La realidad de los Grupos: necesidad y reducción de incertidumbre en el individuo

Disciplina psicológica. Realidad grupal. Grupo como necesidad. Reducción de incertidumbre. Normas. Conformismo. Entitatividad. Conclusiones

  • Enviado por: Jorge
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

La realidad de los grupos: El grupo como necesidad y reducción de incertidumbre en el individuo

INTRODUCCIÓN

¿Existen los grupos? Desde principios de siglo xx la disciplina psicológica ha intentado explicar cómo nacen los grupos y como afectan al individuo. En los primeros 30 años de siglo no lograban explicar la forma en la que los grupos influían en el sujeto, argumentaban que los procesos psicológicos solo se daban en el individuo y por tanto los grupos no eran objetos de estudio. Fue Asch (1952) con su perspectiva interaccionista quien propone que los procesos psicológicos solo se dan en el individuo, pero que no se explican sin la interacción de estos. Aparece la realidad grupal.

Ya sabemos que existen los grupos y que son objeto de estudio, pero no sabemos nada acerca de cómo nacen. Maslow y su jerarquía de necesidades no nos decían nada acerca de ellos, pero sí de la necesidad del individuo de buscar afecto, interacción social, o aprobación de los demás de manera innata. El individuo busca el grupo, busca la interacción, busca la reducción de la incertidumbre.

En el señor de las moscas (William Golding), el autor cuenta la historia de unos niños que, apartados de la suerte, quedan en una isla. La trama se desarrolla en una isla donde los niños, sin conocerse entre ellos, deberán de trabajar para sobrevivir. Nos muestra como se agrupan, se organizan y entran en conflicto entre ellos. Golding plantea un experimento en el que unos individuos se encuentran en mitad de la nada, sin conocer a nadie y sin saber su futuro. Aparta variables extrañas dejándolos en un isla, sin noticias de nadie más, de que hacer o como actuar. Parece todo planeado para observar cómo se comportaría el individuo ante semejante situación, pero el ya intuye como lo harán, se agruparán.

En ``La realidad de los grupos: El grupo como necesidad y reducción de incertidumbre en el individuo´´ pretendo hacer una aproximación teórica al contenido del libro de William Golding. Cómo el individuo, por necesidad y en un intento por reducir la incertidumbre, se organiza y constituye como grupo. Dentro de él, se dan diferentes elementos como las normas y también diferentes procesos como la entitatividad y el conformismo. Estos van a aparecer a lo largo del libro como formas que utilizan los individuos para reducir la incertidumbre ante las situaciones, la mayoría de las veces por falta de una referencia.

Las normas ayudan al mantenimiento del grupo, se establecen para la consecución de metas y regulan y coordinan la interacción grupal. Estas serían las funciones de las normas, digamos de manera explícita. Pero de manera implícita las normas ayudan al individuo a tener un marco de referencia, el individuo ante la incertidumbre cognitiva, ante el no saber qué hacer, se adhiere a las normas grupales. Ante situaciones nuevas e impredecibles el individuo optará por hacer lo que el grupo dictamina. Sería algo como decir `` si ellos lo hacen es porque es bueno´´, esta manera de actuar permite al individuo reducir la incertidumbre ante situaciones, así como tiene un menor coste cognitivo para él.

El conformismo es otro proceso que ocurre dentro del grupo. Este alude a que el individuo adoptara la postura que la mayoría adopta, hace falta validez para nuestra conducta y esta validez viene dada por el consenso social o la influencia de la mayoría. Para reducir la incertidumbre cognitiva las respuestas del individuo deben de ser validas, por lo que el individuo optara por aquellas conductas realizadas por la mayoría del grupo, ya sean actitudinales o comportamentales. Ocurriría algo parecido que con las normas grupales, el individuo se sentirá más seguro, vera repartidas las responsabilidades de su conducta si actúa como la mayoría lo hace, si actúa de acuerdo a unas normas grupales.

Otro proceso que se da en los grupos es la entitatividad. Esta sería una forma necesaria para que el grupo se considere una entidad perceptible, es decir, la entitatividad es un elemento que concede algo al grupo para que sea distinguible de otros. Estos elementos que distinguen al endogrupo del exogrupo podrían ser valores, metas o símbolos idiosincrásicos del grupo. Según (Hogg y Abrams, 1993) el individuo puede buscar una mayor entitatividad en el endogrupo cuando busca reducir la incertidumbre, es decir, ante la incertidumbre el individuo se agarrara a esos elementos que distinguen a su grupo para reducir la incertidumbre del momento.

LAS NORMAS

Como hemos hablado en la introducción las normas son un elemento esencial del grupo, estas regulan las conductas de los individuos del grupo, proporcionan un marco de referencia. Ante una situación como la descrita en el señor de las moscas, donde la incertidumbre está presente en cada situación, el individuo en un intento por reducirla se unirá a los demás para formar un grupo y dará un paso más: El nacimiento de las normas prescriptivas, lo que los miembros del grupo aprueban o desaprueban (Carmen Huici y Francisco Morales). Los niños se enfrentaban a una situación nueva, dudosa, sin la referencia de los padres (que aplican las normas). Está incertidumbre habría que paliarla de alguna forma, nace la primera norma grupal.

La reunión recobró la tranquilidad.

- Como veis - dijo Ralph -, necesitamos cazadores para que nos consigan carne. Y otra

cosa.

Levantó la caracola de sus rodillas y observó en torno suyo aquellas caras quemadas

por el sol.

- No hay gente mayor. Tendremos que cuidarnos nosotros mismos.

Hubo un murmullo y el grupo volvió a guardar silencio.

- Y otra cosa. No puede hablar todo el mundo a la vez. Habrá que levantar la mano

como en el colegio.

Sostuvo la caracola frente a su rostro y se asomó por uno de sus bordes.

- Y entonces le daré la caracola.

- ¿La caracola?

- Se llama así esta concha. Daré la caracola a quien le toque hablar. Podrá sostenerla

mientras habla.

- Pero...

- Mira...

- Y nadie podrá interrumpirle. Sólo yo. Jack se había puesto de pie.

- ¡Tendremos reglas! - gritó animado -. ¡Muchísimas! Y cuando alguien no las cumpla...

Las normas ayudan a la consecución de metas del grupo. Pueden tener distinto origen, desde la negociación de los miembros hasta la imposición del líder del grupo y acatamiento de los miembros (Carmen Huici y Francisco Morales). El grupo pretendía salir de la isla, necesitaban una hoguera con la que mandar señales de humo ante un posible barco. En la isla crecía la incertidumbre, un primer intento por encender la hoguera no salió como esperaban. Hacía falta comida para subsistir y salvaguardar la hoguera, hacía falta más normas para paliar la incertidumbre ante el revuelo por la hoguera.

- Hemos hecho una hoguera para nada - dijo - • No se puede sostener ardiendo un fuego así, por mucho que hagamos.

- Tiene que formarse un grupo especial que cuide del fuego. Cualquier día puede llegar

un barco - dirigió la mano hacia la tensa cuerda del horizonte -, y si tenemos puesta una

señal vendrán y nos sacarán de aquí. Y otra cosa. Necesitamos más reglas. Donde esté

la caracola, hay una reunión. Igual aquí que abajo.

Dieron todos su asentimiento. Piggy abrió la boca para hablar, se fijó en los ojos de

Jack y volvió a cerrarla. Jack tendió los brazos hacia la caracola y se puso en pie,

sosteniendo con cuidado el delicado objeto en sus manos llenas de hollín.

- Estoy de acuerdo con Ralph. Necesitamos más reglas y hay que obedecerlas.

Después de todo, no somos salvajes. Somos ingleses, y los ingleses somos siempre los

mejores en todo. Así que tenemos que hacer lo que es debido.

EL CONFORMISMO

Es el resultado de un proceso de influencia mediante el cual un individuo modifica su respuesta respecto a un objeto acercándola a aquella expresada por una mayoría de personas en el seno de un determinado grupo. La explicación a está influencia reside en que el individuo se conforma con el otro porque busca la verdad, la información que reporta el otro es una evidencia de la realidad. Festinger ( 1954) desde su teoría de la comparación social argumenta que en determinadas situaciones el individuo estima la exactitud y validez de sus juicios comparándolos con los demás. Cuando existe discrepancia con el grupo surge en el individuo la incertidumbre. El conformismo obedece a una tendencia a restablecer el consenso en toda situación en la que se quiera disponer de juicios válidos o adecuados (Carmen Huici y Francisco Morales).

La incertidumbre está ligada a la realidad física del estimulo sobre el que se realiza el juicio: a más ambigüedad, más incertidumbre. En la isla se suponía por algunos la presencia de alguna bestia o espíritu, no todos lo creían, nadie la había visto exactamente. Bastó la simple polarización a través de consensos para que todos apostaran por la presencia de un espíritu que sin embargo nadie había visto.

Ralph continuó bruscamente:

- Pero esas cosas son chiquilladas. Eso ya lo arreglaremos. Así que, lo último, la parte que podemos discutir, es ver si decidimos algo sobre el miedo.

El pelo le volvía a caer sobre los ojos.

- Tenemos que hablar de ese miedo y convencernos de que no hay motivo. Yo también

me asusto a veces, ¡pero ésas son tonterías! Como los fantasmas

Ralph miraba boquiabierto a Jack, pero Jack no le prestó atención.

- Tenéis que daros cuenta que el miedo no os puede hacer más daño que un sueño.

No hay bestias feroces en esta isla.

Piggy le quitó la caracola. Su voz parecía indignada.

- ¡Nunca he creído en fantasmas..., nunca!

Alzó la caracola.

- Y supongo que una de esas cosas que hay que arreglar es saber si existen fantasmas

o no...

Se paró un momento a pensar y después formuló la pregunta:

- ¿Quién cree que pueden existir fantasmas?

Hubo un largo silencio y aparente inmovilidad. Después, Ralph contó en la penumbra

las manos que se habían alzado. Dijo con sequedad:

- Ya

Alguien le arrebató la caracola de las manos y la voz de Piggy chilló.

- ¡Yo no voté por ningún fantasma! Se volvió hacia la asamblea.

Cedió la

caracola a Eric, el mellizo más próximo a él.

- Hemos visto la fiera con nuestros propios ojos. No..., no estábamos dormidos...

Jack les ordenó volver hacia el centro.

- ¡Esta será una cacería de verdad! ¿Quién viene? Ralph accionó con impaciencia.

- Esas lanzas son de madera. No seas tonto. Jack se rió de él.

- ¿Tienes miedo?

- Pues claro que tengo miedo, ¿quién no lo iba a tener?

Se volvió hacia los mellizos, anhelante, pero sin esperanzas.

- Supongo que no nos estaréis tomando el pelo. La respuesta fue demasiado firme para

que alguien la dudase.

Piggy cogió la caracola.

- ¿No podríamos... quedarnos aquí... y nada más? A lo mejor la fiera no se acerca a

nosotros.

Cómo hemos visto en estos pasajes, en un principio la posición con respecto a la existencia de una fiera o espíritus dejaba al grupo dividido. Tras varios consensos la polarización del grupo era perceptible, la fiera existía. Hay algo que llama la atención; Sabemos si leemos el libro que no había tal fantasma. La pregunta es ¿Porqué llegaron a esa conclusión si tal fantasma no existía? La respuesta es fácil si atendemos al grupo. Según la teoría del conflicto socio-cognitivo se evita el desacuerdo grupal para reducir la incertidumbre, el grupo se polarizó hacia una posición para reducir la incertidumbre. Preferían salir a buscar a la fiera y pensar que existía para reducir la incertidumbre existente, porque el grupo creía en ella. Estaban en una isla abandonados, sin saber qué hacer, cubiertos por la incertidumbre. Cualquier acto o proceso grupal iba destinado a reducirla. El conformismo y las normas estaban cumpliendo uno de sus cometidos.

Jack se volvió con la cara enrojecida y la barbilla hundida en el pecho. Le atravesó con

la mirada.

- Muy bien - dijo, y su tono indicaba una intención decidida, y una amenaza -, muy bien.

Con una mano apretó la caracola contra su pecho y con la otra cortó el aire.

- ¿Quién cree que Ralph no debe ser el jefe?

Miró con esperanza a los muchachos agrupados en torno suyo, que habían quedado

atónitos. Hubo un silencio absoluto bajo las palmeras.

- Que levanten las manos - dijo Jack con firmeza - los que no quieren que Ralph sea el

jefe.

El silencio continuó, suspenso, grave y avergonzado.

El rostro de Jack fue perdiendo color poco a poco, para recobrarlo después en un brote

doloroso. Se mordió los labios y volvió la cabeza a un lado, evitando a sus ojos el

bochorno de unirse a la mirada de otro.

- ¿Cuántos creen...?

Su voz cedió. Las manos que sostenían la caracola temblaron. Tosió y alzó la voz:

- Muy bien.

Con extremado cuidado dejó la caracola en la hierba, a sus pies. Lágrimas de

humillación corrían de sus ojos.

- No voy a seguir más este juego. No con vosotros.

La mayoría de los muchachos habían bajado la vista,

fijándola en la hierba o en sus pies. Jack volvió a toser.

- No voy a seguir en la pandilla de Ralph... Recorrió con la mirada los troncos a su

derecha, contando los cazadores que una vez fueron coro.

- Me voy por mi cuenta. Que atrape él sus cerdos. Si alguien quiere cazar conmigo,

puede venir también.

Antes observamos cómo el conformismo de los miembros del grupo puede venir determinado por la influencia de la mayoría, es decir, la respuesta de todos se polariza hacia un extremo en un intento individual de reducir la incertidumbre, de que no haya desacuerdo en el grupo. Pero también el conformismo puede venir determinado por la influencia de una fuente demasiado poderosa y persuasiva, el líder del grupo (Carmen Huici y Francisco Morales). En este último pasaje vemos el conformismo del grupo ante la posición del líder. Fieras, cazar o no cazar, hoguera etc.…Eran muchas las dudas que rondaban en la isla, a lo que había que unir a la situación de naufragio que se encontraban. En los miembros del coro la incertidumbre crecía, había que tomar decisiones y no estaban preparados para ello, se conformarían con lo que dictaba el líder para paliar la incertidumbre.

LA ENTITATIVIDAD

La entitatividad sería la condición necesaria para que un grupo sea percibido como una entidad. Campbell apunta que lo que determina que un grupo sea percibido como una entidad (basándose en principios de la Gestalt) sería el destino común, la semejanza y la proximidad. Una de las funciones de la entitatividad desde el punto de vista del endogrupo sería el de reducir la incertidumbre y el bajo control. El individuo ante situaciones de bajo control recurrirá a aquellos símbolos del grupo que lo hacen idiosincrásico (Carmen Huici y Francisco Morales).

Así son ellos - dijo Piggy -. Me han dejado ciego, ¿te das cuenta? Así es Jack

Merridew. Convoca una asamblea, Ralph, tenemos que decidir lo que vamos a hacer.

- ¿Una asamblea con los pocos que somos?

- Es lo único que nos queda. Sam... deja que me apoye en ti.

En la isla corrían tiempo peores, el grupo se había dividido en 2 y si la situación era complicada de por si ahora eran menos para buscar recursos, aguantar la hoguera o construir refugios. La sensación de bajo control se apoderaba de piggy, que en un intento por reducirla se acogió a una de las señas de identidad del grupo, la asamblea.

Una ola de inquietud sacudió a los muchachos, impulsándoles a correr aturdidos de

un lado a otro. Los chispazos de luz se hicieron más brillantes y el estruendo de los

truenos era ya casi insoportable. Los pequeños corrían sin dirección y gritaban.

Jack saltó a la arena.

- ¡Nuestra danza! ¡Vamos! ¡A bailar!

Una de las consecuencias de la entitatividad con respecto al endogrupo es la identificación. Como presenta el tema del presente trabajo, `` El grupo como reducción de incertidumbre en el individuo´´, la entitatividad percibida desde el endogrupo ayudará a la identificación y sentimiento de grupo, por lo tanto cualquier forma que permita percibirse como miembro de un grupo ayudará a reducir la incertidumbre (Carmen Huici y Francisco Morales). En este caso la inquietud se apoderó del grupo del coro, que en un intento por reducir la incertidumbre se emplazó a realizar una danza, un símbolo muy característico del grupo.

CONCLUSIONES

El ser humano es un animal sociable por naturaleza. Tiene necesidad de relacionarse y unirse a los grupos de forma innata. El grupo aporta al individuo seguridad, autoestima y en muchos casos ayuda a reducir la incertidumbre ante la sensación de bajo control o ante la falta de una referencia normativa. Si algo busca de manera continua el ser humano es controlar las situaciones, el individuo no soporta la incertidumbre, el bajo control de las situaciones le resulta aversivo y frustrante.

Sabemos que los procesos psicológicos solo se dan en los individuos, pero cuando actuamos como miembros de un grupo la conducta del ser humano no puede ser explicada de forma individual, no podemos atender solo a las características del sujeto. Cuando la conducta del individuo quiere ser estudiada como miembro de un grupo hay que observar la interacción entre sus miembros, así como todos los elementos y procesos que se dan dentro de él. En el estudió del individuo como miembro de un grupo hay que atender a la interdependencia grupal.

En el señor de las moscas observamos como una serie de individuos desconocidos se organizan como grupo, aunque en un primer momento no se constituyen como tal. En el primer capítulo solo observamos esa necesidad del individuo de interactuar y relacionarse. El grupo como tal no se constituye hasta que no aparecen las normas, hasta que estas no hacen su función de regulación de conductas, satisfaciendo la necesidad del individuo de validar su conducta, si no tiene un marco de referencia le invade la incertidumbre.

El autor nos muestra los procesos típicos que se dan en los grupos, y la forma en la que aparecen cuando los individuos quieren reducir la incertidumbre. El conformismo o la entitatividad son utilizados por los miembros del grupo como forma de reducir la incertidumbre. Por un lado el individuo se conforma a lo que dictamina una fuente de influencia como el líder o a lo que la mayoría hace, para que no haya falta de consenso grupal, ya que esta incrementaría la incertidumbre. Por otra parte el individuo en momentos de bajo control recurre a los símbolos o señas de identidad grupal, esto ayudara como en los anteriores casos a la identificación grupal y a la reducción de la incertidumbre.

- fin-