La peseta

Sistema monetario. Moneda. Iconografía. Billetes. Seguridad. Euro

  • Enviado por: Tommy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas
publicidad
publicidad

Índice

1-Historia De La Peseta

  • Antecedentes de la Peseta: Desde la época prerrománica hasta el inicio de la peseta

  • La Peseta: Apuntes sobre las monedas españolas

  • Su nacimiento

  • El Nombre

  • Las primeras monedas

  • Iconografía

  • Los Valores

  • Último sistema monetario en pesetas (monedas)

  • La Peseta: Apuntes sobre los billetes españoles

  • La peseta y el papel moneda

  • Fabricantes

  • Técnica y Elementos de seguridad

  • Iconografía

  • Último sistema monetario en pesetas: (billetes)

  • Desde la Peseta hasta el Euro

  • La Peseta durante la República

  • 1.4.1.A 1ª República

    1.4.1.B 2ª República

  • La Peseta durante la Guerra Civil

  • La Peseta durante la España de Franco

  • La Peseta durante la Monarquía

  • Convivencia entre el Euro y la Peseta

  • Comparaciones entre el Euro y la Peseta

  • 1.6 Bibliografía

    HISTORIA DE LA PESETA

    ANTECEDENTES DE LA PESETA: Desde la época prerrománica hasta el inicio de la peseta

    Al principio el medio utilizado para comerciar era el trueque, lo que establecía una gran dificultad, ya que lo que se intercambiaba no tenia el mismo valor para cada una de las partes.

    Así se llegó al consenso de que era necesario llegar a un intercambio más equitativo para las partes.

    Así se empezaron a cambiar metales como el oro, la plata, el cobre, y el bronce. Y así, más tarde apareció la moneda.

    Las monedas más antiguas encontradas en la península Ibérica son de varias ciudades griegas distintas, debido a que fueron fundadores de algunas de las colonias de la península.

    A la península llegaron los pueblos germánicos invasores y con ellos sus distintos reyes.

    Leovigildo fue el primero en acuñar monedas. Las monedas visigodas solían ser bastante delgadas y poco realzadas. La mayoría de las monedas llevaban el nombre y la efigie del rey y solían estar decoradas.

    Llegaron los musulmanes y sus principales monedas. Eran el dinar (de oro), el dirham (de plata) y también algunas monedas fraccionarias de bronce.

    Se dio ligar un importante comercio marítimo con otras ciudades o países.

    En estos negocios, los musulmanes, además de pagar con objetos de orfebrería, también pagan con especias.

    Después de los reinos cristianos del norte convivían con el Imperio Carolingio al norte y la España musulmana al sur.

    Hasta el siglo XVIII cada uno de los reinos cristianos del norte utilizó una moneda distinta y con distintas características.

    Durante muchísimo años se usó en Castilla el maravedí. Según muchos apareció en tiempos del Rey Alfonso VI al cual se le considera el primer rey castellano con moneda propia.

    Más tarde, Alfonso X, el Sabio, eligió el maravedí, de plata, como centro de la tabla de monedas en Castilla. En esta época había muchísimas más monedas aparte de los maravedíes como son los dobles pepiones o los pepiones sencillos, los blancos...

    En la Corona de Aragón se implantó el sistema de Carlomagno de la libra y existieron también, además del croat de plata y el mancuso, sustituidos por las magmutinas y el florín, los cuales eran de oro.

    Con los Reyes Católicos se creó el excelente y el ducado, sustituido más tarde por el escudo que también eran de oro y debido a la conquista del continente Americano se propagaron por él.

    Así hasta la llegada de José Bonaparte, con el cual se empezó a acuñar la peseta.

    LA PESETA: apuntes sobre las monedas españolas

    EL NACIMIENTO

    El nacimiento de la peseta de curso legal se acuñó en 1868. Tras la destitución de Isabel II y durante el Gobierno Provisional. Este fue quien la unidad monetaria española, la peseta, con el fin de mejorar la economía y modernizar el país.

    Hasta el 2002 la peseta habrá vivido 134 años.

    EL NOMBRE

    El nombre de peseta tiene origen en el catalán. Se deriva de peceta, piececita en castellano, diminutivo de peça, pieza. Las primeras monedas que llevan este nombre inscrito aparecen en Barcelona en 1808, durante la guerra de independencia, con José Bonaparte. Pero bajo con este nombre y de curso legal en 1868, como ya hemos dicho.

    La palabra peseta se incorpora al castellano en el siglo XVII.

    “ El proceso del que pasó de una lengua a otra hay que buscarlo en la guerra de sucesión a la Corona española (1705-1714) entre el presidente francés, Felipe de Borbón y el Archiduque Carlos de Austria. Este último tenía sus operaciones en Cataluña, por lo que acuñó en Barcelona grandes cantidades de reales a dos. Posteriormente, estas monedas inundaron el mercado castellano, y con ello comenzó a popularizar la palabra peseta escrita tal como sonaba la pronunciación catalana de aquel término”

    LAS PRIMERAS MONEDAS

    . La primera se acuñó en 1869. En ella aparece el titulo de “Gobierno Provisional”. El dibujo que tiene es una figura inspirada en una moneda del emperador Adriano, aparece una mujer recostada en la península Ibérica.

    Hasta el reinado de Alfonso XII, la restauración, no se vuelve a acuñar la peseta.(1876-1885)

    A esta moneda la sigue la del hijo del monarca, Alfonso XIII. La peseta fue cambiando de dibujo, según cambiaba la cara del monarca. Desde que era niño, bajo la regencia de su madre, hasta que fue adulto. (1885-1933)

    La primera peseta republicana se acuño en 1933. en ella aparecía la matrona Hispania con un ramo de olivo.

    A estas las siguen las rubias, llamadas así en la guerra civil (1937), por el cambio de metal y por la asociación de la melena que aparecía en el dibujo, con un retrato femenino y el color de la moneda.

    Durante la guerra civil y la escasez de metales aparecieron pesetas de cartón, discos e cartón.

    Cuando ganó Franco la guerra(1939) mandó acuñar pesetas con su retrato.

    A la muerte del general(1975) y con el rey Juan Carlos I se vuelven a acuñar pesetas, esta vez con el retrato del monarca. Y así llegamos a la peseta actual que circula en nuestros días.

    ICONOGRAFÍA DE LAS MONEDAS

    Durante toda la vida de las distintas monedas, siempre se han producido variaciones en los tipos.

    Con lo acordado en 1868 en los reversos han aparecido los distintos escudos de armas españoles más el escudo de las casas reales en las épocas de monarquía. Amadeo I aportó la Cruz De Saboya mientras los reyes Alfonso XII, Alfonso XIII y el actual monarca Don Juan Carlos I han incorporado motivos italianos de la dinastía de los Borbones.

    En los anversos se sustituye la representación de Hispania por las efigies de los reyes y gobernantes españoles.

    En la etapa de la II República hay una ruptura respecto a lo anterior, se incluyen motivos republicanos, las monedas se quedan solo con la expresión del valor e identificaciones de la localidad que la emite.

    Cuando llega Franco al poder hay otro cambio, vuelve el retrato y años después esos retratos son modificados para añadirles los rasgos de una mayor edad.

    En el momento que se vuelven a instaurar la democracia y la monarquía no hay cambios al principio, aunque se incorpora el retrato de Don Juan Carlos I y el escudo real.

    En la parte actual, a partir de 1990 se suceden motivos diferentes cada año aunque la primera pequeña renovación empieza en los años 80 cuando se celebran en España los mundiales de fútbol en 1982.

    En este tiempo se empiezan a cambiar el retrato del gobernante y el escudo de España por motivos referentes a las comunidades autónomas y motivos artísticos y culturales como las Olimpiadas de Barcelona 92.

    VALORES DE LAS MONEDAS

    En el decreto de 1868 se establecía que se debían poner en circulación 14 valores distintos pero hasta el reinado de Alfonso XIII no se cumplirá. De esta forma hubo valores de oro que salieron y otros no, también aparece un valor nuevo el de 25 pesetas. En otros metales como la plata no se producen variaciones.

    Pero hay un problema, porque al sustituir metales preciosos por nuevos metales en la acuñación, se pierde la equivalencia entre el valor intrínseco y el valor nominal y se alternan las emisiones. Las monedas españolas debían parecerse a las europeas y a partir de 1933 empiezan esas acuñaciones en cobre, aluminio y níquel.

    La primera moneda con perforación central fue la de 25 céntimos de cuproníquel, después de la guerra civil para remediar la escasez, ordena emisiones pero la tipología y metales eran más parecidos a la tradición europea que a la española. Se sustituye a las monedas de bronce y al recogerlas se consiguieron 800 Toneladas de ese metal que después fueron empleadas en el sistema ferroviario español.

    En emisiones posteriores se continua ensayando con nuevos metales pero se produjo una confusa diversidad de monedas porque estas emisiones se juntaron con las que estaban en circulación más los valores de épocas anteriores. Para solucionar esa gran mezcla generadora de mucha confusión entre la población, se tomó una medida muy fuerte como fue renovar todas las monedas en circulación. A partir de entonces se aumentará el tamaño de las monedas dependiendo de su valor y los colores serán diferentes para que se distinguiesen mejor, todo esto se consiguió en 1997 cuando dejaron de tener valor las anteriores monedas.

    La última acuñación del valor de una peseta como moneda se produjo en un acto simbólico en el que se acuñó la última serie de 100 pesetas. A partir de entonces en la Casa De La Moneda solo se acuñan EUROS.

    ÚLTIMO SISTEMA MONETARIO EN PESETAS (monedas)

    Los últimos valores de las pesetas en el formato de moneda, han sido 1, 5, 10, 25, 50, 100, 200 y 500 pesetas.

    LA PESETA: Apuntes sobre los billetes españoles

    LA PESETA Y EL PAPEL MONEDA

    La primera peseta en papel se emitió el 1 de julio de 1874, esta fecha es la misma en la que permite emitir billetes al banco de España en exclusividad, porque hasta ese momento otras bancas también podían emitir billetes.

    Primera emisión con valor nominal de 25 pesetas

    Realizado en los talleres del Banco España el 1 de julio de 1874

    A la llegada de la Primera República, hay en circulación billetes procedentes de distintas emisiones. Las ideas dominantes en la época, tendrían mucho que ver con la iconografía que iría en cada billete; los que estaban ya en circulación, debían ser estampillados con el sello de la República.

    Después comenzó la guerra civil; esto no supuso que faltara papel moneda, pero no llegaban a todas las partes de España por estar interrumpidas las comunicaciones. Al terminar la guerra, el gobierno tendría que normalizar de nuevo la emisión.

    Para imprimir los billetes, se tendrían en cuenta diversos factores. “el aspecto formal del billete, las técnicas de impresión, medidas de seguridad y el tipo del papel”.

    Los valores de los billetes emitidos en un primer momento, fueron 25, 50, 100, 500 y 1000 Pts. Después en 1976 se emitieron billetes con valor de 5000 Pts. y el de 2000 Pts. en 1980. El valor más emitido fue el de 100 Pts. y el que menos con una sola emisión el de 200 y 250.

    Después de la guerra civil hubo una gran escasez de metales, eso hizo que se emitieran billetes de 1 y 5 Pts., fueron los billetes más utilizados.

    Durante la guerra faltaban monedas con un valor fraccionario, así que el ministro de hacienda se vio obligado a emitir billetes con valores de 0'5, 1 y 2 Pts.

    FABRICANTES

    Curiosamente no sólo se fabricaron billetes en España (talleres del banco de España) también en otros talleres de Europa.

    + De Inglaterra fueron contratados “J. H. Saunders” que realizó la segunda emisión de billetes, “Bradbury Wilkinson and company” y “Thomas de la rue and Co.Ltd.”

    + De Norteamérica la “American Bank Note” que fue contratada en 2 ocasiones.

    Estas empresas fueron contratadas por el consejo del Banco de España.

    En época de guerra civil, las necesidades de la zona nacional las cubrió una empresa alemana “Giesecke y Devrient” y otra italiana la “Coen e Cartevalori”.

    La primera emisión que realiza la Fabrica nacional de Moneda y Timbre se hace el 21 de Octubre de 1940. Lo hicieron con muchos problemas de suministro de materias primas.

    Al año siguiente el gobierno decide que la producción de papel moneda será cargo de la F.N.M.T. desde ese momento ha ido mejorando la calidad y la tecnología empleada.

    Al llegar el euro, el encargado de fabricar los billetes será el Banco Central Europeo, aunque éste con la ayuda de los bancos de los países integrantes.

    TÉCNICA Y ELEMENTOS DE SEGURIDAD

    La técnica más segura es la calcografía; consiste en:

    “Fácilmente perceptible al tacto y reservada normalmente para representar la viñeta principal así como las orlas decorativas combinándose con las impresiones tipográficas y litográfica para las restantes partes del billete”(1)

    En la actualidad la reproducción del grabado está casi mecanizado y con métodos más perfectos. Al principio la marca de agua aparecía por todo el billete pero en emisiones posteriores se reservó un círculo para la marca.

    En épocas pasadas también se utilizaba una “matriz de entalonamiento” situada en los laterales, pero a principios del siglo XX desapareció. También se utilizó una “tira de tarlatana” o una malla de hilo incrustada en el papel, pero como la anteriormente citada desapareció.

    En 1948 se incorporó un hilo metálico en los billetes de 500 y 1000 pesetas. Finalmente se han ido incorporando leyendas microimpresas en los fondos, tintas y fibrillas entre otras cosas.

    ICONOGRAFÍA DE LOS BILLETES

    Billetes desde el reinado de Alfonso XII al de Juan Carlos I.

    Alfonso XII: En los billetes de mayor valor (500 y 1000 pesetas) se representó a Lope de Vega. En los billetes de 100 aparece de nuevo Lope de Vega y Gracilazo de la Vega, Calderón de la Barca aparecía en los de 50 pesetas y Miguel de Cervantes en los de 250 Pts.

    Regencia de María Cristina: Aparecía Quevedo en los billetes de 50 y 100 Pts. y Goya en los de 25, 50 y 100 Pts., estos últimos aparecerán en billetes de todas las épocas.

    Alfonso XIII: Durante su reinado se emiten billetes con temas muy variados.

    Aparecen Velásquez por una cara y la diosa Minerva en billetes de 50 Pts., Alfonso XIII y Victoria Eugenia en los de mil, y los Reyes Católicos en el anverso y Mercurio en el reverso de los billetes de 100 Pts.

    2ª República: Aparece Zorrilla en los billetes de 1000 Pts., Hernán Cortés en los de 500 y ramón y Cajal en los de 50 Pts.

    Guerra Civil:

    + Republicanos: Billetes de 1000 Pts. en los que aparece Mariano José de Larra y Sorolla en los billetes de 25 Pts.

    + Nacionales: Estos representaban en sus billetes las ciudades tomadas como por ejemplo en los de 500 Pts. la catedral de Santiago.

    Dictadura Franquista: Aquí encontramos todo tipo de imágenes de figuras políticas de la época, Reyes Católicos; curiosamente Isabel sólo en los billetes de 5 Pts. emitidas en 1943 y de 1 Pta. emitidas en 1945. Fernando aparece por su parte en los billetes de 1 Pta. Emitidos en 1943 pero en 1975 aparecen los 2 juntos en los billetes de 1000 Pts..

    Aparecen monarcas como Carlos I, Alfonso X “El Sabio”... también algunos descubridores como Cristóbal Colón, Hernán Cortés y artistas, tanto músicos como pintores y escritores, como pueden ser Goya, Bécquer, Falla....

    Juan Carlos I: Decide que aparezcan los miembros de la familia real en los billetes. El rey en los de 5000 Pts. y el príncipe Felipe en los de 10.000, también referencias a las autonomías.

    ÚLTIMO SISTEMA MONETARIO EN PESETAS (billetes)

    Los últimos valores de las pesetas en el formato de billetes han sido: 1000, 2000, 5000 y 10.000 pesetas.

    DESDE LA PESETA HASTA EL EURO

    LA PESETA DURANTE LA REPÚBLICA

    En la 1ª República: No existen emisiones monetarias a nombre de la 1ª república aunque se hizo una moneda provisional a nombre de Amadeo I , de Isabel II o del gobierno provisional, las cuales estaban fechadas con la fecha de su fabricación pudiéndose encontrar monedas de 1873 y aunque no se emitió en nombre de la 1ª república la moneda tenía gran importancia formándose la junta consultiva de moneda para acuñar un nuevo numerario.

    Para el anverso se buscaba la representación de España en la antigüedad y el escudo del reverso era parecido al que se usaba en el gobierno provisional.

    En esta época había tensión política, quedando ésta remarcada en las monedas emitidas, se quería un cambio radical en la sociedad en la que se vivía y por medio de una revolución.

    En la 2ª República: A partir de la 2ª república, coincidiendo con el final de la guerra civil se ordenó la retirada de las monedas de plata y el resto de emisiones que se produjeron en la antigua república sustituyéndose por las monedas de aluminio, el papel moneda debido a la necesidad de metal para las balas debido a la necesidad que había de ellas pues se vivía en plena guerra civil y sumándose en 1940 las monedas de cupro-níquel que por su color dorado en el pelo del retrato de la mujer que aparecía en el reverso, se la conocía como la rubia y luego una edición especial de plata de baja ley ( 800 milésimas ).

    Se sustituye el encabezamiento del Banco de España, se sustituyó por el de la república española o apareciendo frases como “certificado de plata” en lugar de “pagará al portador”.

    LA PESETA DURANTE LA GUERRA CIVIL

    Durante la Segunda República circulaban en el territorio español billetes de 1.000 y 25 pesetas y algunas monedas de diferentes metales como por ejemplo de plata de 5, 2, 1 y 0,50 pesetas o de cupro-níquel de 0'25 pesetas (que recibía el nombre de real) y de cobre de 10 (más conocida como la perra gorda) de 5 (la perra chica), 2 y 1 céntimo.

    Debido al fracaso parcial del alzamiento militar en 1.936 se originó una guerra bastante larga, por ello ambos bandos se preocupaban por la obtención de divisas para realizar pagos al extranjero. El Gobierno republicano tenía las reservas de oro del Banco de España y con ellas podía comprar las importaciones necesarias. La peseta perdió valor en los mercados internacionales y se vio obligada la necesidad de atesorar todos los metales valiosos que se podían convertir en divisas o en productos útiles desde el punto de vista industrial. La gente también atesoraba sus joyas, sus monedas y cualquier cosa convertible en valor aunque ambas zonas prohibían hacer esto, con lo que desaparecieron de la circulación las monedas de plata existentes ( ya que el mismo Gobierno las retiraba en cuanto llegaban a sus arcas), las monedas de cobre y el hierro.

    Así el aparcamiento de dichas monedas afectó abundantemente la actividad económica y obligó en las zonas republicanas a recurrir a los llamados “vales y abonos” que servían a los comerciantes para la devolución del cambio de billetes. La situación llevó a la F.N.M.T. (Fábrica Nacional de Moneda y Timbre) a confeccionar desde finales de 1.938 unos sellos moneda en cartones circulantes con el escudo del Estado grabado en una de las caras y la otra reservada para adherir diferentes sellos de correos.

    En Cataluña que era una zona republicana la Generalitat emitió antes de la crisis algunas monedas de 10, 5 y 2,50 pesetas legales en toda Cataluña, el Consejo de Asturias y León emitió billetes de 25,40 y 50 céntimos y de 1 y 2 pesetas además de algunas monedas. Aragón no disponía de una facultad para emitir monedas con lo que se prohibieron las emisiones municipales.los billetes que sustituían a la moneda fraccionaria eran cambiados en los respectivos ayuntamientos o entidad emisora por billetes del Banco de España, lo que garantizaban su valor y el cambio de unos por otros en cualquier momento, ya que el dinero del Banco de España quedaba en depósito, separado de las arcas municipales. Los billetes locales se retiraron oficialmente de la circulación el 31 de marzo de 1.938; pero algunos municipios ignoraron la prohibición y mantuvieron el uso de los billetes hasta el fin de la guerra, entonces se convertirían en papel mojado. El valor de los propios billetes del banco de España fue siempre en descenso a causa de la inflación y la baja cotización exterior. Desde el comienzo de la guerra el bando alzado estampillaba los billetes republicanos que circulaban por los territorios que controlaban, y cuando en 1937 se emitieron sus propios billetes ( en Burgos), su cotización se distanció mucho de la débil peseta republicana, que se acabaría desplomando al final de la guerra, ya que el nuevo Estado no pensó nunca en cambiar los billetes republicanos en circulación por otros con su nueva moneda.

    Un ejemplo de billetes :Los billetes blesinos

    El Consejo Municipal de Blesa emitió unos billetes que circularon desde el 1 de octubre de 1.937 hasta marzo de 1.938. el Consejo Municipal era un órgano gubernamental de una colectividad organizada por las milicias anarquistas que tomaron bastantes pueblos de Aragón. Los billetes estaban firmados por cargos republicanos como por ejemplo:

    El depositario: Francisco Blanco Calvo

    El presidente: Gregorio Artigas Ruiz

    El interventor: Matín Salinas Easo

    La inmensa mayoría de los billetes locales llevaban su correspondiente número de serie, impreso o escrito a mano.

    LA PESETA DURANTE LA ESPAÑA DE FRANCO

    La guerra civil ocasiono más de 1.300.000 españoles muertos o exiliados. Los gastos bélicos representaron fueron unos 300.000 millones. Se destruyó alrededor de un 10% de las viviendas la red ferroviaria buena parte de las carreteras y el tercio de la marina mercante y de la ganadería. Las cosechas de los primeros años de posguerra fueron menores al 25% y el nivel de renta español se hundió en un 30%. Los desaciertos del dirigismo económico con sus ensueños autárticos y las repercusiones opresivas de la guerra mundial, redondearon este panorama trágico en medio del cual ondeaba como un estandarte sucio y deshilachado por la batalla.

    En los años a los que nos referimos era patente una intensa subida del nivel de precios, con el correlativo descenso del poder adquisitivo de la peseta que se percibe en los siguientes cuadros:

    BASE 1936 = 100

    Años

    Índices

    1939

    170,1

    1940

    202,2

    1941

    236,8

    1942

    295,1

    1943

    298,7

    1944

    303,1

    1945

    309,4

    1946

    430,3

    Años

    Valor Peseta

    1936

    1,000

    1939

    0,545

    1940

    0,494

    1941

    0,379

    1942

    0,339

    1943

    0,335

    1944

    0,329

    1945

    0,323

    1946

    0,231

    LA PESETA DURANTE LA MONARQUÍA

    Con la muerte de Franco en 1075, se esperaba la vuelta de la monarquía que se impuso en 1978.

    Subió al trono Juan Carlos I y se realizó la primera peseta con la cara del rey que al contrario de las monedas con la cara de Franco, el rey miraba hacia el lado izquierdo y no al derecho pero conservando el antiguo escudo en el reverso.

    En 1980 coincidiendo con el mundial de fútbol que se celebró en España, se puso una moneda en circulación que conmemoraba este evento. Aparece el uno en el reverso de la peseta y en 1944 se actualiza la relación fiduciaria valiendo más la peseta que el metal del que está hecha.

    Después de estos acontecimientos la peseta empieza a fabricarse de aluminio, volviendo a poseer el color blanco que tenía antes de la guerra.

    La última emisión de pesetas que poseía las dimensiones tradicionales fue entre 1982 y 1989, desde esta última fecha se mantendrá en circulación este tipo de peseta hasta que sea sustituida por el euro el 1 de Enero de 2002.

    CONVIVENCIA ENTRE EL EURO Y LA PESETA

    Desde principios del año 1999 y hasta principios del 2002, las transacciones bancarias se han podido realizar en pesetas y euros.

    A partir del día 15 de Diciembre de 2001 se pueden adquirir en las entidades bancarias unos “euromonederos” por valor de 12.02 euros (2000 pesetas).

    El 1 de enero de 2002 se comenzará a utilizar el euro en todos los ámbitos comerciales, desde pequeñas compras hasta importantes transacciones de dinero. El 28 de febrero de 2002 será el último día en el que se podrá utilizar la peseta. En ese periodo de tiempo (1 Enero - 28 Febrero) los comerciantes estarán obligados a dar el cambio en euros.

    Al principio de su uso, la gente puede pensar que su salario ha disminuido porque las cifras, al convertirse a euros son más pequeñas pero tienen el mismo valor.

    COMPARACIONES ENTRE EL EURO Y LA PESETA

    Valores aproximados del cambio entre pesetas y euros.

    Euros a pesetas:

    1 eurocent = 2 pesetas 50 cents = 83 pesetas 20 Euros = 3328 Pts.

    2 cents = 3 pesetas 1 Euro = 166 pesetas 50 Euros = 8315 Pts.

    5 cents = 8 pesetas 2 Euros = 333 pesetas 100 Euros = 16639 Pts.

    10 cents = 17 pesetas 5 Euros = 832 Pts. 200 Euros = 32277 Pts.

    20 cents = 33 pesetas 10 Euros = 1664 Pts. 500 Euros = 83193 Pts.

    Pesetas a euros:

    100 Pts. = 0'60 Euros 500 Pts. = 3 Euros 1000 Pts. = 6 Euros

    2000 Pts. = 12 Euros 5000 Pts. = 30 Euros 10000 Pts. = 60 Euros

    BIBLIOGRAFÍA

    Libros:

    FERNÁNDEZ, Marcelino L. “De La Peseta al Euro” Editorial Pirámide. Madrid,1998

    Páginas utilizadas: 110-120, 171-181.

    HERNÁNDEZ ANDREU, Juan “Historia monetaria y financiera de España” Serie: Historia económica n º 2. Editorial: Síntesis Madrid 1996

    Páginas utilizadas: 163-178

    VOLTÉS, Pedro “Historia de la peseta” Editorial Ensayo Edhasa Barcelona 2001-12-15

    N º páginas: 334

    Páginas Web

    http://www.fnmt.es

    http://www.fuenterebollo.com/historiapeseta.html

    http://www.estrelladigital.es

    http://www.solunet.es/blesa/hisbille.htm

    Enciclopedias

    Larousse

    Encarta 99

    www.fnmt.es

    www.solunet.es/blesa/hisbille.htm página 2

    www. Solunet.es/blesa/hisbille.htm página 3

    www. Solunet.es/blesa/hisbille.htm página 4

    Historia de la peseta página 302