la respiración y la función cardiaca.

El cerebro puede sufrir daños permanentes o se puede presentar la muerte en minutos si el flujo sanguíneo se detiene, por lo que es vital mantener el flujo sanguíneo y la respiración hasta que llegue personal capacitado.

Las técnicas de RCP varían levemente dependiendo de la edad o del tamaño de la víctima. Ver información sobre:

RCP PARA LOS NIÑOS DE 1- 8 AÑOS DE EDAD.

Contenido:

Nombres alternativos   

Respiración boca a boca y compresiones cardíacas en un niño; Reanimación cardiopulmonar en niños; RCP con niños

Definición

Es un procedimiento para salvar la vida que se lleva a cabo cuando la respiración o los latidos cardíacos de un niño han cesado, por ejemplo en casos de ahogamiento, sensación de ahogo, asfixia o lesiones. La RCP es una combinación de:

  • Respiración boca a boca, la cual provee oxígeno a los pulmones del niño.

  • Compresiones cardíacas, las cuales mantienen la sangre del niño circulando.

Se puede presentar daño cerebral o la muerte en unos pocos minutos si el flujo de sangre en un niño se detiene.

Por lo tanto, se debe continuar con estos procedimientos hasta que los latidos y la respiración del niño regresen o llegue ayuda médica profesional.

Consideraciones generales   

La RCP puede salvar vidas, pero tiene mejores resultados cuando la practican personas que han recibido entrenamiento para tal fin en un curso acreditado. Los procedimientos descritos a continuación no sustituyen el entrenamiento en RCP.

Se recomienda a todos los padres de familia y a aquellos que se encargan de cuidar niños aprender RCP para bebés y niños si todavía no lo han hecho. Esta joya del conocimiento es algo de lo que ningún padre debe prescindir. (En www.americanheart.org se puede averiguar dónde se dictan clases cercanas.)

Es muy importante no perder tiempo cuando se tiene a un niño inconsciente que no está respirando. Se puede sufrir una lesión cerebral después de tan solo 4 minutos sin oxígeno y la muerte puede ocurrir entre 4 y 6 minutos más tarde.

Causas   

En los niños, las causas principales para que cesen los latidos del corazón y la respiración abarcan ahogamiento, sensación de ahogo, asfixia, traumatismo craneal o lesiones graves, sangrado excesivo, descarga eléctrica, intoxicación y enfermedad pulmonar.

Síntomas   

Primeros auxilios.

Los siguientes pasos se basan en las instrucciones de la Asociación Americana del Corazón.

  • Verificar si hay respuesta de parte del niño.

  • Sacudirlo o palmearlo suavemente. Observar si se mueve o hace algún ruido. Preguntarle en voz alta "¿Te sientes bien?"

  • Si no hay respuesta, pedir ayuda.

  • Enviar a alguien a llamar al 911. No dejar al niño solo para ir personalmente a llamar al 911 hasta que se le haya practicado RCP aproximadamente por un minuto.

  • Con cuidado acostar al niño boca arriba.

  • Si existe la posibilidad de que el niño tenga una lesión en la columna, se necesitan 2 personas para moverlo sin torcerle la cabeza y el cuello.

  • Abrir la vía respiratoria.

  • Levantar la barbilla con una mano. Al mismo tiempo, empujar hacia abajo la frente con la otra mano.

  • Observar, escuchar y sentir si hay respiración. Poner el oído cerca de la nariz y boca del niño. Observar si hay movimiento del pecho.

  • Sentir con la mejilla si hay respiración.

  • Si el niño no está respirando:

    • Cubrir firmemente con la boca la boca del niño

    • Cerrar la nariz apretando con los dedos

    • Mantener la barbilla levantada y la cabeza inclinada

    • Dar 2 insuflaciones lentas. NO dar insuflaciones grandes, completas y forzadas.

  • Si el pecho NO se eleva.

  • Se debe intentar de nuevo la maniobra de levantar la barbilla e inclinar la cabeza y dar 2 insuflaciones más. Si el pecho todavía no se levanta, revisar si no hay algo bloqueando la vía respiratoria y tratar de removerlo.

  • Buscar signos de circulación:

  • Respiración normal, tos o movimiento. Si estos signos todavía están ausentes, se deben iniciar compresiones cardíacas.

  • Realizar compresiones cardíacas:

      • Colocar la base de una mano en el esternón: justo debajo de los pezones. Asegurarse de que la mano no esté en el extremo del esternón.

      • Mantener la otra mano en la frente del niño, sosteniendo la cabeza inclinada hacia atrás.

      • Aplicar presión hacia abajo en el pecho del niño de tal manera que se comprima entre 1/3 y 1/2 de su profundidad.

      • Aplicar 5 compresiones, permitiendo cada vez que el pecho se levante completamente. Estas compresiones deben efectuarse RÁPIDAMENTE y sin pausa. Contar las compresiones rápidamente: "a, b, c, d, e".

      • Dar 1 insuflación lenta y profunda.

      • El pecho debe elevarse.

      • Continuar con ciclos de 5 compresiones cardíacas seguidas de 1 insuflación lenta y completa.

      • Después de aproximadamente 1 minuto, se debe revisar de nuevo si hay signos de circulación.

      • En este momento, si el niño aún no presenta respiración normal, tos o algún movimiento, debe dejársele e ir (o hacer que alguien más vaya a) llamar al 911.

      • Repetir los pasos 11 y 12 hasta que el niño se recupere o llegue la ayuda.

      • Si el niño respira de nuevo por sí mismo, se le debe colocar en posición de recuperación, verificando periódicamente la respiración y los signos de circulación hasta que llegue la ayuda.

        No se debe :

        • Si se sospecha de una lesión en la columna,

        • NO se debe inclinar la cabeza hacia atrás mientras se intenta abrir la vía respiratoria.

        • En lugar de esto, se deben colocar los dedos en la mandíbula a cada lado de la cabeza y así levantarla hacia adelante.

        • Esto impide que la cabeza y el cuello se muevan.

        • Si el niño presenta signos de circulación (respiración normal, tos o movimiento),

        • NO se deben iniciar las compresiones cardíacas, ya que esto puede hacer que el corazón deje de latir.

        • A menos que el socorrista sea un profesional de la salud.

        • NO debe verificar si hay pulso.

        • Solamente un profesional de la salud está entrenado apropiadamente para hacerlo.

        Se debe buscar asistencia médica de emergencia si:

        • Si el socorrista tiene ayuda, la otra persona debe llamar al 911 mientras éste comienza a administrar RCP.

        • Si el socorrista está solo, debe gritar pidiendo auxilio y luego iniciar RCP.

        • Después de aproximadamente un minuto de practicar RCP, si no ha llegado ayuda, debe llamar al servicio de la ambulancia, para el traslado del herido.

        • Si no hay sospecha de daño en la columna, puede llevar el niño consigo hasta el teléfono más cercano.

        Prevención   

        A diferencia de los adultos que pueden sufrir un ataque al corazón, la mayoría de los niños necesitan RCP debido a accidentes prevenibles. Con esto en mente, hay que recordar las siguientes medidas simples:

        • Enseñar al niño el significado de "¡No!"

        • Enseñar al niño los principios básicos de seguridad familiar

        • Enseñar al niño a nadar

        • Enseñar al niño a estar atento con los carros y a montar bicicleta en forma segura

        • Asegurarse de seguir las pautas para utilizar asientos de automóvil para niños.

        • Enseñar al niño medidas de seguridad con respecto a las armas de fuego

        Nunca se debe subestimar lo que puede hacer un niño; para estar seguro, es preferible suponer que el niño tiene más habilidad y movilidad de la que se cree.

        Es recomendable prevenir lo que le puede suceder al niño y estar listo, ya que es de esperar que los niños trepen y se contorsionen. Siempre se deben usar correas de seguridad en las sillas de comer y coches.

        Se recomienda escoger los juguetes apropiados para el niño según su edad.

        No dar juguetes pesados ni frágiles a niños pequeños. Así mismo, se deben inspeccionar los juguetes buscando piezas pequeñas o sueltas, bordes filosos, puntas, baterías sueltas y otros peligros.

        Hay que crear un ambiente de seguridad y supervisar a los niños cuidadosamente, especialmente alrededor del agua y cerca de muebles.

        Peligros como enchufes eléctricos, hornillas de estufas y gabinetes de medicamentos son muy atractivos para los niños pequeños.

        RCP PARA LOS NIÑOS DE UN ( 1 ) AÑO DE EDAD.

        Nombres alternativos   

        Respiración boca a boca y compresiones pectorales en bebés; Reanimación cardiopulmonar en bebés; Resucitación cardiopulmonar en bebés

        Definición   

        Es un procedimiento salvavidas que se realiza cuando la respiración o los latidos del corazón de un bebé han cesado, como en los casos de ahogamiento, sensación de ahogo, asfixia o lesiones. La RCP es una combinación de:

        • Respiración boca a boca, que provee oxígeno para los pulmones del bebé.

        • Compresiones pectorales, que mantienen la sangre del bebé circulante.

        Si la circulación de la sangre de un bebé se detiene, en cuestión de minutos puede dañarse el cerebro u ocurrir la muerte.

        Por lo tanto, se deben continuar estos procedimientos hasta que el bebé vuelva a respirar y su corazón vuelva a latir o hasta que llegue la asistencia médica profesional.

        Consideraciones generales   

        La RCP puede salvar vidas, pero tiene mejores resultados cuando la practican personas entrenadas para tal fin en un curso acreditado.

        Los procedimientos descritos a continuación no sustituyen el curso de entrenamiento en RCP.

        Es importante que todos los padres de familia y aquellos que se encargan de cuidar niños aprendan RCP para bebés y niños si todavía no lo han hecho.

        Esta joya del conocimiento es algo de lo que ningún padre debe prescindir. (Se puede visitar www.americanheart.org para averiguar sobre clases cercanas.)

        El tiempo es muy importante cuando se trata con un bebé inconsciente que no está respirando.

        El daño cerebral permanente comienza pasados 4 minutos sin oxígeno y la muerte se puede presentar en poco menos de 4 a 6 minutos más tarde.

        Causas   

        Las razones más comunes por las cuales el latir del corazón y la respiración de un bebé se detienen incluyen ahogamiento, sensación de ahogo, asfixia, trauma en la cabeza o lesiones graves, sangrado excesivo, descarga eléctrica, envenenamiento y enfermedades pulmonares.

        Síntomas   

        Primeros auxilios.

        Los siguientes pasos están basados en instrucciones de la Asociación Americana del Corazón.

      • Verificar si el niño responde.

      • Sacudir al niño suavemente. Ver si se mueve o hace algún ruido. Preguntarle en voz alta "¿Te sientes bien?"

      • De no haber respuesta, gritar pidiendo auxilio.

      • Pedirle a alguien que llame al 911. No dejar al bebé solo para llamar personalmente al 911 hasta que se haya realizado RCP por aproximadamente un minuto.

      • Con cuidado colocar al niño boca arriba.

      • Si hay alguna probabilidad de que el bebé esté lesionado de la columna, se necesitan dos personas para mover al niño sin torcer el cuello y la cabeza.

      • Abrir las vías respiratorias.

      • Levantar la barbilla del bebé con una mano. Al mismo tiempo, empujar la frente hacia abajo con la otra mano.

      • Ver, escuchar y sentir si hay respiración.

      • Colocar el oído cerca de la boca y nariz del niño. Observar si se mueve el pecho. Sentir con la mejilla si hay respiración.

      • Si el niño no está respirando:

        • Cubrir bien la boca y nariz del bebé con la boca

        • Alternar cubriendo solo la nariz mientras se cierra la boca del niño

        • Mantener la barbilla levantada y la cabeza inclinada

        • Dar 2 respiraciones lentas. NO dar respiraciones grandes, completas y fuertes.

        • Si el pecho NO se levanta, se debe intentar levantar la barbilla e inclinar la cabeza de nuevo y dar 2 respiraciones adicionales. Si el pecho aún no se levanta, revisar a ver si hay algo bloqueando la vía respiratoria e intentar removerlo.

        • Verificar si hay señales de circulación:

        • Respiración normal, tos o movimiento. Si estas señales todavía están ausentes, iniciar compresiones pectorales.

        • Realizar compresiones pectorales

          • Colocar 2 ó 3 dedos sobre el esternón. Justo debajo de los pezones. Asegurarse de no hacer presión al final del esternón.

          • Mantener la otra mano sobre la frente manteniendo la cabeza inclinada hacia atrás.

          • Presionar el pecho del bebé hacia abajo para que se comprima de 1/3 a 1/2 de su profundidad.

          • Dar 5 compresiones pectorales, permitiendo cada vez que el pecho se levante completamente. Estas compresiones deben ser RÁPIDAS y sin pausa. Se deben contar las 5 compresiones rápidamente: "a, b, c, d, e".

          • Darle al bebé una respiración lenta y completa.

          • El pecho se debe levantar. Continuar ciclos de 5 compresiones pectorales seguidas de una respiración lenta y completa.

            Después de aproximadamente 1 minuto. Verificar de nuevo si hay señales de circulación.

          • En este momento, si el bebé todavía no respira normalmente, tose o se mueve, dejar al niño para llamar al servicio de emergencias o al centro de salud mas cercano.

          • Repetir pasos 11 y 12 hasta que el bebé se recupere o llegue ayuda.

          • Si el bebé comienza a respirar de nuevo, se lo debe  colocar en posición de recuperación, verificando periódicamente que haya respiración y señales de circulación hasta que llegue la ayuda.

            No se debe hacer lo siguiente:

            • Si se sospecha que existe una lesión en la columna,

            • NO se debe inclinar la cabeza hacia atrás cuando se intente abrir la vía respiratoria.

            • En cambio, se deben colocar los dedos a cada lado de la mandíbula y levantarla hacia adelante, lo cual impide que la cabeza y el cuello se muevan.

            • Si el bebé da señales de circulación (respiración normal, tos o movimiento),

            • NO se deben iniciar las compresiones pectorales, por que al hacerlo se puede producir un paro cardíaco.

            • A menos que se trate de un profesional de la salud,

            • NO se debe verificar si hay pulso.

            • Solo un profesional de la salud está entrenado apropiadamente para hacer esto.

            Se debe buscar asistencia médica de emergencia si   

            • Si se tiene ayuda, una persona puede llamar al 911 mientras otra inicia RCP.

            • Si se está solo, gritar pidiendo ayuda e iniciar la RCP. Después de realizar RCP por aproximadamente 1 minuto, si no ha llegado ninguna ayuda, llamar al 911. Se puede cargar al bebé hasta el teléfono más cercano (a menos que se sospeche una lesión en la columna).

            Prevención   

            A diferencia de los adultos, quienes generalmente necesitan RCP debido a un ataque al corazón, la mayoría de los niños necesitan RCP debido a un accidente que se puede prevenir.

            Nunca se debe subestimar lo que puede hacer un niño.

            Uno debe asegurarse y suponer que el niño tiene más habilidad y movilidad de lo que uno cree y nunca se debe dejarlo solo sobre una cama, una mesa o cualquier superficie de la que se pudiera rodar.

            Siempre se deben utilizar cinturones de seguridad en las sillas de comer y carritos. Nunca se debe dejar al bebé en un corralito de malla con una baranda baja.

            Se debe comenzar a enseñarle al niño el significado de "No tocar". La primera lección de seguridad es "¡No!".

            Hay que escoger juguetes que sean apropiados para la edad del niño y no darles a los bebés juguetes que sean pesados o frágiles.

            Se deben inspeccionar los juguetes para ver si tienen piezas sueltas o pequeñas, bordes cortantes, puntas, baterías sueltas u otros peligros.

            Se recomienda crear un ambiente seguro y supervisar a los niños cuidadosamente, en particular alrededor del agua y cerca a los muebles.

            Los peligros tales como enchufes eléctricos, hornillas de estufas y gabinetes de medicamentos son atractivos para los niños pequeños.

            Para reducir los riesgos de accidentes por asfixia, los adultos deben asegurarse de que los niños no puedan alcanzar botones, baterías de reloj, palomitas de maíz, monedas, uvas o nueces.

            Así mismo, es importante sentarse con el bebé cuando esté comiendo y no permitir que gatee mientras come o toma su biberón.

            Nunca se deben atar chupetes, joyas, cadenas, brazaletes ni ninguna otra cosa alrededor del cuello o las muñecas del bebé.

            RCP PARA LOS NIÑOS MAYORES DE OCHO ( 8 ) AÑOS DE EDAD.

            Nombres alternativos   

            Reanimación cardiopulmonar para adultos; Reanimación para adultos; Respiración asistida; Compresiones pectorales

            Definición   

            Es un procedimiento para salvar la vida que se realiza cuando la respiración o los latidos del corazón de alguna persona han cesado, como en casos de electrocución, ahogamiento o un ataque al corazón. La RCP es una combinación de:

            • Respiración boca a boca, la cual provee oxígeno a los pulmones de la persona.

            • Compresiones pectorales, que mantienen la sangre de la persona en circulación.

            Se puede presentar un daño cerebral o puede ocurrir la muerte en cuestión de minutos si el flujo de la sangre de una persona se detiene.

            Por lo tanto, se debe continuar con estos procedimientos hasta que los latidos del corazón y la respiración de la persona regresen o hasta que llegue atención médica profesional.

            Consideraciones generales   

            La RCP puede salvar vidas, pero tiene mejores resultados cuando la administran personas que han recibido entrenamiento para tal fin en un curso certificado. Los procedimientos descritos a continuación no sustituyen el curso de entrenamiento en RCP. (En www.americanheart.org, se puede averiguar sobre clases cercanas.)

            La respuesta rápida es muy importante cuando se trata de una persona inconsciente que no está respirando.

            El daño cerebral permanente comienza pasados 4 minutos sin oxígeno y la muerte se puede presentar en poco menos de 4 a 6 minutos más tarde.

            Cuando un transeúnte, ya sea amigo, familiar o extraño, inicia RCP antes de que llegue la ayuda de emergencia, ¡las probabilidades de sobrevivir a un paro cardíaco se triplican! No obstante, cuando la mayoría de personal de emergencia arriba a un caso de paro cardíaco, generalmente encuentran que nadie está realizando RCP.

            Este sería un buen momento para encontrar una clase conveniente de RCP y aprender cómo salvar vidas.

            Existen máquinas llamadas desfibriladores automáticos externos (AED) las cuales se pueden encontrar en muchos lugares públicos y hay disponibles para uso casero. Estas máquinas tienen almohadillas para colocar en el pecho durante una emergencia potencialmente mortal.

            Utilizan computadoras para evaluar automáticamente el ritmo cardíaco para administrar una descarga súbita si, y solamente si, tal choque es necesario para regresar el corazón a su ritmo correcto.

            La mayoría de las personas que sufren de un paro cardíaco con fibrilación ventricular sobrevivirán si se les aplica una descarga dentro de los 3 minutos siguientes.

            Si alguien utiliza un desfibrilador automático externo (AED) para causar un choque en un paciente y el dispositivo dice que no se necesitan más choques, los socorristas deben iniciar la RCP, la cual se debe continuar haciendo por dos minutos y luego verificar el pulso.

            Causas   

            En los adultos, las principales razones para que los latidos del corazón y la respiración se detengan incluyen enfermedades del corazón, heridas y accidentes, sangrado excesivo, sobredosis de drogas y sepsis (infección en el flujo sanguíneo).

            Síntomas   

            Primeros auxilios   

            Los siguientes pasos están basados en las instrucciones de la Asociación Americana del Corazón (Americana Heart Asociación):

          • Verificar si la persona responde.

          • Sacudirla o palmearla suavemente. Observar si se mueve o hace algún ruido. Preguntarle en voz alta "¿Te sientes bien?"

          • Llamar al 911 si no reacciona.

          • Gritar pidiendo ayuda y enviar a alguien a llamar al 911. Si se está solo, llamar al 911 aun si se tiene que dejar a la persona.

          • Cuidadosamente colocar a la persona boca arriba.

          • Si hay una probabilidad de que la persona tenga una lesión en la columna, se necesitan dos personas para mover a la víctima sin torcerle la cabeza y el cuello.

          • Abrir la vía respiratoria.

          • Levantar el mentón con 2 dedos y al mismo tiempo, empujar hacia abajo la frente con la otra mano (maniobra frente-mentón).

          • Observar, escuchar y sentir si hay respiración.

          • Colocar el oído cerca de la boca y nariz de la persona. Observar si hay movimiento del pecho. Sentir si hay aliento con la mejilla.

          • Si la persona no está respirando:

            • Cubrir firmemente con la boca la de la víctima

            • Cerrar la nariz con los dedos

            • Mantener el mentón levantado y la cabeza inclinada

            • Dar 2 insuflaciones lentas y completas

            • Si el pecho no se eleva.

            • Se debe intentar la maniobra frente-mentón y dar dos insuflaciones más. Si el pecho aún no se levanta, se debe revisar si hay algo bloqueando la vía respiratoria y tratar de quitarlo.

            • Buscar signos de circulación:

            • Respiración normal, tos o movimiento. Si estos signos todavía están ausentes, se deben iniciar compresiones pectorales.

            • Realizar compresiones pectorales:

              • Colocar la base de la mano en el esternón: justo en medio de los pezones.

              • Colocar la base de la otra mano encima de la primera.

              • Ubicar el cuerpo directamente sobre las manos. Los hombros deben estar en línea con las manos y NO inclinarse hacia delante ni hacia atrás. Mientras se mira hacia abajo, se debe mirar directamente hacia las manos.

              • Aplicar 30 compresiones pectorales.

              • En cada una, presionar el pecho hacia abajo aproximadamente 5 cm (2 pulgadas). Estas compresiones deben ser RÁPIDAS, fuertes y sin pausa.

              • Se deben contar las 30 compresiones rápidamente:"1,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,17,18,19,20,21,22,23,24,25,26,27,28,30, ya"

              • Darle a la víctima 2 insuflaciones lentas y completas. El pecho debería elevarse.

              • Continuar con ciclos de 30 compresiones seguidas de 2 insuflaciones lentas y completas.

              • Después de aproximadamente 2 minutos (cuatro ciclos de 30 compresiones y 2 insuflaciones), se debe verificar de nuevo si hay signos de circulación.

              • Repetir los pasos 11 y 12 hasta que la persona se recupere o llegue ayuda.

              • Si la persona comienza a respirar de nuevo, se le debe ubicar en posición de recuperación, verificando periódicamente si está respirando y buscando señales de circulación hasta que llegue la ayuda.

                No se debe   

                • Si se sospecha de una lesión en la columna, NO se debe inclinar la cabeza hacia atrás cuando se intenta abrir la vía respiratoria. En lugar de esto, se deben colocar los dedos sobre la mandíbula en cada lado de la cabeza y levantar la mandíbula hacia adelante, lo cual impide que tanto la cabeza como el cuello se muevan.

                • Si la persona presenta señales de circulación (respiración normal, tos o movimiento), NO se deben iniciar las compresiones pectorales, ya que al hacer esto se puede provocar que el corazón deje de latir.

                • A menos que sea un profesional de la salud, NO debe revisar el pulso. Solo un profesional de la salud está entrenado apropiadamente para tomar el pulso.

                Se debe buscar asistencia médica de emergencia si   

                • Si se tiene ayuda, una persona debe llamar al 911 (en los Estados Unidos) mientras que la otra persona inicia la RCP.

                • Si el socorrista está solo, en cuanto determina que la persona no reacciona, debe llamar al 911 inmediatamente y luego iniciar la RCP.

                Prevención   

                • Eliminar o reducir los factores de riesgo que contribuyen a la cardiopatía, como el consumo de cigarrillo, el colesterol alto, la presión sanguínea alta, la obesidad y el estrés.

                • Hacer mucho ejercicio.

                • Visitar al médico con regularidad

                • Utilizar siempre el cinturón de seguridad y conducir de manera segura

                • Evitar el consumo de drogas

                'La reanimacin cardiopulmonar (RCP)'

                Nombres alternativos   

                Hemangioma aracniforme

                Definición   

                Es una acumulación anormal de vasos sanguíneos cerca de la superficie de la piel.

                Causas, incidencia y factores de riesgo   

                Una lesión de angioma aracniforme típicamente tiene un punto rojo en el centro con extensiones rojizas que se irradian a alguna distancia alrededor de éste (desde unos pocos milímetros hasta un centímetro o más).

                Los angiomas aracniformes pueden aparecer en cualquier parte, pero son más comunes en la cara y en el tronco.

                Los angiomas aracniformes son muy comunes y predominan especialmente durante el embarazo y en pacientes con enfermedad hepática.

                Síntomas   

                • Lesión vascular (vasos sanguíneos) que:

                  • puede tener un punto rojo en el centro.

                  • presenta extensiones rojizas que se irradian desde el centro.

                  • desaparece con la presión para volver a aparecer al liberar la presión.

                • Es común tanto en niños como en adultos.

                • Se observa con más frecuencia en la cara y en el tronco.

                Signos y exámenes   

                Usualmente no es necesario realizar exámenes, pero en algunos casos es posible que se necesite una biopsia de piel para confirmar el diagnóstico.

                Tratamiento   

                El tratamiento generalmente no es necesario. En algunos casos, se utiliza la electrocauterización o un tratamiento con láser.

                Expectativas (pronóstico)   

                Los angiomas aracniformes usualmente desaparecen en los niños, pero tienden a persistir en los adultos.

                Situaciones que requieren asistencia médica   

                Un angioma aracniforme se puede examinar durante una visita de rutina. Es importante, sobre todo en los adultos, mencionar si se ha desarrollado un angioma aracniforme nuevo para descartar afecciones asociadas.

                CORTE DE UN HEMATOMA DEL HUESO EN CORTE SAGITAL.

                Un hematoma del hueso es provocado por fuerzas compresivas en las que se incurre durante una lesión.

                El área lesionada se presenta en la porción medular del hueso y puede estar acompañada de sangrado e hinchazón.

                Los hematomas son generalmente ocasionados por caídas, lesiones al practicar un deporte, accidentes automovilísticos o por golpes recibidos de otras personas o de objetos.

                Los hematomas pueden durar de días a meses, siendo los hematomas óseos los más severos y dolorosos.

                GRAFICA DE UN HEMATOMA TIPO INTRAMUSCULAR.

                Un hematoma muscular ocurre cuando parte del cuerpo es golpeada directamente por un objeto, lesionando las fibras subyacentes del músculo y el tejido conectivo sin romper la piel.

                Un hematoma muscular puede causar dolor, hinchazón y un rango de movimiento limitado en la articulación ubicada cerca de la lesión.

                Un hematoma muscular puede tardar días o meses para sanar, dependiendo del grado de la lesión.

                GRAFICA DE UN HEMATOMA TIPO CUTANEO.

                Un hematoma se presenta cuando una fuerza hace que los vasos sanguíneos se rompan.

                La sangre se filtra dentro de las áreas debajo de la piel ocasionando dolor, hinchazón y decoloración de la piel.

                HERIDAS, RASPONES Y CORTADAS.

                Nombres alternativos   

                Contusión; Magulladura

                Definición   

                Es un área de decoloración de la piel que se presenta cuando se rompen pequeños vasos sanguíneos y filtran sus contenidos dentro del tejido blando que se encuentra debajo de la piel.

                Consideraciones generales   

                Existen 3 tipos de hematomas:

              • Subcutáneo: debajo del piel

              • Intramuscular: dentro de la parte protuberante del músculo subyacente

              • Periostio: en el hueso

              • Los hematomas pueden durar desde días hasta meses, y el hematoma periostio es el más grave y doloroso.

                Causas   

                Los hematomas a menudo son causados por caídas, lesiones deportivas, accidentes automovilísticos o golpes recibidos de otras personas u objetos.

                Si la persona toma anticoagulantes, como aspirina o warfarina (Coumadin) es probable que presente hematomas más fácilmente.

                Síntomas   

                Los principales síntomas son dolor, inflamación y decoloración de la piel.

                El hematoma comienza como un sitio de color rojo rosáceo que puede ser muy sensible al tacto y, a menudo, es difícil utilizar el músculo afectado. Por ejemplo, un hematoma profundo en el muslo duele cuando la persona camina o corre.

                Con el tiempo, el hematoma cambia a un color azuloso, luego amarillo-verdoso y finalmente regresa al color normal de la piel a medida que sana.

                No se debe de hacer lo siguiente:

                • NO SE DEBE intentar drenar el hematoma con una aguja.

                • NO SE DEBE continuar corriendo, jugando ni realizando cualquier otra actividad utilizando la parte del cuerpo que presenta el dolor y el hematoma.

                • NO SE DEBE ignorar el dolor ni la inflamación.

                Se debe buscar asistencia médica de emergencia si   

                Se debe buscar asistencia médica de inmediato si se siente presión extrema en una parte del cuerpo que presenta hematoma, especialmente si el área es grande o duele mucho, lo cual puede deberse a una condición conocida como "síndrome del compartimiento".

                El aumento de la presión en los tejidos y estructuras blandas debajo de la piel pueden disminuir el suministro de sangre y oxígeno vitales para los tejidos.

                Esta situación es potencialmente mortal y la persona debe recibir inmediatamente atención médica de emergencia.

                Igualmente, se debe llamar al médico si:

                • Aparece un hematoma de manera espontánea sin que se haya presentado alguna lesión, caída u otra razón.

                • Hay signos de infección alrededor del área del hematoma, incluyendo líneas de enrojecimiento, pus u otra secreción, o fiebre.

                Primeros auxilios   

              • Se debe aplicar hielo sobre el hematoma para ayudarlo a sanar más fácilmente y reducir la inflamación. El hielo se debe aplicar envuelto en un trozo de tela.

              • NO aplicarlo directamente sobre la piel. Se recomienda mantener el hielo sobre la piel durante aproximadamente 15 minutos por hora.

              • Se debe mantener el área del hematoma levantada por encima del nivel del corazón, si se puede.

              • Esto puede ayudar a evitar que la sangre se estanque en el tejido afectado.

              • Se recomienda tratar de descansar la parte del cuerpo que presenta el hematoma.

              • Evitando sobrecargar de trabajo los músculos en dicha área.

              • Si es necesario, se puede usar acetaminofén para ayudar a reducir el dolor del hematoma.

              • En el raro caso del "síndrome del compartimiento", con frecuencia es necesario llevar a cabo una cirugía para aliviar la acumulación extrema de presión.

                Prevención   

                Dado que los hematomas generalmente son el resultado directo de una lesión, las siguientes son recomendaciones de seguridad importantes:

                • Enseñarle a los niños normas de seguridad.

                • Estar atento para evitar caídas alrededor de la casa.

                • Por ejemplo, tener cuidado al subir escaleras u otros objetos.

                • Evitar pararse o arrodillarse en los mostradores.

                • Usar cinturones de seguridad en los vehículos de motor.

                • Utilizar el equipo apropiado para la práctica de deportes con el fin de forrar esas áreas en donde son más frecuentes los hematomas.

                • almohadillas para los muslos, protectores de cadera y codilleras en el fútbol americano y el jockey; espinilleras y rodilleras en el fútbol y el baloncesto.

                TIPOS DE LOS HEMATOMAS.

                Nombres alternativos   

                Hematoma extradural; Hematoma epidural

                Definición   

                Es un sangrado entre la parte interior del cráneo y la cubierta externa del cerebro, denominada "duramadre".

                Causas, incidencia y factores de riesgo   

                Una hemorragia extradural a menudo es causada por una fractura en el cráneo durante la infancia o la adolescencia. Este tipo de sangrado es más común en las personas jóvenes, ya que la membrana que cubre el cerebro no está tan firmemente adherida al cráneo como lo está en personas de mayor edad.

                Una hemorragia extradural se presenta cuando hay ruptura de un vaso sanguíneo, generalmente una arteria, que sangra luego en el espacio que queda entre la "duramadre" y el cráneo. Los vasos afectados con frecuencia se rompen por fracturas craneales.

                Esto, a menudo, es el resultado de una lesión grave de cabeza, como las causadas por accidentes de motocicleta o automóvil. Las hemorragias extradurales pueden ser causadas por sangrado venoso en los niños pequeños.

                Un sangrado rápido causa una acumulación de sangre (hematoma) que presiona el cerebro, provocando un aumento rápido de la presión dentro de la cabeza (presión intracraneal), la cual puede ocasionar una lesión cerebral adicional.

                Una hemorragia extradural es una situación de emergencia, ya que puede llevar a daño cerebral permanente y la muerte si no se trata. Así mismo, puede haber un empeoramiento rápido, en minutos u horas, desde somnolencia hasta el coma y la muerte.

                Síntomas   

                Se debe consultar al médico por cualquier traumatismo craneal que produzca, incluso, una pérdida del conocimiento leve o si se presentan otros síntomas después de dicha lesión (aun sin pérdida del conocimiento).

                El patrón de síntomas típico de pérdida del conocimiento, seguida de un estado de alerta y luego pérdida del conocimiento de nuevo puede no presentarse en todas las personas, pero es altamente indicativo de una hemorragia extradural.

                Los síntomas más importantes de hemorragia extradural son:

                Nota: los síntomas generalmente ocurren minutos u horas después de una lesión craneal e indican una situación de emergencia.

                Signos y exámenes   

                El examen neurológico puede mostrar signos de mal funcionamiento de una parte específica del cerebro (por ejemplo, debilidad en el brazo de un lado) o puede indicar incremento de la presión intracraneal.

                Si se presenta aumento de la presión intracraneal, puede ser necesaria una cirugía de urgencia para aliviar la presión dentro de la cabeza y proteger al cerebro de una lesión mayor.

                Una TC de la cabeza confirma el diagnóstico de una hemorragia extradural y señala la localización exacta del hematoma y cualquier fractura de cráneo asociada.

                Tratamiento   

                ¡Una hemorragia extradural es una afección de emergencia!

                Los objetivos del tratamiento se concentran en tomar las medidas suficientes para salvar la vida de la persona, controlar los síntomas y minimizar o prevenir el daño permanente al cerebro.

                Se pueden requerir medidas para brindar soporte vital al paciente. Casi siempre se requiere cirugía de urgencia para reducir la presión dentro del cerebro, lo cual puede incluir la perforación de un pequeño agujero en el cráneo para aliviar la presión y permitir el drenaje de la sangre del cerebro.

                Los hematomas grandes o coágulos de sangre sólidos pueden requerir su extracción a través de una abertura más grande en el cráneo (craneotomía).

                Los medicamentos administrados además de la cirugía varían de acuerdo con el tipo y gravedad de los síntomas y con el daño cerebral que se presente.

                Se pueden utilizar medicamentos anticonvulsivos (como la fenitoína) para controlar o prevenir convulsiones y algunos medicamentos denominados "fármacos hiperosmóticos" (como manitol, glicerol y solución salina hipertónica) para reducir el edema cerebral.

                Expectativas (pronóstico)   

                Una hemorragia extradural presenta un alto riesgo de muerte sin una intervención quirúrgica rápida y existe un riesgo significativo de muerte aun con atención médica oportuna.

                Complicaciones   

                Existe un riesgo de lesión cerebral permanente, ya sea que se trate o no el trastorno. Los síntomas (como convulsiones) pueden perdurar por varios meses, incluso después del tratamiento, pero con el tiempo, por lo general, disminuye su frecuencia o desaparecen por completo. Sin embargo, las convulsiones pueden comenzar hasta dos años después de la lesión.

                En los adultos, la mayor parte de la recuperación se presenta en los primeros seis meses, con alguna mejoría aproximadamente a lo largo de dos años; mientras que los niños por lo general se recuperan más rápido y más completamente que los adultos.

                La recuperación incompleta es resultado de un daño cerebral. Otras complicaciones comprenden síntomas permanentes (como parálisis o pérdida de la sensibilidad que comenzó en el momento de la lesión), hernia del cerebro e hidrocefalia normatensiva (exceso de líquido en las cavidades del cerebro).

                Situaciones que requieren asistencia médica   

                Es necesario acudir a la sala de emergencias o llamar al número local de emergencias (como el 911 en Estados Unidos) si se presentan síntomas de hemorragia extradural.

                Se debe buscar asistencia médica si los síntomas persisten después del tratamiento, incluyendo pérdida de la memoria, dificultad para mantener la atención, mareo, dolor de cabeza, ansiedad, trastornos del habla y pérdida de movimiento completa o parcial en parte del cuerpo.

                Se debe acudir a la sala de emergencias o llamar al número local de emergencias (como el 911 en Estados Unidos) si se desarrollan síntomas después del tratamiento, incluyendo dificultades respiratorias, ataques/convulsiones, disminución de la capacidad de respuesta, pérdida del conocimiento, pupilas dilatadas y desiguales en tamaño.

                Prevención   

                La hemorragia epidural no se puede prevenir una vez que se ha presentado la lesión en la cabeza.

                Para minimizar el riesgo de lesión en la cabeza se recomienda utilizar equipo de seguridad apropiado (como cascos de seguridad, cascos de bicicleta o motocicleta y cinturones de seguridad) cuando se participe en actividades que vienen al caso.

                Adoptar medidas de seguridad apropiadas como, por ejemplo, no lanzarse al agua si la profundidad se desconoce o si hay posibilidad de que haya rocas; al igual que tomar precauciones adecuadas de seguridad en deportes, recreación y trabajo, así como conducir con prudencia.