La peste; Albert Camus

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela existencialista. Existencialismo. Ambiente argelino. Argumento. Estructura. Simbología

  • Enviado por: BoNy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

  • Título: La Peste

  • Autor: Albert Camus

  • Editorial: Obras Maestras de la Literatura Contemporánea. Seix Barral

  • Esta obra se divide en cinco partes:

La primera parte: Para comenzar el libro, el autor empieza con una descripción detallada de la ciudad donde va a tomar lugar una tragedia, por desgracia, bien familiar para la humanidad. Es una ciudad austera, hecha por y para el negocio, eran sus únicas preocupaciones. Un día normal en aquel sitio aparece una rata muerta y todo empieza a ir cuesta abajo, pero silenciosamente; primeramente, las ratas salen a morir a la calle y después nos trasmiten invisiblemente su agonía, la peste ya estaba con ellos. En esta parte aparecen personajes relevantes como Cottard, Grand, Tarrou, Rambert y el doctor Rieux.

La segunda parte: Empiezan las muertes numerosas, al principio nada alarmante, pero cuando se empiezan a contar por cientos y asimilan verdaderamente que están encerrados en la ciudad, separados de los seres que aman… Ante esta situación es cuando se ven claramente los tipos de personas que hay, y esta parte es decisiva en el libro, se configuran la mayoría de las personalidades que aparecen en esta novela, incluso se describe muy bien el sentimiento colectivo, el terror a algo invisible que no se puede controlar. Pero en lo que más se centra en esta parte es en la descripción de la situación en sí.

La tercera parte: Describe a los “separados”, aquellas personas que no están con las que aman, en lo que ha cambiado su situación la peste, como ya no recuerdan la cara de esa persona especial, ni muchos aspectos que antes les hacían felices. En este apartado se ve claramente como la peste no solo destruye vidas físicamente, si no que también destruye corazones.

La cuarta parte: La peste parece que no va terminar nunca dado que están subiendo el número de las víctimas. El caso de un niño que es torturado por esta enfermedad, y se clava en el corazón de todos los que presenciaron su muerte, porque queda claro que nadie se salva de caer “todos los hombres son iguales”. En esta parte también es cuando Rambert cuando al fin va a conseguir escapar de allí, tras vanos intentos, se decide por quedarse junto al doctor Rieux y Tarrou a luchar contra la enfermedad.

Un día, sin esperárselo, los enfermos de la peste empiezan a no morir y las ratas comienzan a salir de nuevo tras tantos meses de letargo, pueden ser dos cosas; o va a volver a tomar fuerzas o se estaba extinguiendo:

La quinta parte: A pesar de todo aun se seguía cobrando nuevas víctimas pero muchas de ellas no morían ya. Cuando se creía que todo había terminado Tarrou cayó enfermo y al contrario que los otros casos, no se logró salvar, marcó mucho en Rieux esta muerte, porque además, pocos días después murió su mujer a la que tenía internada en un sanatorio y a la que hacía bastante tiempo que no veía.

Por fin la peste desaparece y la alegría vuelve a nacer en la ciudad, las puertas se vuelven a abrir y los que estaban separados se vuelven a reunir.

  • Idea principal: A mi modo de ver, el tema del relato es el impacto profundo que se opera en el espíritu de la comunidad de Orán; trata también de cómo es posible que un virus desconocido haga que lleguemos a conocernos realmente. La tesis defendida por Camus parece ser ésta: el cambio de situación, aun siendo nefasto, es positivo en tanto hace surgir en las gentes sentimientos verdaderos y auténticos. Es tanta la desesperación y la duda que jamás podrán olvidar los días en que una pequeña esperanza -cosas en apariencia simples: un telegrama, una portada anunciando un leve descenso de las defunciones, una charla acalorada en torno a un licor, etc. —inundaba de dicha aquellas vidas enajenadas y sin ningún sentido.

  • Términos:

- Muerte: En ésta obra este término está muy presente en la vida de los habitantes de Orán; come en sus mesas, duerme en sus camas, se lleva a sus seres más queridos… se convierte en un elemento de la vida diaria que les acecha constantemente y les provoca miedo que produce una reflexión insólita que conduce al desfogue generalizado de todas las conciencias intranquilas que quieren limpiar las manchas que hay en la memoria.

- Solidaridad: Está presente a lo largo de toda la obra, el doctor Rieux el la personificación de la solidaridad misma, se dedica a intentar salvar vidas constantemente y sin pedir jamás nada a cambio, forma parte de su naturaleza porque se ve identificado con el sentimiento de sus pacientes. Aquí introduciría el término de la empatía, dado que sabe ponerse en el lugar de los enfermos y sentir lo que ellos sienten y así comprenderlos, es como si ellos hablaran por él, pero el doctor casi nunca abre su alma, y las pocas veces que lo hace es a causa de un estado anormal, como es el cansancio.

- Justicia: En la peste esta palabra no existe ya que no es justo que algo aparentemente invisible se lleve a tus seres queridos, ya sea en la distancia, ya sea en la muerte. La peste siempre hace uso de su tiranía y de su indiscriminado azar, y nuevamente, me da pie a introducir otro término; la igualdad, esta enfermedad nos hace semejantes, nos recuerda que no somos superiores a nadie, todo el mundo tiene las mismas posibilidades de morir, como dice el dicho latino “Aequat omnes cinis” (Cicerón), “La ceniza iguala a todos”. Esta enfermedad no tenía amigos ni enemigos, solo se encargaba de liquidar a aquel que se pusiera en su camino devastador.

- Existencialismo: Reconoce el valor de los seres humanos ante los desastres.

  • Afecto: Es algo que los habitantes sólo lo reconocen y echan en falta cuando no tienen a su lado a la persona amada. En cierto modo, echando de menos a alguien y su incertidumbre de si le volvían a ver, esto les ayudaba a olvidarse de la enfermedad en sí sólo recordaban lo que les había quitado y de lo que les estaba privando.

    • Símbolos:

- Peste: Es una manera de poner al límite al ser humano y ver las distintas reacciones y formas de pensar que hay. Se ve que los hombres sólo aprecian lo que tienen cuando están a punto de perderlo. También es un forma de hacernos ver que esta enfermedad no entiende entre clases ni sentimientos, no importa a quien contagie, ella arrasa con lo que se le pone delante.

- Personajes: Considero poner los personajes como símbolos porque ellos reflejan la sociedad existente en esa ciudad y las distintas formas de pensar y de ver la enfermedad:

  • Paneloux: era el sacerdote de la ciudad. Era más bien terco y llevado de sus ideas. Le imponía al pueblo un dios castigador y los hacía sentir mal diciéndoles pecadores y que no se salvarían de la peste si es que no lo merecían. Por esto además, parece ser cerrado de mente. Da la impresión que no pensaba bien lo que decía y se guiaba ciegamente, y sin razonar, de las palabras escritas en la Biblia.

  • Cottard: hombre ignorante que aprueba la peste, ya que de esa forma se ve librado de la justicia que antes le perseguía. Se cierra al sufrimiento de los otros y explota su existencia miserable.

  • Rieux: era el médico de la ciudad. Bien le queda este papel pues es un hombre que vivía para ayudar a los demás. Ante el peligro inminente de la peste, no se alejó de la gente, pues su deber, como médico y persona, era ayudarlos. Aunque no lograra salvarles la vida, por lo menos trataba de que no sufrieran tanto. Tiene buenos valores humanos, los cuales nos demuestra a lo largo de la novela. Siempre alerta, siempre dispuesto a ayudar al otro sin importar las consecuencias, justo y sereno.

  • Tarrou: se muestra como una persona muy analítica. Se fijaba en cada detalle de los acontecimientos o fenómenos que ocurrían a su alrededor. Miraba a la gente, la observaba y analizaba completamente.

  • Rambert: llega a la ciudad como un joven periodista, curioso, buscando datos de relevancia para su reportaje. Luego, tras la evolución de la peste en la ciudad y el aislamiento, se muestra terco e individualista, pues cree ser la excepción a toda regla dictada para impedir la masificación de la peste. Se cree en condiciones de salir de la ciudad de Orán para seguir con su vida en donde le correspondía, pero finalmente se da cuenta que, a donde él realmente pertenecía era a esta ciudad, Orán.

  • - Orán: Es el símbolo de una ciudad actual, una ciudad que sólo se preocupa por el dinero, por lo superfluo, eso lo refleja cuando nos dice que no tiene parques, que el cambio de las estaciones se no se nota mirando los árboles, si no por el aire, o por la llegada de las flores a los puestos o por la muerte de estas, que nos indicaría la llegada del verano. Nos deja ver que cualquier ciudad está bajo el acecho de todo mal, incluso una ciudad como esta, en la que todo está calculado.

    • Opinión personal razonada:

    Me ha resultado muy interesante esta novela, por la forma en la que te expone los hechos. Una vez que la has empezado a leer tienes que seguir con ella. Te hace entender muy bien como reaccionamos los seres humanos ante una situación extrema como es una epidemia, además dicha epidemia se desarrolla en una ciudad dedicada al trabajo y que se mueve deprisa sin pararse un segundo a reflexionar, parece que lo único importante es el hora en ese sitio (que por cierto es el reflejo de la mayoría de las ciudades avanzadas de este mundo).

    También nos muestra como las personas nos evadimos inconscientemente de la realidad; en vez de afrontar la enfermedad en sí, la gente se refugia pensando en lo que le ha quitado la peste, como por ejemplo su mujer, su amante, su trabajo…

    Me ha gustado la forma de escribir de Albert Camus, es un tipo de escritura muy fluida, fácil de leer y comprender. No es la primera obra que leo de este autor y debo destacar que “El extranjero” también me gustó bastante, pero esta novela, en mi opinión, la supera con creces.

    Por último tengo que añadir que en la obra hace una breve alusión a “El extranjero”; se hace alusión a ella como si fuera una noticia normal, y creo que el autor con esto quiso hacernos ver la frialdad con la que se pasan por alto un hecho tan importante como es la muerte de un individuo, ya que sólo hacen un comentario despectivo hacia el hecho en sí pero no se molestan en investigar el porqué de ese asesinato.

    En definitiva, por ser el último trabajo de esta asignatura debo decir que me ha gustado descubrir un escritor tan fascinante como es Albert Camus.