La Quimera del Oro; Jack London

Literatura universal contemporánea del sglo XIX. Narrativa Norteamericana. Novela de aventuras. Argumento

  • Enviado por: Beloki
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

LA QUIMERA DEL ORO

CAPITULO 1: LOS BUSCADORES DE ORO DEL NORTE

En 1804 una compañía k llevaba un equipo de comerciantes de pieles rusos encontró unas cuantas pepitas de oro y lo mantuvieron en secreto unos años, pero el secreto llego a manos nacionales y se fue propagando por todo el extranjero, muchos buscadores iban en busca de oro a las aguas del río Yucón, tras varias exploraciones y explotaciones de las tierras fueron encontrando oro y mas oro, y sus mentes quedaron presas por aquella preciosa piedra (oro), sufriendo grandes hambrunas y noches con vientos que azotaban de frío.

CAPITULO 2: EL SILENCIO BLANCO

Dos hombres (Mason y Malemute kid) y una mujer (Ruth) emprendían un viaje a trineo arrastrados por perros, hambrientos, tanto los hombres como los perros, Mason y Kid calculaban que en poco tiempo que, o los perros se comían entre si o ellos se comían a los perros, a veces todo estaba tan callado que los hombres sentían miedo y otras sensaciones, a este fenómeno lo denominaban silencio blanco. Mientras viajaban chocaron contra un árbol y Mason calló herido, sus heridas eran tan graves y estaban tan escasos de recursos para ayudarle que murió y encomendó a Kid que cuidara de su mujer (Ruth) y su hijo o hija.

CAPITULO 3: EN UN PAÍS MUY LEJANO

Cuando un hombre abandona sus tierras para marchar a otro país le resulta extraño, el susurro del viento, el aire que respira y la tierra que pisa. Esto les sucedió a dos hombres (Carter Weatherbee y Percy Cuthfert) que huyeron de sus tierras para ir a Alaska en busca de aventuras y se unieron a una partida de hombres con un destino el klondike. Estos no colaboraban en las tareas de grupo y el resto de exploradores decidió abandonarlos a su suerte, estos pasan todo el invierno en una cabaña, sufriendo por el frío, el hambre, melancólicos por su tierra y por la luz del sol. Poco a poco se fueron hundiendo mas y mas hasta que Cuthfert acabo con Weatherbee.

CAPITULO 4: EL HOMBRE DE LA CICATRIZ

Jacob Kent era un tejedor que abandono la ciudad por irse a una cabaña cerca de Dawson, donde hospedaba a viajeros a cambio de unas monedas de oro, una baza llegaron una partida de veintitrés hombres y el jefe (Jim Cardegee) cargaba con una cicatriz en la cara, que se apodero de la mente de Kent. Kent estaba obsesionado por su oro y lo escondía en varios sitios para que no le robasen, el hombre de la cicatriz le pilló cuando kent contaba su dinero, entonces Jim al darse cuenta de el temor de kent, le mando a por leña y a hacer acciones domesticas. A la noche kent cargo su rifle y ató a Jim de pies a cabeza sujetado por un mástil, cuando Jim levanto se vio atado pero kent no consiguió su objetivo de ahogarle y le ato a las afueras de la cabaña y le apunto con un rifle para ejecutarle, Jim calculo que cerca había un barranco y que se podía sumergir en el y evitar el disparo, de tal forma que así fue y cuando Kent disparo al borde del barranco el tiro le salio por la culata.

CAPITULO 5: LEY DE VIDA

Un viejo llamado Koskoosh contemplaba como su tribu desmontaba las cabañas y las cargaba en los trineos, la tribu estaba preparada para marchar y su hijo era el jefe de la tribu, entonces este se acerco a koskoosh y le pregunto por su estado, el viejo afirmo que se encontraba bien, aceptando que la vida es así y el se tendría que quedar atrás, la tribu partió y el se quedo sentado junto a la leña, empezó a recordar viejos tiempos de su juventud, esperando que su hijo se arrepintiera y volviera a por el, pero una manada de ciervos le rodeo y el callo rendido ante ellos, sirviéndoles de alimento.

CAPITULO 6: LAS MIL DOCENAS

En una tienda de huevos había un hombre llamado Rasmunsen que le apasionaba el dinero fácil, cuando cerro la tienda fue a su casa y se puso a echar cálculos de dinero, se le ocurrió la idea de ir a Dawson a vender mil docenas de huevos, y ganar tanto dinero como para comprarse una bonita casa e ir a vivir con su mujer, ganando dinero de su casa actual para pagar las facturas de la futura casa, hizo un largo viaje en el que paso tales sufrimientos como: sufrir grandes ráfagas de frío intenso, aguantar grandes tormentas con olas enormes, etc. Por el camino también rapto a dos indios para que le ayudasen con la carga y el viaje, se fue haciendo muy famoso. Cuando llego a Dawson, se preparo para la venta pero los huevos estaban podridos y cayó rendido.

CAPITULO 7: DIABLO

Un perro diabólico, llamado Diablo y un dueño llamado Leclére de la misma calaña, estaban hechos el uno para el otro. Un tejedor descubrió al perro cuando solo era un cachorro y se lo vendió a Leclére. Leclére le castigaba con verdaderas palizas, grandes crueldades, y en Diablo solo aumentaba su dolor, una vez Diablo se lanzo a el cuello de Leclére y casi lo mata, pero después Leclére le mete una terrible paliza que le deja moribundo. Cuando se recuperaron de sus heridas volvieron a las andadas y Leclére fue acusado por asesinato y por tanto condenado a muerte, Leclére pidió que ahorcaran a Diablo junto a el. Al día siguiente colgaron a Leclére y abajo le pusieron una caja, Diablo empezó a golpear la caja y acabó con la vida de su dueño, cuando volvieron los hombres que le iban a sentenciar mataron al perro con un disparo.

CAPITULO 8: DEMASIADO ORO

Dos hombres kink Mitchell y Hootchinoo Bill fueron rumbo a Cuarenta Millas, tras un viaje en el que los mosquitos estaban hasta en sus sueños mas profundos, cuando llegaron a Cuarenta Millas vieron que la ciudad estaba desierta, no habia señales de vida, entonces vieron una casa con la puerta avierta, se adentraron en ella y vieron a un hombre durmiendo, lo despertaron y les conto que todos se habian ido a Dawson, entonces ellos fueron alli tambien en busca de demasiado oro, entonces tomaron un terreno de alli, y pusieron un cartel, a la noche un hombre les ablaba de que la queria comprar y se la vendieron firmóen las escrituras y le dieron el terreno. Compraron comida y vieron a un ombre sacando oro en un arroyo ¡era increíble!

CAPITULO 9: EL FILON DE ORO

En una pradera preciosa con un royo y un cañón con muchísima vegetación, acampo un hombre que traía una pala, una criba y un pico. Cogió la criba y se puso a trabajar…, saco de la criba una capa gruesa de tierra y después encontró pequeñas partículas de oro, poco a poco las partículas disminuían. Trajo sus caballos y sus herramientas y se instalo allí. A la mañana siguiente volvió a excavar y a encontrar partículas de oro cada vez menos frecuentes, y así día tras día. Un día salio a por mas oro y encontró grandes piedras, las picaba y encontraba oro, de repente oyó un ruido y disimulo con el oro, el hombre que tenia atrás le disparo pero fallo, se metió en el oyó y los dos se empezaron a pelear por coger el revolver, el minero disparo al ocupante y le mato, entonces lo enterró y se fue de allí con todo su oro.

CAPITULO 10: AMOR A LA VIDA

Dos hombres se adentraba en la nieve, cansados y uno de ellos callo rendido ante la nieve, gritaba a su compañero que se le había roto el tobillo pero su compañero seguía hacia delante cojeando. Estos dos se separaron y el chico del tobillo siguió adelante tras las huellas del otro, deseando ir a su destino creyendo que su amigo le esperaba. Paso mucho hambre, se alimentaba de peces, y bayas del tamaño de una aguja, el tobillo cada vez le dolía mas y mas y llevaba consigo una bolsa con pepitas de oro, una reloj y un rifle sin pólvora que le resultaba inútil en la caza. Se desvió mucho de las huellas de su compañero y un lobo enfermo empezó a seguirle, uno de los dos moriría. Vio un barco y fue tras el, pero iba muy lento, se encontró con su compañero que yacía en la nieve muerto y el lobo le pisaba los talones, los marineros del barco le vieron y le recogieron. En el barco no hacia mas que comer y descubrieron que era una obsesión que se le pasaría.

CAPITULO 11: LO INESPERADO

Nadie espera lo inesperado, pocos han sido los que hayan roto estas barreras, un ejemplo de ello fue Edith Wittlesey. Nació en la ciudad y se fue de viaje a América donde se caso con un inmigrante (Hans Nelson), fueron a Alaska en busca de dinero, consiguieron reunir a un grupo de tres exploradores que ayudarían en la cabaña y compartirían las ganancias con ellos, esto eran Dennin, Harkey y Dutchy. Mientras ellos iban tras oro Edith hacia las tareas domesticas, asta que consiguieron 8.000 dólares a repartir. Un día cuando comían tranquilamente, Dennin se presento en la cabaña con un rifle y mato a Harkey y Dutchy, pero Edith lo detuvo y lo ató a una silla, lo mantuvieron preso asta que Hans y Edith decidieron ahorcarlo, teniendo como testigos a dos indios.

CAPITULO 12: LA HOGERA

El frío en las aguas del Yucón era abundante, sobrepasaba los -75º y el hombre que corría con su lobo estaba en plena forma, corría bastante rápido por senderos en que la tierra se hundía bajo aguas subterráneas, a menudo cuando se mojaba los mocasines tenia que para y hacer una hoguera para que no se le entumeciesen los dedos, sin mas consuelo que reposar en unas tierras a las 12 y llegar a una cabaña con unos muchachos a las 6. Al llegar a los terrenos de descanso hizo una hoguera y comió, lego volvió a marchar pero se mojo los pies y tuvo que parar a hacer una hoguera pero las ramas de el pino que estaba encima contenían escarcha y callo una pequeña avalancha sobre ellos. De tal forma que intento hacer otra pero era inútil, murieron el y su perro congelados.

CAPITULO 13: EL BURLADO

Subiencov era un ruso que esperaba para se torturado por los indios americanos, y el gran Iván estaba siendo torturado, aunque ya duraba el doble que sus compañeros, pero se retorcía de dolor. Todo empezó cuando ellos construyeron un fuerte y tomaban como prisioneros a los indios y los torturaban, cuando intentaban escapar se llevaban unos latigazos fuertes, incluso algunos de ellos murieron y otros quedaron destrozados. Subiencov suplicaba clemencia y se saco una idea de la manga y le explico a Macamuk (jefe de la tribu india) que podía hacer una medicina que el acero no podía traspasar y cesaría ante tal medicina, pidió un trineo comida y otras cosas pero Macamuk tardaba en responder y Subiencov pedía mas, termino por pedir a la hija de Macamuk para casarse con ella. Subiencov pidió a Macamuk que le untase la medicina al cuello y le diera y hachazo y así izo, termino por cortarle la cabeza a Subiencov. Pero Subiencov había echo esto para no ser torturado y morir rápidamente, y engaño a Macamuk que se apodo con el nombre de el jefe burlón.