La muerte del condor; José María Vargas Vila

Literatura hispanoamericana. Relato histórico. Historia de Ecuador. Presidentes ecuatorianos. Gobernantes. Eloy Alfaro

  • Enviado por: Patricio Gonzalez
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 8 páginas
publicidad

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR.

FACULTAD DE JURISPRUDENCIA CIENCIAS POLITICAS Y SOCIALES.

Derechos humanos




RESUMEN DEL LIBRO

LA MUERTE DEL CONDOR.”

NOMBRE:.

SEMESTRE: SEGUNDO SEMESTRE “A”.

RESUMEN DEL LIBRO

LA MUERTE DEL CONDOR”.

Este libro nos habla de la magnificencia que significo Eloy Alfaro al que Vargas vila se refiere como el más alto símbolo de la libertad que apareció después de que los grandes héroes de la independencia se durmieran en sus tumbas, Alfaro entre otros como José martí y Benito Juares tuvieron almas e ideologías libertadoras, de estos tres personajes Eloy Alfaro fue el ultimo libertador en un mundo que se había olvidado totalmente de la libertad como dice el autor, Alfaro fue una águila con corazón de paloma por eso sus alas se quemaron en la hoguera y que de esas cenizas no ha renacido aquel cisne profetizado mientras quienes fueron los causantes de esta atrocidad seguían picoteando como buitres aquellas cenizas inmortales viciados por el oro que era su única eucaristía, prisioneros de su bajeza y su traición.

Alfaro poseía los rasgos físicos de un combatiente, postura firme, apariencia napoleónica parecía el último sobreviviente del Olimpo ya muerto, aquel hombre tenía por entonces treinta años, treinta años de lucha contra la tiranía clerical que reinaba en Ecuador y que se asemejaban a yenas hambrientas, Alfaro se había alzado como la encarnación heroica y tenaz del pueblo esclavizado dando así un significado a aquella palabra mística y sin límites “revolución”.

Eloy Alfaro renuncio a la calidez del hogar por el campo de batalla, acumulo varias triunfos que se levantaron como aguas de un diluvio, subieron de cima a cima hasta sumergir la tiranía pero lastimosamente sin ahogarla, la patria empezó a transformarse pero el triunfo de Alfaro duraría lo que el vuelo de una libélula en el campo de rosas en otoño.

La traición deambulaba cual espectro lúgubre de las tinieblas y sin mas devoró los triunfos del libertador sumergiendo al pueblo en la esclavitud ya vivida, el guerrero herido y traicionado, logro escapar de las garras abominables de la muerte refugiándose en el exilio, entrando en zona gris Alfaro no hizo sino cambiar de campo de batalla porque aquel hombre se agigantaba en el dolor y el infortunio.

Aun en el exilio Eloy Alfaro mantenía viva la una esperanza herida de acariciar la ultima águila, escapada de aquel nidal de ensueños, que fue el cerebro de Bolívar.

La figura de un hombre como Alfaro quedo en la retina de aquellas personas quienes aman la libertad ya que personajes como el dejan con la virtud misteriosa de su verbo y de su espada, tales resonancias bélicas que tienen el poder de despertar el corazón de un mundo.

Pero en todo esto siempre hubo un problema y es el de ser un libertador y un organizador de pueblos porque el héroe en realidad tiene un exceso de ilusión que lo hace inhábil para la política ya que según el autor del libro la política es la ciencia de los mediocres, un verdadero grande hombre que llega a la política fracasa por su exceso de idealismo de cierto modo romanticismo, en los dominadores puede haber grandeza pero no heroísmo aunque ellos si pueden organizar un pueblo es decir pueden encadenar a un pueblo.

La visión idealista de los grandes héroes es pura y la de Alfaro no fue la excepción aquel viejo luchador le hizo frente a la crueldad, frente al rencor, Alfaro se empeño a fundar la libertad y no violarla, tener la fuerza de un dictador y no usar de ella, esa alma incorregible eso fue Alfaro.

Pero al final del día nada de esto freno a la injusticia y a la deslealtad, al término de su primer periodo presidencial resolvió, cegado por el destino, patrocinar la candidatura de Leonidas Plaza para sucederle, a Alfaro no le faltaron advertencias que profetizaban lo peor, el viejo luchador no entendió razones algunas y apoyo a aquel farsante es de esta manera en la que Leonidas Plaza fue hecho presidente.

El calvario de Alfaro empezó al pie de las gradas del palacio presidencial ya solamente podía divisar espaldas vueltas hacia él y cabezas cubiertas con una insolencia sin igual por eso es que la ingratitud es el alma de la democracias, Alfaro no fue como aquellos personajes místicos los cuales deambulaban por los caminos inhóspitos del destierro y con la incertidumbre de ser alcanzado por el rayo fulmíneo del traidor.

Alfaro se refugió en la fortaleza del liberalismo ecuatoriano, en Guayaquil la ciudad leal, la miseria y la soledad rodearon al gran vencido, durante aquel tiempo vivió de la generosidad de sus amigos, aquel anciano que había dado todo a la libertad era perseguido por la astucia viciada y la bajeza de leonidas plaza y en todo esto fracasó. Leonidas plaza pertenece al grupo reducido de los seres nacidos para hacer enrojecer a la historia, figuras patéticas como leonidas plaza no son aquellos grandes destructores que hacen temblar a la tierra personajes como plaza son de aquellos que esperan el silencio de la noche para devorar los cadáveres cual aves carroñeras se la noche.

La única culpa que tuvo Eloy Alfaro fue el tratar de cambiar al ecuador, de despertar aquella alma deseosa de libertad que se había quedado dormida tras las persianas del tiempo y esto fue lo que acerco su muerte. Al tratar de cambiar todo esto se interpuso en el camino de la ambición del clero y de la viciada mentalidad de quienes pretendían tener el poder en sus manos.

Estos entes a los que se refiere el autor no son mas que Leonidas plaza, Lizardo García, Emilio Estrada, Carlos Freire, Zaldumbide, Carlos tobar, juan francisco navarro, el arzobispo de quito Federico González Suarez entre otros de los traidores.

La política de ellos era absurda y llena de inmundicia lo único que tenían en común era la traición cuando uno de ellos era destituido otro de igual o peor calaña era implantado en el poder y como cerdos todos se revolcaban en el fango de la mediocridad.

Es así como Alfaro fue perseguido por estos usurpadores de la patria, utilizaban cuanto podían para arremeter contra el viejo luchador y como no podía faltar estaba inmersa ahí la mano fétida de la prensa y del clero.

Pasó el tiempo y para plaza ya era hora de consumar sus siniestros y putridos pensamientos que tenia, fue entonces cuando hipócritamente se firma un convenio con Alfaro y con algunos de sus leales compañeros, convenio que seria totalmente desconocido por aquella autoridad criminal.

Eloy Alfaro y los demás generales esperanzados por aquel pacto fueron llevados a prisión,

El general montero inicio la serie de victimas, fue llevado ante un consejo de guerra integrado por asesinos que ya fueron previamente seleccionados por plaza se escuchaban gritos de los soldados que debían resguardarlo pero no para ayudarlo sino para alentar a aquellos asesinos disfrazados de autoridades.

Montero estaba anonadado, exhorto por una sentencia ridícula, en el tiempo que duro todo esto a montero se le había insultado, había sido abofeteado, tirado de los cabellos y de los bigotes, lo habían escupido en la cara al ver todo esto un soldado se acerca cualquiera pensaría que viene a mostrar respeto al vencido pero no fue así aquel soldado se acerco a el hizo que retroceda la muchedumbre, saco su revólver apunto a la cabeza de montero y disparo, montero cae muerto por quienes debían protegerlo, aquellos asesinos disfrazados de militares y los clérigos inician la abominable escena, el cadáver de montero no inspiro respeto, el general en jefe “leonidas plaza” no se encontraba en la sala, el al oír la sentencia salió del salón y encomendó a uno de sus asesinos que dieran muerte a montero.

Montero anteriormente había dicho “si plaza quiere ser candidato yo quemare contra el hasta el último cartucho” el ultimo cartucho acababa de metérselo plaza en la cabeza mediante la mano de uno de sus sicarios.

El cadáver de montero fue arrojado por un balcón a la calle donde la multitud lo recibía con nuevos ultrajes allí fue desnudado, descuartizado le robaron los anillos que el llevaba puesto, sus extremidades fueron cortadas al igual que su cabeza y sus testículos estos últimos plaza manda a ponerlos en alcohol para remitirlos a quito, después de todo esto la turba enardecida busco un parque para luego incinerar ahí lo que quedaba de montero.

Asesinado montero, plaza pone los ojos en sus otros rivales, en sus próximas víctimas, pocas horas después y ya violando en su totalidad el tratado Alfaro junto a los generales Flavio E Alfaro, Medardo Alfaro, Ulpiano Páez, Manuel Serrano y al periodista Luciano Coral redactor del tiempo.

Medardo Alfaro logro subirse a una embarcación extranjera presto a salir fue sacado del buque por ordenes de plaza así teniéndolos a todos mando a encarcelarlos, aquella noche triste acompañaba a los héroes, a las dos de la mañana traidoramente presos , son llevados al muelle fiscal y enbarcados en el buque a vapor “colon” para cruzar el rio y coger en duran el ferrocarril que los llevaría a la capital, al llegar a duran subieron al ferrocarril y quien iba escoltando a los prisioneros era un indio llamado Alejandro Sierra a aquel indio Plaza le dio las ultimas instrucciones “llevarlos a quito cueste lo que cueste, no detenerse aunque el gobierno se lo pida” este indio cumplió con lo encomendado, el tren se acercaba a quito y aquel indio no paraba de insultar a los héroes y en especial a Alfaro,

Al final el tren se detuvo el reloj marcaba las doce del medio día, a Alfaro junto a sus generales fueron conducidos a la cárcel, en este lapso de tiempo sierra siempre fue el verdugo que acompañaba a los héroes hasta las puertas de la muerte, lafaro una ves ya estando encarcelado pregunto a uno de los guardias de la prisión¿Qué es lo que quieren de mi? A lo que este guardia respondió “mataros viejo Eloy” en todo este proceso abominable Alfaro jamás perdió sus dotes de ser quien ordenaba mantenía sus brazos cruzados mientras las yenas esperaban un gran festín.

Pero no todos eran así también habían lo típicos cobardes como Federico González Suarez quien se escondió tras las paredes del palacio episcopal esperando que sus lacayo enviados como centinelas le informen cuando era el momento preciso para salir de su pútrida madriguera.

La hora había llegado, sus primeros compañeros Medardo Alfaro y Manuel serrano cayeron abatidos por el infortunio de amar con fervor la libertad ulpiano paez se defiende pero cae al fin a Luciano corral le cortan la lengua estando aun vivo, susgritoos llenaban por completo aquel panóptico, Flavio Alfaro fue el último en caer lucho hasta el final contra esa turba enfurecida sedienta de sangre, sacan los cadáveres, los desnudan, les roban, les amarran los piesy los llevan a la calle el cadáver de Alfaro va primero, mientras la lúgubre procesión seguía mientras la multitud desmembraban los cuerpos inertes de los héroes un niño hundía un pico de metal en el rostro de Alfaro, mientras otro violaba los cadáveres y los polucionaba, la reacción de las personas no fue sino burlas un sacerdote oculto entre la multitud al igual que con montero cortaron sus testículos , lo decapitaron le sacaron el corazón, se repartían sus intestinos cual lobos salidos del infierno, la maléfica procesión llegaba a su final al instante que entraban al ejido en donde se apilaron leños y se incineraron los restos mortales de aquellos grandes hombres.

La tarde caía y junto con ella llegaba la lluvia, dejando así entre ver los restos casi calcinados de Alfaro, las personas que participaron en esa orada se esfumaron, aparecieron entonces persona caritativas que dieron sagrada sepultura a lo que quedaba de los libertadores.

Hay que dejar al ruin soñar con la omnipotencia porque solo eso tendrá un seño, mientras que los grandes personajes de la historia ecuatoriana yacen en el campo de los invencibles.

Por entre las hendijas de la tumba se escapa la grandeza de aquellos hombres en especial la de Alfaro cuya ideología y grandeza será siempre eterna.

Personajes principales de la obra.

Los personajes que intervinieron en esta obra como cómplices y encubridores son:

Aquí se acusa de autores intelectuales a los ex presidentes Leonidas Plaza, Lizardo García, Emilio Estrada, los encargados Carlos Freire Zaldumbide, Carlos R. Tobar, al clero católico, al arzobispo Federico González Suárez, los dominicos de Quito, al ministro de Gobierno Octavio Díaz, al ministro de Guerra, general Juan Francisco Navarro, al cuñado de Plaza, Juan Manuel Lazo, y a otros que traicionaron a Alfaro.

Derechos violentados que se encuentran en la obra.

Los derechos que se encuentra estipulados en la constitución del ecuador y que fueron violados según relata el libro son:

El asesinato.

El ser escuchado por un tribunal justo e imparcial.

El irrumpir en una embarcación extranjera que según los derechos humanos y la constitución ecuatoriana es como territorio del país al que representa.

Al no tener la oportunidad de ser defendido por un profesional del derecho.

El derecho a la inviolabilidad de la vida. No habrá pena de muerte.

El derecho a la integridad personal ya sea física, psíquica, moral y sexual.

La prohibición de la tortura, tratos crueles o degradantes.

El derecho de toda persona agraviada por informaciones sin pruebas o inexactas, emitidas por los medios de comunicación, a la correspondiente rectificación en forma inmediata, obligatoria y gratuita.

El derecho de transitar libremente en el territorio ecuatoriano.

Estos son algunos de los derechos que no se respetaron.

Comentario personal acerca de la obra “la muerte del cóndor”.

El libro la muerte del cóndor es un libro extraordinariamente interesante, lleno de cultura e importancia histórica que todos debemos conocer.

Varios autores han plasmado su firma en obras de eminente relevancia acerca de la muerte del general Eloy Alfaro, el libro escrito por José maría Vargas Vila es un documento que con sus primeras líneas cautiva al lector, lo sumerge dentro del mar de la historia que hace recordar muchas veces episodios crueles, injustos, escenas pútridas que anidan en la cueva de lo imperdonable.

Este libro relata acontecimientos que embriagan el espíritu de un sentimiento de rebeldía contra quienes pretenden poseer el poder a costa de infamias, falsedades y aun mucho mas aborrecible e intolerable “la traición”.

Sin duda por la mente del general Eloy Alfaro transitaban ideas de infelicidad, desgracia y de fracaso al ver a su pueblo sumiso e inducido por la falsedad e hipocresía de un pequeño grupo de personas quienes se atribuían el poder de dirigir la vida y el pensamiento de los demás, todo esto asía posible consumar aquella atrocidad.

Hay que tener en cuenta que la ideología de aquellas mentes prodigiosas como las de Eloy Alfaro siguen latentes calando hasta el interior del ser y despertando en el hombre una sed insaciable de justicia, personas como el sin duda jamás mueren, su ideología jamás será opacada por cualquier tergiversación hecha por la miseria gubernamental existente y jamás debemos olvidar que las cosas extraordinarias que se hacen en vida perduran por toda la eternidad.