La personalidad: adolescentes

Psicosociología. Desarrollo y medición. Fases: adolescencia. Información sexual. Cambios físicos. Relaciones familiares. Conducta social. Carácter

  • Enviado por: Sergio Rojas
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 34 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

P E R S O N A L I D A D

Definición de la personalidad

Al definir personalidad, los psicólogos se refieren a las características únicas del individuo, y hablan de disposiciones, temperamento, modos de respuesta habituales, y tendencias definitorias. Algunos conciben la personalidad en términos holísticos o integracionistas, mientras que otros prefieren manejarla en función de un conjunto de componentes más o menos independientes. Algunos prefieren hacer hincapié en los aspectos de adaptación. Sin embargo, la mayoría de las definiciones se basan en los conceptos gemelos de organización y orientación. Allport (1955) definía la personalidad como: “la organización dinámica interna del individuo de aquellos sistemas psicológicos que determinan su ajuste único a su ambiente”. El autor de este libro define la personalidad como la organización o estructura de los significados y hábitos personales que imparten cierta orientación a la conducta. En este sentido, la personalidad representa un sistema de acción personal del individuo. No obstante, la personalidad es algo que más que un asunto puramente intraindividual de estructura y organización. Un análisis de la personalidad de cualquier individuo debe destacar tanto sus diferencias como sus similitudes con respecto a otras personas. También debe indicar el grado en que esta persona se ajusta al patrón social de su cultura.

Desarrollo de la Personalidad

La personalidad es el núcleo de la individualidad de una persona, y determina la manera como ésta se ha de adaptar a su ambiente. Se la ha descrito como la estructura de los significados y hábitos personales que le confieren dirección y conducta. La personalidad constituye el sistema de acción de un individuo. Existen muy diversas maneras de describir la personalidad, que van desde la descripción atomística de un solo rasgo, hasta la concepción de holística de un conjunto de rasgos. Precisamente es la interacción de los rasgos la que dificulta hacer una descripción realista de este concepto.

Al mencionar un rasgo de la personalidad, en términos de opuestos polares, la descripción del rasgo de una persona se ubica en algún punto entre los dos polos. Por ello para interpretar la descripción de los rasgos de un individuo debe comprenderse su conducta. Incluso las clasificaciones relativamente objetivas de un observador tienden a reflejar su percepción subjetiva, además de que pueden diferir de la percepción del propio sujeto.

La personalidad, por lo regular, se analiza mediante la clasificación de conductas dentro de varias categorías, que representan las dimensiones que tiene aquella. Por ser la personalidad una estructura compleja, no es extraño que los teóricos discrepen en cuanto al número e inclusividad de las dimensiones que suelen describir. Se usan diferentes técnicas para llegar a la descripción de las dimensiones que han de seleccionarse. El análisis factorial es uno de los medios más eficaces para determinar las dimensiones adecuadas. Por lo general, existe consenso en que si bien la personalidad cambia al menos en alguna medida con la edad, las dimensiones de la personalidad, hasta donde pueden ser identificadas, permanecen estables a través de las distintas edades. Es decir, la posición a lo largo de una escala dimensional puede cambiar con la edad, pero la escala en sí misma permanece constante.

Se ha ideado un gran número de mediciones y técnicas diferentes para evaluar la personalidad, pero ni su precisión ni su comprensión son iguales. En las investigaciones se usan a menudo cuestionarios y clasificaciones que dependen de observadores; no obstante, estos instrumentos con frecuencia arrojan resultados diferentes, tal vez debido a que ambos incluyen elementos subjetivos. Por supuesto, cualquier evaluación de la personalidad está condicionada por las dimensiones inherentes al instrumento de medición empleado, o a las limitaciones de la técnica utilizada para recabar los datos.

Los estudios sobre el desarrollo de la personalidad son longitudinales o transversales. Los primeros siguen a los mismos individuos a través del tiempo, lo que permite hacer correlaciones con ayuda de computadores entre mediciones tomadas a una misma persona en distintas edades. Los segundos establecen comparaciones entre diferentes individuos de edades distintas. Los estudios longitudinales tienen el inconveniente de que toman mucho tiempo y durante la investigación pueden desertar los sujetos.

Los principales cambios en la personalidad por lo regular ocurren durante la adolescencia, con algunas fluctuaciones año con año, entre los polos negativos y positivos en alguna dimensiones. Otros cambios ocurren en forma lineal, es decir, progresan constantemente sin que se presenten fluctuacione en los polos. Unas cuantas dimesiones no presentan cambios y permanecen constantes a traves de la adolescencia. Durante la adolescencia ocurren importantes diferencias sexuales en el desarrollo de la personalidad, muchas de las cuales se atribuyen a constumbres culturales y a expectativas en cuanto a los papeles sexuales.

La adolescencia es un período en el que, por lo común se experimenta un incremento en la autosuficiencia, si bien, se dan alguna reacciones de dependencia al principio de esta etapa de la vida. El estrés tiende a decrecer conforme aumenta la edad, con la consecuente disminución de la ansiedad y la hostilidad. Entre la ansiedad y la hostilidad existen relaciones recíprocas, y ambas, en la adolescencia temprana y media, encuentrancondiciones que favorecen el surgimiento de conductas circulares (ansiedad-hostilidad y viceversa). Por fortuna, conforme el adolescente adquiere mayor experiencia y una conducta de enfrentamiento más efectiva, disminuye su necesidad de desarrollar conductas defensivas, como la hostilidad y la ansiedad, siemptre que el desarrollo sea normal. De lo anterior se desprende que la dolescencia es un período en el cual hay un ajuste progresivo y una disminución en ansiedad e inseguridad. A pesar de todo esto, el panorama general es más de introversión que de extroversión, aunque hay una considerable tendencia a la fluctuación que depende del éxito que obtenga el sujeto al enfrentar problemas. El incremento en la sociabilidad que se observa en la adolescencia media, puede ser influencia opuesta a la introversión, pero existe la posibilidad de que el adolescente simplemente se esté aprovechando de la cultura de sus coetáneos para probar su propia realidad, en lugar de ser una tendencia a la extroversión.

La responsividad tiende a aumentar durante la adolescencia, aunque la tendencia tendencia hacia la reacción física comience a decrecer. En el último período de la adolescencia los sujetos muestran una tendencia, no significativa, a ser más convencionales, realistas y prácticos. La última etapa de la adolescencia está configurada cada vez más por la cultura, a medida que los jóvenes se desenvuelven menos idiosincrásicos y empiezan a participar dntro del grupo cultural de la sociedad adulta.

El cuadro de las mujeres durante la adolescencia es de fluctuación entre sumisión y dominancia si bien, en el período de pubertad siguiente, hay un incremento en la dominancia. Econtaste con las mujeres, los varones tienden a mostrar un rasgo constante de dominancia en cualquier edad. El notable incremento en cuanto a la falta de sentimentalismo, constituye un área en la que hay mayor diferencia entre las mujeres y varones durante la adoescencia. A medida que los jóvenes se hacen menos sentimentales, la tendenciade las mujeres es en dirección al idealismo y racionalismo. En general, las mujeres son más conservadoras que los hombres a través de este período. Los jóvenes sin estudios profesionales tienden a ser más conservadores al final de la adolescencia, en conparación de los que sí cursan etudios profesionales, quienes se hacen menos conservadores.

La interpretación de los datos relativos ala personalidad es difícil, no sólo por la fluctuación que se manifiesta a través del tiempo en las dimesiones de la personalidad, sino porque según el sexo del sujeto, las cimas, así como los puntos mínimos de los diferentes factores, se presentan a diferentes edades. Un factor que complica aún más las cosas, es la influencia de las condiciones ambientales que varían entre los individuos, las familias y los grupos subculturales. Se ha observado una gran variación intragrupo en todas las dimensiones y en todas las edades. Las líneas normativas de la adolescencia presentan un útil panorama general de este período, que debe utilizarse con cuidado al aplicarlo a individuos o grupos específicos.

Medición de la personalidad

Cuando deba medirse la personalidad es necesario hacerlo en función de algún criterio de personalidad definido. En general, la información que satisface dicho criterio de personalidad definido. En general, la información que satisface dicho criterio se obtiene por medio de técnicas cuya precisión y generalidad son variables. Entre tales técnicas se cuentan los registros anecdóticos, entrevistas, documentos personales de los sujetos, observación, realización de tareas formuladas o, más usualmente, solución de un cuestionario estándar de personalidad. Puesto que tales medidas y técnicas no tienen la misma confidelidad y validez, y como el significado de los términos puede variar al interpretar un estudio de personalidad, es necesario estar familiarizado tanto con la nomenclatura como el instrumento o técnica utilizado. Por ejemplo, Peterson (1905) observa que los factores de personalidad derivados de clasificaciones con base en los rasgos que se han definido oralmente, muy bien podrían estar más relacionados con la percepción y las tendencias de los clasificadores que con la conducta real de los sujetos observados. Menciona como ejemplo de este punto que las clasificaciones que hace un maestro de sus alumnos tienden a reflejar aspectos distintos de los rasgos que se están clasificando, y no pueden sustituir las observaciones objetivas de la conducta ni las pruebas estándares.

Muchos estudios de la personalidad del adolescente reúnen datos especialmente clínicos o médicos, y los temas a menudo provienen de muestras de adolescentes con conducta desviada. Por ejemplo, un instrumento básicamente clínico como el Inventario de personalidad multifásico de Minnesota, produce un numero de calificaciones cuyo interés es primordialmente psiquiátrico. Como establece Berdie (1968), la información que se obtiene por medio de esta prueba a veces es difícil de interpretar para quienes trabajan con adolescentes comunes. Aun cuando se utilicen sujetos normales e instrumentos no clínicos, los procedimientos de muestreo pueden ser erróneos. La muestra puede tener un tamaño inadecuado, o tal vez se limita a una categoría en especial, como mujeres o niños de clase medias, por lo cual se pierde generalidad.

Categoría de la personalidad

Ya se dijo antes, al hablar de la investigación y la teoría de la personalidad, que a menudo surgen preguntas en relación con el número y la naturaleza de las categorías descriptiva que se van a usar. Black, en un estudio realizado en 1956, destaca la importancia de esta relación . Este investigador utilizó un inventario de clasificación compuesto de cinco variables y ocho punto de escala bipolares, a fin de analizar los cambios en la estructura de la personalidad según la edad, y para determinar las categorías descriptiva más adecuadas. La muestra de Black constaba de 700 individuos,50 de cada grado escolar, que fueron divididos por sexo, y que comprendia desde la guaderia y los estudios preescolares hasta el último grado de enseñansa media básica. Todos lo sujetos pertencían a la la escuela publica de ILLINOIS. con el proposito de analizar los datos, black establecio siete niveles y ubico dos grados por cada nivel. Así , el nivel 1 correspondio a la guaderia y nivel preescolar;el 2, el primero y segundo grados y el nivel 6 los grados noveno y decimo. Los sujetos, cuyas edades fluctuaban entre 4 y 18, fueron clasificados por sus maestro conforme a los rasgo de la personalidad comprendidos en el Inventario de Black.

El investigador uso la tecnica analistica monofactorial , desarrollada por Tucker,

así extrajo dos factores que fueron comunesa cada intervalo de edad de la muestra. Denomino al primer factor ajuste general, y en este incluyo las caracteristica de los sujetos socialmente bien ajustado , en comparación con aquellos cuyo ajuste social era deficiente, black destasca el alto valor connotativo de cada variable referida al ajuste general, y dice:

"Si se toma en cuenta el hecho de que son los maestros quienes realizan las clasificaciones de los sujetos ambos polos de las variables representan el tipo de conducta que los profesores desearían o no que mostraran su alumnos. El factor dos cuya connotación evolutiva es menor , representa mejor la posición interna y externa, es decir, la direccion de las actividades o de la conductas de introversion y extroversión."

Mas adelante señala que esos factores no tienen, al parecer, correspondencia alguna con los que descubrio Casttell, aunque los cortan transversalmente. Lo anterior es posible, aunque el autor de este libro piensa que hay una estrecha relación entre el factor de ajuste general de black y los opuestos de casttell, Ciclotimia contra Equizotimia, ademas de quenla fuente principal que escogio Casttell, el rasgo 32 fue denominada introversion contra extroversion.

A diferencia de los estudios descritos en paginas anteriores , Black presenta una estructura bifactorial,de la personalidad mientras que Schaie, Sealy y Casttell recurren a una estructura multiple .La diferencia radica en el numero de categorias logicas consideradas de mayor utilidad al hacer la clasificación de los dos de mayor utilidad , al hacer la clasificación de la conducta , En apariencia Black recurre a las mismas conductas que Shaie y Casttell pero en realidad, utiliza un modelo categorico mucho mas simple . En el caso de Sealy y Casttell los datos se recogieron mediante un cuestionario que contestaron los propios integrantes de la muestra, mientras que Black y Schaie emplearon niveles de clasificacion elaborados por los maestros de los sujetos .En apariencia la clasificaciones de los maestro se clasificarondada por los sujetos ya que, en teoria, esto dispusieron del universo entero de su misma conducta al hacer sus propias evaluaciones .Los tres estudo toman como punto de partida los factores que propone casttell y los tres enfocan la personalidad en terminos estructurales. Los panoramas de los cambios de la personalidad que tienen lugar durante la adolescencia, dados por Schaie, Sealy y Casttell, en esencia, estan de acuerdo.

D E S A R R O L L O D E D I V E R S A S Á R E A S

E N L A A D O L E S C E N C I A

Crecimiento Físico

La adolescencia es una época de crecimiento y de cambio físico. La aparición de muchos de los cambios físicos es comparativamente repentina, y a menudo ofrece un contraste sorprendente con el estado de cosas que antecede al cambio. Con frecuencia esos cambios le resultan perturbadores al adolescente, pero los adultos muchas veces los consideran divertidos.

Muchas personas poseen una imagen de sí mismos bastante formulada, y el cuerpo actúa a menudo como un símbolo del yo. En consecuencia, los cambios físicos significan que ni el concepto de sí mismo debe cambiar ni la nueva forma corporal debe reconciliarse con el concepto de sí mismo ya existente. Ninguna de estas alternativas es fácil, y a muchos individuos les resulta sumamente difícil ajustarse a la realidad de su yo físico.

Una de las primeras tareas del infante es la de identificar su cuerpo como su yo propio, y la niñez y la adolescencia tienden a convertirse en una larga serie de exploraciones en esa dirección. La acentuación del interés por el cuerpo y a su adorno, así como el despertar o el desarrollo dentro del individuo de los deseos sexuales. Esa acentuación del interés puede adoptar diversas formas, entre las cuales se cuentan el interés en el sexo opuesto, en la apariencia personal, en la fortaleza y resistencia, y en la salud física.

El interés por el sexo opuesto es una de las características notables del adolescente de desarrollo normal, y conduce a una mayor atención no sólo a los propios atributos físicos sino también a los atributos de otras personas. Esos intereses pueden hacer que el adolescente muestre motivos entremezclados. Por un lado, puede que desee exhibir su yo físico para que lo admiren otras personas, y, por el otro, puede que desee ocultar los atributos físicos que lo avergüenzan, como resultado de sus nuevas preocupaciones e interpretación. En cualquier caso, el cambio es hacia el exterior desde la preocupación egocentrista por el propio cuerpo, hasta la preocupación por él en cuanto a su relación con

otros. Los adultos podían ayudar al adolescente que pase por un período difícil de ajuste, esforzándose por prepararlo para los cambios que experimentará muy pronto.

El sexo está muy lejos de ser la única preocupación del adolescente. También le dedica mucho tiempo a su apariencia personal y a sus funciones corporales, en cuanto a que se relacionan con su concepto de sí mismo. Si el adolescente encuentra que la realidad física se aparta de su concepto del yo físico, pueden originarse sentimientos de inseguridad, inferioridad y ansiedad.

Las erupciones cutáneas, que a menudo no son inevitables ni necesarias en la adolescencia, son sin embargo una molestia para muchos jóvenes. El significado de tales erupciones suele malinterpretarse y pueden adoptarse medidas extremas para extirparlas. Por lo regular, los adolescentes dedican mucho tiempo y esfuerzo a su arreglo personal, a veces con resultados sorprendentes.

Cualquier anomalía notoria del crecimiento suele ser una mortificación para el adolescente, en particular si lo coloca en una desventaja física, o en una posición de contraste desfavorable con sus coetáneos. Los adolescentes son particularmente propensos a ridiculizar o rechazar a los compañeros que tienen anormalidades físicas o que se desvían en alguna forma de la norma física. Ese ridículo o rechazo sólo acentúa las dificultades de un adolescente que tal vez ya esté preocupado por saber si es normal o no.

El curso y la dirección del crecimiento puede presentarse en forma de curva, aunque no hay una curva estándar del crecimiento. Las diferentes partes del cuerpo crecen y se desarrollan a velocidades distintas, y las curvas para diversas partes del cuerpo pueden adoptar diferentes formas. También existen grandes variaciones individuales en las curvas, aunque todas las curvas siguen ciertas líneas nomotéticas comunes a la raza y proceden dentro de ciertos límites exteriores.

El entendimiento que se logre de un grupo o de un individuo es, en parte, resultado de la historia pertinente de desarrollo de que se trate. Esto es así principalmente porque un individuo trae su pasado al presente, y su pasado se convierte en un factor limitador en su actividad y ajuste presente.

El desarrollo humano tiene un contenido tal que dificulta la observación controlada y presenta sus problemas metodológicos desconocidos para los científicos de otros campos. Después de algunas dificultades iniciales, la cuantificación de los datos, con referencia especial en el análisis de las relaciones, caracterizó a gran parte del trabajo realizado sobre el desarrollo a partir de 1900. Recientemente ha habido un reconocimiento de la adecuación de nuevos problemas y métodos de enfoque y una inclinación hacia los métodos más cualitativos. El interés por la personalidad y los conceptos sociales correlativos del desarrollo también se ha incrementado notablemente en los últimos años.

El crecimiento físico se suele estudiar mediante uno o una combinación de 3 incrementos del crecimiento: lineal, de área y ponderable. Aunque hay curvas generales del crecimiento, las curvas para los 3 tipos de incrementos del crecimiento no son parecidas. Esto es aplicable en especial al porcentaje de crecimiento total desde el nacimiento hasta la pubescencia. Las curvas también se presentan como curvas de velocidad o de distancia, y la primera es particularmente adecuada para los datos longitudinales. Los procesos del desarrollo pueden demostrarse con 5 modelos diferentes basados en las tasas, estatus terminal, edad terminal de cambio, unitonicidad, y efectos del desequilibrio en el crecimiento.

Para considerar el estatus de un individuo, debe tomarse en cuenta más de una dimensión. Por ejemplo, la estatura o el peso darían separadamente un cuadro incompleto. Por lo común, se usa una relación entre la estatura y el peso para calcular el estatus físico de una persona y compararlo con el estatus de otros individuos. Las comparaciones se suelen hacer con base en una curva promedio recopilada mediante mediciones en serie o de sección transversal de una muestra grande. El uso más efectivo de las muestras para fines comparativos presupone una muestra cuidadosamente seleccionada y representativa, es decir, una que no sea demasiado homogénea ni heterogénea para el propósito que se busca.

Algunos individuos se desvían mucho del cuadro normativo, pero es posible que esas desviaciones no sean serias cuando se considere el cuadro total físico y del desarrollo del individuo. Hay diferencias sexuales específicas en los patrones de crecimiento físico, y los varones, a excepción de un punto en la secuencia del desarrollo, tienen ventajas sobre las niñas. Sin embargo, las niñas superan típicamente a los niños en la secuencia del desarrollo durante los años medios, lo cual explica su superioridad temporal de estatura y peso al comenzar la segunda década de la vida. No obstante, algunos niños tienen más peso y estatura que las niñas en todas las edades, y viceversa. Es imposible considerar los hechos del crecimiento y el desarrollo físico sin tomar en cuenta el papel que desempeñan las diferencias individuales.

La sexualidad ante sus aspectos psicológicos y sociales

La información sexual.

Una conveniente EDUCACIÓN SEXUAL es condición indispensable para llevar a cabo una vida serena y armoniosa. Tal educación no debe confundirse, como es evidente, con cualquier información sexual más o menos burda, malintencionada, o dirigida a fines lucrativos de especulación comercial. Este es el caso de la marea de pornografía que nos está inundando en nuestros días.

La PORNOGRAFÍA no tiene nada que ver con la exposición de las realidades del sexo en obras científicas, artísticas y literarias. Estas pretenden fines, no solo lícitos, sino recomendables desde el punto de vista social. Por el contrario, la información pornográfica contenida en determinados libros, filmes, canciones, grabados, etc., emplea el sexo y aun la excitación sexual, ni más ni menos que como una mercancía más. Lejos de liberar a los hombres de la “tabús”, aumenta aún más las dificultades psico-emotivas, sobre todo en los sujetos más sugestionables y es, por lo mismo, altamente antieducativa.

La circulación de escritos e imágenes pornográficas suele estar prohibida, con mayor o menor eficacia, por las leyes. Pero quizá la mejor defensa contra esta terrible plaga social no esté tanto en los métodos represivos, cuanto en una actuación preventiva que lleve a los jóvenes a sentirse conscientes de que son tratados como un objeto o una víctima de MANEJOS LUCRATIVOS.

El papel de los dos sexos.

Así como, en el aspecto biológico, el hombre y la mujer se hallan en una relación de complementariedad, en el sentido de que el uno complementa al otro, así también, desde el punto de vista psicologico-social, las personas de diverso sexo se hallan en una relación de interdependencia emotiva. No cabe duda de que hoy, debido a las profundas y complejas transformaciones de costumbres, los papeles del hombre y de la mujer aparecen profundamente cambiados en relación a un pasado no lejano. La situación de subordinación de “ella”, tanto de la familia como en la vida extra-doméstica, está cediendo paso rápidamente a una situación de “igualdad”. Esto no obstante -lo recalcan los psicólogos-, el hombre y la mujer siguen, aún hoy, complementándose mutuamente en el plano emotivo.

Para que esta compleja relación -tan importante para el equilibrio personal- pueda florecer, es necesario que exista un verdadero amor. En otras palabras, la unión entre dos no debe consistir en una búsqueda obsesiva y egoísta del propio disfrute personal, sino que debe tender a una integración PLENA de ambos, incluso en el plano de la entrega recíproca, de la estima y de la comprensión.

Según algunos investigadores del comportamiento humano los dos sexos “sienten” el amor de diversa manera, debido también a su diversa conformación anatómico-biológica. El hombre siente con particular intensidad el impulso sensual. La mujer por su parte, siente, sí, el placer físico del amor, pero lo suele asociar más íntimamente al deseo de una familia y de un compañero afectuoso.

La actividad sexual fuera del matrimonio.

La actividad sexual puede ejercitarse, ya sea en el matrimonio, ya fuera de la vida matrimonial.

Mencionaremos: la experiencia solitaria, el trato con prostitutas y -entre las relaciones sexuales no mercenarias-, las relaciones prematrimoniales.

1.- La experiencia solitaria. La masturbación consiste en la manipulación de los órganos genitales hasta conseguir el orgasmo. Evidentemente, dicha actividad, para el sujeto que lo ejercita, tiene el único fin de procurarle sensaciones agradables, sin pretender establecer una relación físico-afectiva con otra persona. La frecuencia de este comportamiento es muy elevada, especialmente entre los muchachos en periodo de pubertad. Por las razones que ya se han mencionado, hará bien en abstenerse de ellas, todo muchacho inteligente y capaz de controlarse a sí mismo.

2.- Trato con prostitutas. Es bien sabido que la prostitucion constituye una verdadera y autentica plaga social. Sus causas son muy diversas: degradación del ambiente (mala educación familiar, ejercicio de la prostitucion por parte de los padres, etc.), desequilibrio economico-social, muy típico especialmente al margen de la vida comunitaria de las grandes metrópolis contemporáneas.

La prostituta se ofrece, por dinero, a cualquier cliente. Despoja hasta tal punto al acto sexual de todo componente afectivo, que se convierte en un mero objeto de placer.

Se trata, pues de una relación DEGRADANTE, que daña, no sólo a la mujer, sino también al hombre, ya que estas relaciones constituyen la ocasión más frecuente de contagio de infecciones sexuales.

3.- Relaciones sexuales prematrimoniales. Las relaciones prematrimoniales con personas que no sean prostitutas, constituyen un complejo problema. Por una parte, los jóvenes actuales inician noviazgos, a veces, muy precoces. Por otra, está la vida estudiantil, cada vez más complicada y prolongada, que retrasa notablemente la fecha del matrimonio.

Las relaciones prematrimoniales pueden ser completas o incompletas. Son completas las que realizan el acto sexual en su totalidad. Incompletas, las que, sin llegar a realizar dicho acto, se verifican con el fin de procurarse placer sensual.

Sea completa o incompleta, toda relación sexual en la cual, tanto el hombre como la mujer se usen como un objeto de placer egoístico, privan a la sexualidad de su sentido más profundo y responsable. Aun cuando no sea éste el panorama (y existan verdaderos y auténticos lazos afectivos), aún entonces se interponen otras valoraciones insoslayable y serias responsabilidades de carácter moral, psicológico y social.

Actitudes Y Relaciones Familiares

El adolescente es un ser humano cuyas reacciones básicas al bloqueo o a la satisfacción de sus necesidades , deseos, e impulsos son las de un ser humano de cualquier edad. Se diferencia de las personas de otras edades principalmente en su etapa de desarrollo físico, su estatus de madurez, las cosas de la vida que considera más importante , y los problemas peculiares que le presenta su medio. Entre los problemas ambientales, el adolescente de la cultura occidental encuentra que su relación con los adulto es uno de los mas difíciles. Al tener madurez sexual y al buscar la independencia y la emancipación de los controles adultos y paternos, el joven se encuentra en una posición subordinada que los obliga a aceptar un papel infantil cuando ya se siente capaz de desempeñar un papel adulto y de ocupar un lugar adulto en la sociedad. En cierto sentido, su papel real es conflictivo , pues a medida que crece, a veces se espere que adopte un papel adulto y otras veces un papel infantil. Su respuesta a su papel subordinado es en ocasiones de agresividad abierta y a veces encubierta. En ocasiones su subordinación se convierte en tal grado en un habito y en una protección infantil tan confortable que le resulta cada vez más difícil lograr la madurez social y emocional . La dependencia muy prolongada puede tener efectos desafortunados en toda su vida adulta y, entre otras cosas, puede hacer difícil o imposible el ajustarse al matrimonio. El mundo adulto competitivo se convierte en algo a lo que no puede ajustarse con propiedad , ya que siempre busca un sustituto paterno de la que no puede depender. En resumen, aun cuando sea un adulto por su edad en el aspecto emocional todavía es un niño. Por otra parte un adolescente cuyos padres le han ayudado en el proceso de emancipación o que ha logrado la independencia y la autoseguridad durante el periodo de la adolescencia , tiene una mejor oportunidad para funcionar como individuo maduro es labor de los padres y de los maestro por igual , fomentar la emancipación , darle al adolescente una oportunidad para funcionar como persona independiente en tantas áreas y tan pronto como sea posible. Una dificultad básica aquí es la de encontrar un punto medio entre el hecho de negarle a un adolescente cualquier ayuda y ser protector y dominante en exceso.

El hogar es el punto central del papel sancionado del adolescente como niño. La escuela y la comunidad en sus relaciones con los adolescente de hecho son solo extensiones del hogar . El hogar es importante para el adolescente ya que le trasmite e interpreta su cultura; afecta y moldea su personalidad ; le ofrece seguridad y afecto si es un buen hogar; opera como agencia que define estatus y papeles ; y, por ultimo , tiene gran importancia para fomentar su madurez y determinar su ajuste futuro como adulto.

La escuela y el hogar desempeñan una función de vigilancia en la relaciones entre el niño y el adulto. Aunque estas vigilancias es necesaria hasta cierto grado deberá conducir , a la larga , a la autoconfianza si se ejercita apropiadamente. Pero una vigilancia muy estricta o exagerada puede dar lugar a una conducta problema y al sumisión y dependencia desmedida. no es extraño que un niño lleve sus tensiones fuera de círculo familiar y busque liberar su agresión en otra parte cuando la situación familiar es muy opresiva.

En general, las practicas estadounidense de crianza, al sustituir la dependencia de los padres por la dependencia de los niños hasta el punto en que esto la consideran como un derecho otorgado a los iguales , promueve más deseos de emancipación que los niños se sienten libre de expresar.

El entendimiento de la conducta de un padre determinado implica saber por que adoptan las actitudes que muestran .Hay muchas razones diferente de las reacciones y actitudes paternas . Esta incluyen en recurrir al niño como una fuente de afecto y seguridad cuando el padre esta compaginado con el cónyuge ; la escrupulosidad excesiva ; resentimiento por el costo que tiene el niño en tiempo , dinero y libertad personal ; el status físico del niño, en particular si es enfermizo o débil ; y la posición ordinal del niño ,en particular si es primogénito o el más pequeño. Entre las reacciones paternas las que tienen efecto de mayor alcance son el rechazo y la dominación , cualquiera que sean sus causas. Un niño rechazado presenta un cuadro clínico de inferioridad siempre buscara seguridad y afecto y cuando no los recibe de sus padres , suele recurrir a otras fuentes , Típicamente se siente aislado, y cualquier situación en su medio que acentúe o incremente su aislamiento empeora las cosas. El rechazo es particularmente difícil de tratar ya que su manifestaciones suelen ser indirectas y el padre rechazante no reconoce o niega por completo su presencia.

Los estudios de investigación han demostrado la influencia que tiene el hogar sobre la conducta y las actitudes del adolescente tanto dentro como fuera de la relación familiar. Se puede conceptualizar con tanta validez en términos de hogares problema y de niño problema. Como algunos hogares muestran grandes diferencias individuales , en esencial que la persona que trabaje con jóvenes tenga algún concepto de los varios tipos de hogares. Sin embargo es difícil clasificar a los hogares debido a las numerosas variables implicadas, aunque hay consenso en que las actitudes paterna es una de las mas importantes.

Los dos factores básicos para la comprensión de la relaciones entre padre e hijo parecen ser variable de dominio - sumisión y de aceptación- rechazo ninguna de las cuales pueden considerarse por completo aparte de la otras .Baldin et al, al intentar clasificar los tipos de actitudes y conducta paterna, ofrece 3 categorías: de rechazo , de aceptación y causal. Cada categoría cuenta con su subcategoría. El padre rechazante es aquel que no quiera su hijo y lo demuestra abiertamente. Su actitud puede adoptar una forma activa y manifiesta , o puede ser indiferente .Bajo la primera , el niño sufre reglas estrictas , mientras bajo la segunda se le permite muchísima libertad siempre que no perturbe a su padres. En ambos caso la intrusión suele dar lugar a castigos severos.

El padre aceptador puede ser de tres categorias en primer lugar esta el indulgente cuya conducta se caracteriza por estar centrada en el niño y por un gran cantidad de contacto entre padre e hijo con buen apoyo aunque con tendencias demasiado protectoras. En segundo lugar esta el padre democrático , que esta bien ajustado en lo que concierne a su hijo .El niño no recibe una atención desmedida pero se da en la oportunidad para seguir su inclinación .Se le proporciona información mas que ordenes. En tercer lugar esta el padre democrático-indulgente que tiende a ser emocional con respecto a su hijo pero que también suele buscar un punto medio entre una actitud indulgente y una democrática. La conducta del padre casual es conscientemente suave y casual . Hay dos tipos de padres casuales .Uno es autocrático casual , en el cual la autocracia es una forma de control mas que un síntoma de rechazo y aversión .El otro es el indulgente casual .En subcategoría las relaciones que tienen los padres con sus niños son fortuitas pero siempre suave .No hacen un fetiche del autosacrificio , no se toman una molestia extraordinaria para se indulgente con el niño, ni tampoco escatiman el tiempo y el esfuerzo que le cuesta el niño.

Surgen dificultades y malos entendidos en la relacione familiares cuando varios miembro de un familia no están de acuerdo entre sí. cuando existan desacuerdos en una gran variedad de temas puede asumirse que el hogar ejerce poca influencia ideológica, o que las diferencias representa el esfuerzo del niño para descartar gran parte de lo que su hogar significa. Hay una propensión especial a que surjan problemas familiares cuando los padres perciben a su familia de forma distinta , y cuando por alguna razón su conducta en la familia difiere de sus sentimientos reales.

Una interrogante muy importante al considerar la conducta familia se refiere a la influencia relativa de la madre en comparación con la del padre. Tradicionalmente se había creído que la madre ejercía una mayor influencia , pero la investigaciones modernas indican que el papel y la influencia del padre son al menos grandes, y durante los años medios de la segunda década de la vida , es posible que incluso sean mas importantes . La situación ideal sigue siendo aquella en la que ambos padres estén presentes y desempeñan papeles complementarios en la educación del niño , aun cuando el impacto inmediato de un padre difiriera del que tiene el otro.

Conducta social y conformidad

Por lo normal , un adolescente confiere gran importancia a sus relaciones interpersonales , en articular en especial cuando sus coetáneos están implicados . sin embargo , su inexperiencia y u infamación basica y limitada le crean complicaciones mientras intenta diseñar y adoptar un papel social.

El individuo en desarrollo avanza desde un egocentrismo temprano hasta un creciente interés por otras personas . ese progreso se caracteriza por un circulo mayor de desconocidos y de experiencias sociales que dan lugar a nuevos intereses valores y actitudes . pero este proceso es gradual , incluso en la preadolescencia , el niño , aunque típicamente interactua con sus compañeros , lo hace en una base centrada en si mismo muy personal y en un formato del mismo sexo las amistades son menos importantes y fluctúan mas que en la adolescencia . la pubertad introduce un mayor interés personal por otras personas en especial del sexo opuesto . durante la adolescencia , que se construye sobre la base ya adquirida de conducta social , el niño puede ser mas efectivo en sus relaciones interpersonales . en la adolescencia se les resta importancia a los grupos del mismo sexo de la preadolescencia a favor de las parejas en las que los individuos tienen la oportunidad de conocerse entre si .

El grupo de coetáneos adolescentes proporciona un campo para el ejercicio de la competencia que es tan admirada por los adolescentes . las actividades se hacen mas complicadas, e intervienen habilidades distintas a medida que los papeles sociales se vuelven mas diferenciados los grupos de los adolescentes tienden a ser mas pequeños que en los años anteriores , y la habilidad del individuo para enfrentarse a su con sus diversos papeles sociales se vuelve mas obvia . los papeles se tornan mas activos , y las opiniones de otras personas se hacen cada vez mas importantes en la interpretación social . subsiste el problema a de la interdependencia en las situaciones que cada vez son de tipo adulto .

Los problema de definición y diferenciación de papel pueden cunvertirse en generadores de ansiedad cuando las situaciones sociales presentan una amenaza par la auto estimulación . los adolescentes tienden a conformarse a la s opiniones , actividades y apariencia de los otros adolescentes . tal conformidad conduce a que se reste importancia a las normas de la familia y del mundo adulto , en Particular si el grupo de coetáneos unido sin embargo la supremacía del grupo de coetáneos y la conformidad que se pueda exigir tiene limites . los jóvenes no parecen ser compulsivamente independientes sin rechazar por copleto los valores y deceso adultos y aunque si existe una subcultura juvenil , su influencia a menudo denomina menos los patrones aceptados de autoridad y orientación . la cantidad de conformidad tiende a ser de situación y cuestión de diferencia individuales . la calidad de interacción familiar anterior determina el estatus de conformidad de cualquier adolescente . para cuando un niño se convierte en adolescente puede haber aprendido a erigir defensas contra la conformidad y a hacerse relativamente selectivo en su conducta de conformidad hasta el punto donde la conformidad a la presión de los coetáneos es una función no lineal de la edad . en cualquier caso , para juzgar la probabilidad de conformidad en cualquier adolescente , convendría considerar el estatus del concepto de si mismo como la edad cronológica y las presiones de prestigio elevado.

Las personas que trabajen con jóvenes u que deseen ayudar a los adolescente en su desarrollo social y problemas de aceptación ,deberán hacer esto solo después de un análisis cuidadoso de la situación y de sus necesidades , y solo con base en un programa positivo . es un error criticar sin ofrecer soluciones constructivas . también es un error criticar antes de que el individuo este psicológicamente preparado para recibir la critica .

El papel del grupo representa un medio por el que un adolescente puede fortalecer su ego, un estado de cosas necesario , ya que el ambiente en transformación y la falta de experiencia del adolescente tiende a provocar que se sienta inseguro . el grupo de coetáneos se convierte en un medio para obtener seguridad y apoyo . bajo tales circunstancia poco sorprende que la aceptación sea importante y el rechazo perturbador o incluso traumático .cuando La realidad no lo satisface, el adolescente suele recurrir a las ilusiones o fantasías . las ilusiones como escape de la realidad y sustituto de la experiencia pueden volverse perniciosa si se llevan al extremo . por otra parte la fantasía no es una situación atípica en la adolescencia y si no se llegan a los extremos suele ser inofensiva . la fantasía como sustituto habitual de la experiencia o el esfuerzo , o como escape puede tener repercusiones desafortunadas .

Los adolescentes están constantemente interesados por cuestiones relativas al sexo y a las relaciones heterosexuales. Las fuentes de información son limitadas y en el campo de la información sexual el adolescente por lo común debe depender del conocimiento inexacto de sus contemporáneos . en este punto los padres y la autoridades tienen una responsabilidad que pocas beses cumplen .

Con frecuencia el adolescente idealizara a una persona mayor, aveces alguno en su propio grupo de coetáneos en ocasiones una extraña. si la persona idealizada esta fuera del grupo ,a menudo se desarrolla la fricción , en especial si el adolescente trata de imitar a su ideal y de imponerlo en el grupo.

En general la influencia del grupo beneficia ya que ofrece seguridad y una oportunidad de aprender y fomenta la emancipación puede tener malos efectos ya que posee la influencia suficiente para formar actitudes y hábitos negativos . puede acelerar en exceso el destete psicológico y crear conflictos entre padres e hijos. El rechazo en el grupo puede dar lugar efectos emocionales extremadamente negativos , que se convierte en graves problemas para los niños que carecen de los atributos para la aceptación .

A un doliente que esta centrado en si mismo le resulta difícil ajustarse al rechazo de un determinado grupo de coetáneos la aceptación de un grupo con frecuencia se vuelve tan importante que se rechaza la aceptación en otros grupos incluso cuando se ofrezca . cuanto mas inseguro sea el individuo de mayor alcance serán las consecuencias del rechazo este puede conducir a huida y retirada de la realidad aunque en ocasiones puede impulsar al individuo a incrementar sus esfuerzos .aveces una persona aceptada por su grupo en una etapa de su desarrollo , es incapaz de mantenerse a la par de los cambios del desarrollo en los intereses y actitudes de sus compañeros y continua con su conducta anteriormente aceptada solo para descubrir que esta se ha vuelto inaceptable para los mas maduros . esa persona puede recurrir a individuos mas jóvenes entre los cuales su comportamiento será aceptable. Sin embargo la asociación muy prolongada con niños mas pequeños favorecen malos hábitos difíciles de abandonar .

Algunos adolescentes no participan en las actividades de su grupo por que no lo desean tal vez hayan madurado con rapidez y obtenido una gran madures de discernimiento . en términos del ajuste posterior verdadero estas personas tienden a ser desafortunadas. Siempre exciste la posibilidad de que la falta de interés sea una pose para encubrir el miedo, el fracaso, o la inexperiencia algunos no tienen participación con su grupo por que se ven obligados a trabajar o están aislados geográficamente.

El adolescente se enfrenta a muchas presiones par a participar activamente en la sociedad de su grupo y para conformarse a los ejemplos y presiones del grupo. Entre estas se incluyen las expectativas culturales de que la afiliación al grupo de coetáneos es normal y provechosa .

Una poderosa fuente de influencia del grupo es su actitud de aceptación en varios temas importantes para los adolescentes , en comparación con actitudes de menor aceptación de los adultos .

Un punto principal para comprender a los adolescentes se refiere al grado con en que la influencia del grupo sobrepasa a la de los demás factores en la vida de este. Las primeras investigaciones parecían indicar la supremacía relativa del grupo, pero estudios posteriores han revelado que las declaraciones de supremacía del grupo deben limitarse por factores de situación y diferencia individuales en consecuencia ignorar los factores condicionantes a la hora de evaluar la influencia del grupo conduce a una simplificación exagerada sobre le naturaleza y la función la subcultura adolescente.

En lo que toca a las diferencias individuales , la propensión de cualquier adolescente para conformarse a las presiones de su grupo en una cuestión de personalidad y de estatuas. También esta el aspecto del estado individual de progreso a través de la secuencia de desarrollo del los primeros veinte años de la vida. La conformidad a la presión de los coetáneos parece estar en función no lineal a la edad. Durante la preadolecencia se aumenta el nivel de conformidad a la presión social externa, pero esta comienza a disminuir con el advenimiento de la pubertad además para juzgar la probabilidad de conformidad también se debe tomar en cuenta el estatuas del concepto de si mismo.

En lo que se refiere a los factores de situación la asequibilidad de alternativas la calidad y cantidad de interacción previa entre padre e hijo constituye un importante factor determinante de la conformidad. Cuanto mas bueno sea el ajuste de un niño a su familia, será menor su susceptibilidad a las presiones los coetáneos. Las presencia de hermanos también es importantes. Otro factor que tiene influencia sobre la conformidad es el estatus socioeconómico.

Carácter, Religión y Valores

A una persona que tiene actitudes aceptables, ideales altos, y valores correctos, se suele categorizar como de "buen carácter". Al carácter se le ha definido como la habilidad de identificar la felicidad propia con la de otras personas, y controlar los impulsos contrarios al propósito de uno.

El carácter se puede evaluar ya sea con base en los rasgos que posea un individuo, según lo revelen las pruebas que haya hecho, o con base en los rasgos que le atribuyan a otras personas. Se han propuesto muchos dispositivos ingeniosos para la medición del carácter, y de éstos, varios tipos de cuestionarios han sido los más usados.

En la década de 1920 hubo un gran interés por el estudio y el análisis del carácter. Se hicieron populares las pruebas de situación para medir la veracidad y la honestidad. Se realizaron algunos intentos para observar los cambios psicológicos en individuos mentirosos. Entre los estudios más completos e ingeniosos se cuenta la encuesta de la educación del carácter, que intentaba estudiar aspectos del carácter tales como el engaño, el deseo d servicio, y la organización de la personalidad mediante muchas pruebas tanto de papel y lápiz, como de situación. La encuesta de la educación del carácter proponía la teoría de la especificidad de la conducta humana e indicaba que la integración del carácter y la consistencia iban juntas. Se le consideraba como u individuo ideal a aquel que mostrara un rendimiento promedio alto en una escala de actitud y que sólo variara muy poco del promedio. La habilidad de "impulso y juicio" de una persona parece ser un factor significante en la excelencia de su carácter.

Los factores ambientales como el grupo de coetáneos, los padres, las instituciones y la experiencia indirecta son importantes para configurar las actitudes del adolescente. De éstas, las influencias de los padres y el grupo de coetáneos son las primordiales. El adolescente por lo general recibe más influencia de las personas por quienes siente simpatía y usan buenas técnicas, que de individuos que no le agradan o utilizan técnicas deficientes para tratar de guiarlo.

Se han dirigido muchas investigaciones sobre la conducta de engañar o de hacer trampas, gran parte de las cuales han confirmado los estudios de Hartshorne et al. Los factores de situación son capaces de alterar la conducta infantil de mentir y de engañar. En general, parece que cuando a los niños se les da la oportunidad de engañar, la aprovechan , y cuanto más provocadora de ansiedad y hostilidad sea la situación, más probabilidades habrá de engaño. Por lo común, un individuo que se dedique a engañar tenderá a justificar esta conducta debido a las circunstancias que la originaron. La incorporación de los valores y de los estándares de moralidad es más favorable cuando la disciplina paterna o de otro tipo no implica técnicas estrictas o extremosas.

El engaño es una respuesta instrumental en la evitación de las consecuencias sociales aversivas como el fracaso, el rechazo de los coetáneos o de los adultos, o la perdida de la autoestimación. No es el despertar emocional lo que origina el engaño, sino la interpretación del significado y la importancia de la excitación. La tendencia a engañar y el tipo específico de engaño, guardan una relación confiable con ciertas características demográficas, intelectuales y de la personalidad.

Las actitudes religiosas se forman y se descartan de una forma muy parecida a como sucede con otras actitudes. Los cambios en las actitudes hacia la realidad ocurren en la adolescencia, pero no son particularmente radicales. La actitud de muchos jóvenes estadounidenses y de otras nacionalidades hacia la religión ha sido denominada "de no compromiso" o "evasiva", ya que muchos de ellos no muestran ni el nihilismo ni el compromiso. Muchos creen en un Dios personal, y consideran a la Biblia como un compendio valioso de fe religiosa, pero no aceptan su exactitud histórica. En general, las necesidades características de los individuos con afiliación religiosa difieren de las que tienen las personas sin ninguna afiliación, y hay alguna evidencia de que las normas de ajuste también pueden variar. Los problemas del ajuste personal de los estudiantes sin afiliación religiosa se centran en la mala percepción de las metas y conflictos sobre los deseos de independencia y de evitar la responsabilidad por otras personas.

El altruismo es una actitud que considera el bienestar de otras personas sin el interés por el bienestar de la persona misma. El verdadero altruismo sólo puede surgir cuando un individuo tiene un concepto tan fuerte de sí mismo que ha desarrollado la suficiente fortaleza del ego para apartarse de éste y abandonarlo. El altruismo es un producto final maduro del proceso del desarrollo. Es dudoso que muchos adolescentes hayan adquirido un nivel de madurez tal que posibilite el verdadero altruismo.

El conflicto entre valores opuestos no es raro durante la adolescencia, y es intrigado por las relaciones con coetáneos y con los padres así como por los propios sentimientos del adolescente sobre lo bueno y lo malo. El conflicto de valores en la sociedad democrática a veces es duro para un individuo inmaduro y con poca experiencia. Sin embargo, los conflictos de valor suelen encontrarse con mayor frecuencia en el área de las relaciones interpersonales.

Para cambiar y desarrollar las actitudes en los jóvenes, los adultos tendrán más éxito si permiten que el adolescente participe en la toma de decisiones. Esto le ofrecerá una oportunidad de probarse a sí mismo y de sentirse una persona responsable.

La educación del carácter es necesaria y deseable en el desarrollo de los adolescentes, pero debe abarcar lo bueno tanto del individuo como de la sociedad. Deberá reconocerse la importancia de las diferencias individuales y no habrá de ser estrecha y autoritaria. Los maestros que deseen fomentar la educación apropiada del carácter deberán interesarse menos por los dispositivos para la enseñanza de "rasgos", y prestarle más atención a la enseñanza de hábitos apropiados al ofrecer oportunidades consistentes y regulares para practicar la conducta deseada.

C O N C L U S I O N E S

  • La personalidad se desarrolla durante la época de la pubertad, adolescencia e inicios de la juventud, la cual varía según el desarrollo de los diversos aspectos dentro de la adolescencia, ya sea la parte física, psíquica, la religión, los valores que le hayan inculcado, etc. Todos estos factores moldean la personalidad con la que a futuro el individuo se desenvolverá frente a esta sociedad.

  • Para tener una vida sexual conveniente, hay que llevar una vida serena y armoniosa. Nosotros muchas veces caemos en la tentación de la pornografía y cosas por el estilo. Para que la pareja funcione, tiene que haber una buena disposición por parte de los dos conyuges, y llevar una vida sana y con mucho amor.

La actividad sexual, puede ejercitarse, ya sea en el matrimonio, o fuera de la vida matrimonial, pero lo más importante es la responsabilidad de cada persona, ya que si uno no es responsable, y mantiene muchas relaciones sexuales seguidas, puede llevar a contagiarse con muchas emfermedades, entre ellas, SIDA, emfermedad mortal, que todavia no tiene cura.

Asi que, el sexo puede ser muy lindo, si las personas que lo llevan a cabo, lo hacen con amor y respeto, y no llevarlo a otras partes. Y lo principal de todo, abstenerse a ser un maniaco sexual.

  • En este trabajo aprendimos sobre las actitudes y las relaciones familiares del adolescente.

El adolescente es un ser humano cuyas reacciones básicas al bloqueo o la satisfacción de sus necesidades, deseos, e impulsos,son las de un ser humano de cualquier edad. Se diferencia de las personas de otras edades principalmente en su etapa de desarrollo físico, su estatus de madurez, las cosas de la vida que considera más importante, y los problemas pecularies que presenta su medio.

Al tener madurez sexual y al buscar la independencia y la emancipación de los controles adultos y paternos, el joven se encuentra en una posición subordinada que lo obliga a aceptar un papel infantil cuando ya se siente capaz de desempeñar un papel adulto y de ocupar un lugar adulto en la sociedad.

  • Además se trató el aspecto el crecimiento físico. La adolescencia es una época de crecimiento y de cambio físico. La aparición de muchos de los cambios físicos es comparativamente repentina, y a menudo ofrece un contraste sorprendente con el estado de cosas que antecede al cambio. Con frecuencia esos cambios le resultan perturbadores al adolescente, pero los adultos muchas veces los consideran divertidos. El adolescente le dedica mucho tiempo a su apariencia personal y a sus funciones corporales, en cuanto a que se relacionan con su concepto de sí mismo. Si el adolescente encuentra que la realidad física se aparta de su concepto del yo físico, pueden originarse sentimientos de inseguridad, inferioridad y ansiedad. Por lo regular, los adolescentes dedican mucho tiempo y esfuerzo a su arreglo personal, a veces con resultados sorprendentes. El interés por el sexo opuesto es una de las características notables del adolescente de desarrollo normal, y conduce a una mayor atención no sólo a los propios atributos físicos sino también a los atributos de otras personas.

  • La adolescencia es la etapa más importantes de la persona porque es aquí donde ella forma su conducta y su carácter para toda la vida , y es necesario que en esta etapa de la vida adquiera buenos valores teniendo buenas amistades (puesto que en este período, uno se desliga de la familia) por que despues es casi imposible cambiarla.

INTRODUCCIÓN

La personalidad son las características que distinguen a una persona de los demás, es la forma en que el individuo se presenta y se desenvuelve en la sociedad.

Este es el tema a tratar en el trabajo, abarcando su definición, el desarrollo de ésta en la adolescencia, su medición y su categorización. Otro punto que analizaremos es el desarrollo de la adolescencia en diversas áreas, tales como el lado físico, la familia, el grupo social, la sexualidad, la religión y los valores, y como ellos actuan en el joven, cambiando su forma de actuar.

E N T R E V I S T A S

Con ocasión del tema del amor y la sexualidad una pareja de jóvenes fue a entrevistar a diferentes personas. He aquí las respuestas que han obtenido:

Niña: Recurrimos a usted para que nos clarifique los siguientes conceptos: ¿Cuándo se puede decir que nace el verdadero amor en el adolescente?

Sicólogo: El amor en la persona no se desarrolla en un instante; ni aparece ya perfecto en el horizonte de la personalidad. El amor y la sexualidad tienen en cada uno su historia. Se desarrolla gradualmente junto con la totalidad de la persona. Podríamos señalar cuatro etapas:

  • Primera Etapa: Sus primeras manifestaciones se remontan muy temprano en la vida del niño: necesita tener en su haber una experiencia de seguridad afectiva desde su primera infancia.

Sin esta saciedad de cariño, la personalidad arriesga a permanecer anclada en el círculo cerrado de la preocupación obsesiva de sí mismo: constantemente necesita recibir, pero incapaz de abrirse a los demás y de dar como lo exige el amor verdadero.

  • Segunda Etapa. El amor para desarrollarse necesita luego la constante experiencia del compañerismo en la escuela y en el juego.

  • Tercera Etapa. El amor que madura comienza a reconocerse en las primeras verdaderas amistades de los adolescentes. Gradualmente se refuerza, se clarifica, se vuelve más auténtico.

  • Cuarta Etapa. En fin, crecer en el amor es también una responsabilidad de la persona; una tarea confiada a su libertad. Es compromiso moral. Se trata de decir sí o no al plan amoroso de Dios sobre cada persona.

Joven: Padre, necesitamos clarificar una inquietud que mucho nos interesa: ¿Cuándo hay pecado en el ámbito del sexo?

Sacerdote: Yo partiría ante todo del siguiente principio: la sexualidad esta íntimamente ligada a la persona, al amor y a la vida.

A la persona: el sexo nos hace a cada uno varón o mujer. Concurre a determinar el grado de madurez de la personalidad.

En segundo lugar, el sexo dice profunda relación con el amor: la sexualidad, la genitalidad, la afectividad son todas las expresiones y lenguajes del amor, en vista de la comunión de las personas.

Por último, el sexo cobra también su verdadero sentido en relación con la vida. La vida nueva, el nuevo ser humano brota de la íntima comunicación del varón con la mujer. La posible persona del hijo tiene también sus derechos: derecho a la vida; derecho a tener una familia; derecho a tener padre.

Por eso:

Todo uso de la sexualidad que destruye el desarrollo de la persona o utiliza el lenguaje del amor para expresar el egoísmo, o atropella los derechos del hijo, esta ciertamente en la línea del pecado.

Para orientarnos, Dios nos da estos mandamientos:

No matar: Defiende la vida del hijo indefenso, y hace que crezca en el calor del hogar.

6° No fornicar: Prepara el cuerpo, el corazón y el espíritu en vista del verdadero amor.

9° No desear la mujer de tu prójimo: Respeta los vínculos de amor que existen entre las personas que se han hecho mutua entrega.

Niña: Usted, señora, que trabaja con jóvenes, nos podría responder a esta pregunta: ¿Cómo debe ser la amistad entre un joven y una niña?

Orientadora: La amistad constructiva aparece cuando existe un clima de seriedad, de respeto, de naturalidad, de discreción. Cuando la dignidad de cada uno es respetada. Cuando la personalidad de cada uno es puesta en la situación de desarrollarse en forma armónica. Porque la quiero, o lo quiero, respeto su proyecto de vida. Esto exige un continua y leal revisión de la propia conducta. También existe el jugar al amor. Ciertamente instrumentalizar o usar a la amiga o amigo en un ambiente superficial y sin compromisos no es de ningún modo verdadero amor. Este juego lleva a quemar rápidamente las etapas maravillosas del amor; termina por conducir a las personas a no creer ya en el amor.

Niña: Ustedes tienen varios años de experiencia de vida matrimonial, quisiéramos saber qué piensan de las relaciones prematrimoniales.

Señora: Ante todo, yo diría que a menudo sucede que hay jóvenes que tienen relaciones sexuales, pero sin que su amor sea verdadero. Es más bien un juego erótico, sin que haya intención de comprometerse a nada en serio. Pienso que todo esto no conduce a ninguna cosa positiva. Más aún, destruye a las personas: destruye a la niña, porque quedó instrumentalizada y desilusionada. Podría también significa la muerte de una tercera persona, que podría ser concebida o abortada; o nacer sin padre y sin familia.

Marido: Supongamos ahora que el amor entre el joven y la niña en cuestión fuera verdadero y sincero, con perspectivas de compromiso serio. Este caso ciertamente no es como el anterior. Sin embargo, habría que poner serios reparos. Estos jóvenes se ponen en una situación ambigua. En efecto, por un lado entre ellos se comportan como personas ya casadas: si su amor es auténtico se están diciendo un sí definitivo. Con el acto sexual expresan su entrega total, exclusiva y para siempre. Pero por otro lado, frente a sus familias, frente a la sociedad, en el mundo del trabajo o del estudio, delante de la comunidad Iglesia, deben comportarse como personas solteras. Esto introduce en ellos una doble conducta, una doble actitud. Tienen como dos personalidades, falsas las dos: la personalidad de casados entre ellos, sin serlo y la personalidad de solteros delante de los demás, actuando como casados. Esto daña profundamente la unidad de la persona y de las relaciones entre los dos.

Señora: Por otro lado; especialmente para la niña, la entrega no es nunca plena, serena, armoniosa. En ella existe siempre el temor a quedar embarazada; y el temor mina la profundidad de la felicidad del encuentro íntimo entre los dos. Puede ser el origen de la frigidez.

Joven: Doctor, ¿qué nos puede decir de la homosexualidad?

Médico: Tener tendencias homosexuales no es de por sí un pecado, sino una enfermedad. Ella merece por lo menos comprensión y ayuda como cualquier otra enfermedad. La mayoría de los homosexuales son efectivamente inmaduros; centrados en sí mismo, ellos buscan en el partner no a otra persona, sino una imagen de sí mismos. No aman a una persona, sino buscan un instrumento ocasional de satisfacción. La incomunicabilidad es la regla en las relaciones homosexuales. Por esto sus amistades están casi siempre privadas de estabilidad y difícilmente son fieles. Estas personas necesitan tener la comprensión de sus amigos, la ayuda profesional y una gran fuerza personal de voluntad para superar su problema. Si es cristiano no debe descuidar la ayuda del confesor y de la oración. Este es el camino para la verdadera realización de sí mismo.

B I B L I O G R A F Í A

  • Personalidad en la Adolescencia

Autores: Edward Holland y Peter Stuard

Editorial Sudamericana

  • Atlas de la Eduación Sexual

Autor: Sergio Bigatello

Editorial Mensajero

  • Información dada por la profesora Claudia (de religión)