La princesa de Babilonia; Voltaire

Literatura universal del siglo XVIII. Narrativa ilustrada. Cuento. Riqueza y amor

  • Enviado por: Celia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

El anciano Belo, rey de Babilonia, tenía una de las más hermosas ciudades y también una de las más hermosas princesas como hija, llamada Formosante. Esta tenía que ser casada, y el oráculo había dicho que lo haría con aquel hombre que tensara el arco de Nemrod, que matara al más peligroso león, que fuera ingenioso, que derrotara a sus rivales y que tuviera la cosa más rara del universo.

Se presentaron el rey de las Indias, el de los escitas y el de Egipto. Justo antes de empezar el torneo apareció un apuesto joven montado en un unicornio y con un extraño pájaro que le obedecía, su nombre era Amazán.

Ningún rey cumplió los requisitos para casarse con la princesa, pero Amazán, aunque no participaba en el combate, los fue logrando uno por uno. En cierto momento de la justa el criado del joven le comunicó que su padre se estaba muriendo y que se tenía que ir, antes de marcharse le entregó a la princesa su pájaro.

El rey, al no haber encontrado un esposo para su hija, consultó al oráculo, que le dijo que Formosante debía recorrer mundo.

La prima de la princesa y el representante de los escitas, planearon casarse (aunque Belo se lo había prohibido) y quitarle el trono a Formosante para que fuera de Aldea.

Una noche en la que Formosante lloraba por Amazán el pájaro la empezó a hablar y le dijo que el país de su amado era el de los gangáridas. A la mañana siguiente, el rey comunicó a su hija que debía partir de peregrinación. Esa noche hubo una fiesta y el rey de Egipto borracho, mató al pájaro, el cual en su lecho de muerte le dijo a Formosante que debía ser quemado, llevado a Arabia Feliz, y sus cenizas debían ser expuestas al sol junto a una hoguera de clavo y canela.

Belo se enteró de que Aldea había sido secuestrada, aunque en realidad se había ido y mandó a trescientos mil guerreros a por los escitas.

Formosante fue a Basora y en su camino se encontró con el rey de Egipto que la retuvo y la dio un beso, aunque al final la princesa consiguió escaparse.

Llegó a Arabia, rindió a su pájaro los honores fúnebres y este resucitó.

Fueron al país de los gangáridas y comprobaron que Amazán se había ido al haberse enterado de que Formosante había dado un beso al rey de Egipto. También descubrió que su amor y ella eran primos.

Amazán viajó por todos lo países que a continuación citaremos siendo fiel a su amada y Formosante siguiéndole por cada uno de ellos. Viajaron por: China, Escitia

(donde Aldea era reina), la tierra de los cimerios, la tierra de los sármatas, la tierra de los bátavos, Albión, volvió por Batavia, Venecia, el Tíber, la tierra de Saturno y la capital de las Galias donde fue infiel a Formosante justo en el momento en el que ella llegaba. Esta se fue y Amazán tras ella. La princesa se paró en Sevilla donde fue apresada por bruja, Amazán la salvó y dio muerte a las gentes que la culpaban. Carlos III le dio infinitas gracias ya que la gente a la que había matado era la que no le permitía gobernar con libertad..

Como Babilonia estaba en guerra, Amazán fue con su ejército, el español y el de Etiopía que se unió a él y ganaron. Un día pilló al rey de Etiopía intentando acostarse con Formosante y le degolló.

Aldea y Formosante se casaron con sus amados en una de las bodas más gloriosas de la historia.

PAÍSES POR LOS QUE PASARON LOS PROTAGONISTAS CON SUS NOMBRES ACTUALES:

Babilonia: Siria, Iraq. País de los gangáridas: India, Bangladesh.

Cachemira: Turquía, Irán. Monte de Emmaus: Monte de Meaux.

Mediterráneo: Mar Negro. Basora: Jordania.

Estrecho de Ormuz: Canal de Suez. Costas del Edén: Costa de Arabia.

Chiraz: Surenne: Sena.

China: Cambalú: Pekín.

Escitia: Siberia. Tierra de cimerios: Rusia.

Escandinavia: Dinamarca:

País de los sármatas: Polonia. Germania: Francia.

País de los bátavos: Holanda. Albión: Inglaterra.

Tierra de Saturno: Roma (Italia). Las siete montañas de antaño: Apeninos.

Alpes: Mar de Dalmacia: Mar Mediterráneo.

Venecia: Tíber: Po

Capital de las Galias: París. España

Pirineos Sevilla.

Cartago: Valencia, Murcia. Puerto de Canope:

Menfis: Heliópolis:

Petra: Artómile:

Sora: Apamé:

GLOSARIO:

Canelero: Canelo (árbol).

Liza: lisa.

Sistro: Antiguo instrumento de música de metal con forma de herradura y atravesado por varillas.

Eunuco: hombre castrado que se dedica a la custodia de mujeres o a los serranos.

Contendiente: luchador.

Argentada: especie de afeite que usaban las mujeres.

Parasangas: medida literaria persa.

Volátil: Mudable o cambiable, con capacidad de volatilizarse.

Grifos: Animal fabuloso medio águila medio león.

Fausto: protagonista y título de un poema dramático de Goethe.

Ágape: Convite de caridad entre primeros cristianos.

Querella: discordia, pendencia.

Clarividente: el que tiene la facultar de comprender y discernir las cosas.

Idolatrado: adorar.

Tiple: soprano.

Voluptuoso: dado a los placeres y los deleites sensuales.

Ornato: adorno, atavío, aparato.

Efusión: derramamiento de un líquido. Entusiasmo.

Bonzos: sacerdotes o monjes budistas.

Cibelina: cebellina.

Beldad: belleza.

Legislador: el que hace cumplir las leyes.

Ausonios: italianos.

Envilecimiento: hacerse vil.

Populacho: plebe.

Usurpaciones: Apoderarse de un derecho real y ajeno por la fuerza.

Sobriedad: no estar bebido o borracho.

OPINIÓN PERSONAL:

Me ha parecido un cuento bonito, difícil de leer ya que muchas de las palabras no las conozco y por las grandes apuntaciones que hay al final de las páginas que te hacen perder el hilo del argumento.

Me ha gustado y me ha dado la sensación de que el autor tiene resentimiento hacia los cristianos, por las frases que les ha dedicado a ellos, a Roma y al Papa.

El cuento me ha parecido largo para ser, eso, un cuento; aunque en ningún momento a perdido la tensión y eso te hace dar la vuelta a la hoja y es una de las cosas que más me gustan de un libro.

QUE QUIERE DECIR O ENSEÑANZA:

Creo que pretende decir que para casarse no hace falta ser rico o de la misma clase, que hay que ser fiel, pero cuando uno deja de serlo; hay que comprobar si es verdadero amor antes de perdonar.

También pienso que hace una alusión importante a que el hecho de que los animales no se comuniquen con las personas en su misma lengua es culpa de la gente, que en vez de conversar y aprender de ellos se los comen y les tratan mal.

ÍNDICE

Título

Índice

Resumen

Países por los que pasaron los personajes

Glosario

Opinión personal

Enseñanza o significado del libro

LA PRINCESA DE BABILONIA