La metamorfosis; Franz Kafka

Literatura universal contemporánea. Siglo XX. Novela fantástica. Narrativa. Pensamiento kafkiano. Argumento. Comentarios

  • Enviado por: Vicente Francisco Martinez
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


RESUMEN

Dicha monografía de La Metamorfosis de Kafka, presenta una diversidad de contenidos, ya que posee datos de la vida y obra del autor, como así también un detallado análisis que se funda en tematizar en torno a cómo la metamorfosis no es sufrida a nivel físico sino a nivel emocional. Es decir que en dicha obra se debe entender a la "cucaracha" como una metáfora y no entonces de manera literal.

Además cabe destacar que en dicha monografía contiene el resumen del libro, la intencionalidad del autor al escribir la obra y comentarios acerca de la misma.

Para poder realizar este trabajo fue necesario la búsqueda y el análisis de material bibliográfico (enciclopedias, libros, revistas, artículos), además de haber leído gran diversidad de trabajos sobre dicha obra.

Con respecto a la conclusión a través de toda la Metamorfosis el autor está hablando en sentido figurativo, esto quiere decir que el protagonista no se transformó físicamente en una cucaracha, sino que esta relacionado con los sentimientos emocionales que poseía el protagonista. Se presenta el claro reflejo de sus sentimientos ante una diversidad de factores que agobiaban su vida como lo era su relación con la familia, la rutina, la sociedad. Etc.

Por un lado realizaré una conclusión objetiva, y por la otro una completamente subjetiva.

Advierto que en primer lugar, que después de haber analizado la obra, llegué a la conclusión de que La metamorfosis podría ser concebida y analizada como una crítica social o al menos como el reflejo de una realidad humana.

.Es decir que Kafka utilizó una "cucaracha" por el solo hecho de personificar al protagonista en un animal totalmente intrascendente al mundo.

Conclusión subjetiva: no quiero que esta conclusión se ponga a prueba por el solo hecho de ser llamada conclusión, sino que pretendo que solo se interprete como una frase totalmente reflexiva y personal. La vida no es un descubrir a diario, sino que es un camino pasivamente transitado con la finalidad de llegar a la muerte, el protagonista entonces no posee sino la expectativa de que suceda ese absurdo desenlace.

INTRODUCCIÓN

Con este escrito no pretendo hacer una apología, romper paradigmas, ni mucho menos que el lector cambie en forma radical su pensamiento sobre el valor que poseen las obras de Kafka, sino que siento la necesidad de dar a conocer mi valoración personal acerca de una de las obras revolucionarias del siglo xx, la Metamorfosis de Franz Kafka. Para ello me he planteado una diversidad de objetivos puramente personales y una hipótesis que le dé a este trabajo la esencia y la magia de lo distinto.

Cuando hago referencia a mi objetivo personal no estoy hablando del término "objetivo" con el de su significado habitualmente utilizado, sino al que pretendo con esta monografía que es el de captar la atención del lector, a través de un análisis minucioso y crítico.

Para lo cual analizaré de forma meticulosa y detallada dicha obra como así también utilizaré la crítica como elemento fundamental para poder lograr así una monografía con alto grado de plausibilidad.

¿Qué me motivo a realizarla?

Las razones que me llevaron a la elección de la obra son de variada índole, ya que por un lado me impacto la sensibilidad con la que Kafka percibe una serie de aspectos. Estos aspectos son similares a los que hoy vivimos en nuestra sociedad actual como son el desamparo social, la rutina, la falta de trabajo, la discriminación, la segregación social, como así también el sentimiento de angustia que generan los mismos.

Además creo de suma importancia resaltar que otro de los puntos que me llevo a esta elección es la forma en que Kafka "descargó sus angustias y pensamientos" a través de solo la creación literaria produjo una obra.

Con esta breve monografía intentaré realizar un puntual análisis de La metamorfosis de Franz Kafka. Para ello me he propuesto plantear la siguiente hipótesis: la misma se funda en tematizar en torno a cómo la metamorfosis no es sufrida a nivel físico sino a nivel emocional. Es decir que en dicha obra se debe entender a la "cucaracha" como una metáfora y no entonces de manera literal.

DESARROLLO

Para comenzar el análisis de La metamorfosis creo de suma conveniencia destacar ¿quién fue Franz Kafka? Con el fin de presentar el escenario espacio-tiempo en el cual vivió el autor, esto es relevante ya que sabemos que las circunstancias existenciales de todo autor impactan en su obra.

Franz Kafka, nació en Praga, Checoslovaquia, el 3 de julio de 1883, hijo primogénito de una familia judía (sus dos hermanos siguientes murieron a la edad de dos años y seis meses respectivamente). Seis años después de su nacimiento su madre dio a luz sucesivamente tres hermanas. Su infancia fue signada por una tremenda soledad y un gran temor a su padre, de carácter dominante y severo, que no logró amar a su hijo por la debilidad que creía ver en él. Esta ruptura espiritual con su padre y la necesidad imperiosa que siempre sintió de acercarse a él y ser comprendido, originaron una de sus obras fundamentales, La carta al padre, que éste no llegó nunca a leer. Pese a la propia inseguridad y a la gran desconfianza en si mismo que luego Kafka atribuiría a este conflicto familiar, que recibió en 1906 de doctor en jurisprudencia, aunque no hizo uso del título, pues siendo su único deseo el de escribir, prefirió un puesto sedentario y de horario breve en una oficina pública.

Era débil y enfermizo, de un aspecto insignificante que el mismo destacaba vistiendo ropas inadecuadas y no siempre nuevas. De toda su vida, el sabor amargo de una soledad únicamente mitigada en sus últimos años por la que sería su compañera, Dora Dymant, a la que sólo conoció un año antes de su muerte, y con la que trató ser feliz, a pesar de la estrechez económica que debió soportar. Su vida fue gris y llena de penurias, en medio de una soledad multiplicada por su insaciable necesidad de fraternidad, por su búsqueda de un mundo mejor y de un Dios más cercano.

SU OBRA

Hace setenta y tres años, el 3 de junio de 1924 en un hospital de Viena moría silenciosamente -tal como había vivido-, Franz Kafka. El ruido de la fama le llegaría muchos años más tarde, sin que él llegara a saberlo, sin que su gran amigo y albacea testamentario, Max Brod, pudiera imaginarlo. Diez años después de su muerte, Kafka , que hasta entonces había sido un desconocido, inundaba los mostradores de las librerías de toda Europa y encendía la llama de una polémica que dura hasta nuestros días.

Pero es imposible, cincuenta años después, no agradecer a Max Brod el haberse negado a cumplir uno de las últimas voluntades de Kafka: la de quemar toda su obra y destruir así siempre un universo poblado por seres más fantásticos que los producidos nunca por la imaginación: los hombres. Probablemente la fuerza de la literatura de Kafka radique en la unidad pétrea en que consiguió fundir la realidad y la ficción, la genial sencillez con que logró una obra que, a fuerza de humana, roza las fronteras de lo fantástico.

Pero Franz Kafka no es un autor fantástico, o quizás lo es, en la enorme medida en que la fantasía es parte de la realidad de la vida. Como en un juego de espejos, la personalidad pequeña e insignificante , enfermiza, del gran checo, escapa a todos los moldes, es imposible encasillarlo en una escuela o un ordenamiento, no se lo puede etiquetar ni cercar ni archivar, porque más allá de sus datos personales que tanto han influido en todo lo que de él se ha escrito, una ola de humanidad, de libertad de espíritu y de amor por la vida rebasa lo anecdótico y prevalece en el tiempo.

En toda su obra Kafka hace de aquel padre que le aplastaba, sin duda, un retrato de abrumadora lucidez; pero nunca le condena, porque le respeta siempre, y se echa la culpa así mismo. La soledad y el ahogo harán nacer en el un sentimiento de culpabilidad que es clave en su obra y su vida.

El estilo de Kafka es denso, apretado, lleno de alusiones y reticencias, y todos sus personajes están rodeados de una atmósfera de misterio e inquietud, reflejo de la atormentada vida interior del novelista. Su obra se constituye una afluencia de escenas y situaciones percibidas con una intensidad sin precedentes, en la que el detallismo descriptivo cobra una expresión visionaria. El centro de su mundo es el hombre angustiado, habitante de un mundo sin salidas.

De su producción cabe destacar La condena (1913), En la colonia penitenciaria (1914), La metamorfosis (1915), Un médico rural (1917) y En la construcción de la muralla china (1918), narraciones; El proceso (1925), El castillo (1926), América (1927), novelas. Sus Diarios y Carta al padre constituyen documentos literarios básicos del s. XX. Se le considera un decisivo renovador del género épico-narrativo contemporáneo.

RESUMEN DEL LIBRO

En este corta novela el autor, Franz Kafka, cuenta la historia de un hombre llamado Gregorio que ve como su vida cambia radicalmente después de convertirse en escarabajo.

Gregorio tenía un buen trabajo, era viajante y llevaba adelante a toda su familia. Una mañana Gregorio amanece con cuerpo de insecto, a consecuencia de esto se queda en su cuarto por miedo a que le vean sus familiares; estos le llamaban desesperadamente para que fuera a trabajar. Gregorio intenta ponerse en pie y acomodarse a su nuevo cuerpo, que todavía no domina. Por su retraso al trabajo, llega el procurador a su casa para llevárselo. Tras proponerse abrir la puerta y conseguirlo, causa el asombro del procurador y de su familia. El procurador se marcha sin pensárselo, su madre cae desmayada, y Gregorio sigue al procurador hasta la escalera para que no se marchara. El padre, enfadado, obliga a Gregorio a meterse en su cuarto dando patadas en el suelo, y golpes con el bastón y el periódico.

Después de todo lo ocurrido Gregorio queda “abandonado” por su familia, solo mantiene una pequeña relación con su hermana que le da de comer y le atiende, pero siempre dejando cierta distancia debido a su repugnante aspecto. Encima de todo se siente culpable al ser él la única persona que mantenía a la familia. Sin él, la familia tuvo apuros económicos. Aún con éstos problemas la madre intenta también mantener una relación con Gregorio, cosa que le impiden los familiares; aún así, ella sigue manteniendo su papel de madre a espaldas de su padre intentando también ayudarle en las cosas que pudiera, pero siempre en cosas en las que no tuviese que verlo personalmente. Gregorio va viendo como el medio tiene que cambiar para él porque él no puede adaptares al medio, así va haciéndose cada vez más a la idea de su nueva condición de insecto, un parásito que lo único que hacía era estorbar. En una limpieza de la madre y la hermana, comienzan a quitar muebles y recuerdos, Gregorio ante ésto le entra miedo sale corriendo, dejándose ver por la madre que comenzó a gritar y ambos se pusieron muy nerviosos, cuando llega el padre comienza a golpearle lo que le causó una herida.

Al encontrarse la familia en apuros económicos, intentan sacar dinero, por lo que convierten el cuarto de Gregorio en una habitación para huéspedes. Esto hace que Gregorio se sienta cada vez más marginado. Algunos problemas que tuvo este con los huéspedes hizo que sus padres la tomaran con él, por lo que decidió no comer más para morir humildemente y dejar a la familia tranquila de todos los problemas que causaba. Éste era tan buena persona que murió pensando en que dejaría de ser un estorbo y a la vez facilitaría la vida de su familia que desde lo ocurrido había estado algo trastornada.

Al día siguiente la criada se encuentra a Gregorio muerto (un escarabajo más), y lo tira a la basura. Comienza entonces otro cambio dentro de la familia, otra metamorfosis para bien.

INTENCIONALIDAD DEL AUTOR

El autor quiere expresar a través de esta obra lo que le ocurrió durante su vida, lo hace identificándose con Gregorio que se convierte en escarabajo, un animal cuya imagen tiene un contenido deprimente, negativo…

Ese cambio, de humano a insecto, es una “simple” metáfora que se corresponde con la infancia sufrida por el autor, que le trasformó en una persona bastante lista pero con una personalidad independiente y excluida del mundo que le rodeaba. Por lo tanto la intencionalidad del autor es clara: quiere, puede que inconscientemente, hacer ver una infancia que le marco para el resto de su vida, que es lo mismo que marcó la transformación de Gregorio.

¿Por qué La Metamorfosis no es sufrida a nivel físico sino a nivel emocional?

Esta afirmación que es sustentada en el ensayo se refiere a que en dicha obra hay que interpretar al término cucaracha como metáfora ya que se encuentra relacionado a un conjunto de características y condiciones que reflejan el mundo emocional del protagonista. Por ejemplo la que representa la característica de animal en relación a su hábitat.

Ejemplificación:

  • ..."Y Gregorio se hallaba de nuevo sumido en la oscuridad"... página 63

  • ..."No había aprovechado esta coyuntura, sino que se había retirado, sin que la familia lo advirtiese, al rincón más oscuro de su cuarto"... página 68

  • ..."El reflejo de los faroles eléctricos suponía franjas de luz en el techo de la habitación y en la parte superior de los muebles; pero abajo donde estaba Gregorio, estaba oscuro"... página 30.

Se observa en estos párrafos el vínculo que el autor establece entre el hábitat donde Gregorio se movía y sus sentimientos. Cuando hago referencia a esta relación estoy hablando del significado que posee la oscuridad en relación a los sentimientos del protagonista.

Creo que esta oscuridad fue utilizada como medio para transmitir al lector una serie de mensajes y sensaciones que sentía el personaje principal como son la incertidumbre, la desconfianza, el temor y la inseguridad.

..."Empezaba a chupar con glotonería el queso, que fue lo primero y con más fuerzas lo sedujo. Rápido, con los ojos arrasados en lagrimas de alegría, devoro sucesivamente el queso, las legumbres y la salsa; en cambio, los alimentos frescos no le gustaban; su olor mismo le era insoportable"...

Pese a ello se manifiesta en este párrafo un posible sentimiento de felicidad por parte del personaje en el momento que se afirma que el mismo "llora de alegría", aún en la situación que esta viviendo. Juegan un rol importante aquí "las etiquetas sociales" a las cuales se veía forzado a adaptarse el protagonista en su condición de humano. Como "insecto" dichas etiquetas pasan a un segundo plano o bien dejan de existir y puede ser que esto le provoque una cierta satisfacción. Ello podría ser interpretado como una crítica más a la conducta social.

El protagonista se transforma en un ser alienado, ya que pierde rasgos fundamentales que hacen a la condición de "ser humano" (sentimientos, dignidad, valores, libertad, vida social)... también se pueden ejemplificar ciertas características que hacen a esta metamorfosis como son la rutina y el desinterés por la vida que poseía el protagonista. Es una forma de expresar la pérdida de esos valores (diciendo que se transforma en un ser completamente intrascendente en el mundo).

Esta desnaturalización se ve ejemplificada en La metamorfosis en la rutina tácitamente manifestada como así también en la falta de interés por parte de sus allegados o por parte de su medio familiar.

COMENTARIOS DE LA OBRA

Kafka vuelve a encontrar el estilo mitológico de la “metamorfosis”, pero con una lógica en la locura que da nueva vida al género. Es imposible olvidar estas imágenes: el descubrimiento de la transformación por el director de Gregorio, el horror experimentado por su padres, los cuidados que la hermana del desdichado le presta durante algún tiempo, luego la soledad progresiva de la alimaña: ésta se oculta bajo el canapé cuando se le lleva su comida, se pasea por las paredes casi totalmente desnudas, se nutre con restos de alimentos casi enteramente podridos. El padre ha vuelto a su trabajo, la madre no tiene la entereza de mirar a “su hijo”, hasta que un día, el padre, irritado, lanza una manzana medio podrida, que se incrusta en los riñones de la pobre sabandija; ésta se arrastra hasta al fin con aquel pegote en su caparazón herido.

Una noche en el salón, suena la música; la hermana toca el violín; algunos señores, inquilinos, han venido a escucharla. Es una verdadera fiesta de familia, cálida, armoniosa, musical. La puerta ha quedado entreabierta. Gregorio se siente atraído: Gregorio desearía que su hermana fuese a vivir con él, libremente. Entonces podría hablarle, decirle cuánto la admiraba, que quería enviarla al Conservatorio, y entonces ella, conmovida, estallaría en sollozos, y él podría besarla.

Naturalmente, Gregorio es descubierto por los oyentes. La música cesa repentinamente. Entonces la hermana dice “Nos lo tenemos que quitar de encima”(pág. 70). Aquella misma noche, Gregorio, completamente solo, muere.

La oculta ternura hacia su familia, la especie de humildad aflictiva que caracteriza esta muerte, la voluntad humilde de desaparecer progresiva y discretamente del cuadro de la vida, impregnan la agonía de “una alimaña”.

Cuando la criada descubre el cadáver completamente seco de Gregorio, es ella la que se encarga de barrerlo, de hacerlo desaparecer con los deshechos del cubo de la basura. Entonces, los padres y la hermana experimentan, a su vez, una especie de metamorfosis: vuelven a tomarle gusto a la vida, pues la última página del relato termina con esta descripción de la joven vida inocente y candorosa, que puede al fin henchirse y desarrollares, una vez que “la sabandija” ha desaparecido.

Este cuerpo joven, que se estira y cobra conciencia de su belleza rebosante de vida, contrasta de manera irresistible con la sabandija que la criada acaba de arrojar al cubo de la basura.

Este “mito” expresa el aislamiento de Kafka, incapaz de incorporarse a la sociedad y hacerse reconocer por ella. Por último -quizás sobre todo- lo que aquí se expresa es el drama de la soledad, la de los locos, por ejemplo: esos seres a los que se les mantiene ocultos “a la familia y a los amigos”, pero que andorrean por la casa, y, a veces, aprovechando un minuto de descuido, se deslizan en el salón familiar, atraídos por la “música”. Y esos otros que no están locos, pero que no son gratos, que no son verdaderamente acogidos en ninguna parte, a quienes se les echa la comida como se echa un hueso a un perro, a quienes se oye distraídamente, durante un instante, pero que no existen verdaderamente para nosotros…,también esos son tratados por nosotros como sabandijas.

VALORACIÓN PERSONAL

El autor describe la vida de una persona con un detallismo sorprendente e incluso se hace como un poco “agonizante” hacia lector por esa pesadez de describirlo todo. Creo un logro la imagen del escarabajo por todos los significados que sugiere.

También me ha gustado la gran comparación que ha hecho el autor de su vida con el protagonista de la obra. Ha querido expresar a través de una gran metáfora lo que le ocurrió a el mismo. Pero aún nos queda por saber el porqué de la transformación de Gregorio; puede que sea una alucinación, o quizás que el mismo se vea como un monstruo repugnante y marginado. En conclusión y para terminar esta obra es fácil de leer, y con muy poca extensión que sugiere una gran cantidad de ideas.

CONCLUSIÓN

A través de toda la Metamorfosis el autor está hablando en sentido figurativo, esto quiere decir que el protagonista no se transformó físicamente en una cucaracha, sino que esta relacionado con los sentimientos emocionales que poseía el protagonista. Se presenta el claro reflejo de sus sentimientos ante una diversidad de factores que agobiaban su vida como lo era su relación con la familia, la rutina, la sociedad. Etc.

Además creo de suma importancia resaltar que la interpretación del lector depende de la forma de concebir la obra; es decir si la concibe como un cuento fantástico si considera que la transformación es real o en un cuento psicológico si la transformación ocurre en la mente del protagonista.

Después de haber analizado el tema voy a dar a conocer las conclusiones a las que he arribado.

Por un lado realizaré una conclusión objetiva, y por la otro una completamente subjetiva.

Advierto que en primer lugar, que después de haber analizado la obra, llegué a la conclusión de que La metamorfosis podría ser concebida y analizada como una crítica social o al menos como el reflejo de una realidad humana.

Resulta posible afirmar que la metáfora podría ser utilizada como elemento principal por el autor para transmitir angustias y pensamientos en el protagonista.

Es decir que Kafka utilizó una "cucaracha" por el solo hecho de personificar al protagonista en un animal totalmente intrascendente al mundo.

Conclusión subjetiva: no quiero que esta conclusión se ponga a prueba por el solo hecho de ser llamada conclusión, sino que pretendo que solo se interprete como una frase totalmente reflexiva y personal. La vida no es un descubrir a diario, sino que es un camino pasivamente transitado con la finalidad de llegar a la muerte, el protagonista entonces no posee sino la expectativa de que suceda ese absurdo desenlace.

Cantidad aproximada : 3600 palabras.

BIBLIOGRAFÍA

  • Franz Kafka, La metamorfosis. Clásicos de siempre.

  • Franz Kafka Cuentos. Ediciones Orión.

  • Enciclopedia Universal Ilustrada, Tomo 5 del Apéndice. Espasa Calpe.

  • Enciclopedia Universal Multimedia Salvat.

  • Charles Moeller, Literatura del siglo XX y Cristianismo, III- La esperanza humana. Editorial Gredos.