La peste; Albert Camus

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa existencialista. Existencialismo. Argumento. Personajes. Ambiente argelino

  • Enviado por: Palop
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

LA PESTE DE ALBERT CAMUS

1.- Argumento

La historia se sitúa en Orán, ciudad perteneciente a una prefactura francesa en la costa argelina, alrededor de los años cuarenta. El narrador de la historia es el propio protagonista, el doctor Rieux, que la escribe partir de sus propias experiencias en la ciudad y a través de unos apuntes de Tarrou, compañero y amigo en la historia. Cuando la historia comienza la mujer del protagonista, Rieux, acaba de ser trasladada fuera de la ciudad para tratar su enfermedad

Comienza una mañana cuando Rieux sale de su casa y se encuentra a un par de ratas muertas en su casa, cuando va a dar aviso al portero este le comunica que no es responsabilidad suya ya que esta ocurriendo en toda la ciudad y que de eso se debería encargar la prefactura. Cuando el doctor Rieux fue a visitar a sus pacientes en los barrios bajos de la ciudad le alarmo que muchos de ellos presentaran síntomas comunes, dolor de cabeza, alta fiebre, etc. Ese mismo día Rieux fue a visitar a un paciente que conocía desde hace tiempo, Grand, él le había avisado que su vecino, Cottard, se había intentado suicidar colgándose pero que le había descolgado a tiempo, y que necesitaba atención médica.

Al día siguiente cuando llegó el portero observo que también presentaba dichos síntomas y le dijo que se acostara que más tarde iría a visitarle, al día siguiente el portero murió.

Tras consultar durante varios días y con varios doctores amigos suyos y con Tarrou que se encargaba de las cifras de muertes en la ciudad todos llegaron a la misma conclusión, aunque nadie se atrevía a decirlo a Orán había llegado la peste.

El primer conflicto se produjo cuando quisieron tomar las medidas de precaución necesarias en estos casos, la prefactura no quiso admitir la llegada de la peste a la ciudad tan pronto, pero solo la gran capacidad de persuasión de Rieux consiguió que se tomaran las medidas necesarias. Esto implicaba el cierre de la ciudad, la puesta en cuarentena de enfermos y familiares e incluso se llego a prohibir la salida de cartas y el uso exclusivo del telegrama para casos de gran importancia.

Una mañana fue a visitarle Rambert, un periodista que le pidió a Rieux que le proporcionara un certificado diciendo que no tenía la peste y que podía salir de la ciudad, Rieux no se lo dio ya que él no podía determinar sí una persona tenia o no la peste.

Rieux se encargó de organizar los hospitales y de la creación de centros provisionales de atención a enfermos ya que los hospitales eran insuficientes para atenderlos. En esta importante tarea le ayudaron Gran, Tarrou y más tarde Rambert con los que llego a hacerse amigo.

A lo largo de la historia Grand comenta a Rieux que su mayor deseo es escribir una novela, una obra de arte perfecta, y a ello dedica su tiempo, por su parte, Tarrou se centra en anotar todas sus experiencias vividas en la ciudad, principalmente las vividas con la madre de Rieux y con Cottard, que le revela que cuando acabe la peste y vuelvan los sistemas judiciales a funcionar, él será condenado a muerte. Rambert siguió intentando salir de la ciudad para poder ver a su mujer, aunque llego el momento que se dio cuenta de que la peste le había obligado a pertenecer a la población de la ciudad, por lo que admitió su encierro.

El libro refleja los cambios que produce la peste en la sociedad, al principio la vida sigue tal y como era antes ya que debido al bajo numero de muertos la población no se ha mentalizado de los daños que puede causar la peste, pero cuando las cifras comenzaron a subir el contacto de las personas empezó a disminuir por el miedo al contagio. La población comenzó a individualizarse y a deshumanizarse, una prueba de esto fue el gran cambio que se produjo en los funerales, prácticamente desaparecieron debido a la rapidez de los entierros y la puesta en cuarentena de sus familiares y amigos.

También hay que destacar el papel que jugó la iglesia en esta ciudad. El padre Penaloux atemorizaba a la población a través de sus sermones, ya que comparaba la peste de la ciudad con las plagas y catástrofes enviados por Dios a los pecadores.

El gran número de muertos obligó a Rieux a enterrarlos en fosas comunes en un principio y cuando esto también fue insuficiente los llevaron a un horno crematorio de las afueras de la ciudad a través de un tranvía en desuso.

Tras varios meses de peste fue Grand el que cayo enfermo y a los cuidados de Rieux y Tarrou que tras aplicarle los sueros y tratamientos comunes ( los cuales prácticamente carecían de efecto) no le dieron mas de una noche de vida, pero Grand milagrosamente resistió y a la mañana siguiente en él prácticamente habían desaparecido todos los síntomas de la peste, estos “milagros” comenzaron a sucederse cada vez con mas frecuencia e incluso en casos de extremo peligro, las ratas volvieron a aparecer en la ciudad y esta vez si estaban vivas, la población que tras largos meses había perdido toda esperanza comenzó a creer en una próxima salvación y la prefactura comunicó que si en las siguientes semanas seguía la mejoría comenzaría a retirar las prohibiciones, pero a las pocas semanas, cuando todos veían cerca el final de la peste fue Tarrou el que cayo enfermo y tras una larga agonía murió, en ese mismo momento se le anuncio a Rieux a través de un telegrama de la muerte de su mujer, cosa que Rieux ya se esperaba ya que ella últimamente no le contestó sus telegramas.

A los pocos días la prefactura retiro las prohibiciones, la llegada de los familiares a la ciudad fue unos de los principales cambios, entre ellos Rambert recibió a su mujer. Ese mismo día Rieux acompañaba a Grand a su casa donde se encontró con la calle cercada por la policía un loco se había puesto a pegar tiros desde su casa y había herido a un policía, era Cottard que más tarde fue detenido por los policías.

La historia acaba con la conclusión de Rieux que tras ver que la alegría de la población recuerda que el bacilo de la peste no muere ni desaparece jamás y que puede llegar el día en que la peste despierte de nuevo.

2.- Principales personajes

Rieux: es el protagonista y narrador de la historia, cuenta la historia a partir de sus propias experiencias y de las notas de Tarrou, como narrador intenta ser objetivo en todo momento pero el mismo admite que no siempre lo consigue. Es doctor y fue el que primero intento que se declarara la peste y el que más tarde se encargo de organizar los hospitales y centros de atención.

Tarrou: en principio se encarga de las estadísticas de los muertos de la ciudad pero acabo convirtiéndose en compañero de Rieux ayudándole en su tarea con los enfermos.

Destacan sus apuntes que ayudan a Rieux a relatar el resto de la historia que el no vivió.

Grand: paciente usual de Rieux, con la peste acaba haciendo amistad con él y ayudando en su tarea. Destaca su obsesión por realizar su libro y por corregir una y otra vez minuciosamente todas las palabras

Rambert: su obsesión era salir de la ciudad ya que creía que al no ser de ella tenía derecho a salir, poco a poco se da cuenta que la peste le ha unido a la ciudad como uno mas de la población. Acaba también ayudando a Rieux

Cottard: Él desea que la peste dure lo más posible ya que cuando esta acabe él será condenado a muerte. Acaba provocando un tiroteo con la policía del que sale detenido

Penaloux: no tiene un gran papel en la historia pero representa a la iglesia en el pueblo y cabe destacar que utiliza a la peste para atemorizar a la población. Acaba muriendo a manos de la peste rechazando tratamiento medico, ya que su vida debe ser determinada libremente por Dios.

3.- Conflictos morales

El primer conflicto que se encuentra es el de proclamar la peste en la ciudad. La prefactura no quiere proclamarlo ya que decía las medidas eran demasiado grandes para el pequeño numero de muertos que había en la ciudad, solo la perseverancia de Rieux consiguió cambiar la opinión de la prefactura que acabo declarando la peste en la ciudad.

También hay que destacar la respuesta de la sociedad a la peste y a las medidas tomadas. En un principio no hubo grandes cambios ya que la población no asimilaba los daños que puede producir la peste, pero cuando él número de muertos comenzó a ascender las personas empezaron a evitar el contacto unas con otras por miedo al contacto. La población empezó a sufrir un proceso lento, pero contaste de deshumanización. La población llegó a perder toda la esperanza de salir de la peste cuando hasta las fechas mas pesimistas fueron superadas, esto provocó que cuando la peste comenzó a caer solo provoco una pequeña esperanza que todos reprimían por miedo a que no llegará el final, lo que acabaría con toda posibilidad.

El papel de la iglesia debe ser destacado ya que aprovecha la desgracia de la peste para infundir miedo a la población, diciéndoles que ha sido enviada por Dios al pueblo de los pecadores

Rieux, el doctor, juega un papel dividido, por un lado llega un momento en que siente claramente resignación, ya que no puede hacer nada por sus pacientes, y por otro a pesar de este sentimiento nunca deja de luchar por acabar con la peste.

Cottard refleja el único papel que desea que la peste no cese ya que esto significa su muerte

El libro refleja la situación de una sociedad cerrada de la que no se puede entrar ni salir y en la cual sus habitantes tienen un temor continuo a la muerte del cual no se pueden librar y que les restringe todas sus acciones. La peste aborda desde varios puntos de vista, tanto individuales como colectivos, el comportamiento humano ante una desgracia que sobrepasa la voluntad y la capacidad de los hombres. Los múltiples personajes de esta novela son un retrato de las diferentes formas de afrontar una tragedia, pero todas esas formas confluyen en una sola que es la tan aclamada solidaridad.

4.- Opinión personal

Una novela que destaca los conflictos que se producen en una sociedad cerrada dominada por la incertidumbre de la muerte, intenta reflejar los cambios que se produce en la sociedad tanto individual como colectivamente y quizá no acaba de aclarar ninguno de los dos.

Una gran variedad de personajes que presentan todos los puntos de vista de la peste, pero quizá la historia de los personajes principales se deje un poco de lado por un excesivo desarrollo de los estragos que provoca la enfermedad en la sociedad

Cabe destacar el excelente papel del narrador que acaba revelándose como el protagonista, dando sentido a la continua intervención de los textos de Tarrou para explicar las situaciones que el propio Rieux no vivió.

En general una gran novela que refleja perfectamente la sociedad atemorizada y cerrada de Orán que quizá tiene su mayor defecto en una excesiva lentitud en la narración de los hechos