La Naranja Mecánica; Stanley Kubrick

Ciencia ficción. Distopía británica. Filosofía contemporánea. Nihilismo. Autodestrucción. Inmoralidad. Violencia. Limitación de libertad. Alcoholismo. Película

  • Enviado por: Marta Herrera
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

La Naranja Mecánica (1971) es una película de Stanley Kubrick que anteriormente había sido plasmada en forma de novela por Anthony Burguess. En esta película hay varios aspectos a destacar en relación con el aprendizaje.

Lo primero que se observa en la película es el alcoholismo que padecen Alex y sus “drugos”. Lejos de ver que eso es un problema, se sienten bien con esa forma de vida y con ello consiguen uno de sus propósitos secundarios en vida, evadirse del mundo real de los adultos. Esta conducta la podríamos definir como aprendida debido al entorno y el marco que les rodea. Sería un aprendizaje por observación, y el modelo serían las personas que se reúnen al igual que ellos en el Moloco (bar que frecuentan Alex y sus amigos). Siguiendo con el hilo de la película encontramos la violencia, la cual, será una conducta innata, pues todas las personas estamos predispuestas a ella, pero las desarrollan unas personas más que otras dependiendo del ambiente. En el caso de Alex, sus padres no saben absolutamente nada de él, vive en un barrio lleno de escombros y basura, como si en plena guerra estuvieran; y al igual que la calle está su vivienda, en la que predominan los objetos rotos y agraviados por la acción humana. Todo esto propicia un ambiente óptimo para desarrollar la violencia hasta habituarse a ella, como en el caso de estos chicos. La crueldad de Alex se debe, pues, a un proceso de habituación en el aprendizaje, pues ha de ser cada vez más desconsiderado y cruel a la hora de realizar las acciones violentas para que estas le proporcionen la satisfacción que desea. Pero a esta violencia le hará llegar otra de sus necesidades, tener poder. Alex ansía el poder y entre el grupo hay una jerarquía en la que el es “el general”. Para conservar esa posición tendrá que utilizar la violencia y más cuando alguno de sus “drugos” se subleva contra él. Cuando Alex asocia la satisfacción que le produce la Novena Sinfonía a la violencia se produce el condicionamiento clásico estudiado por Pavlov:

En el transcurso de la película se observa un peculiar lenguaje en los jóvenes. Dicho lenguaje es el “nadsat”, una jerga propia de la juventud que hace otra vez referencia a la diferenciación de poderes y a la evasión del mundo adulto.

Con respecto al tratamiento Ludovico que recibe Alex, hay que destacar varios aspectos:

Este tratamiento se hace con el fin de reformar la conducta de la persona a quien se le aplica. El tratamiento consiste en:

El paciente recibe medicamentos que le producirán dolores y nauseas. Más tarde los médicos sentaran al paciente en una silla dejándole inmóvil y con un aparato cuyo nombre desconozco le mantendrán los ojos abiertos, para evitar que los cierre, y para evitar que se le sequen le humedecerán los ojos con unas gotas. Una vez el paciente esté preparado, visualizará unas películas cuyas imágenes se centraran en la violencia. Mientras el paciente observa las películas su malestar se hace notable debido a los medicamentos proporcionados y así asociará su propio dolor a la violencia de las películas, poniéndose de este modo en el lugar de quien recibe las vejaciones y no de quien las emite(empatía).

El método utilizado se basará en la sensibilización, reaccionando el paciente de manera creciente a los estímulos:

Así Alex ha sido condicionado a ciertos etímulos:

1º* ESCENAS VIOLENTAS_______ACTOS VIOLENTOS______SATISFACCIÓN

2º* ESCENAS VIOLENTAS_______ACTOS VIOLENTOS______DOLOR Y NAUSEAS

Estímulo Respuesta Refuerzo

La Novena Sinfonía, la cual cumplía la ley del efecto (pues al producir satisfacción la conducta vuelve a repetirse) también se convertirá en castigo cuando aparezca de música de fondo en una de las imágenes violentas proyectadas. Por todo esto, se ve una modificación en la conducta de Alex.

Pero esta conducta volverá a modificarse volviendo a sus inicios. Alex intenta suicidarse al oír la Novena Sinfonía (escape) pero saldrá ileso y su conducta volverá a ser la misma. Entonces está en el hospital y ante los test de un psiquiatra responde de forma violenta centrándose mucho en el sexo. Llegan los fotógrafos y Alex es el centro de atención, por lo que considera que vuelve a tener el poder y de fondo escucha la Novena Sinfonía mientras las imágenes de su mente dibujan violencia y “mete-saca”.