La Iglesia en la Edad Media

Religión. Teocentrismo y cristocentrismo. Feudalismo y burguesía. Evangelización de Europa. Musulmanes y judíos. Cismas. Cultura. Celebraciones

  • Enviado por: Diego Ferrandiz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

LA IGLESIA EN LA EDAD MEDIA

1. - CARACTERÍSTICAS GENERALES

1.1. - Teocentrismo y cristocentrismo.

La Edad Media se caracteriza por su mentalidad religiosa. Todo gira en torno a la religión y a Dios: el arte, la cultura, la música, la filosofía, las ciencias, las fiestas, los nacimientos, las bodas, etc. Dios aparece en el centro del mundo y de la vida de las personas. La Iglesia influía en todos los ámbitos de la sociedad, imponía normas y leyes y buscaba la buena convivencia de la sociedad.

Nadie era ateo en esta época, entre otras cosas porque el ateísmo es un fenómeno que surge en el S.-XIX. En la Edad Media todo el mundo cree en Dios.

1.2. - Feudalismo y Burguesía

En la Edad Media se organiza el sistema feudal. Es un sistema de autoridad vertical en el que los de abajo se consideran como vasallos de los de arriba. Este sistema se estructura de la siguiente manera: Reyes, señores feudales (condes, duques, príncipes, etc. ) y el pueblo.

Esta organización influyó en la Iglesia que se organiza de la misma manera: Por arriba está la Jerarquía: el Papa, los cardenales, los Arzobispos, los obispos, los abades, los sacerdotes y finalmente el pueblo.

Muchos obispados y abadías actuaban como feudos sobre un territorio: arrendaban la tierra, cobraban impuestos, manejaban ejércitos, etc.

En la Baja Edad Media, cuando surgen las primeras ciudades, aparecerán una serie de gente que no eran Señores feudales, pero tampoco son campesinos, sino gente trabajadora de las ciudades. Estos trabajadores se organizaban en gremios y se les llama Burguesía. Este nuevo estamento social ayudó a la Iglesia a construir las grandes Iglesias y catedrales románicas y góticas que nos han llegado a nosotros.

La Iglesia en la Edad Media
2. - LA EVANGELIZACIÓN DE EUROPA EN LA EDAD MEDIA.

  • Territorios con población cristiana hacia el 600 d. C.: Francos, Visigodos, celtas (en Irlanda), bretones (Gran bretaña occidental), romanos , griegos y todos los territorios del este y sur del Mediterráneo.

  • S. - VII, el cristianismo avanza y se convierten los Pictos (al norte de Gran Bretaña), los Anglosajones (al Sur de Gran Bretaña) y en el centro de Europa los Alemanes y los Bávaros.

  • S.-VIII, se convierten los Bohemios y los Ávaros (en el centro de Europa) y los frisones (en los actuales países bajos).

  • S. - IX se convierten al cristianismo los sajones (en la actual Alemania) y los Búlgaros.

  • S.- X. Se convierten al cristianismo los Polacos, los Moravos, los húngaros, y el principado de Kiev.

  • S.- XI, Se convierten al cristianismo Noruega, Dinamarca y Rusia

  • S. - XII. Se convierten al cristianismo Suecia y el norte de Alemania.

  • S. - XIII y XIV, se convierten Prusia, Letonia, Lituania y Estonia.

3. - PRINCIPALES ACONTECIMIENTOS DE LA IGLESIA EN LA EDAD MEDIA.

S.- VII. Año 622: Nace el Islamismo y comienza su rápida expansión por Oriente medio

y el Norte de África. Regiones que antes eran cristianas.

S. - VIII. Año 711: El Islam entra en España: Fin del reino visigodo.

Año 718: Batalla de Covadonga: Comienza la Reconquista española.

Año 732: Batalla de Potiers: se frena el avance del Islam.

S. - IX. Año 800: Coronación del rey franco Carlomagno como Emperador del Imperio.

Intenta reconstruir el imperio antiguo romano. Este hecho influye

decisivamente en la Iglesia.

Año 814: Muerte de Carlomagno. Se fragmenta el Imperio.

Año 899: Se consagra la Catedral de Santiago de Compostela.

S. - X. Año 910: Se funda el monasterio de Cluny, de esta manera comienza la primera

reforma Benedictina (los benedictinos son los que siguen la regla de

San Benito)

S.- XI. Año 1010. Los árabes destruyen la basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén.

Año 1054. Cisma de Oriente. La Iglesia oriental griega se separa de Roma.

Año 1073-85. Comienza la reforma Gregoriana, llevada a cabo por el Papa

Gregorio VII.

Año 1078. Los turcos conquistan Jerusalén.

Año 1084. San Bruno funda la orden de los cartujos.

Año 1096-99 Comienza la primera cruzada para reconquistar a los árabes la

Tierra Santa de Jesús.

S.- XII. Año 1123 Aparece la Orden de los templarios

Año 1115-53. San Bernardo vuelve a reformar la regla de San Benito y funda

los monasterios cistercienses.

Año 1147-89. Segunda y tercera cruzada.

S. - XIII. Año 1202. Cuarta cruzada.

Año 1216. Se aprueba la orden de los Dominicos, fundada por Santo Domingo

de Guzmán.

Año 1218. San Pedro Nolasco, San Raimundo de Peñafort y Jaime I , fundan en

Barcelona la orden de los Mercedarios (dedicada a Nuestra Señora

de la Merced) dedicada al rescate de los prisioneros cristianos en

manos de árabes

Año 1223. Se aprueba la orden de los Franciscanos, fundada por san francisco

de Asís.

Año 1228. Quinta cruzada.

Año 1229. El Rey Jaime I de Aragón conquista Mallorca.

Año 1232. El papa Gregorio IX instituye la Inquisición para acabar con las

Herejías.

Año 1238. Nace en occidente la orden de los Carmelitas y su primer prior

General fue San Simón Stock.

9 de Octubre de 1238 Jaime I conquista Valencia. El Reino de Valencia

vuelve a ser cristiano.

Años 1248-70: Últimas tres cruzadas.

S. - XIV. Año 1309. Destierro de los Papas a la ciudad francesa de Avignón.

Año 1378-1413. Se produce el cisma de Occidente. Europa quedó dividida.

Unos eran partidarios del papa de Roma y otros del papa de

Avignon.

S.- XV. Año 1413. Concilio de Constanza: fin del cisma de Occidente.

4. - EL IMPERIO DE CARLOMAGNO

Carlomagno, después de ser proclamado Emperador por el Papa en el año 800 d. C., pone todo su empeño en construir un imperio, al estilo del desaparecido Imperio Romano. Su idea era que el poder Temporal (el Emperador, los reyes y nobles) y el poder espiritual (el papa, los obispos y abades) estuvieran unidos para cristianizar toda Europa.

Carlomagno se convierte en protector de la Iglesia. Él fomenta la creación de nuevas diócesis y parroquias. Se celebran concilios y Sínodos. Obliga a los obispos a visitar regularmente su Diócesis.

El problema es que con Carlomagno, la Iglesia quedó muy influenciada por el Estado. Este problema se agravará al morir éste ya que sus sucesores empiezan a hacerse la guerra unos contra otros, y esos reyes y Señores feudales eran los que nombraban a los obispos para sus diócesis, según su conveniencia. Por lo tanto después de Carlomagno comienza un proceso de manipulación en el que los reyes y nobles nombraban o cesaban a los obispos según su parecer. Esta situación se prolongó durante al menos dos siglos.

El nombramiento de cargos eclesiásticos por parte de los reyes se llama investidura. Pero a pesar de que el papa Gregorio VII intentó separar Iglesia y Estado en el año 1073, este hecho de que los mandatarios nombren cargos eclesiásticos según su conveniencia, ha durado en muchos casos hasta hoy día.

5. - LA REFORMA GREGORIANA

Durante el S.- X y XI, el papado estuvo demasiado influenciado por los reyes y los señores feudales romanos. Ellos llegaron a nombrar los papas a su antojo y luchaban por colocar a alguien de su familia en el papado. Esta época se la ha llamado Siglo de Hierro del Pontificado.

Por fin, el Emperador Enrique III, harto de lo que pasaba, se proclama "Patricio de los Romanos" y elige un papa germano. Este rey, eligió a lo largo de su vida varios papas, y sus decisiones fueron acertadas. Incluso los papas que él ponía, eran conscientes de que no podían depender de los reyes. Era necesaria una reforma.

Ese deseo de reforma empezó en serio cuando murió Enrique III y hacerse cargo del Imperio la emperatriz viuda Inés, hasta que su hijo Enrique IV fuera mayor.

En el año 1059 el papa Nicolás II, que fue elegido por el clero de Roma, promulgó un decreto para regular la elección del Papa. El papa debía ser elegido sólo por los cardenales. Los cardenales se reunían en una reunión secreta que se llama CÓNCLAVE (del latín Cum Clave: Bajo llave). El pueblo simplemente debía aclamar al elegido y no influir en esta decisión.

Y por fin, en el año 1073, es elegido como papa, Gregorio VII quien intentó separar la Iglesia del Estado. ÉL comienza su reforma luchando contra tres graves problemas de su época, también considerados como tres graves pecados:

- La Simonía: es un pecado que ya aparece en el libro de Hechos de los apóstoles en el que un tal Simón el mago intenta comprar los poderes de hacer milagros que tenía san Pedro. Pero en la Edad Media la palabra Sominía pasa a designar el pecado por el que alguien compraba un cargo eclesiástico a un rey, es decir pagaba dinero para ser obispo o abad y mandar en ese territorio, etc.

- Las Investiduras. El pecado de las investiduras consiste en que los reyes y nobles nombren para los cargos eclesiásticos a la gente que le convenían, incluso a sus hijos, a sus hermanos, etc. Sabemos que, en la Edad Media, era normal que si una familia de nobles tenía tres hijos, el primero fuera noble, como su padre y heredara el territorio y el título, el segundo se dedicara a la Iglesia y el tercero al ejercito.

- El tercer pecado que había que combatir era la mala conducta del clero.

Gregorio VII comienza su reforma centralizando el poder de la Iglesia en Roma. Suprime todos los ritos de misas de las Iglesia locales (como por ejemplo el Rito Mozárabe en España, o el rito Franco de Francia) e impone a todos el rito romano (la misa tal y como la conocemos hoy). Restauró la disciplina entre el clero, obispos y abades. Además instituyó legados que aplicaran la reforma por todos los reinos cristianos de la época. Impone el latín como lengua oficial en la Iglesia Católica.

Al aplicar esta reforma, que sólo pretendía separar la Iglesia de la influencia de los reyes y Señores feudales, Gregorio VII tuvo que enfrentarse con el emperador alemán Enrique IV, (hijo de Enrique III) quien intentó siempre que la reforma no se llevase a cabo. Fue una lucha de intereses. Enrique IV quería continuar en la línea de sus antecesores, es decir nombrando y quitando a los cargos eclesiásticos. Gregorio VII quería la libertad para la Iglesia.

Todo comenzó cuando el emperador Enrique IV, desafiando la prohibición expresa del papa, nombra al arzobispo de Milán y a otros obispos. Después celebró un Sínodo con los obispos alemanes, partidarios suyos y decide cesar al papa Gregorio VII. Éste, reaccionó y excomulgó al Emperador, y le declaró privado del poder real. Este hecho impresionó tanto a la cristiandad de la época que Enrique IV, sólo y desposeído tuvo que emprender un viaje a Roma, atravesar los Alpes en pleno invierno y dirigirse al papa para pedirle perdón. Después de estar tres días durmiendo a la puerta del castillo del papa, éste lo perdonó.

Pero tres años más tarde, volvió a ocurrir exactamente lo mismo. Enrique IV volvió a cesar al papa y Gregorio VII lo excomulgó de nuevo, pero ahora la situación cambia. Enrique IV, enfurecido decide invadir Roma y cesar al papa por la fuerza. El papa tuvo que escapar y refugiarse en Salermo, el sur de Italia donde murió el 25 de mayo de 1085.

Este hecho que parece un fracaso, fue un triunfo para la Iglesia porque Gregorio VII consiguió devolver la libertad a la Iglesia y que los reyes no influyeran en la elección de cargos eclesiásticos.

6. - LAS OTRAS GRANDES RELIGIONES: MUSULMANA Y JUDÍA

6.1. - Religión musulmana.

Mientras en Europa los reyes se dedicaban a nombrar cargos eclesiásticos y a hacerse la guerra entre sí, en Arabia surge una nueva religión con pretensiones de universalidad. Se trata de la religión musulmana o Islámica.

La palabra Islam significa entrega voluntaria a Dios. Esta religión fue fundada por Mahoma (570-632) que recibió la revelación de Dios y que él puso por escrito en el libro sagrado que se llama Corán. El nacimiento del Islam comienza oficialmente en el año 622 cuando Mahoma tiene que huir de la Meca a la ciudad de Medina.

El Corán identifica el Islam con la única religión verdadera e insiste en que Dios es uno. Alá significa Dios único. Según el Corán, la entrega a Dios debe ser en todas las cosas, pero debe manifestarse principalmente en estas cosas fundamentales: creer en Dios, en los ángeles, en el último día, en la Escritura y en los profetas. En dar limosna a los huérfanos, necesitados viajeros mendigos y esclavos. En rezar la Azalá (oración litúrgica) y en dar el azaque (tributo religioso). En cumplir los compromisos contraídos. En ser paciente en el sufrimiento y en el tiempo del peligro. Para el Corán, los que practican esto son hombres sinceros y temerosos de Dios. Otras prácticas que recomienda el Corán es el ayuno y la peregrinación a la Meca.

El Islam tiene muchos puntos comunes con la religión cristiana y judía, como por ejemplo la creencia en un solo Dios, creador de todo, omnipotente, misericordioso, que premia a los buenos y castiga en el infierno a los malos. También creen en la resurrección de los muertos y en el día del juicio final.

La novedad del Islam con respecto al judaísmo y cristianismo es que no tienen sacerdotes. Y con respecto al cristianismo, la religión musulmana presenta muchas más novedades: no hay sacerdotes ya que estos son sustituidos por los cadíes (jueces) y ulemans (doctores en ley mahometana). No existen los sacramentos. Están rotundamente prohibidas las imágenes. Pero además ellos niegan algunos dogmas de la religión cristiana. De Jesucristo, a quien el Corán considera como un profeta extraordinario nacido de la virgen María, niega que haya muerto realmente en la cruz y que sea realmente Dios. Además niega el misterio de la Santísima Trinidad. El Corán dice expresamente que el cristianismo cree en tres dioses. Nosotros sabemos que esto no es así. Creemos en un solo Dios pero que a la vez tiene tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

El Islam ayudó al cristianismo a clarificar el verdadero culto a las imágenes. Las imágenes religiosas esculpidas o pintadas, no se las debe adorar sino venerar. Se las respeta y se fomenta el arte cristiano porque las imágenes ayudan a entender la religión y ayudan a rezar, pero nunca se las debe adorar. En esta época en que la mayoría de gente no sabía leer y escribir, una manera de enseñarle la religión eran las imágenes. Los cristianos única y exclusivamente adoran a Dios, nunca a las imágenes.

En España los musulmanes fueron algo tolerantes con los cristianos que habitaban en nuestro territorio y les dejaron seguir con su religión, aunque fueron privados de algunos derechos, por ejemplo no podían hacer propaganda, ni reparar iglesias, etc.. Sólo en el S.- XII, en la época Almohade y Almorávide hubo persecución de cristianos. Los cristianos que vivían entre los musulmanes se llamaban mozárabes. Y después de la reconquista, los árabes musulmanes que habitaban en territorio cristiano se llamaban Moriscos.

A lo largo de la larga convivencia entre la Religión musulmana y la cristiana durante la Edad Media, hubo grandes periodos de paz, de diálogo y comprensión. Por ejemplo, en Toledo vivían al mismo tiempo tres comunidades religiosas: los cristianos, los judíos y los árabes. Llegaron incluso a fundar una escuela conjunta. Pero también hubo grandes periodos de guerras entre las dos religiones, tanto en España como en Tierra Santa. Cuando la guerra era provocada los musulmanes se llamaba Guerra Santa. Cuando la guerra era provocada los cristianos se llamaba cruzada. En las cruzadas los cristianos se vieron obligados a enviar soldados a Jerusalén para defender la tierra santa de los ataques de los musulmanes.

No faltaron tampoco intentos cristianos de evangelizar a los árabes. Muchos franciscanos y dominicos se trasladaban a territorio musulmán para evangelizarlos. Y por último debemos destacar la figura de Ramón Llull que tradujo la Biblia al árabe.

6.2. - El Judaísmo

Después de la destrucción del templo de Jerusalén, símbolo de la religión judía, en el año 70 d. C. por los romanos, los judío se dispersaron por toda Europa. Dejaron de tener sacerdotes, organización, instituciones y país. Pero continuaron manteniendo muchas costumbres judías. Continuaron guardando el Sábado, construyeron sinagogas desde donde leían la Palabra de Dios y la explicaban. Celebraban la fiesta de Pascua, estudiaban la Palabra de Dios, etc. Muchos judíos se establecieron en España hasta que fueron expulsados por los reyes católicos. Esto judíos se llaman sefarditas.

7. - LAS ÓRDENES MONÁSTICAS.

Durante la Edad Media surge un sentimiento de reforma de la Iglesia que se caracteriza por un querer volver a los orígenes y a la época de los mártires. Las órdenes religiosas y sus monjes son los que emprenden esa reforma. La vida religiosa medieval se puede dividir en tres etapas:

1ª Etapa: Los monasterios autónomos: Eran monasterios independientes, pero en occidente poco a poco fueron siguiendo la Regla de san Benito. Aunque hay otras reglas de vida, la que más se difundió fue la de San Benito.

2ª Etapa: las órdenes monásticas: Pronto aparecerán confederaciones de monasterios con la misma regla y dependientes de un Abad, Prior, o Superior. Estas confederaciones se llaman órdenes monásticas.

El primer intento de volver a los orígenes del cristianismo e intentar que todos los monasterios se acojan a la misma regla es la de Cluny (sur de Francia) en el año 910 (S.-X). Su estilo de vida continúa siendo la Regla de San Benito pero algo reformada. Esta reforma, que comenzó en Cluny fue seguida por otros monasterios.

Más tarde aparecerá la segunda reforma promovida por San Roberto que en el año 1098 funda el monasterio del Cister. Por eso sus monjes se llaman Cistercienses (estos monjes continúan siguiendo la regla de San Benito pero con otra reforma).

Más tarde san Bruno funda la orden de los Cartujos en 1084. Son unos monjes que siguen una regla muy estricta y severa.

Las órdenes Militares y hospitalarias. Durante los S.- XI y XII aparecen una serie de órdenes militares y de caballeros, dedicadas a la atención de peregrinos que viajaban a Jerusalén, a Santiago de Compostela o a Roma. Se dedicaban al hospedaje y a la atención de peregrinos.

Otras tenían un carácter más militar y con la idea de reconquistar los territorios en manos de los árabes, Estas son los Caballeros de Malta, Orden militar de Calatrava, o la que más importancia alcanzó: los templarios o la orden del temple.

Otras se dedicaban a rescatar cautivos como los Mercedarios

3ª Etapa: Las órdenes mendicantes: Hasta el S.- XII la vida de los monasterios había sido rural y alejado de las ciudades. A partir del desarrollo de las ciudades surge un estilo de vida monástico pero dentro de las ciudades. Aparecen las órdenes mendicantes que establecen conventos dentro de las ciudades y se dedican muchas veces a la enseñanza en las universidades. Las órdenes mendicantes más famosas son los Dominicos y los Franciscanos. Los miembros de estas órdenes no se llaman monjes sino frailes (que viene de la palabra latina frater que significa hermano). Los Dominicos siguen la regla de San Agustín y los Franciscanos la regla de San Francisco

Otras órdenes mendicantes son los Carmelitas, y los Mercedarios que después de la reconquista pasarán a ser mendicantes.

8 .- PROMOCIÓN DE LA CULTURA POR PARTE DE LA IGLESIA.

En occidente, tras la caída del Imperio Romano y la Invasión de los pueblos Bárbaros, la cultura se concentró únicamente en los monasterios. Ellos se encargaban de copiar libros, manuscritos, etc. y enseñar a la gente generalmente noble. Gracias a ellos hemos conservado muchos libros de la antigua Roma y Grecia. Ellos fueron los que mantuvieron la cultura hasta que en la Baja Edad Media aparecen unas escuelas al amparo de las Catedrales que más tarde serán las Universidades. Estas al principio dependían de la Catedral, pero con el paso del tiempo se hicieron independientes.

La primera universidad independiente fue la de París. Y en España la Primera universidad fue la de Salamanca, pero también destacan la Complutense de Alcalá de Henares, la de Valencia que ahora cumple 500 años…

9.- LAS NUEVAS HEREJÍAS DE LA EDAD MEDIA Y LA INQUISICIÓN

(Ver páginas 120 y siguientes del libro de texto).

Al final del S.- XII surge en el sur de Francia dos nuevas herejías: Los Cátaros (palabra griega que significa “los puros”) y los Albigenses (que son los habitantes de la ciudad francesa de Albí).

Las dos herejías creen en una filosofía dualista (2 polos): lo material que es malo y corrupto, y por otra parte lo espiritual que es bueno. La religión debe reducirse a lo espiritual, porque lo material es malo. Por tanto las nuevas herejías rechazan todo lo material de la religión: los sacerdotes, la jerarquía, los sacramentos, etc. Y solo sirven para ser buenos lo espiritual: las oraciones, las formas de piedad, los rezos, etc.

Estas herejías ocasionaron muchos altercados de orden público, por lo que para perseguirlas se creó el Tribunal de la Inquisición (la palabra Inquisición significa búsqueda). Era un tribunal civil y eclesiástico a la vez. Su finalidad era defender la fe verdadera (la doctrina correcta u Ortodoxia) y al mismo tiempo evitar altercados. La autoridad eclesiástica detectaba los posibles herejes y la autoridad civil los juzgaba y condenaba. El Papa Gregorio IX crea en 1232 la Inquisición y se la confía a los Dominicos.

10. - LOS GRANDES CISMAS DE LA IGLESIA MEDIEVAL.

La Iglesia a lo largo de la Edad Media sufrió dos grandes separaciones (la palabra cisma significa separación o corte).

10.1.- El cisma de Oriente.

Debido a un distanciamiento progresivo entre Roma y Bizancio, o lo que es lo mismo, entre la Iglesia occidental y la oriental, que comenzó cuando Carlomagno llegó al poder, y debido a una serie de conflictos entre los orientales y occidentales, se rompe definitivamente la unión de las Iglesia en 1054.

10.2. - El cisma de Occidente.

Todo comenzó a mediados del S.-XIV cuando el rey de Francia, Felipe el Hermoso, presionó al Papa Benedicto XI para que fuera a la ciudad francesa de Avignon. Éste fue allí y fijó su residencia allí. Su sucesor Clemente V (1305-14) ya no volvió a Roma. A partir de ese momento, todos los Papas (recordemos que el papa es siempre el obispo de Roma) residieron más de 70 años en Francia.

El Rey de Francia utilizaba a los papas (que eran todos franceses) para afirmar su poder frente a los demás reyes de Europa. Por fin, el Papa Gregorio XI se decide volver a Roma. Y cuando este muere en el año 1378 se produce el cisma o la separación de la Iglesia. El problema vino en la elección del sustituto del difunto papa Grgorio XI.

Los cardenales se reúnen en Roma para elegir un papa italiano. Los habitantes de Roma querían un Papa italiano, e incluso llegaron a interrumpir un cónclave (palabra que viene del latín cum clave que significa bajo llave y que designa la reunión secreta, bajo llave, que hacen los cardenales para votar a un papa nuevo). Se eligió a Urbano VI. Pero los cardenales franceses dijeron que la votación no era válida y eligieron a otro papa: Clemente VII que se fue a vivir a Avignon. Ahí empieza el cisma que duró 39 años. Todo el mundo de la cristiandad quedó dividido en dos bandos.

Ante este lamentable hecho hubo varios intentos de solución. Destacan dos figuras muy importantes: Santa Catalina de Siena y San Vicente Ferrer (defensores cada uno de un Papa diferente).

El primer intento de solución fue el Concilio de Pisa que pretendía la dimisión de los dos Papas y la elección de uno nuevo. Se eligió a Alejandro V. Pero los otros dos papas no aceptaron la dimisión con lo que ahora había tres papas.

Finalmente la solución vino del Concilio de Constanza en 1413. Dimitió el Papa de Roma y el de Pisa. Y el de Avignon (el español Pedro de luna con el nombre de Benedicto XIII) no dimitió, pero como ya nadie le obedecía se retiró a Peñíscola donde murió esperando que llegara el barco que le devolviese a la sede papal. Al morir este su sucesor presentó la dimisión al verdadero Papa que era Martín V.

Para aclararnos mejor en este tema vamos a ver este organigrama con los nombre de los Papas:

Bonifacio VIII

Benedicto XI (va a Avignon)

Clemente V (ya no vuelve a roma)

7 Papas

Gregorio XI (vuelve a Roma)

CISMA (1378)

AVIGNON ROMA

Clemente VII Urbano VI

Bonifacio IX

Inocencio VII CONCILIO DE PISA (1409)

Benedicto XII Gregorio XII Alejandro V

(el Papa Luna)

Juan XXIII

CONCILIO DE CONSTANZA: AÑO 1413

Martín V

11.- LA CELEBRACIÓN DE LA IGLESIA EN LA EDAD MEDIA.

Las celebraciones litúrgicas decaen mucho en la Edad Media, por un motivo muy especial, porque la lengua utilizada en la celebración era el latín, y la gente ya no lo entendía, porque hablaban las lenguas romances (que más tarde evolucionarán hacia nuestras lenguas actuales).

Los monasterios cuidaban de una manera especial la celebración de la Eucaristía y el rezo de la liturgia de las horas (son unas oraciones que rezan los monjes, monjas y sacerdotes a lo largo del día: consisten en: Maitines, Laudes, hora tercia, hora sexta, hora nona, Vísperas y Completas). Además desarrollan el canto gregoriano que es una melodía sencilla subordinada a la oración.

Ya vimos anteriormente como Gregorio VII con su reforma gregoriana impone el latín y el rito romano, por lo que desaparecen otros ritos existentes como el mozárabe que era el que se utilizaba en España.

Pero para que la gente, que cada vez desconectaba más de la misa, porque ya no entendía el latín, pudiera alimentar su fe, aparecen nuevas formas de devoción, las cuales han perdurado hasta nuestros días. Veamos algunos ejemplos más representativos:

  • Adoración a la Santísima Eucaristía

Como la celebración de la Eucaristía había decaído mucho en la Edad Media, por eso se impone la norma de que los cristianos deben oír misa todos los domingo y fiestas de precepto. También se impone la norma de confesarse al menos una vez al año, en peligro de muerte o si se ha de comulgar el Cuerpo de Cristo.

Todo el mundo cree en la presencia real de Jesucristo en el pan de la Eucaristía, por eso se impone a la gente que comulguen con la boca y solo el pan, como signo de respeto al Señor.

Para adorar a la Eucaristía se introduce la elevación del cuerpo y sangre de Cristo en el momento de la consagración (que es cuando el sacerdote pronuncia las palabras: Tomad y comed… y tomad y bebed… y a partir de ahí el pan y el vino se convierten en el Cuerpo y la Sangre del Señor). Los fieles, como signo de respeto se arrodillan en la consagración.

Se fomenta también la adoración de la santísima Eucaristía fuera de la misa: concretamente en tres momentos: En el Sagrario (que es donde se guarda el Cuerpo de Cristo que sobra de las misas), en la exposición Mayor (que es cuando la sagrada eucaristía se expone en un artilugio llamado “custodia”, en forma de sol, para la adoración pública de los fieles). Y en la fiesta del Corpus Christi, que se pasea a la Eucaristía en solemne procesión. Una vez al año, la sagrada Eucaristía se saca en procesión. Esta fiesta se instituye en el S.-XIII.

  • Devoción a María.

La Virgen María también ocupa un papel muy importante en las devociones de la Edad Media. Veamos las oraciones más importantes que se difunden durante la Edad Media:

- El ángelus: Se reza tres veces al día: Cuando amanece, al medio día y al atardecer. Se reza de esta manera:

El ángel del Señor anunció a María, y concibió por obra del Espíritu Santo. Dios te salve, María…” “He aquí la esclava del Señor: Hágase en mi Según tu palabra, Dios te salve, María…” “Y la Palabra se hizo Carne, y acampó entre nosotros, Dios te Salve María…” Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Oremos: Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros, que por el anuncio del ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos por su pasión y su cruz a la gloria de la resurrección. Por Jesucristo Nuestro Señor: Amén”.

- La Salve: Es una oración a María que dice así:

“Dios te salve, Reina y Madre, de misericordia, vida y dulzura, esperanza nuestra. Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. ¡Ea pues Señora, abogada nuestra!. Vuelve a nosotros, esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro, muéstranos a Jesús fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima! ¡Oh piadosa! ¡Oh dulce Virgen María!."

- El Rosario: Una oración que consiste en repetir muchas veces pequeñas fórmulas para profundizar en lo hondo del misterio de Dios. Tiene varios misterios distribuidos en tres bloques que se enuncian al comenzar las 10 Ave Marías. Los misterios son estos:

MISTERIOS GOZOSOS MISTERIOS DOLOROSOS MISTERIOS GLORIOSOS

( Lunes y jueves) (Martes y viernes) (Miércoles, sábados y domingos)

1.-La anunciación del 1.-La oración de Jesús 1.-La resurrección

Angel a la virgen María en el huerto de los olivos

2.-La visita de Ntra. Sra. 2.-Los azotes de Jesús 2.-La ascensión del Señor

a su prima Santa Isabel a los cielos

3.-Nacimiento de Jesús 3.-La coronación de espinas 3.-La venida del Espíritu

en el portal de Belén. Santo a los apóstoles.

4.-La presentación del 4.-La subida de Jesús al 4.-La Asunción de María.

niño Jesús en el templo. Calvario

5.-Jesús, perdido y hallado 5.-La muerte de Jesús en 5.-La coronación de María

en el templo la cruz en el cielo.

Después de enunciar cada misterio, se rezan un Padre Nuestro, 10 ave Marías y un gloria, y al final se reza la letanía:

Señor ten piedad Señor ten piedad Virgen Poderosa Ruega por…

Cristo ten piedad Cristo ten piedad Virgen fiel Ruega por…

Señor ten piedad Señor ten piedad Espejo de justicia Ruega por…

Cristo óyenos Cristo óyenos Trono de la sabiduría

Cristo escúchanos Cristo escúchanos Causa de nuestra alegría

Dios Padre Celestial Ten piedad de nosotros Templo de Espíritu Santo

Dios Hijo redentor del mundo. Ten piedad de.. Honor de los pueblos Ruega por…

Dios Espíritu Santo Ten piedad de nosotros Modelo de entrega Ruega por…

Trinidad Santa: Un solo Dios. Ten piedad de… Rosa escogida

Torre de David

Santa María Ruega por nosotros Torre de Marfil

Santa Madre de Dios Ruega por nosotros Casa de oro

Santa virgen de la Vírgenes. Ruega por.. Arca de la alianza

Madre de Cristo Ruega por nosotros Puerta del Cielo

Madre de la divina gracia Ruega por.. Estrella de la mañana

Madre Purísima Ruega por nosotros Salud de los enfermos

Madre Castísima Ruega por nosotros Refugio de los pecadores

Madre intacta Ruega por nosotros Consuelo de los afligidos

Madre Santa Ruega por nosotros Auxilio de los Cristianos

Madre inmaculada Ruega por nosotros Reina de los ángeles Ruega por…

Madre amable Ruega por nosotros Reina de los Patriarcas

Madre admirable Ruega por nosotros Reina de los apóstoles

Madre del Buen consejo Reina de los Mártires

Madre del Creador Ruega por nosotros Reina de los confesores

Madre del Salvador Ruega por nosotros Reina de los creyentes

Virgen prudentísima Ruega por nosotros Reina de todos los santos

Virgen digna de veneración Reina concebida sin pecado

Virgen digna de alabanza. Reina asunta al cielo

Reina del Santo Rosario

Reina de la Paz Ruega por…

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios para que seamos dignos de alcanzar la promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Oremos: Te pedimos Señor. Que nosotros tus siervos, gocemos siempre de salud del alma y cuerpo, y por la gloriosa intercesión de Santa María, la Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del cielo. Por Jesucristo Nuestro Señor: Amén.

  • Devoción a los Santos.

En la Edad Media hay una gran difusión de los santos y se proponen como modelos de vida cristiana. Los santos son los que han vivido una vida como la de Cristo. A ellos la gente acude para buscar remedio a sus males y para que intercedan a Dios. A ellos se dedican muchas iglesias, y ermitas. A ellos se hacen procesiones, romerías, etc. Si estaban en la ermita, el día de la fiesta se bajan al pueblo para hacerle la fiesta y la misa solemne, y cuando terminan las fiestas se vuelve a llevar a la ermita.

  • Las Reliquias

También se difunden las reliquias de los Santos. Se dividen en dos tipos:

- Reliquias directas: cuando recogen algún trozo de hueso, cabellos, sangre o carne, de algún santo. En la Catedral de Valencia se encuentra el brazo de San Vicente Mártir…

- Reliquias Indirectas: cuando recogen ropas y otros utensilios de santos. Por ejemplo el hábito de monje de San Antonio de Padua que se conserva en la ciudad italiana de Padua

En la Edad Media tuvieron mucha difusión las reliquias. Algunas si que son auténticas, otras no. Entre las reliquias más importantes destacan la Sábana Santa de Turín, La Santa faz que está en muchos sitios, el Santo Cáliz, la Vera Cruz (que es un trozo pequeño de la cruz donde estuvo clavado Cristo), etc. Además muchas parroquias y ermitas poseen reliquias de santos, etc. Aunque sabemos que en la Guerra Civil española se perdieron muchas.

  • Procesiones

Adquirieron mucha importancia las procesiones, sobre todo la de semana Santa, con sus imágenes, sus penitentes, sus cofradías e incluso en la edad media salías flagelantes.

También aparecen más procesiones. Pero siempre la más importante es la del Corpus Christi.

  • Peregrinaciones y Romerías

Tienen un sentido penitencial, es decir, uno que realiza un viaje a un santuario o a una Iglesia es para obtener el perdón de los pecados y el progreso de la vida espiritual. Los lugares de peregrinación se constituían en verdaderos centros de espiritualidad y encuentro de cristianos de todos los países. Los lugares más visitados en la Edad Media son : Tierra Santa, la tumba de san Pedro en Roma, Santiago de Compostela, etc.

  • Vía Crucis.

Es una oración en la que se recuerda el camino que sufrió Jesús cuando lo crucificaron y que hoy día recuerdan los cristianos. Suele tener 14 pasos:

1.- Jesús condenado a muerte 8.- Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén

2.- Jesús carga con la cruz 9.- Jesús cae por tercera vez

3.- Jesús cae por primera vez 10.- Jesús es despojado de sus vestidos

4.- Jesús se encuentra con su madre 11.- Jesús es clavado en la cruz

5.- Simón de Cirene ayuda a Jesús 12.- Jesús muere en la cruz

a llevar la cruz 13.- Jesús es bajado de la cruz y puesto

6.- La verónica limpia el rostro en brazos de su Madre

de Jesús 14.- Jesús es colocado en el sepulcro

7.- Jesús cae por segunda vez.

  • Las indulgencias.

Durante la Edad Media se difunde la idea de que los que han muerto pero no tenían el alma limpia del todo ( porque tenían pecados veniales) iban a un lugar llamado Purgatorio (o tiempo de purificación) en el que el alma se purificaba de los pecados cometidos en la tierra hasta que por fin entraba al cielo. Mientras un alma está en ese periodo de purificación, puede recibir la ayuda de las personas de la tierra a través de oraciones y misas, de ahí la costumbre de aplicar las misas por el alma de los difuntos. También se tiene mucha veneración y respeto al cuerpo de los difuntos llamados a resucitar algún día, por eso se establece su fiesta el día 2 de noviembre y la gente visita a sus familiares difuntos en el cementerio.

Pero Alejandro II en 1063 dijo que si los cristianos realizaban determinadas buenas obras se producía la total limpieza del alma en vida y ya no tendría que estar en el Purgatorio. Por ejemplo: cuando los soldados iban a las cruzadas, como corrían tanto peligro, eran premiados con “Indulgencia plenaria” es decir la total limpieza del alma para que si morías no se pasaran ningún día en el purgatorio.

Pero en el Renacimiento, la Iglesia abusó del tema de las indulgencias, por ejemplo, si uno daba dinero para construir el vaticano le daban indulgencias plenarias. Contra estos abusos se alzó Lutero y con mucha razón. La Iglesia tuvo que clarificar su postura con respecto a las indulgencias.

También, cuando la gente hace una peregrinación larga a un lugar determinado como por ejemplo la basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén, o la tumba de Santiago apóstol, se le concedía indulgencia plenaria o parcial si se confesaba y comulgaba.

5

9

La Iglesia en la Edad Media