La muerte y la mano derecha; Robert Hertz

Conceptos sociológicos. Polaridad religiosa. Dayaks de Borneo. Representación colectiva de la muerte

  • Enviado por: F. Gomez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

"LA MUERTE Y LA MANO DERECHA"

DE

ROBERT HERTZ.

Resumir de forma abreviada el texto, destacando los ejes principales en

torno a los cuales gira la postura del autor.

El autor presenta el volumen dividido en dos textos independientes, cada

uno de los cuales es presentado, estudiado y concluido. Son estos:

"Contribucion a un estudio sobre la representacion colectiva de la muerte"

y "La preeminencia de la mano derecha. Estudio sobre la polaridad

religiosa".

"Contribucion a un estudio sobre la representacion colectiva de la muerte"

Robert Hertz se basa en el estudio del presente libro en las costumbres de

los pueblos indonesios, especialmente los Dayaks de Borneo; para despues

compararlas con otras provincias etnograficas, demostrando asi que no son

hechos puramente locales.

Capitulo I. EL PERIODO INTERMEDIO.

Para estudiar este periodo, el autor agrupa en tres apartados las nociones

y practicas a que da lugar la muerte, segun se refieran al cuerpo del

difunto (la sepultura provisional), a su alma (su estancia temporal en la

tierra) o a los sobrevivientes (el duelo).

Los pueblos del archipielago Malayo, no acostumbran a transportar

inmediatamente el cadaver a su ultima sepultura hasta que se cumpla un

periodo mas o menos largo, durante el cual el cuerpo permanecera depositado

en un asilo temporal. Este "periodo intermedio" precede a las exequias

definitivas.

La muerte no quedara plenamente consumada, el alma no dejara la tierra, ni

el duelo de los vivos tendra fin hasta que se haya cumplido un periodo de

tiempo completo; este periodo podra ser de un mes o de un ano, pero, en

todo caso, la vuelta del dia marcara el fin de la mala era y el comienzo de

otra vida.

Capitulo II. LA CEREMONIA FINAL.

Ligada a las exequias definitivas se produce una gran fiesta que con

distintos nombres y duracion (dependiendo del lugar del archipielago

Malasio) es de una laboriosidad y de tal gasto que frecuentemente dejan a

las familias del difunto en la mas pura miseria.

La celebracion esta destinada a dar a los restos del difunto la sepultura

definitiva, proporcionar al alma paz y beatitud para que se convierta

definitivamente en un espiritu, puesto que la muerte natural no habia

bastado para romper los vinculos que le retenian aqui abajo. La fiesta que

pone fin a los ritos funerarios tiene tambien el efecto de relevar a los

sobrevivientes de la obligacion del duelo.

Capitulo III. CONCLUSIONES.

La sociedad, comunica a los individuos que la componen su propio caracter

de perennidad, y dado que ella se siente y quiere inmortal, no puede creer

tranquilamente que sus miembros, sobre todo aquellos en los que se encarna

y con los que se identifica, esten destinados a morir. La muerte es una

destruccion del individuo, no solo en el sentido fisico, sino tambien en el

social (dependiendo de la importancia social del individuo, asi se vera

afectada la sociedad). Los pueblos primitivos no ven en la muerte un

fenomeno natural, sino siempre la accion de influencias espirituales

negativas. Su destruccion solo puede ser efecto de una siniestra

maquinacion. Esta negativa a aceptar el hecho de la muerte, lleva a los

pueblos primitivos a verla como una iniciacion encaminada al descanso del

alma, del espiritu, en un mundo mejor, libre de toda limitacion, un lugar

ideal.

Ademas debemos hacer constatar la analogia profunda que une los ritos

funerarios y los de nacimiento o matrimonio, en todos ellos hay un doble

cambio de estado. Esta transicion de un grupo a otro, real o imaginaria,

supone siempre una renovacion profunda del individuo, que se marca con

ritos y una modificacion profunda de la actitud mental de la sociedad

respecto de el, que se produce gradualmente y exige tiempo.

El hecho brutal de la muerte fisica no basta para consumar la muerte en las

conciencias; la imagen del que acaba de morir forma aun parte del sistema

de cosas de este mundo, y solo se separa de el poco a poco, a traves de una

serie de desgarros interiores. Se impone la creencia de que el alma rompe

progresivamente los vinculos que le atan a este mundo y que solo podra

encontrar una existencia estable cuando la representacion del muerto haya

tomado en la conciencia de los sobrevivientes un caracter definitivo y

apaciguado.

Asi pues, si se precisa un estadio intermedio, cierto tiempo para desterrar

al muerto del pais de los vivos es porque la sociedad, sacudida por el

choque, ha de recuperar poco a poco su equilibrio y porque el doble trabajo

de desagregacion y sintesis que supone la integracion del individuo en un

mundo nuevo, se cumple de una forma en cierto modo molecular, y exige

tiempo.

La destruccion gradual del antiguo cuerpo terrestre, que prolonga y consuma

el atentado inicial, expresa concretamente el estado de turbacion y

desgarro en que se halla la comunidad en tanto la exclusion del muerto no

haya concluido. Tambien la reduccion del cadaver a osamentas mas o menos

inmutables, sobre las que el muerto ya no podra rehacerse, aparece como

condicion y signo de la liberacion final. Una vez que el cuerpo del difunto

se asemeja al de sus ancestros, parece que ya no hay obstaculos para la

entrada del alma en su comunion.

La diferencia entre otra orfandad y esta es que en esta uno no ha contado

nunca con la muerte. Sabemos que los padres han de morir, pero os deja

estupefactos que se mueran Count Basie o Harry Edison, por citar otros dos

recientemente fallecidos ?Es posible que haya muerto Duke Ellington alguna

vez? ?Cabe en cabeza musical alguna que Bill Evans ya no se doble sobre su

piano? ?

"El viejo Jazz" de Jose Maria Guelbenzu (Parrafo del articulo. El Pais

3.Mayo.99)

"La preeminencia de la mano derecha: estudio sobre la polaridad religiosa"

Capitulo I. LA ASIMETRIA ORGANICA.

Se ha intentado justificar el dextrismo por una causa anatomica. De todas

las hipotesis, solo una parece haber resistido la prueba de los hechos. No

cabe duda alguna sobre la correlacion existente entre la preeminencia de la

mano derecha y el desarrollo superior del cerebro izquierdo. Pero de estos

dos fenomenos, ?cual es la causa y cual el efecto?

Pero aunque admitieramos que por un don especial de la naturaleza la mano

derecha se sobrepone siempre a la izquierda en sensibilidad tactil, fuerza

y habilidad, quedaria aun por explicar por que un privilegio institucional

viene a reforzar ese privilegio natural, por que la mano mejor dotada es la

unica entrenada y cultivada.

En la actualidad los metodos de cultura bimanual han demostrado que nada se

opone a que la mano izquierda reciba una educacion tecnica y artistica

parecida a la que ha sido monopolio de la mano derecha hasta el momento.

Capitulo II. LA POLARIDAD RELIGIOSA.

La preponderancia de la mano derecha es obligatoria, impuesta por la

fuerza, garantizada por sanciones, mientras que, por el contrario, sobre la

mano izquierda pesa una verdadera prohibicion que la paraliza. Los grandes

ideales que, secularizados, dominan aun hoy nuestra conducta han nacido y

crecido bajo una forma mistica, o bajo el imperio de creencias y emociones

religiosas. Asi pues debemos buscar en el estudio comparado de las

representaciones colectivas la explicacion del privilegio que goza la mano

derecha.

Una oposicion fundamental domina el mundo espiritual de los primitivos: la

de lo sagrado y lo profano, este dualismo domina tambien su organizacion

social. El universo entero se divide en dos mundos contrarios, de una

parte, el polo de la fuerza, del bien y la vida, y, de otra, el polo de la

debilidad, del mal y la muerte o si se prefiere, en terminologia mas

reciente, por un lado los dioses, y por otro, los demonios.

?Como podria el cuerpo del hombre, ese microcosmos, escapar a la ley de

polaridad que rige todas las cosas?

Capitulo III. LOS CARACTERES DE LA DERECHA Y DE LA IZQUIERDA.

La oposicion de la derecha y la izquierda tiene el mismo sentido y alcance

que esa serie de contrastes que presenta el universo. Potencia sagrada,

fuente de vida, verdad, belleza, virtud, sol naciente, sexo macho, y puedo

anadir, lado derecho. Todos estos terminos, al igual que sus contrarios,

son intercambiables, y designan, bajo aspectos multiples, la misma

categoria de cosas, una naturaleza comun y una misma orientacion hacia uno

de los dos polos del mundo mistico. ? Acaso es creible que una ligera

diferencia de grado en la fuerza fisica de las dos manos baste para dar

cuenta de una heterogeneidad tan contrastada y profunda?

Capitulo IV. LAS FUNCIONES DE LAS DOS MANOS.

Los diversos caracteres de la derecha y la izquierda determinan la

diferencia de rango y funcion que existe entre ambas manos.

No se trata de fuerza o debilidad, destreza o torpeza, sino de funciones

diversas e incompatibles, vinculadas a naturalezas contrarias. Aunque en el

mundo de los dioses y los vivos la mano izquierda este avergonzada y

humillada, lo cierto es que posee un ambito propio, del que esta excluida

la derecha y donde domina.

La preponderancia exclusiva de la derecha es la senal de un alma

extraordinariamente inclinada hacia lo divino, cerrada a todo lo que es

profano o impuro. Mientras que una mano izquierda demasiado bien dotada y

demasiado agil es signo de una naturaleza contraria al orden, de una

disposicion perversa y demoniaca.

Capitulo V. CONCLUSIONES.

La diferenciacion obligatoria de los lados del cuerpo es un caso particular

y una consecuencia del dualismo inherente al pensamiento primitivo. Pero

las necesidades religiosas, que hacen inevitable la preponderancia de una

de las dos manos, no determinan cual sera la mano privilegiada. ?De donde

viene que el lado sagrado este invariablemente a la derecha, y el lado

profano a la izquierda?

?En las leyes de orientacion religiosa y del culto solar?. La posicion del

hombre en el espacio no es ni indiferente ni arbitraria.

?En la propia estructura del organismo?

?En la voluntad que animaba al hombre de hacer prevalecer lo sagrado sobre

lo profano?

En todo caso debe ser resuelta esta cuestion por la ciencia de la religion

y la sociologia en general; pues la distincion de lo izquierdo y lo

derecho es una de las piezas esenciales de nuestra armadura intelectual.

En la actualidad, las antiguas representaciones religiosas, que ponian

entre las cosas y los seres distancias infranqueables y que, en particular,

fundaban la preponderancia exclusiva de la mano derecha, estan hoy en plena

regresion. Los valores esteticos y morales, no se desvaneceran de nuestras

conciencias el dia en que la segunda mano aporte un concurso mas eficaz a

la obra humana y pueda suplir, en ocasiones, a la mano derecha