La naranja mecánica; Stanley Kubrick

Reflexiones morales. Desarrollo moral. Conflictos. Problemática juvenil. Adolescencia. Violencia. Tercera edad. Película

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 3 páginas
publicidad

1.- Desarrollar una reflexión personal sobre los conceptos de Moral y Ética vistos en clases.

En clases se nos ha enseñado y diferenciado los conceptos de Moral y Ética y desde ahí se plantea la siguiente reflexión :

En el ámbito de la Moral, se nos ha enseñado que es anterior al Hombre, pues ha sido entregada por Dios para iluminar la vida del Hombre y para que transite por el camino del Bien.

La Moral se descubre al reflexionar en un conjunto de preceptos, leyes o mandatos que, pensándolos muy bien, componen un catálogo de disposiciones objetivas, eternas, inmutables (es decir, que no cambian), totales, que son capaces de interiorizarse en las personas y transformarlas a un estado de plenitud, gracia y de sabiduría.

Tal plenitud y sabiduría, superior a una acumulación de valores o de conocimientos, enseña a vivir acorde a los más nobles valores y principios que nacieron juntos con el mundo y que viven en él (eternos), protegen al ser humano de los errores que emergen a causa del pecado y que lo martirizan. Tales son, por ejemplo, la envidia, el egoísmo, la mentira, la soberbia, las faltas de caridad, piedad, compasión, etc.

Sólo así esta reflexión llega a fondo, en el sentido de entender que la Moral se expresa en contenidos y actitudes objetivas y que tiene en sus preceptos un cúmulo de ejemplos prácticos y que la hacen entendible, porque nadie desconoce que la envidia es mala, contraria a la moral, que el egoísmo es abominable, contrario a la moral, que la mentira es dañina, contraria a la moral, en fin, que la soberbia molesta a Dios, contraria a la moral, etc.

Pero también quisiéramos agregar en esta reflexión que si la moral es anterior al Hombre y que fue instituida por Dios para ser parte de su luz, entonces sería correcto afirmar que la Moral es fundamental para que se pueda vivir en paz consigo mismo, con los demás y con Dios.

También hay que agregar que en ese grupo de preceptos encontramos los principios que sintetizan el amor a Dios, al mundo, a la naturaleza, a nuestros semejantes, a nosotros mismos, junto a una práctica de la virtud, la caridad y el Bien.

Tales preceptos, que dan cuerpo a la Moral, constituyen un conjunto objetivo, es decir, que nadie los acomoda a su voluntad, ya que el Bien es siempre el Bien y el Mal es siempre el Mal. La Moral es el Gran Tratado sobre el Bien.

En cambio la Ética mira localmente a la conducta, al comportamiento humano, incluso con independencia de si ese comportamiento está de acuerdo a lo que íntimamente se quiere o cree, dilema que no existe en el precepto moral.

La Ética solo llega al comportamiento y la conducta, la Moral en cambio atraviesa hacia el interior para llegar a la convicción profunda de actuar no sólo en función de los padrones sociales o culturales (Ética) sino de principios eternos e inmutables, dados por Dios a los Hombres y no sólo por los hombres para sí mismos.

En síntesis esta reflexión concluye que la Ética es profundamente humana y la moral es perfecta porque es divina.

2.- Análisis ético de la película “La Naranja Mecánica”, considerando los siguientes aspectos :

- Conflictos morales :

Desde luego la película da cuenta de serios conflictos morales, los que afectan a la juventud principalmente y que dan cuenta de una sociedad en que la violencia y la ausencia de valores morales, así como de principios éticos primarios, se sobreponen a todo freno y excesos, sin importarle a nadie casi, el dolor de aquellos que son víctimas de la acción despiadada de quienes son actores de la violencia y también, ellos mismos, víctimas de la misma.

Estos conflictos morales son evidentes, sobre todo al mostrar una juventud que no puede catalogarse de inmoral, sino de jóvenes que desconocen los preceptos morales mínimos y que su ignorancia se encuentra en su medio, en sus grupos de pares, en sus propios hogares incluso.

Como el conflicto moral se plantea al interior de una sociedad violenta, donde los valores se entrecruzan para dar espacio a los más desquiciados precisamente por sus rasgos violentos, aquellos jóvenes son presa de los instintos más despreciables en el ser humano y llevan sus ansias de violencia y degradación moral a los límites más intolerables.

  • Organización para la supervivencia :

La sociedad que se muestra en la naranja mecánica no muestra una buena organización para la supervivencia. Ello es evidente y da cuenta del grado y descuido en que se debate, lo que da espacios, lamentables, para la práctica de la violencia y que denota la falta de principios morales y valores éticos.

Una sociedad que se organiza para la supervivencia no puede permitir, como ocurre en los grupos humanos en que se ambienta la película, que se abandone la obligación de trabajar para establecer una cultura compatible con los principios eternos de la moral y los presupuestos éticos.

Sin embargo, podemos observar que en la “Naranja Mecánica” todo debe revisarse, todo necesita reflexionarse, todo requiere una nueva organización para la supervivencia. Esa organización, fundada en principios éticos y morales, es la única capaz de sobreponerse a la violencia, al desprecio por la vida ajena, al respeto de los derechos de los demás, al vicio en todas sus formas y a la degradación humana. Precisamente la película entrega como uno de sus mensajes más potentes, el peligro que afecta a una sociedad que descuida la educación y es permisiva frente a conductas del todo maliciosas todos sus componentes, porque no sólo están expuestos al peligro aquellos que sufren la violencia sino también, como ya se ha dicho, de quienes la practican.

  • Reglas y Normas para la Convivencia:

Algunas reglas para la convivencia serían:

1º El respeto a los demás. Sin ello es imposible conseguir una sana convivencia.

2º El respeto a sí mismo. Los agresores necesitan tomar la senda del Bien.

3º Rechazar la violencia. La violencia solo engendra más violencia y daños.

4º Educar a quienes necesitan asistencia por sus conductas violentas y agresivas

5º Escuchar a los jóvenes, darles espacios de participación y de responsabilidades

6º Aplicar mecanismos de sanción y rehabilitación para los que transgreden normas.

7º Fundar una nueva convivencia, basada en principios morales y éticos.

  • Valores que se respetan o transgreden :

Si bien en la película se muestran o puede considerarse que no se respetan algunos valores, lo cierto es que allí la transgresión de valores es casi total y los principios morales, así como los éticos, son generalmente transgredidos.

Precisamente los principales valores que se transgreden son aquellos que permiten afirmar una ausencia casi total de respeto por la vida y la integridad física y psíquica de los demás. No se resta la vida humana, la dignidad humana, la paz que requieren las familias, la seguridad para transitar libremente por las calles, la posibilidad de auxilio frente a las agresiones de pandillas, etc.

- Clasificar el desarrollo moral de los protagonistas :

Los protagonistas tienen un cierto desarrollo moral, aún inclasificable, que si bien puede considerarse como el fin bueno o deseable de la película, no da cuenta de un desarrollo digno de ejemplo, como para sostener que en el mensaje final los protagonistas dejan de ser lo son : Elementos productos de una sociedad en decadencia moral, con serios trastornos de adaptación, una fuerte dosis de peligro en sus instintos más primarios y una falta casi absoluta de posibilidades de readaptación social. Ello al margen de la ternura que despide esta película, no de miedo, sino de violencia y de abusos.

3.- CONCLUSIONES :

Lo que se puede extraerse de la película es la falta de atención social e institucional por la problemática juvenil. Los espacios que da la sociedad moderna y las diferentes maneras de cometer daños a los demás deben ser objeto de revisión, porque allí puede encontrarse elementos claves que contribuyen a estas conductas de alta violencia y desprecio por la integridad y la vida de los demás.

La otra conclusión que se muestra es el dramático estado de indefensión en que se encuentran las personas de la tercera edad y las familias más modestas, quienes son las víctimas favoritas de aquella violencia juvenil.

Otra conclusión importante puede considerarse el grado de sufrimiento personal que van sufriendo algunos de sus protagonistas, ya que algunos de ellos son víctimas de los mismos actos violentos que cometieron a otros.