La predicación

Teología. Iglesia. Cristianismo. Órdenes religiosas. Cristianos. Dios. Predicador. Características. Mensege. Evangelios. Obras apologénicas

  • Enviado por: Karely
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 7 páginas
publicidad

La predicación

en la

historia de la Iglesia

EPOCA POST-APOSTOLICA

APOLOGETICA

Introducción

Este trabajo de investigación quiere mostrar la labor de la predicación en los siglos II y III aproximadamente, después de la apoca apostólica, la iglesia naciente tiene que entrar en debate para aclarar el fundamento de la fe Cristiana, en base a esto surge la apologética donde diferentes personajes comienzan a defender la fe, es decir afirmar y entrar en discusión por las creencias. Esto comienza aproximadamente en el siglo II (120 -220) donde diferentes apologistas con una fuerza y vigor hicieron algunos escritos en favor del Cristianismo. Hay que pensar que en este tiempo estaban finalizando el canon de el nuevo Testamento, y diferentes corrientes estaban amenazando el significado del mensaje cristiano. En esta época ocurren estas defensas aprovechando que estos dos siglos no estuvieron atacados los cristianos tan fuertemente (físicamente) pero si intelectualmente, es por ello que debían de lograr elevar el concepto de fe en la gente así no tendrían tantos adversarios y la amenaza bajaría. Esta época apologista es muy importante porque fue una apertura para el cristianismo y muchas de los discursos de la época las tenemos presente hasta nuestros días.

En esos tiempos los cristianos eran acusados de reunirse en hogares y hacer supuestas orgías o cosas incestuosas, el hecho que se llamaran hermanos(as), que digieran comerse el Cuerpo de Cristo, los paganos cultos consideraban a los cristianos ignorantes y que su pensar era contradictorio y necio, es por ello que en esta época surge la apologética para responder a las acusaciones que estaban en contra del pensar teológico.

Los Cristianos eran personas de baja clase y sin educación, los sabios se cuestionan todas las creencias del cristianismo, ¿como es Dios?, ¿porque vino al mundo? entre otras interrogantes, en base a estas preguntas ya no de estilo de vida sino mas bien de doctrinas teológicas es que nace la obra de los apologistas para ofrecer argumentos sólidos a los cuestionamientos de la época.

Desarrollo

En este trabajo se pretenden analizar los siguientes aspectos de la época:

  • Características del Predicador

  • Características del auditórium recipiente del mensaje

  • Tipo de mensaje entregado

  • Metodología comúnmente usada

  • Breve ejemplo de un sermón de la época.

Características del Predicador

Los predicadores de la época Post- Apostólica se destacaron por ser personas muy fervientes y vigorosas en sus mensajes, quienes apelaban a la inteligencia, varios de los apologistas pertenecían a las filas de los filósofos y su pensar contribuyo a la teología, en este periodo encontramos a Justino Mártir en el se encuentra una belleza retórica, Atanasio baso su mensaje en la trinidad con una escritura de estilo directo, sencillo lleno de fuerza nativa, elocuencia viril y vigorosa, también esta Ignacio, Justino, Policarpo se piensa fueron predicadores llenos de vigor y fuerza muy apasionados. Ireneo quien también se caracterizo por su pasión pero en su repertorio no habían sermones, Tertuliano mostró que era un orador innato, su penetración en los temas su gran imaginación hacían de el un estilo avasallador pero tenia una falta de exactitud gramatical. Uno de los precursores de la apología fue Orígenes el cual aporto grandemente en los conocimientos bíblicos, educación ministerial y homilética. Fue uno de los grande predicadores de su tiempo, fue profesor de teología, predicaba a diario y trabajaba en sus escritos. Ellos lucharon en la frontera de la iglesia defendiendo su visión de la fe, tenemos también muchos otros apologistas importantes para estos siglos. También esta Arístides el cual su apología la dirige al emperador Adriano y el hablo de la naturaleza de Dios y divide la humanidad en 4 grupos los bárbaros, griegos, judíos y cristianos.

Todos ellos tuvieron que defender la fe Cristiana de los ataques teológicos que tenían, y para ello debieron basarse en el pensamiento griego y así poder refutar las ideas y herejías que en la época estaban amenazando la fe. También podemos destacar la importante labor del laicado en las predicaciones, lo cual llevo a algunos malestares de parte de algunos personajes de la historia pues los laicos trabajaron arduamente en la entrega del mensaje y eso molesto pues en presencia de obispos, laicos también seguían ejerciendo la predicación, ellos eran en su mayoría personas sin estudias y por ello no hay material de sus predicaciones, solo se mantuvo su obra, aportando al crecimiento de la Iglesia. No quedo en general mucho material de los diferentes apologetas.

Características Auditórium recipiente

del mensaje

El mensaje esta destinado a la creciente iglesia la cual estaba enfrentando una hostilidad que iba en aumento. En la época había un muy mal concepto del cristianismo ya sea por sus practicas religiosas que para los paganos incrédulos parecían actos de bárbaros, además como eran considerados personas totalmente incultas, pero en este ambiente el cual tenia dos polos por una parte estaba el mensaje dirigido a la iglesia naciente que estaba de apoco afirmando su fe en el cristianismo, los cuales debían de aprender a vivir como el Señor Jesucristo mandaba y también debían sustentar su fe a pesar de las burlas y desprecios por parte de los paganos, para que ellos a pesar de eso se mantuvieran firmes y fieles ante todo, pero por otra parte también el mensaje va dirigido hacia los emperadores, sabios o personas cultas paganas las cuales criticaban grandemente al cristianismo y no encontraban justificación al sistema de vida y creencias que llevaban, es por ello que estas apologías que surgen en necesidad de dar un discurso coherente con lo que como cristianos demostraban y también anunciar la realidad de vida de una persona en la fe, es por ello que las apologías no son meros sermones sino mas bien discursos los cuales explican las experiencias de fe de los cristianos y el estilo de comportamiento de ellos para que así los que de fuera ven se den cuenta que el estilo de vida es una consecuencia de la experiencia en Cristo.

Por lo general en el siglo II de los “cultos” o reuniones participaban quienes eran bautizados por lo que significaba el servicio de comunión, aunque a la parte de las homilías y lecturas bíblicas si se les permitía a los conversos aunque no fueran bautizados pero solo a esta parte.

El espacio físico era en ocasiones en donde estaban sepultados algunos de los fieles que habían muerto las llamadas catacumbas y también en casa particulares.

Tipo de mensaje entregado

El tipo de mensaje es apologético y muchos de los escritos se han mantenido hasta nuestros días. El fin era demostrar la validez de sus demandas a favor de Cristo y mostrar que la fe no es irrazonable sino que tiene su lógica interna. Dentro del mensaje apologético se destacan 3 puntos importantes en la defensa de la fe primero el mensaje debía de ser para probar lo que creían, así también el mensaje debía de ser defensivo es decir dar respuestas a las objeciones y por ultimo debía de ser ofensivo es decir atacar la necedad.

Dentro de los escritos se destacaron la antigüedad del Evangelio, lo genuino de sus milagros y el sorprendentemente cumplimiento de la profecía, surgen diversas interrogantes que los apologistas van explicando en sus diálogos y discursos, mostrando así al Dios todopoderoso, como creador y redentor. También se destaca la influencia que en la época había de la filosofía lo cual llevaba a algunas confusiones y algunos de los tratados apologéticos iban hacia ese polo, se decía que habían algunas herejías al mezclar la fe cristiana con la filosofía pagana, este siglo estuvo marcado por diferentes invasiones o ataques al cristianismo sobre todo de 4 fuentes que fueron el gnosticismo, hermetismo, iglesias de misterios y la filosofía. Fue acá donde comenzaron a amenazar el mensaje y a distorsionarlo, Este había sufrido muchas deformaciones. Es por ello que la apologética iba hacia ese enfoque de defender el cristianismo antes que se cambiara el sentido del mensaje con todos los ataques y herejías que en la época fueron surgiendo, el tipo de mensaje es en defensa a esto, con terminología mas que nada explicativo, aclarativo y con bases. En esta época no se encuentran sermones propiamente tal, pero si el mensaje es presentado a través de homilías, discursos y diálogos, y su énfasis era doctrinal., en el siglo III el mensaje se caracteriza por tener un énfasis moral o histórico y el estilo es notable por la riqueza de expresión la cual no tenia adornos .

Metodología comúnmente usada

Las obras apologéticas no se pueden catalogar eso si como sermón con excepción de dos escritos de Valentino que son pequeñas homilías las cuales son interesantes pero con falta de un punto de vista homilético. Había también la forma literaria de dialogo. Para defender su fe se basaba en ejemplos de la filosofía griega que era tomada muy cuenta en la época. En los discursos entregados en este tiempo podemos ver la tensión con la que los cristianos vivían su fe y así nos muestran diálogos con un muy fuerte poder de convencimiento en lo que creían. El mensaje tenia un fuerte grado de alegorización, usaban parte de la filosofía platónica, ellos se dedicaron y usaron de los mismos misterios griegos para defender los escritos y allí fue la alegorización una gran herramienta. Para llegar a los personajes cultos de la época era necesario tener un pensamiento profundo pero realmente se llegaría a ellos al igual que a los demás con verdades sencillas de la escritura logrando entregar esto no tan solo a los cultos sino también a los incultos. Para ello Orígenes insistió en usar su sentido gramatical y moral, Orígenes fue uno de los primeros que preparo verdaderas homilías y esto ayudo para los que venían después de el. Se preocupo de ver parte por parte cada verso y allí agregar notas sucesivas pero esto no llegaba a una unidad y un buen sermón debe tener una genuina y marcada unidad. El usaba mas la exégesis que la retórica. En los siglos posteriores ya hubieron personajes mas educados en el área, debido a las escuelas teológicas que surgieron en los siglos tercero y cuarto.

Texto (en selección) de la

Apología de Arístides

Yo, ¡ OH rey ! por providencia de Dios, vine a este mundo y habiendo contemplado el cielo y la tierra y el mar, el sol y la luna y lo demás, me quede maravillado de su orden. Pero viendo que el mundo y todo cuanto en él hay se mueve por necesidad, entendí que el que lo mueve y lo mantiene es más fuerte que lo mantenido. Digo, pues, ser Dios el mismo que lo ha ordenado todo y lo mantiene fuertemente asido, sin principio y eterno, inmortal y sin necesidades, por encima de todas las pasiones y defectos, de la ira y del olvido y de la ignorancia y de todo lo demás; por El, empero, subsiste todo. No necesita de sacrificio ni de libación ni de nada de cuanto aparece; todos, empero, necesitamos de El.

Los que piensan que el agua es Dios yerran pues también ella fue hecha para la utilidad de los hombres y es por ellos dominada; se mancha y se corrompe y se congela por el frió y es conducida para el lavado de todas las inmundicias por eso es imposible que el agua sea Dios sino obra de Dios.

También introducen como Dios a Adonis cazador de oficio y adultero que murió violentamente herido por un jabalí y no pudo ayudarse en su desgracia ¿Cómo se preocupara pues de los hombres el adultero cazador y muerto violentamente?

Queda pues OH Rey demostrado que todos estos cultos de muchos dioses son obra s de extravío y de perdición. Por que no se debe llamar dioses a los que son visibles y no ven sino que hay que adorar como Dios al que es invisible y todo lo ve y todo lo ha fabricado.

Los Cristianos, empero, cuentan su origen del Señor Jesucristo y este es confesado por su hijo de Dios altísimo en el Espíritu Santo, bajado del cielo por la salvación de los hombres. Y engendrado de una virgen santa sin germen ni corrupción, tomo carne y apareció a los hombre para apartarlos del error de los muchos dioses. Y habiendo cumplido su admirable dispensación, gustó la muerte por medio de la cruz con voluntario designio, según una grande economía y después de tres días resucitó y subió a los cielos. La gloria de su venida, puedes, ¡ OH Rey !, conocerla, si lees la que entre ellos se llama santa escritura Evangélica.

Este tubo doce discípulos los cuales después de su ascensión a los cielos salieron a las provincias del Imperio y enseñaron la grandeza de Cristo, al modo que uno de ellos recorrió nuestros mismos lugares predicando la doctrina de la verdad. De ahí que los que todavía sirven a la justicia de su predicación, son llamados Cristianos. Y estos son los que más que todas las naciones de la tierra han hallado la verdad, pues conocen al Dios creador y artífice del Universo en su hijo Unigénito y en el Espíritu Santo y no adoran a otro Dios fuera de este.

Los mandamientos del mismo Señor Jesucristo los tienen grabados en sus corazones y los guardan, esperando la resurrección de los muertos y la vida del siglo por venir. No adulteran no fornican, no levantan falso testimonio, no codician los bienes ajenos, honran al padre y a la madre, aman a su prójimo y juzgan con justicia. Los que no quieran que se les haga a ellos no lo hacen a otros.

A los que agravian, los exhortan y tratan de hacernos amigos, ponen empeño en hacer bien a sus enemigos, son mansos y modestos.... Se contienen de toda unión ilegitima y de toda impureza.... No desprecian a la viuda, no contritan al huérfano; el que tiene, le suministra abundantemente al que no tiene. Si ven a un forastero, le acogen bajo sui techo y se alegran con él como con un verdadero hermano. Porque no se llaman hermanos según la carne sino según el alma....

Están dispuestos a dar sus vidas por Cristo, pues guardan con firmeza sus mandamientos, viviendo santa y justamente según se lo ordenó el Señor Dios, dándole gracias en todo momento por toda comida y bebida y por lo demás bienes.... Este es, pues, verdaderamente el camino al reino eterno, prometido por Cristo en la vida venidera.

Y para que conozcas ¡ OH Rey ! que no digo estas cosas por mi propia cuenta, inclínate sobre las escrituras de los cristianos y hallarás que nada digo fuera de la verdad...

Hasta aquí ¡ OH Rey ! se ha dirigido a ti mi discurso, el que por la verdad ha sido mandado a mi mente. Por eso, cesen ya tus sabios insensatos de hablar contra el Señor, porque les conviene a vosotros venerar al Dios Creador y dar todo a sus palabras incorruptibles, a fin de que escapando al juicio y a los castigos, sean declarados herederos de la vida imperecedera.

Conclusiones

Por otra parte también había la posibilidad que el predicador cayera en dos errores una que el discurso ya no se entienda como disciplina teológica y por otra parte que pase a ser una actitud puramente apologética por ejemplo caer en una estrechez ideológica, en un formalismo argumentativo, ceguera para la diferenciación y la pluralidad y también el de caer en el negativismo y no contribuir. Al ver este tiempo podemos decir que fue muy importante para el crecer de la iglesia, al dar respuesta de la fe el creyente penetra más profundamente en sus ideologías logrando afirmar sus creencia. También podemos destacar que a través de las apologías se aporta a la universalidad de la fe y de la conciencia misional, y no se puede olvidar que este es el comienzo del pensar mas profundizado por el cual se llego posteriormente en los Concilios a lo que hoy día son Los Credos, parte importantísima en la Iglesia Cristiana. Este tipo de predicación a pesar de no ser meros sermones nos muestra la importancia de la entrega del mensaje aun en dificultad y diversidad, defender nuestra fe a través de la predicación.

Textos y Paginas de Consulta Usados

  • Padres apologetas griegos (s II)

  • Historia de la Iglesia Cristiana (Williston Walker)

  • Historia del pensamiento Cristiano (Justo González)

  • El romance de la Predicación

  • Historia de la Predicación

  • Historia del Cristianismo (Justo Gonzáles)

  • Diccionarios de Historia de la Iglesia

  • Diccionario Teológico

  • www.angelfire.com/blues2/westminster/page46.htm1