La Odisea; Homero

Literatura universal clasica. Poema épico. Mitología griega. Autor. Acontecimientos. Personajes. Visión. Representación. Ambiente. Narrador. Aspectos Literarios. Conclusión

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 14 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


La

Odisea

Introducción

La Odisea, uno de los títulos más grandes de la literatura junto con la Ilíada, su antecesora, narran con un tipo de visión poética y mitológica los hechos que ocurrieron en la guerra de Troya y el eterno viaje del Héroe militar Ulises a sus tierras, escritas por el famoso poeta Homero, un Jonio criado en las islas de los Quíos, muy poco se sabe de la vida de este autor, aunque existan siete biografías. Lo único que se conserva respecto a él son jarrones con su imagen y las dos obras que lo saltaron a la fama y a la historia. Podemos decir también que las dos obras escritas por Homero son de carácter o de la tendencia Poética- Épica- Heroica. Los relatos épicos heroicos constaban con un Héroe, una persona superior a los demás humanos pero inferior a un Dios; los héroes épicos llevaban a cabo increíbles acciones valiéndose de soportes del tipo humano: “el esfuerzo del brazo”, “la firmeza del corazón”, etc., también se caracterizaban por rendirle culto al ideal del Honor y dispuestos a sacrificar su propia vida por sus ideales. Cabe destacar también que la Odisea con la Ilíada se diferencian mucho en su forma de narrar y que estas “novelas” fueron escritas mucho después de los hechos narrados, no se sabe exactamente cuando se escribió y cuando ocurrieron tales hechos escritos. Este relato cuenta sobre la larga travesía marítima y terrestre del Héroe Ulises, que después de haber saqueado Troya junto con los Griegos, enfrenta horribles y difíciles retos en el camino a casa, mientras su vástago, Telémaco, trata de impedir que su madre se vuelva a casar y así mantener el trono de Ítaca en la casa de Ulises. Se invita cordialmente al lector a adentrarse en este relato épico tan maravilloso como los hechos que narra.

Mitología Griega

Podemos definir a la mitología griega como el cuerpo de historias pertenecientes a los antiguos griegos que tratan de la naturaleza del mundo, sus dioses y héroes, el origen y significado de sus propios cultos y practicas rituales. Una de las mayores características de este tipo de mitología ha sido el gran soporte que les ha brindado a los investigadores modernos, quienes acudieron a los mitos y los estudiaron en un intento de comprender a la cultura griega de ese entonces.

La miología griega consiste explícitamente en una extensa colección de relatos. Los mitos griegos explican los orígenes del mundo y detallan vidas y aventuras de una amplia variedad de dioses, héroes y otras criaturas mitológicas.

Estos relatos fueron originalmente difundidos de manera oral, aunque en la actualidad se conocen a través de la literatura escrita griega. Una de las fuentes literarias más antiguas conocidas, los poemas épicos, la “Ilíada” y la “Odisea”, de Homero; la “Teogonía” y “Los Trabajos y los Días” de Hesiodo, contienen relatos sobre el comienzo del mundo, la sucesión de gobernantes divinos, la sucesión de épocas humanas, el origen de las tragedias humanas y de las practicas rituales.

Una importante ayuda a entender estos mitos fueron los restos arqueológicos, tales como las cerámicas, las vasijas, las ruinas de Creta y Micenas, etc.

La mitología griega ha sido de gran influencia sobre la cultura, arte y literatura de la actual y pasada civilización occidental.

Edades de la Mitología Griega

La mitología griega ha cambiado con el tiempo para acomodarse a la evolución de su propia cultura.

Uno de los logros de la poesía épica fue desarrollarse en edades históricas, para así desarrollar una especie de línea cronológica, en base a la relación que tienen los dioses con el hombre. Esta línea cronológica se divide en cuatro o tres periodos, tales serian los mitos de origen, la edad cuando los hombres y dioses se mezclaban libremente y la edad heroica, incluyendo este ultimo a la guerra de Troya y sus consecuencias.

Los mitos de origen: O edad de los Dioses. Es el primer periodo que aparece y narra el origen y las creaciones, otorgando una explicación a los fenómenos posibles en el universo usando términos humanos. El relato que abarca mas información sobre este periodo es sin duda la “Teogonía” de Hesiodo, un contemporáneo de Homero, que relata el génesis de la mitología griega.

La edad de los Dioses y Hombres: Es la edad de transición entre los tiempos cuando los dioses vivían solos y cuando ya casi no interferían en los asuntos de los humanos. Esta época fue en los primeros días del mundo, y según la “Metamorfosis” de Ovidio, las relaciones que tenían los dioses con los mortales podían ser de las índoles de castigo y de amor.

Cuando era de Amor, se refería a las relaciones, incestos y coitos que los Dioses tenían con los/as humanos/as.

Cuando era del tipo de castigo, era cuando los Dioses interferían en el curso de los acontecimientos de la vida de un sujeto de forma arbitraria, para causarle ciertos infortunios y ciertas bendiciones dependiendo de la benevolencia del dios.

La edad Heroica: La edad heroica inicia con el famoso Heracles o mejor conocido como Hércules. Donde el hecho que más resalta es el del culto de los Dioses, que en ese periodo es compartido con la figura del Héroe.

Ya no nacen grandes Dioses, ahora surgen seres semi-inmortales o héroes que han pasado a la otra vida como deidades menores.

Sobre el autor.

Homero es el autor de la Ilíada y la Odisea, pero no se sabe si realmente existió. Según la leyenda fue un “Aedo” ciego, una especie de cantor lírico ligado a la aristocracia. Este primer encuentro de los aedos y la aristocracia servía para ensalzar las líneas sanguíneas de estos últimos, enlazándolos con un origen divino. Mas tarde la figura del aedo pasaría a semejarse al trovador medieval, pasando a actuar entre el pueblo, viajando de “polis” a “polis”.

Homero debió vivir entre los siglos IX y VIII a.C. Pues fue en el siglos VI a.C. en la polis de Atenas durante el gobierno del tirano Pisístrato cuando se hicieron las mejores recopilaciones de la obra de Homero. El autor se introduce a si mismo en su propia obra bajo en pseudónimo de Demódoco

En la rapsodia VIII de La Odisea. En esta representación podemos observar el papel del aedo junto a la aristocracia de la época.

La labor de Homero como autor consistió en la recopilación de las narraciones orales y estructurándolas en una serie de rapsodias, que se dividían en dos líneas argumentales distintas como es el caso de la Odisea parte central de la obra que narra las aventuras y desventuras del héroe aqueo Odiseo o Ulises y una línea menor narrada en las cuatro primeras rapsodias llamada “Telemáquia” que cuenta los viajes de Telémaco en busca de su padre Ulises.

Contemporáneos y relatos

Grandes escritores fueron eclipsados por la gran fama de Homero, incluso algunas obras de este han sido olvidadas por su ausencia en la actualidad. Explicación: no solo Homero escribió sobre la guerra de Troya y los sucesos post-enfrentamiento, también estaba el gran escrito Virgilio, que escribió le Eneida. Una historia desde el punto de vista del bando perdedor, donde narra la historia del sobreviviente troyano Éneo, que junto a sus familiares escapan y se mudan a varias islas y que finalmente llegan a la península itálica (escribanos romanos pusieron mucho énfasis en este relato, ya que Rómulo y Remo serian los descendientes de Eneas).

También las otras obras de Homero trataban sobre este conflicto y posterior fueron eclipsadas por la Ilíada y la Odisea, esto es obvio ya que esas dos últimas son las únicas que se conservan hasta la actualidad, obras como los Regresos, la Iliupersis, las Ciprias y otras mas se han perdido en el paso del tiempo

Acontecimientos (rapsodias)

Rapsodia I. Atenea defiende a Ulises frente a un concilio de dioses. Convencido Telémaco, hijo de Ulises, decide ir en busca de su padre.

Rapsodia II. Comienzo de la telemaquia. Telémaco insta a los itacenses sobre su situación y parte hacia Pilo.

Rapsodia III. Continúa la telemaquia. Telémaco es recibido por Néstor antiguo compañero de su padre y le recomienda que parta hacia Lacedemonia, al palacio de Menelao.

Rapsodia IV. Telémaco llega al palacio de Menelao. Los pretendientes de su madre en ausencia de Ulises tienden una trampa a Telémaco a su regreso.

Rapsodia V. Atenea convence a Zeus para que Calipso hija de Poseidón que retiene a Ulises en su morada le deje partir hacia Ítaca su patria. El protagonista construye una balsa pero es arrojado hacia unas costas desconocidas por una tormenta.

Rapsodia VI. Ulises descubre que se encuentra en el país de los feacios y tiene su primer encuentro con Nausicaä la hija del rey Alcínoo soberano de la tierra de los feacios.

Rapsodia VII. Entra Ulises dentro del palacio de Alcínoo. Durante el trayecto se narra el reino como un sitio paradisíaco, aislado y alegórico.

Rapsodia VIII. Ulises es presentado ante los feacios por el rey. En honor al huésped se celebran unos juegos y un aedo narra las aventuras de los aqueos en Ilión y Ulises se conmueve.

Rapsodia IX. Ulises rebela a Alcínoo su identidad y comienza a narrar sus viajes. Comienza por la aventura en el país de los lotófagos donde los hombres que comiesen la flor del loto perdían su memoria. Mas tarde arribaron a las costas de la tierra de los cíclopes donde Polifemo hijo de Poseidón les tiende una emboscada utilizando al héroe y sus compañeros como sustento.

Ulises utiliza su inteligencia cegando al monstruoso hijo de Poseidón y logrando escapar de su prisionero.

Rapsodia X. Ulises continúa narrando sus viajes. Después de partir de la morada de Polifemo llegan al reino de eolia, donde el dios Eolo le entrega un saco con vientos, que impulsarían la nave hasta su hogar. Pero la curiosidad de sus compañeros acabaría con las esperanzas de Ulises pues abriendo el saco se dispersaron los vientos que el magnánimo dios les había entregado.

Viajando a la deriva arriban a la isla de Circe, donde Ulises divisa en la cima de una colina una zona habitada. El héroe reuniendo una expedición con sus mejores hombres envía un grupo de hombres a investigar.

Allí encuentran a la bruja Circe que engatusa a la expedición salvo a Euríloco que avisa a Ulises y el resto de los compañeros, los cuales organizando un grupo de rescate y ayudados por el ingenioso plan del dios Hermes, logran rescatar a sus compañeros. Ulises es engatusado por la tregua pactada por Circe permaneciendo en la isla un año entero. Como compensación Circe les dice que deben bajar al Hades en busca del adivino Tiresias el cual les dirá cual es el camino mas seguro hasta Ítaca.

Rapsodia XI. Ulises baja junto a algunos compañeros en busca de Tiresias y este le revela su futuro y el como los pretendientes abusan de sus bienes. También encuentran a famosos personajes como Leda, Epicasta o Agamenón.

Rapsodia XII. Ulises y sus compañeros regresan a la isla de Circe la cual enamorada de Ulises le previene de las sirenas, Escila y Caribdis.

Para escapar de las sirenas Ulises se ata al mástil mientras que el resto de la tripulación tapa sus oídos con cera. Después evitan a la monstruosa Caribdis, acercándose a escila que devora a varios de sus compañeros. Después llegan a la isla del sol, donde los compañeros de Ulises se alimentan de las reses del Sol. Zeus castiga tamaña ofensa hundiendo el navío donde viajan salvando solo a Ulises por ser el único que no se alimenta de las reses del sol, arrojándolo hasta las costas de la isla de Calipso.

Rapsodia XIII. Ulises termina su relato y logra llegar a Ítaca, a pesar de que Zeus castigue a los feacios por su ayuda al héroe. A su llegada se encuentra con Atenea que le propone un plan para deshacerse de los pretendientes, transformándolo en un anciano.

Rapsodia XIX. Ulises se presenta como anciano a su mujer y le pide ver a su esclava Euriclea para que le lave los pies, al cual reconoce por una cicatriz en el pie. Penélope le dice que se casará con el hombre mas diestro con el arco.

Rapsodia XX. Ulises logra vencer a los pretendientes en la competencia y volviendo a su forma original, inicia una batalla contra los pretendientes acompañado de su hijo y un criado. Ulises, al ganar la batalla, se presenta a su esposa y al día después parte a ver a sus familiares para después hacer el último encargo que le estaba destinado hacer. De esta forma termina esta historia.

Personajes

Ulises:

En la obra de la Odisea, se retrata al que será el héroe griego más humano de todos los que aparecen en la mitología clásica.

Desde su objetivo principal pasando por sus habilidades y virtudes, podemos observar su cercanía con el hombre, pues no es como Aquiles o Hércules héroes cuya principal virtud es la fuerza otorgada por su sangre divina. Tampoco es como Jasón o Agamenón, siempre en busca de increíbles tesoros como el vellocino o de grandiosas batallas en Ilión. Ulises es un hombre con un objetivo humilde, pues solo es un viajero que ansia regresar a su hogar junto a su mujer e hijo.

Es un personaje cuya principal característica es la astucia y la inteligencia, con las cuales se enfrenta a los dioses.

Telémaco:

Es el hijo de Ulises y Penélope, sufrió la ausencia paterna de Ulises a temprana edad por más de veinte años lo que claramente desarrollo su carácter. Su participación en la trama varía de personaje principal a secundario ya que una parte de la Odisea es llamada “Telemaquia”, donde se narran los viajes de este para completar su misión. Su objetivo principal y gran significante es la de tratar de expulsar a los irritantes pretendientes de su madre, que son el enemigo común de ambos Ulises y Telémaco. Su objetivo, al igual que su padre, es humilde, pero no por eso menos importante y menos riesgoso, ya que los pretendientes son hombres de diversas calañas. Su carácter se puede deducir al ver las características de su vida, se puede ver a un hombre pasivo y educado, con poca autoridad (tuvo gran dificultad al repeler a los pretendientes de su casa solo) y claramente decidido y agradecido de los dioses.

Penélope:

La fiel esposa de Ulises y la madre de Telémaco. Sufrió, obviamente al igual que su hijo, la ida de su esposo a la guerra, por más de veinte años. Su rol en esta historia es secundario, pero importante, ya que a causa de ella Telémaco emprende su peligroso viaje y le inyecta suspenso a la historia. Es poseedora de una gran personalidad y fortaleza, ya que es completamente admirable la forma en que le es fiel a su esposo, confiando en que algún día él regresará. Pero claramente llega al límite en el que esta a punto de contraer matrimonio con uno de sus pretendientes por medio de una competición. Se puede encontrar razón a este límite por todas las noches en que Penélope lloraba la perdida de Ulises hasta el cansancio y ahogo.

Pretendientes:

Los enemigos comunes de nuestros personajes, seres acaudalados que se hacían llamar los “nobles” de la región. En su larga estadía en la casa de Ulises se dieron la libertad de aprovechar descaradamente sus bienes, sacrificaban cada día dos o tres animales del ganado familiar, hacían largas fiestas y exuberantes banquetes donde el vino hacia efecto de mas. La cantidad de pretendientes llegaba a los ciento ocho, sin contar a los criados de estos. Disponían de recursos necesarios para hacer las artimañas en contra de Telémaco y de imponerse sobre este y la servidumbre de la casa. Destaca sobre los demás el personaje de Antínoo, jefe de los pretendientes.

Personajes secundarios:

En esta historia abundan los personajes del tipo secundario, que no tienen mayor relevancia en el texto la Odisea pero que ayudan en su contexto lirico y en la misión de nuestros dos Héroes.

Personajes de características reales como Menelao, Néstor, Nausicaa, Alcínoo, Helena o del tipo mitológico como la hechicera Circe, el gigante Polifemo, la ninfa Calipso, o los parientes y servidumbre de Ulises como su padre Laertes, los profetas que lo acompañaron, sus criados y su malograda tripulación

Panteón de Dioses griegos en la Odisea:

Los Dioses griegos que ayudaron y perjudicaron a Ulises durante su exhaustante viaje fueron:

Zeus: Al ser el Dios jefe del Olimpo era el él que decidía el camino de los hombres, y que gracias a Atenea da el consentimiento para que Ulises pueda volver a Ítaca natal.

Palas Atenea: La gran auxiliadora en este relato. Logró crear tretas y trampas para ayudar en su misión a Telémaco y también despejo y facilito el regreso a casa de Ulises. Hija de Zeus, fue quien intercedió en el consejo Olímpico por el favor de Ulises.

Poseidón: El gran antagonista en esta historia. Dios del mar y de los caballos, solo buscaba la perdición para Ulises, ya que innumerables veces trataba de asesinarlo y naufragarlo. Su odio hacia el héroe provenía del incidente del cegamiento de Polifemo, hijo de Poseidón. Hermano de Zeus, fue quien retardo excesivamente el extenuante viaje de nuestro Héroe.

Eolo: Es quien ayuda directamente a Ulises y su tripulación a volver a Ítaca, pero gracias a la ignorancia de estos, la ayuda del Dios de los vientos se ve desperdiciada.

Hermes: El Dios de los mensajeros y ladrones, era el mensajero predilecto en el Olimpo y fue quien le llevaba los mensajes a Calipso para interceder por la libertad de Ulises.

Tipo de Visión

El tipo de visión presentada en este texto es una fusión de las visiones míticas y legendarias. Mítica, claramente se puede afirmar ya que es un texto que muestra la acción de los Dioses en la vida cotidiana del hombre, porque acarrea el tema religioso, la devoción a los Dioses y es también Legendario al ser un relato que había sido trasmitido oralmente, no en un modo de generación en generación exactamente, pero si en un modo juglaresco. También presenta a personajes y acciones fantásticas, tales como enfrentamientos con escilas, escapadas de mortales sirenas y temerarios ciclopes y el hecho mas relevante es que esta sostenida en un supuesto hecho real, la Guerra de Troya, aunque los hecho ocurren en la post-guerra, este relato se sostiene en este evento para ser una Leyenda Mitológica.

Tipo de Representación.

Homero realiza una mezcla de lo cotidiano o real con lo fantástico (diferenciándose del realismo mágico) creando un solo ambiente entre el mundo de los hombres y el de los monstruos, dioses y criaturas fantásticas.

Para asegurar esto se puede recurrir a la lectura de las descripciones hechas por Homero sobre el país de los feacios, un país ficticio, donde describe con gran sinceridad las características de este lugar, hasta sus modales de cortesía. Lo mismo pasa con otros lugares, mezclando las costumbres griegas tan cotidianas como sus sacrificios y hospitalidad con meros indicios de señales divinas y acontecimientos increíbles entre tanta realidad.

Tipo de Ambiente.

El ambiente en el texto la Odisea varía según sus características, sean psicológicas o físicas.

El ambiente físico es del tipo topográfico, ya que en todo momento los personajes principales están en movimiento, cumpliendo retos y largos viajes, recorriendo reinos y navegando mares y océanos.

El ambiente psicológico no es persistente en ningún lugar ni es tan constante en un momento de largos periodos, ya que pueden cambiar bruscamente de sentimientos como la angustia a la gratitud o al arrepentimiento, pero existe un ambiente general que es un ambiente esperanzador, la esperanza permanece en todo el texto, la clásica esperanza de que los buenos triunfen y brillen y los malos sean derrotados y humillados, en este caso, asesinados.

Tipo de Narrador.

El narrador presente en este texto no es constante, ya que cambia de tercera persona plural, cuando se cuentan los hechos iniciales o cuando se narran las hazañas de Ulises y Telémaco desde un punto de vista externo. También posee el narrador en primera persona, como cuando Ulises narra sus desgracias a los reyes feacios.

Aspectos Literarios Generales

Estructura de la Obra

Homero presenta la obra en veinticuatro rapsodias escritas en verso.

La narración de la obra siempre es en tercera persona, Salvo el tramo comprendido entre la rapsodia IX y XII en la que pasa a ser primera persona siendo en la que Ulises relata sus aventuras.

Este recurso presentado por Homero sirve para reforzar el dramatismo de las escenas vividas por Odiseo antes de llegar a la isla de Circe. En ellas se recogen historias tan tremendas como la del cíclope Polifemo, que al estar contadas por el propio Ulises adquieren una nueva dimensión.

Otro de los recursos mas utilizados por el autor es la del uso de diálogos los cuales aparecen durante la mayor parte de la obra para resaltar el dramatismo de las conversaciones y de los hechos mas importantes de la obra.

Utiliza diversas técnicas literarias, entre las que destacan los epítetos, tales. De hecho si analizamos todos los epítetos referentes al héroe, tales como fecundo en ardides, divinal, magnánimo, obtenemos un retrato muy fidedigno de todas sus cualidades, lo mismo sucede con personajes como Néstor domador de caballos que hace referencia a sus excelentes corceles o a Poseidón el que sacude la tierra destacando su relación como dios de las aguas. Es esta técnica la más utilizada y repetida a lo largo del libro, teniendo una utilidad mnemotécnica como apoyo a la memorización de los versos por parte del aedo.

También se encuentran, no tan a menudo, metáforas y comparaciones como en la que compara al dios Hermes con una gaviota o como la que compara los remos del buque de Ulises con las alas de los pájaros.

Poesía Épica.

La poesía épica es un género literario en el cual el autor (Homero) presenta de una forma objetiva los hechos legendarios o ficticios que ocurren en un tiempo y espacio determinados. Homero usa como forma de expresión habitual la narración, aunque pueden darse también la descripción y el diálogo. En la antigüedad y en la Edad Media la Épica era recitada en rapsodas o versos cantados, en la cultura griega era recitada por los Aedos y en el Medioevo por los famosos juglares y trovadores.

Homero fue el primer gran épico occidental autor de poemas narrativos donde la leyenda (forma típica de transmisión de las hazañas históricas) se mezcla con la base de verdad histórica.

Temática.

En si el tema de La Odisea se centra sobre el héroe griego, el héroe Homérico, un héroe calcado con las buenas cualidades griegas de esa época( fuerte, valiente, audaz, perspicaz, humilde y justo), centrándose en su lado mas humano, si es que se hace comparación con la Ilíada, un Héroe que, como todo héroe tiene que atravesar todo tipo de obstáculos, recibir el “justo” castigo de los Dioses, dejando una enseñanza escondida y no solo con el objetivo de entretener al lector o auditorio en esa época, para después reunirse con su familia y tener un final épico feliz.

Influencias en la actualidad de la obra de Homero

Homero es el padre de toda la literatura griega posterior. Para los últimos poetas épicos de la literatura occidental Homero ha sido siempre el maestro indiscutible.

Para sus más notables seguidores, la obra de Homero fue tanto modelo como objetivo esto es que muchos autores como por ejemplo Leopoldo Marechal introduce en su novela Adán Bunosayres técnicas heredadas de la épica homérica : es el caso del ´´ viaje a la oscura ciudad de Cacodelphia o por ejemplo el del escritor Derek Walcott. Su obra “Omeros” es una extensa novela en verso en la que mezcla elementos de la épica con formas lingüísticas y situaciones comunes propias del ambiente de su natal Santa Lucia.

Hay que destacar que también se atribuye la redacción de la Batracomiomaquiea que narra en parodia los recursos de la épica acercándose al mundo de la fábula, la lucha entre las ranas y los ratones.

La influencia de la Odisea en nuestra cultura se puede ver en las numerosas adaptaciones y versiones que su relato ha tenido en prosa, verso, teatro, cine, televisión e historieta. Además, gracias a esta obra se han agregado al idioma español los términos odisea y mentor, que en cuyo caso significarían un viaje eterno y lleno de dificultades para la primera y un instructor o enseñante para el ultimo.

Otra gran influencia de esta obra ha sido en el exitoso programa de televisión, “Lost”, donde claramente se ve que dos de sus personajes principales han sido directamente influenciados por los personajes de Ulises y Penélope.

Conclusión

"en la antigüedad todos los griegos soñaban con Homero, y que Homero representaba a un griego soñando.”

Friedrich Nietzsche

(1844-1900)

La Odisea… Uno de las obras más significantes, no solo en su época, sino que también en la actual, que ha existido en la historia. Podemos afirmar esto al ver en el ahora a las herederas de esta obra, ya que la Odisea fue una de las primeras novelas escritas en la antigüedad, y que posteriormente dieron lugar a los poemas épicos cantados por los juglares y trovadores de la Edad Media y mas tarde a las obras renacentistas, que claramente fueron influenciadas por las culturas griegas y romanas.

Un hecho destacable y notable en La Odisea es como Homero llega a ser tan actual y tan humano, incluso después de mas de dos mil ochocientos años de distancia. Se puede apreciar con que facilidad un lector de ahora puede entender la difícil y eterna travesía de Ulises e identificarse. Y no solo eso, también destaca la gran personalidad de nuestro héroe, que como se ha dicho anteriormente, se diferenciaba en bastante a sus contemporáneos, ya sea por sus características mentales, al ser más astuto y por sus aspectos afectivos y valoricos, ya que Ulises no demostraba desprecio al hacer las tareas mas bajas ayudando a sus criados o recibiendo humildemente los peores tratos cuando su apariencia era la de un anciano decrepito y desvalido. También recalcar una similitud que tienen todos los héroes de este periodo, ya que muy bien eran los mas fuertes entre todos, los mas astutos y valientes entre todos, pero seguían siendo humanos, seguían teniendo defectos que cualquiera podría poseer. Y Ulises no fue una excepción, ya que fueron los errores de este mismo los que causaron su desgracia, al pecar de vanidoso, al ser demasiado curioso y a veces con exceso de confianza.

No olvidar recaer en un punto muy importante que es el de las costumbres griegas de la época. Al leer uno este texto se llega a sorprender como son de hospitalarios los reyes y anfitriones griegos, hasta llegar al punto donde el invitado quedaba en un éxtasis pletórico de tan buenos recibimientos. Cabe destacar también la profunda devoción religiosa de los griegos y también adjudicarles algo de inmadurez a sus actos, ya que mayormente se les culpaba a los Dioses por sus infortunios en vez de asumir su propia responsabilidad de sus errores. El rol de la mujer no se queda atrás en este análisis, ya que también es algo que atrae al lector la manera como la esposa de Ulises, Penélope, permaneció fiel a su marido durante los veinte años de su ausencia, incluso cuando los pretendientes le sobraban. Un aspecto bajo y un poco machista en este aspecto era la sangre fría de los hombres griegos, al no sentir culpa al serles infieles a sus esposas, claro ejemplo de esta característica es cuando Ulises antes de partir de la isla de Calipso, pasa una noche de pasión y lujuria con ella en forma de despedida, aunque fuera justificada esa escena como un modo de terminar bien con la captora no se justifican los 20 años de fidelidad de Penélope.

Podemos concluir así esta conclusión diciendo que la obra de Homero fue, es y será un gran aporte a la literatura universal, a la arqueología moderna y al modo de vida de escritores, guionistas y dramaturgos, siendo también un entretenido y recomendable material de lectura para todo publico, ya que la estructura de esta obra traspasa espacio y tiempo, edades y razas. Y como Nietzsche también hablo anteriormente podemos reconocer que Homero ha creado un gran sueño que llega hasta la actualidad a través de este maravilloso poema épico.