La Inquisición española; Henry Kamen

Historia de España. Cristiandad conversa. Antisemitismo. Comuneros

  • Enviado por: Lex Luthord
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

AUTOR: HENRY KAMEN

TÍTULO: LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA

EDITORIAL: CRÍTICA

LUGAR: BARCELONA

AÑO: 1999

Estado de opinión sobre la inquisición antes del libro de Henry Kamen es divisible en 2 periodos:

El primero de ellos es el contemporáneo a la Inquisición, en la península tenía gran apoyo por dos motivos, uno de temor de los Cristianos viejos, contra la nacida cristiandad conversa. Y el que en estos reinos había un curioso sentimiento de crisis, que pudo ser causada por el fin de una sociedad tolerante tras la reconquista, apoyado sobre todo en la monarquía, que buscaba la unidad peninsular.

Esto es algo relativo porque sólo en Castilla contaba con el apoyo popular (Pero Castilla abarca gran parte del territorio Nacional). Una nota más curiosa, los “Comuneros”, proclamaban “No (h)avra Inquisición”, indicándose así que no era demasiado amplio el apoyo popular.

Los primeros grupos de oposición fueron los conversos, que en 1483 fueron a Roma a entrevistarse con el Papa Sixto IV. Quien proclamó una bula, que pocos día después la anuló, porque no quería tener presiones con los Reyes Católicos.

Tanto cristianos viejos como conversos coincidían en un odio hacia los Sanbenitos (“Saco Bendito” de color amarillo con dos X rojas, que llevaban durante el auto o de por vida.), que provocaban vergüenza tanto a la persona que lo llevaba, como a todo el grupo social al que pertenecía. (los Sanbenitos se colgaban en las Iglesias)

También eran visibles los trapos sucios de la Inquisición, como el caso del Inquisidor Lucero que obligó a cristianos viejos a aprenderse oraciones judía para poder arrestarlos ,y extorsionarlos. E incluso por parte de los subordinados de los Inquisidores.

Incluso el apoderamiento ilegal de la tierra de los moriscos españoles cuando fueron expulsados.

Resalto en este apartado 3 casos de oposición particulares:

-H. del Pulgar: que apoya la represión a los herejes, pero no apoya la pena de muerte. Su oposición es visible cuando participó en una controversia pública sobre los métodos del Santo Oficio.

-L. del Páramo: este era un Inquisidor, defiende que la expulsión de los judíos es un error, apoyándose en:

1º Con el bautismo a la fuerza no se educaban a los cristianos, porque no se les educaba en la verdadera Fe.

2º Con la expulsión de los Judíos se les aniquilaba, y esto iba contra las escrituras.

-H. de Talavera: Este fue el Arzobispo de Granada y confesor de Isabel I. Es muy pintoresco, porque defiende la pena de muerte, pero denuncia el antisemitismo reinante en los reinos hispánicos.

Además de obras de autores judíos españoles en el extranjero como la “Política angelica” de Fernando Zárate, o mejor dicho de Enrique Gómez. Que habían creado un grupo intelectual de “Gente del país” no por su religión sino por unos orígenes ibéricos que no pudieron olvidar, y su añoranza a Sefard (España), hizo a algunos volver (Algunos también lamentaron hacerlo).

También existen en este tiempo autores críticos en el extranjero, sobre todo de Inglaterra y de los Países Bajos.

Argumentan que sin la libertad religiosa, no habrá libertad individual. Y se dedican sobre todo ha hablar de los “males de Roma” y de la “Tiranía hispánica”.

En Inglaterra hay un J. Foxe con su libro “Book of Martynis”, acompañado de los relatos de marineros Ingleses capturados por la Inquisición, e incluso el caso del “obispo negro”, un español bajo la corte de María Tudor.

Y en el Imperio alemán aparece el libro “Sactoes Inquisitionis Spanicae Artes” que describe completamente el funcionamiento de la Inquisición en España. Está firmado por Gonzalus Montalus, que probablemente fueron dos perseguidos: De la Reina, Del Corro.

Hay que complementar que estos países estuvieron en guerras con España, en Inglaterra hubo problemas con según que religión dependiendo del rey (O reina). En los Países Bajos que tenían miedo de la instauración de la Inquisición Española, tenían otra que era más sangrienta y represora (Reconocido en Palabras de Felipe II). Se usaron para tergiversar la España Antiprotestante en su campaña contra este reino. Como hizo el Conde de Orange que hablo de la Inquisición como una asesina.

Contribuyendo con las “Leyendas negras” de España sobre su Inquisición, dejando a esta institución con esta falsa imagen. Causada en parte por su hermetismo, permitiendo que sus detractores las difundiesen.

Hay una última fuente, las de los estados italianos, que asociaron la crueldad de las tropas españolas con la de la inquisición, además de lo que decían los embajadores de estos países en España.

El Segundo Periodo es ya en nuestra época contemporánea, en el Siglo XIX.

En Inglaterra se habla del papel antisemita en España con los libros: “La conquista de Granada” de Irving y la “Historia de Fernando e Isabel” de Prescott.

Este último escribió 3 Volúmenes sobre Felipe II, y da una visión negativa del Inquisición. Sobre todo al Inquisidor general Valdés (Con los que se cree que influyo a León Dostoievski en su libro “Hermanos Karamazov”). Sobre este tema también se debe hablar de H.Charles, que acaba con el mundo de las hipótesis sobre este tema pero mantienen sus perjuicios.

Aparece en España esta época A. de los Ríos, y en el extranjero Y. Baer que estudian este tema pero no tengo nada que decir por falta de datos.

Los primeros estudios documentados sobre la inquisición son de J.A. Llorente, que era un miembro de la Inquisición a principios del s XIX. Que guardo los documentos de esta durante la presencia Francesa, y al ser de tendencia Afrancesada hubo de exiliarse. En este momento escribe en Francia su “Historia de la Inquisición”, con algunos errores.

Aparecen 2 corrientes: La primera de A. Castro, que dice que la Inquisición es la opresión creativa de España. La segunda es de estudiosos judíos que dicen que los grupos de Conversos y judíos formaban un solo pueblo.

Incluimos de nuevo a Prescott, que empieza ha hablar de la decadencia de España, de la que acusa a la Inquisición, al igual que los liberales del s XIX.

Aparecen posturas de responsabilidad de la Inquisición como: Que la persecución acaba con la clase media y rompe el comercio con los países protestantes. Esta teoría tiene muy difícil comprobación. Llegando a acusar a la inquisición de todos los males de España.

Los archivos han demostrado críticas al Santo Oficio desde sus contemporáneos, en los que no le pedían su desaparición, en conclusión lo admitían y lo odiaban por lo que podían hacer, o ya habían hecho.

Según el libro, Henry Kamen dice:

La inquisición fue la expresión del antisemitismo reinante en España en este periodo. De una mayoría social que deseaba acabar con unas minorías, e instaurar una religión única, y vigilar que no se extienda la “Herejía”. Así que la Inquisición es hija de su tiempo.

Tuvo especial predilección a acusar a los conversos y a los extranjeros, cuidando siempre no interrumpir el comercio y que no se pierdan las propiedades. Pero asegurándose siempre el sustento. El problema de esta búsqueda de dinero fue su autofinanciación, puesto que sacaba dinero de los juzgados por estos delitos religiosos, era muy propenso a buscar culpables donde no haya y a la corrupción.

Aprovechando su control también metió mano para cambiar los fallos religiosos de los españoles, además de no dejar de intentarlo en la cultura.

Es culpable de muchas atrocidades, pero no lo es de causar la decadencia Española. Sino de crear un sentimiento de odio y xenofobia en la península que dura hasta hoy. Y de una enorme cantidad de muertes estúpidas.

Se basa en:

Una sociedad compartida por 3 religiones, antes de la Inquisición, la cristiana Católica, la Musulmana, y la Judía, que se admitían. Como por ejemplo el rey de Castilla era el “Rey de las 3 Religiones”, y la “escuela de traductores de Toledo”.

La frase que más demuestra la aceptación es “Cada cual se salva según su ley (Credo)”

Aunque vivían en un marco de desigualdad. Siempre los Cristianos eran los dominantes, Santiago apóstol es “Matamoros”, y los mudéjares son defectuosos. Además un Judío o musulmán no puede mandar o ser señor de un Cristiano, claro que pueden ser consejeros y gente importante de la Corte.

Los judíos en La península eran el grupo de esta religión mas numeroso a nivel mundial, aunque no dejaron de ser una minoría en el país, vivían separados en sus aljamas (barrios) con autonomía.

No fueron siempre Plebe, sino que llegaron a tener amplias posesiones territoriales, además de ocupar puestos liberales (médicos), y algunos del estado (Financieros y encargados de cuentas)

Se deben destacar que hubo diversos periodos de fanatismo religioso en los que se asesinó a muchos judíos y musulmanes. En 1370/80 el Archidiacono de Ecija Ferrant Martínez empezó una de ellas; En 1412 El Santo Vicente Ferrer que llegó a privar a los judíos de derechos y convocó un debate en Tortosa (Cristianos-Judios) en el que estaba el Papa Benedicto XIII y destacó el medico converso de este, Jerónimo de Santa fe. Ambas provocaron una enorme cantidad de conversos.

Hay que destacar que los reyes nunca fueron antisemitas, puesto que intentaron defender a los judíos como buenamente pudieron. Y que las oleadas de persecución fueron dirigidas por algunos poderosos en la grandes ciudades, que encontraron medio en las clases bajas. El detalle es que fueron muy esporádicos y concentrados en núcleos urbanos.

Algunas medidas que se tomaron fue el de separar las ciudades entre cristianos y Judíos, pero no funcionó.

Durante 1470/84 los reyes censuraron todas las prerrogativas locales contra los judíos y los nuevos conversos (uso de parches, prohibición de salir del barrio,...). En 1482 expulsión temporal de los Judíos, y el 1492 la General, coincidiendo con el buen augurio que para los reyes suponía la toma de Granada.

En el 27 de Septiembre de 1484 se crea la Inquisición en Castilla y Torquemada se convierte en Inquisidor General, con fuerte oposición en Aragón.

El sistema usado es el del edicto de gracia, un inquisidor relata los pecados, los condenados los asiente o niega, y sale, o sino pagando al Santo Oficio.

Encontró fundamentos el tribunal para su actuación en este reino tras el asesinato de la inquisición. Arbués por 600 florines, que significó un suicido en masa para los Judíos. Asociando a la Crisis Conversa.

Asustaban hasta los Cristianos viejos los métodos inquisitoriales. Según L. del Páramo no se intentaba unificar la religión, sino acabar con los judíos. Durante la actuación de la inquisición se arruinaron a muchos Conversos. Debido a que la Inquisición se quedaba con sus posesiones para costear su permanencia en la cárcel (Podían tardar años hasta que se iniciase el proceso), y familias se murieron de hambre. Lo que provocó que el Santo Oficio tuviera que mantenerlas también.

Se convirtiéndose en la “Hacienda” de la Edad Moderna, que cuando hace falta dinero, ataca incluso a Cristianos Viejos. Es el momento de los Abusos de Lucero (Llega a acusa al Obispo de Talavera) y de algunos de los Subordinados del Santo Oficio. Pero como siempre algo se queda el Estado, alrededor de un tercio de lo recaudado en Multas, Penitencias, Dispensas (Castigo anulado por dinero) y requisas.

Demostrando así sus detractores que favorecían la pobreza en España.

Los reyes desde Fernando II se enfrentan a la Santa sede por el control de la Inquisición, se mantienen antiguas normativas como el anonimato de testigos. Esto favorece el ajuste de cuentas de determinados judíos a los conversos. (Judíos no podían ser juzgados, no bautizados)

Muestra del Interés de Carlos I por el control de la Santa sede es la llegada de Adriano de Utrecht como Inquisidor General.

Los judíos en el extranjero, son la resistencia ideológica a la Inquisición más fuerte, Y que provocó cierta fuga de Capitales de España. Además de crear un fuerte movimiento cultural en Europa.

Las obras que se leían en España salían de las imprentas de Amsterdam, ante el peligro de irrupción d ideas herejíacas o judaicas, se ejerce control de libros, no muy eficaz. Por la dificultad de registro de gran parte de los barcos que desembarcaban en estas tierras. Sus listas de libros prohibidos son copias de los de otros países.

Sólo perjudica a los libreros, los libros prohibidos circulaban.

Se llega también a restringir las universidades a las que podían asistir los estudiantes al extranjeros, sólo hacia Italia y Portugal.

Fueron importantes sus roces con intelectuales, como fray Luis de León, e iluminados como Santa Teresa de Jesús.

Su intento de intervenir y controlar la cultura no sirvió de nada, y sobre la ciencia menos. Sólo consiguieron tanto el rey como la Inquisición empezar el retraso técnico y cultural Español aislando el país.

Se burocratiza la S. Sede en 1516, cuando aparece la “Limpieza de Sangre” (que constaba de 1 acto de 3 pruebas, que desconozco), pero no se centraliza hasta el siglo XVIII. Otros periodos de la Inquisición: Conversión (1480-1530), Tranquilidad (Principios s XVI), Protección (1569-1614), S XVII (Transición), y siglo XIX (Desaparición por parte de Las Cortes de Cádiz e Isabel II)

Sólo se podía apelar en el s XV a Roma o el resto de veces a la Suprema, órgano máximo de la inquisición, se Componía de 6 miembros (3 Señores) elegidos por el rey y 2 Secretarios, la sustentaron. Estos acusados comparecieron ante jurados que se componían de dos Inquisidores (un jurista y un teólogo o dos juristas), con un calificador, un alguacil, un fiscal, y los testigos que sobraban.

El auto de fe aparece, y será lo más típico, y se convirtió en un elemento casi de ocio, como las corridas de toros. Se hace en plaza mayor, días festivos y en presencia de altos cargos. Se usaba para agilizar, de vida muy breve debido a su alto coste. Demostrando el enorme valor que tenía para la inquisición el dinero y el trabajar demasiado.

Los resultados podían ser 3: Absuelto, con lo que el proceso podía reanudarse; Obligaciones del Penitente: abjurar de sus delitos, levi o leve de pocos meses, o vehement o grave ruina, de por vida y las siguientes penas: llevar el Sanbenito, Prisión (de por vida, un año, en domicilio), azotes con látigo ( Sobre un burro o corriendo por la ciudad, con un máximo de 200 y una normal de 100); Hoguera, el máximo castigo para herejes y relapsos o reincidentes (en efigie o persona).

Inquisición hacía visitas esporádicas, no les gustaba viajar, con lo que su presencia en el mundo rural fue reducida. En los pueblos se contaban como historias de miedo casi irreales sus encuentros con la Inquisición.

Todo el proceso no se puede generalizar, es sabido la apreciación de la S. Sede por los Conversos, pero los musulmanes Tuvieron su sobredosis de inquisición, así que se merece tratar .

Se impuso en granada una conversión en masa. En Aragón hubo algunos intentos de Catecismo con los musulmanes, que fracaso, y hubo una cruenta guerra, que los obligó a ir a Castilla. Y aquí se convirtieron en Bandoleros (1560), que provocaron otra guerra, y se les expulsó a Africa. Donde muchos dejaron muy claro a los ingleses que si necesitaban hombres para una invasión a España, se presentaban voluntarios.

La expulsión de estos la forzó y a la par forzó una bajada de población. En Aragón ocurrió durante la guerra de las Germanías, se les persiguió y chantajeo como a los judíos en base a sus ritos diferentes.

No hubo unanimidad, los nobles aragoneses en su “Necesidad de Tolerancia”, del mismo modo que en lo referente a la expulsión. Y es de sabido que se quedaron muchos encubiertos protegidos por nobles e incluso de inquisidores.

Cuando se habla de la opinión general, la gente de la que se habla es de las clases poderosas.

Ahora hablemos del pueblo llano, esos arcaico seres de sangre no contaminada que pagan tributos y son las tropas en la guerra.

Sociedad en la que manda el concepto de honor, que parecía sólo para los pudientes. El pueblo llano descendiente de Cristianos viejos, también tenía su honor, excluyendo así a Conversos, judíos y “moros”.

Por ejemplo, creían que los Conversos se querían apropiar de la iglesia Católica, y se discrimina a las familias que han entrado en contacto con la Inquisición.

Tal ejemplo de honor hacía que las infamias obligaban a llevar Sambenitos, y algunos se tenían colgados de las Iglesias. Una mancha en el honor de la congregación. Muchas veces estas infamias las preparaba la Inquisición, aunque en 1516 se prohiben. Y aún habría colgados en las Iglesias hasta el siglo XIX o XX.

A otros que manchaban el honor de España, porque eran herejes y huían de (Miguel Servet), se les quemaba en Efigie.

Pese a todo, los procesos inquistoriales tenían sus límites: la crítica popular, su limitada acción, sus sistemas de corrección y sobre todo y como no los sobornos, incluida también su vagancia.

Y aunque parezca que no tuvo cierto apoyo popular lo tuvo (puede que por morbo)

En el ranking de delitos de la Inquisición no sólo estaba el acto judaizante, musulmán, o hereje, haré una lista con otros delitos, también los inquisidores variaban:

1º) El ateísmo, peor que ser hereje, se encontraba en zonas donde el no había sacerdotes (Galicia, Pirineos, Cantabria, P. Vasco, América), que se solucionó con la aparición de ordenes religiosas (Jesuitas), y su crecimiento (Jeronimos). Que llevaron la labor evangelizadora.

Además del apoyo de otras obras humanas y de la Literatura (“Ejercicios de vida espiritual” de C.Cisneros), e incluimos el dato de que la inquisición en algunos pueblos recogía a gente y las hacía rezar para ver que nivel de aprendizaje llevaba.

E incluso vigilar las “apariciones” Marianas.

Y hay otra, la Brujería, pero que se incluía como herejía, de la que no hay muertes continuas en los archivos. Según el informe Salazar, no eran más que rumores.

2º)Fuera del ámbito religioso se interesaba mucho la inquisición en los delitos sexuales:

El primero es acabar con la “simple fornicación” a la que los sacerdotes solían responder con el “No es malo si no es por ley”. Convenciendo a la juventud de ello.

Lo segundo es acabar con la bigamia tanto civil como eclesiástica, con el concubinato sacerdotal, y a los adúlteros 5 años en Galeras. Fin de las incitaciones sexuales en la confesión.

Aunque según la S. Oficio, el peor de todos era la Homosexualidad con condenas de Castración lapidación o a la hoguera.

Igual de grave, pero a mi ver más repulsiva, el Bestialismo, que se la englobaba en la misma categoría que la anterior, practicada por estúpidos y pobres. Pero no creo que se libren del castigo.

El castigo era más leve cuanto más rico se era.

Un dato muy curioso en lo referente a las relaciones internacionales de esta organización, era que bautizaban a todos los extranjeros. Para así poder juzgarlos y controlar la herejía, lo cual no favorecía las relaciones exteriores del país.

Conclusión:

El balance negativo de la Inquisición en España es evidente en lo referente a la población, por forzar las migraciones. Pero más bajas provocó el esfuerzo en la Conquista de América y en las Guerras continentales.

En economía tres cuartas de lo mismo, se gastó más en las guerras que en expropiaciones o expulsiones. (En bancos extranjeros en Italia y Alemania)

Así, no es la culpable de todos los males de España de esa era.

Aunque no es inocente de muchas familias arruinadas, y muchas muertes inútiles. De las que no se les puede excluir la culpa del estado, puesto que es el que crea la inquisición, y el que la obliga a buscar los medios de autosuficiencia.

La conclusión a la que quiero llegar, es la frase “siempre hemos estado muy mal gobernados”.

Además, el secretismo de la inquisición permitió que los detractores se inventasen lo que había puertas adentro de la Inquisición. Y de que comparada con otras como la holandesa o alemana, la de España parecía un tanto indulgente. Pero no se puede olvidar que todo el problema religioso de la Reforma esta ahí.

Muchos autores han dicho que el gusto por las corridas de toros en España, es un resto de la sed de sangre del periodo inquisitorial. Y si quieren también de los 7 siglos de reconquista, y uno (el XIX) de luchas más que nada internas. Con algún conflicto internacional como las guerras napoleónicas (1808/1812), y la de Cuba (1898).

De los historiadores que han escrito sobre este tema, sólo puedo criticar a los de origen judío, no por problema personal, sino por su carácter belicoso y vengativo. Que tienen de por si, sino veamos las noticias.

Y termino con una mención especial a H. Kamen por un buen e interesante libro donde se pueden contrastar opiniones, y montarte tu mismo ciertas conclusiones. Y me han gustado las preguntas finales del libro:

“¿Cómo pudo una sociedad tan tolerante como la Castellana, que durante siglos lo fue, cambiar su ideología tan rápido en el s XV?”

“¿Cómo pudo un clero que nunca derramó sangre, ni tuvo intención de hacerlo excepto en guerra, dormir tranquilo mientras sus vecinos ardían?”

“¿Cómo pudo el pueblo que amplio los horizontes del mundo occidental, ser tan estrecho de mente?”

Creo que, hay que destacar que se repite, este sentimiento es cíclico, y se repitió de mano Alemana durante la II Guerra Mundial. Puede ser el sentimiento de creerse superior, y con el despecho de dictar el destino del resto. El cual pertenece a Dios (para los que lo creemos).

En estos momentos España reina Europa, su infantería es la pesadilla de este continente, como para no sentirse superior.

Otros periodos que uso como ejemplo, son el “Gingoismo” en la Inglaterra de la Reina Victoria; O el tradicional y conocido “Chovinismo” Francés.

Si los Polacos se creen estigmas de Jesucristo o por su continuos sufrimientos, aniquilaciones, y “Resurrecciones” de este país a lo largo de su historia. La nuestra es comparable a la de Caín y Abel, por nuestra tendencia autodestructiva con nuestros allegados (Guerras interiores, la envidia, ...), y la Apocalipsis, siempre un periodo de paz, y seguido cruentas guerras (Reconquista, Sicilia y Nápoles, Granada, Conquista América, Flandes, “30 años”, con Francia, Inglaterra, Sucesión, ...), y muchas de ellas ( por lo menos las del paréntesis anterior) se encuentran en este periodo.

No se puede saber, si no nos conocemos a nosotros mismos y a nuestros allegados. Un conocimiento profundo de la Historia y la Filosofía nos podrían dar las causas.

Sin un conocimiento muy interno del hombre, y porque U.D. lo dijo en clase:

“Estamos en un periodo de profunda convulsión religiosa”.

Pero la religión prohibe matar a otro se humano, también está la política, y porque no la locura.

Ahora seamos lógicos la respuesta a estas preguntas son la Religión, y la Política.

Así que la inquisición son es nada más que un elemento influido por ambas, y como las dos implican en esta era muerte, se especula o se puede llegar a especular que es la causante de todo. Aunque sean sus dos componentes, el estado o la política, y el cóctel de problemas religiosos del momento.

Vídeos relacionados