La productividad de la economía española: una perspectiva internacional

Productividad del trabajo. Oficina Económica de Moncloa. Hipótesis. Variables

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

LA PRODUCTIVIDAD DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA: UNA PERSPECTIVA INTERNACIONAL.

La OEP (Oficina Económica de Moncloa ) es el órgano encargado de asistir al Presidente del Gobierno en asuntos económicos, proporcionando análisis sobre la situación económica nacional e internacional a corto, medio y largo plazo, y de evaluar las propuestas de política económica, así como su posterior desarrollo.

En el ejercicio de sus competencias, conoce los programas, planes y actividades de los departamentos ministeriales, con el objetivo de apoyar la labor del Presidente del Gobierno, facilitando su interlocución con agentes sociales, sector privado y organismos económicos internacionales, para el desarrollo satisfactorio de sus funciones.

La OEP ejerce las siguientes funciones: facilitar al Presidente del Gobierno la información que resulte necesaria para el ejercicio de sus funciones, tanto en el ámbito nacional como internacional. Asesorar al Presidente del Gobierno en los asuntos y materias de índole económica, cuando este lo disponga. Informar al Presidente del Gobierno en relación con los proyectos de normas de ámbito económico. Elaborar, en general, informes y estudios económicos de interés para el cumplimiento de las funciones que corresponden al Presidente del Gobierno, y, en particular, informar los asuntos económicos que se someten a las Comisiones Delegadas del Gobierno y a la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios.

HIPÓTESIS PRINCIPAL

En este artículo se analiza la situación actual de la productividad del trabajo en España en comparación con la Europa de los 25 y con Estados Unidos, así como diversos aspectos relacionados con la PTF y sus factores determinantes. España ha logrado un importante avance en la convergencia de bienestar con Europa y Estados Unidos, esta aproximación ha sido posible gracias al acelerado ritmo de creación de empleo y es previsible que siga creciendo.

VARIABLES EXPLICATIVAS

A mi juicio los autores para demostrar la situación de la productividad de la economía española se basan en principalmente en el crecimiento económico, el aumento de la creación de empleo, así como el aumento de la productividad en el mismo, en la evolución de la inversión de las TIC, en la inversión de capital en las infraestructuras y en I+D, en las reformas estructurales, la innovación empresarial y en la legislación de protección del empleo.

CONCLUSIONES DEL AUTOR

Respecto a la productividad del trabajo los países de la Unión Europea presentan un nivel inferior a EEUU y ha tendido a ampliarse desde el año 2001, rompiéndose así la tendencia a la convergencia que se observo hasta mediados de la década de los noventa. España ha presentado tendencias mucho más acusadas que el resto de los países europeos. Este comportamiento desfavorable de la productividad, se produce al nivel de las grandes ramas de actividad, por lo que parece un problema global.

La productividad del trabajo se descompone en dos factores, la relación capital-trabajo y la productividad total de los factores. La contribución del primero al crecimiento de la productividad ha sido positiva en España, similar a la UE-25 y muy alejada a la de EEUU. Esto se relaciona con el desarrollo de la denominada inversión en tecnología de la información y las comunicaciones (TIC). Por otro lado, la PTF en España ha experimentado una reducción continua en los nueve años considerados, este comportamiento contrasta con el de la UE-25 y EEUU.

Por último, España ha diseñado un PNR que pretende alterar significativamente la evolución pasada de la productividad, profundizando en el proceso de reformas estructurales y facilitando la adopción de nuevas tecnologías.

CONCLUSIONES PROPIAS

Teniendo en cuenta que el artículo está escrito en el año 2006 entre los meses de Marzo y Abril, y aún la crisis actual no había empezado a aflorar, deberíamos añadir que en la actualidad debido a esta crisis, los resultados de España en comparación con la Unión Europea y con Estados Unidos han cambiado considerablemente.

Actualmente, según la OCDE España es uno de los países más perjudicados de la Unión Europea. Esto ha repercutido en todas sus ramas de actividad.

La crisis nació en EEUU y se desplazó a Europa.

La crisis económica se ha desplazado tan rápidamente debido a la globalización en la que nos encontramos, así como a la importante base tecnológica con la que ya contamos, provocando un descenso del nivel de productividad en el trabajo.

El comportamiento diferencial de la productividad de estos tipos de empresas (pequeñas, entrantes y salientes) puede generar efectos de composición que afecten de forma significativa a la tasa de crecimiento de la productividad agregada. El análisis de esta información pone en evidencia que en España, al igual que en otros países desarrollados, la contribución de las empresas ya instaladas a través, principalmente, del crecimiento de su productividad es el motor del crecimiento agregado de esta variable.

Un análisis detallado de las cifras muestra que el grueso de dicho diferencial se explica por la fuerte inercia de la inflación subyacente española, que se encuentra, a su vez, muy influida por una tasa de incremento de los precios de los servicios. Persistentemente más elevada que muestra gran resistencia a crecer a ritmos más elevados, en línea con el concepto de estabilidad de precios.

Esto es particularmente importante cuando se es miembro de una unión monetaria, donde no existe posibilidad de ajustar el tipo de cambio, y, por lo tanto, la restauración de los niveles de competitividad exige un comportamiento muy flexible de precios y salarios o la generación de rápidos incrementos de productividad, que no suelen ser posibles a corto plazo, especialmente mientras se mantenga, como es deseable, un elevado dinamismo del empleo.

Por último, sólo si se adoptan las reformas adecuadas será posible generar los incrementos necesarios en las tasas de empleo y de participación compatibles con la recuperación de la competitividad, y adaptar la estructura productiva de la economía española a los desafíos de la globalización.

BIBLIOGRAFÍA

Internet:

http://www.publico.es/espana/072025/javier/valles/nuevo/director/oficina/economica/presidencia

http://www.la-moncloa.es/PROGRAMAS/OEP/default.htm

http://www.bde.es/

http://wwwa.bde.es/atn_www/faces/atn_wwwias/jsp/op/Buscador/ResultadoBde.jsp

http://www.oecd.org/findDocument/0,3354,en_2649_201185_1_119690_1_1_1,00.html

ECONOMÍA ESPAÑOLA Y MUNDIAL