La Iglesia ante la problemática social. Jesús frente al poder político

Religión. Cristianismo. Hijo de Dios. Creyentes. Cristianos

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Índice

1. Introducción.

2. La Iglesia ante la problemática social.

3. Encuesta.

4. Jesús frente al poder político, religioso, al placer, frente a mujeres, niños y enfermos.

5. Encuesta.

6. Opiniones.

7. Recomendaciones.

8. Conclusiones.

9. Fuentes.

Introducción

Esta monografía trata sobre 2 temas controversiales que son de suma importancia hoy en día.

La Iglesia ante la problemática social y Jesús frente al poder político, religioso, al placer, frente a mujeres, niños y enfermos son tópicos relevantes en los que opiniones diversas afloran al momento de ser nombrados.

Con ejemplos, opiniones y argumentos los debatiremos y definiremos, de manera subjetiva, cómo vemos la situación actual cuando a esto se refiere.

La Iglesia ante la problemática social

Hoy en día vivimos en una sociedad corrompida donde se conjugan bondades y males. Gente positiva que nos ayuda a progresar y la cultura de la muerte. Distintos factores que ponen a la Iglesia en una encrucijada ya que esta debe mantener siempre un rol neutral, aunque con favoritismo hacia el bien, Eso siempre.

Desde hace mucho la Iglesia lidia con estas complicaciones, por ejemplo: En el año 1891 el papa León XIII publicó la encíclica "Rerun Novarum", uno de los documentos pontificios más importantes en la historia de la Iglesia. Puede decirse que hay un antes y un después. Este documento es la toma de postura de la Iglesia ante la grave y acuciante "cuestión social", provocada por la revolución industrial y la introducción del sistema capitalista liberal, que había dejado en una situación de desamparo a amplios sectores de la sociedad, tanto obreros en las ciudades, como proletarios o pequeños propietarios del campo.

Entre los factores tenemos:

  • La creación de estructuras sociales y económicas organizadas con el único fin de lograr ganancias y lucro.

  • Estructuras que someten a hombres y mujeres, ya que se mira al hombre por lo que produce y no por lo que vale como persona.

  • Frecuente violación de los derechos humanos,

  • Falsas promesas por parte de los líderes políticos,

  • Justicia complaciente a favor de una clase social determinada.

  • Abuso permanente sobre naciones, por parte de los países o regímenes de fuerza.

  • Muchos se hacen líderes del poder y la riqueza rechazando a Dios y su voluntad liberadora.

  • Agresión a la identidad y a los valores propios de nuestra cultura, a través de contenidos pseudo educativos y de formas de vida importada.

Diariamente, la Iglesia se enfrenta con situaciones como esta y otras más. Se trata de buscar la solución a los distintos males que aquejan a la sociedad con ayudas comunitarias, inculcación de valores, etc.

El compromiso social que lleva la Iglesia ha quedado implícito a lo largo de la historia; compromiso que reconoce a los Derechos Humanos como:

  • Inviolabilidad de la vida

  • Inviolabilidad de la dignidad de la mujer

  • Derecho a la salud

  • Derecho a ser libre

  • Derecho de expresión

  • Por ello, visto desde un punto de vista objetivo, el cristianismo ha sido considerado la religión más social de nuestros tiempos. La Iglesia nos llama a amar y ayudar al prójimo, de ahí el interés en las labores comunitarias, la defensa de la persona y de su integridad, entre otras.

    Un ejemplo de cómo se reúne la Iglesia a tratar estos temas de problemática social fue la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, que se celebró en Santo Domingo en 1992. Entre los temas tratados se destacan: Robustecer el conocimiento, difusión y puesta en práctica de la doctrina social de la iglesia en los distintos ambientes; Promover la justicia y la participación en el interior de nuestras naciones, educando en dichos valores, denunciando situaciones que las contradicen y dando testimonio de una relación fraterna; Asumir con decisión renovada la opción evangélica y preferencial por los pobres, siguiendo el ejemplo y las palabras del Señor Jesús, con plena confianza en Dios,

    Como podemos ver, la problemática social es una cuestión seria en cuanto a la Iglesia se refiere.

    Gracias a Dios, la juventud de hoy se ha ido interesando en el bienestar de la sociedad y de sus compañeros, esto ha causado que las campañas de asistencia y labor social se disparen en cantidades de voluntarios, Algunos se preguntan, ¿Qué podemos hacer? La respuesta es sencilla, puesto que hay labores sociales para cada quien en función de sus posibilidades de disponibilidad y economía.

    No es solo dar limosna, donar ropa, llevar comida; sino también, llevar la palabra, dar un poco de nuestro tiempo y cariño y compartir el saber para formar mejores seres humanos.

    A continuación, una encuesta que pone en evidencia la opinión de los jóvenes respecto a este asunto.

  • ¿Crees que la Iglesia efectúa un buen papel a la hora de hablar de problemática social?

      • 65% Si

      • 25% No

      • 10% Sin opinión

  • ¿Conoces jóvenes que se dedican a ayudar en labores comunitarias?

      • 95% Si

      • 5% No

  • ¿Te has propuesto tu participar o participas?

      • 25% Si

      • 62% No

      • 13% No lo había pensado

    Jesús frente al poder político, religioso, al placer, frente a mujeres, niños y enfermos

    A Jesús, como joven y humano, le tocó jugar un papel sumamente crucial en la historia. Desde siempre, su vida a sido tema de debates: lo que hizo o dejó de hacer. Antes que nada debemos tener claro que, al igual que la Iglesia, Jesús nos sirve como modelo en labores sociales y bien para con el prójimo.

    • Punto de vista político.

    El hijo de Dios, Jesús, fue un líder desde joven, siempre considerado como un maestro por lo sabio y bondadoso que era. De hecho, por esto lo seguían sus discípulos, porque en él encontraban una fuente de sapiencia y generosidad que no se cansaba de predicar la palabra liberadora. Jesús nos llamaba a ser líderes también, de forma honesta y responsable en el equipo del Señor.

    Desgraciadamente, hoy en día hay mucha corrupción entre cabecillas. Muchas personas deshonestas.

    • Punto de vista religioso.

    Desde los tiempos de apóstoles y Jesucristo, han existido problemáticas sociales que dificultan el desarrollo del ser humano como personas individuales y especiales. La religión también se ha visto afectada porque la incredulidad ha querido dominar y someter cada mente joven que surge; mientras más moderna, liberal y tecnológica es la generación más incrédulos aparecen. Jesús siempre intentó, con sus palabras y hechos, enseñarnos el camino correcto, si antes que habían menos cosas de las cuales preocuparse era difícil, no es sorpresa que ahora lo sea más. Difícil, sí, más no imposible.

    • Punto de vista social (Mujeres, niños y enfermos).

    Jesús sanaba enfermos, jugaba con niños y, como recordamos, salvó a una mujer de ser apedreada en una plazoleta. Actualmente, miles de mujeres sufren por culpa de maltrato, niños cuyos padres se separan dan a parar a la calle, enfermos mueren día a día por falta de medicinas o por no tener dinero para pagar las cuentas médicas. ¿Qué ha pasado con la vocación de servirle al pueblo? ¿Dónde está ese amor que sentíamos por el prójimo? Mientras nuevas interrogantes y obstáculos surgen, más se interesan otros por resolver estos inconvenientes.

    • Punto de vista social (Placeres que caen en pecado).

    Al presente, observamos cómo el tener vale más que el ser; La oligarquía de cada país aplasta cada vez más a los que están bajo su poder, haciéndolos sentir inferiores y sin valor alguno. Esta misma clase social es la que diariamente tiene más poder adquisitivo y cae en desgracias como robo, corrupción, engaños (ya sea a su pareja, familia o empresa).

    Hay quienes afirman que todos los placeres conducen al pecado; este enunciado no es totalmente cierto.

    Ejemplo: Para María, conocer gente es un gran placer. Esto la pone de buen humor, expande sus relaciones interpersonales, la ayuda a sentirse más querida ya que recibe lo que da: cariño; Para Juan, conocer gente es un gran placer. Sale en las noches sin que su esposa se de cuenta, y antes de que él mismo se percate, tiene a 2 mujeres encima suyo acariciándolo. Como a el parece no molestarle, las mujeres continúan y Juan cae en un pecado: La lujuria.

    Está más que implícito cuál de ambos cometió un pecado mortal. Jesús, con sus acciones, nos demostró que se puede ser una gran persona y se puede disfrutar de la vida sin tener que pecar. Las tentaciones han existido y existirán siempre, pero corre por nuestra cuenta el caer en ellas o no.

    Encuesta 2.

  • ¿Crees que Jesús es un buen modelo a seguir?

    • 98% Si.

    • 2% Sin opinión.

  • ¿Has aplicado alguna de sus enseñanzas en tu diario vivir?

    • 83% Si.

    • 17% No.

  • En la actualidad, ¿Crees que hay mucha gente sin fe?

    • 90% Si.

    • 10% No.

  • ¿Crees que es posible cambiar esta situación de incredulidad?

    • 37% Si.

    • 48% No.

    • 15% Tal vez.

    Opiniones

    • Ana Isabela: 16 años, Santo Domingo.

    Mi religión es la evangélica y aunque tengamos ciertas tradiciones distintas, tenemos un punto común si nos referimos al prójimo. Hay que ayudar al prójimo. Todos en la tierra nacemos con distintos destinos, cosas a favor y en contra. Hay que aprovechar las que juegan de nuestro lado y conjugarlas con las de los demás para así hacer más labores comunitarias.

    • Mario G.: 15 años, Santo Domingo.

    Yo no sé mucho de esto, pero, es verdad que en estos tiempos la juventud se está descarrilando. Hay mucha gente sufriendo y cuando uno ve esos muchachitos en las calles pidiendo dinero se le parte el alma. Tal vez deberíamos ayudarlos y decirles que vayan al colegio y eso, pero también con la ola de delincuencia uno ya no sabe quién pide por necesidad y quién no. La desconfianza ha puesto a la gente a la defensiva.

    • Ivana: 15 años, Santo Domingo.

    Mira, si te digo que yo hacía labores comunitarias y que ayudaba a la gente y eso, te mentiría, porque yo he pasado por esta vida de una forma muy egoísta, lo reconozco. En estos últimos días, que he visto las noticias de cosas horribles que pasan alrededor del mundo, me he dado cuenta de lo equivocada que yo estaba. Incluso tengo varios días asistiendo al grupo de asistencia social de mi parroquia. Es una coincidencia bastante grande que en los días en que descubrí esto vengas y me hagas estas preguntas.

    Recomendaciones

    Para ayudar a la Iglesia dentro de su labor social y poner en práctica las actitudes de Jesús aplicadas a estos tiempos, podríamos seguir algunas de estas recomendaciones:

  • Hay labores sociales para cada cual según sus posibilidades. Encuentra la que se adecue a ti.

  • Nadie nos obliga a hacer el bien, tiene que ser voluntario.

  • Para que resulten las enseñanzas de Jesús tenemos que ser creativos y ajustarlas a lo que vivimos hoy en día.

  • Si las situaciones no se asemejan a los tiempos de Jesús, tenemos que pensar qué haría el.

  • Fuentes

  • Jesús, Amor y libertad. Susaeta.

  • http://www.google.com

  • http://www.dtufe.cjb.net/iglesia_y_sociedad/index3/home.htm

  • http://www.aragonesasi.com/historia/respuesta.php

  • http://ww.geocities.com/renovar_se/preguntas/69.html

  • http://www.lds.org/conference/talk/ display/0,5232,49-3-561-23,00.htm

  • http://www.churchforum.org

  • http://www.vatican.va

  • Y la última y más importante, todos aquellos jóvenes que nos prestaron parte de su tiempo para contribuir con este trabajo.