La puntuación pragmaestilística

Traducción. Lingüística. Significado lingüístico y pragmático. Asíndeton. Polisíndeton

  • Enviado por: Arwen
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

LA PUNTUACION PRAGMAESTILISTICA

El significado textual se compone de significado lingüístico (lexemas y morfemas) y significado pragmático. El significado pragmático deriva de las relaciones que contraen las unidades lingüísticas con la realidad extralingüística o con la situación comunicativa (receptor, lugar, canal, tiempo, etc.). El criterio pragmaestilístico de la puntuación se basa pues en este significado pragmático que no está explícito en la oración sino que ha de deducirse, que está oculto. Los signos de puntuación nos van a permitir expresar o modificar la dimensión pragmática del significado, afectan, por tanto, no solo al significado lingüistico sino también al pragmático.

Las posibilidades de la puntuación pragmaestilística son:

- El empleo del asíndeton ( a- carencia de; sindeton- conector, enlace) , es decir, el empleo sucesivo de comas que aportan al texto un desarrollo lento.

A, B, C, D

- El empleo del polisíndeton (poli- mucho, multitud de; sindeton- conector, enlace), es decir, el empleo sucesivo del conector -y que aporta al texto un desarrollo veloz o ágil.

A y B y C y D.

- La combinación de ambas posibilidades, es decir, el empleo sucesivo de comas y conectores (en este orden).

A, y B, y C, y D.

  • El empleo de la coma en situaciones inesperadas que provocarán extrañeza en el receptor, por lo que este buscará un significado oculto y justificado en el pretexto o en el postexto.

A, B, C, y D

Esta coma es sustituible, de acuerdo con el criterio pragmatico por punto y coma o por punto aumentando así el valor de no homogeneidad de esta suma. Se establece un contraste entre los elementos A, B y C con el elemento D que va a aumentar según el signo que se utilice (, ; .). Surgen pues valores pragmáticos que se deducen del uso de un signo de puntuación en una situación inesperada. En este caso la coma espresa un valor semántico de una suma que no es homogénea, es decir, que los elementos de esta no están al mismo nivel , no son de la misma clase, o no tienen la misma relevancia o importancia.

Ej.: Salió a pasear con su madre, su hermana, y su tia.

EJEMPLOS

* Había en el mercado manzanas, peras, melocotones y uvas.

Parataxis copulativa a nivel del complemento directo. La puntuación utilizada es la estándar en la que no se colocan comas donde haya un conector. Es la estructura A, B, C y D. Son comas sumativas que están justificadas en el criterio sintáctico-semántico.

* Había en el mercado manzanas, peras, melocotones, y uvas.

Parataxis copulativa a nivel del complemento directo. La puntuación realizada no es la estándar pues se ha colocado una coma antepuesta a un conector. Esta puntuación no encuentra su justificación en el criterio sintáctico-semántico, y si observamos, tampoco en el de longitud-complejidad. Habremos de buscar su justificación en el criterio pragmaestilistico. Esta puntuación provoca en el receptor la búsqueda de un significado o sentido que justifique este uso inesperado. Este afán de búsqueda está provocado por el deseo de cooperación del receptor con el emisor (principio de Grice). El receptor deduce que hay un significado oculto, implícito que ha de inferirse. Este significado pragmático va a estar justificado en el cotexto (pretexto o postexto). Y esta coma equivaldría a algo así:

Había en el mercado manzanas, peras, melocotones y, por fin, uvas

O

Había en el mercado manzanas, peras, melocotones y , desgraciadamente, uvas.

El significado pragmático puede tener dos posibles orientaciones: positiva o negativa, una u otra se deducirán del contexto.

Sin embargo, el criterio longitud- complejidad puede impedir que se realice una puntuación pragmaestilística pues si los enunciados son largos y complejos, con comas interiores y delimitados por puntos y comas, se tendrá que poner punto y coma tambíen para delimitar el último término, encabezado por el conector. Una vez y esta puntuación ya está justificada por el criterio longitud-complejidad ya no se puede pasar a ningún otro criterio.

Ej.: Había en el mercado manzanas que se había recogido en el día anterior y que, aunque no estaban maduras, se podía comer; peras verdes de la región mas fría del país; melocotones que a juzgar por su aspecto estaban más rellenos de gusanos que de pulpa; y uvas moradas a un precio un tanto exagerado para su calidad.

La puntuación del Complemento Circunstancial.

El complemento circunstancial es el elemento más alejado o menos ligado al verbo por lo que es también el más movible. Tiene libertad casi absoluta para moverse por la oracion sin que esta pierda o modifique por esto su sentido. Tiene por tanto una regla de puntuación estándar concreta:

“ Si el complemento circunstancial está antepuesto y es largo y complejo habrá de llevar coma obligada. Si está antepuesto pero es sencillo nunca va a llevar signo de puntuación”

Ej.: Hoy llegará mi madre

Ej.: El día que terminemos la obra por completo, llegará mi madre.

La puntuación estándar del complemento circunstancial largo y complejo es inamovible por lo que no se puede buscar razones de otra índole pragmática. Sin embargo, en el caso del complemento circunstancial antepuesto pero sencillo si que se puede añadir el significado implícito mediante el uso de los signos de puntuación.

Ej.: Hoy, llegará mi madre

Lo que podría explicitarse de la siguiente forma:

Ej.: Hoy, precisamente hoy, llegará mi madre.

En el caso del complemento circunstancial colocado en su lugar virtual, es decir, tras el verbo, no se pondrá coma.