La Hormiga

Zoología. Hormiguero: construcción. Morfología, hábitat y costumbres. Estructura. Plagas. Reina. Colonia

  • Enviado por: Fernando Brahm Y Otros
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 30 páginas
publicidad
cursos destacados
Ayudante de Laboratorio
Gesforem
El Ayudante de Laboratorio, también llamado Ayudante Químico, es un profesional especializado que desarrolla, en la...
Solicita InformaciÓn

Comisariado y Coordinación de Exposiciones.
Instituto Superior De Arte - I/art
Que los asistentes conozcan en profundidad en qué consiste el comisariado de una exposición, así como la forma de...
Solicita InformaciÓn

publicidad

-1999-

 

 

 

Introducción

A simple vista, la hormiga es un pequeño insecto que vive en un hormiguero y que se puede matar solo con un dedo, pero, ¿realmente es sólo eso?, ¿realmente es un inservible insecto más de la tierra?. Pues no, porque aunque no lo creas, es un ser increíble, capaz de comerse un cerdo, una serpiente o hasta una persona por completo, si lo hacen en conjunto.

Pero eso es lo mínimo, porque lo que vas a escuchar ahora va a ser lo más impresionante de tu vida: las hormigas son capaces de... ¡CONQUISTAR AL MUNDO!. Pero, ¿cómo?, te estarás preguntando. Fácil, con sus dotes de organización y pudiendo levantar 10 veces su peso cada una. Y aparte, ya tienen experiencia de esclavizar, ya que, en su hormiguero tienen muchos insectos como prisioneros. Y a que no sabías que algunas especies de hormigas al avanzar en colonia arrasan con todo y no dejan absolutamente nada en su camino.

Pero a pesar de todo, todavía nos rodean muchas dudas sobre este tema, como por ejemplo: ¿qué son las "vacas"? , ¿cómo nacen las hormigas?, o ¿qué función tienen las hormigas soldado?, las cuales te las responderemos absolutamente todas a continuación.

Después de que leas este trabajo, no te quedará ni una sola duda sobre este tema: "Las hormigas".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-1-

Hipótesis

¿Realmente las hormigas son tan destructoras y crueles como se dice?

 

 

 

 

Objetivos

  • Construir un hormiguero.

  • Averiguar sobre las "vacas".

  • Hacer una encuesta para informarse cuanto sabe la gente de las hormigas.

  • Enterarnos cómo las hormigas hacen una nueva colonia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-2-

Índice

Introducción............................................................................ 1

Hipótesis y objetivos...............................................................2

Índice.......................................................................................3

Marco teórico...........................................................................4

Morfología, hábitat y costumbres.............................................4

Desarrollo.................................................................................5

Compañeros y enemigos..........................................................6

La reina se corta las alas después del vuelo nupcial...............7

Una nueva colonia....................................................................8

Increíbles construcciones.........................................................10

Hormigas soldado.....................................................................11

La estructura de la hormiga......................................................12

Los huevos de hormiga.............................................................13

Un suave ropaje de seda.......................................................... 14

El nacimiento de una nueva hormiga........................................ 15

Las "vacas"............................................................................... .16

Hormigas que pelean por la miel............................................... 17

Hormigas agrícolas.................................................................... 19

Terribles batallas entre ejércitos de hormigas........................... 20

Las amazonas y sus esclavas................................................... 21

Hormigas: sangrientas asesinas................................................ 22

Plagas de hormigas.................................................................... 24

Clasificación científica................................................................ 25

Conclusiones.............................................................................. 26

Opinión grupal............................................................................. 27

Parte experimental...................................................................... 28

Gráficos........................................................................................30

Bibliografía...................................................................................31

Anexos.........................................................................................32

 

 

 

 

 

 

 

-3-

Marco teórico

 

Morfología, hábitat y costumbres

Todas las hormigas son sociables, si bien el tamaño de las colonias oscila dentro de grandes márgenes según la especie de que se trate. El tamaño varía entre un milímetro y 4 centímetros. En cada colonia se distinguen 3 tipos de individuos: los machos, las hembras, y las obreras (individuos asexuados). Los dos primeros tienen alas, que pierden tras el vuelo nupcial que realizan para fundar una nueva colonia, mientras que las obreras carecen de ellas (son ápteras).

Las hormigas son insectos valientes y vigorosos, dotados de potentes mandíbulas con las que captura su alimento, defienden el hormiguero, atacan a sus enemigos y cargan y transportan diversos materiales que utilizan para su nutrición. Expulsan además el llamado ácido fórmico, con fines defensivos. El color es en ciertas especies rojizo o negro y en otras, pardo y amarillento. En la cabeza nacen dos antenas, largas y muy móviles, que le sirven de órganos olfatorios y también para comunicarse, porque con ellos se palpan entre sí los individuos de una colonia y "se reconocen". Esto ocurre gracias a que, mediante las antenas, captan unas sustancias, las feromonas, que segregan continuamente y que constituyen factores de identificación.

La cabeza está separada del tórax por un estrecho puente a modo de cuello, y a su vez el tórax se une al abdomen por un delgado pedículo. Poseen, como la mayor parte de los insectos, tres pares de patas torácicas.

En determinadas épocas del año, los hormigueros de una localidad dada producen al mismo tiempo hembras y machos alados, que se colocan en la entrada de la colonia y emprenden el llamado vuelo nupcial, finalizado el cual, se aparean.

El hormiguero se compone de un conjunto de túneles y cámaras subterráneas (en ocasiones también en los troncos de árboles secos), donde se depositan las provisiones, los huevos, las larvas recién nacidas o las pupas (estado por el que acceden a la situación de insecto adulto).

-4-

Desarrollo

Las cuatro fases vitales de una hormiga son: huevo, larva, pupa y adulto. De los diminutos huevos blancos o amarillentos que pone la reina, nacen las larvas al cabo de seis o dos semanas. Tras alimentarse en un periodo de una pocas semanas a varios meses, las larvas se convierten en pupas, habitual pero incorrectamente llamadas huevos de hormigas. Una vez finalizada la fase de pupa, durante el cual el animal no come nada, aparece el adulto. Durante su desarrollo, las hormigas inmaduras son alimentadas y atendidas por las trabajadoras adultas. Como ocurre con todos los insectos que experimentan una metamorfosis completa, la hormiga ha alcanzado su tamaño adulto cuando abandona la fase de pupa.

Abandonados a su suerte, los machos suelen morir tras fecundar a las hembras durante el vuelo nupcial. Se sabe que las reinas y las trabajadoras de algunas especies viven más de 15 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-5-

Compañeros y enemigos

Las hormigas revelan claramente sus sentimientos hacia propios y extraños. La hormiga que se extravía y se aventura en un nido extraño, será muerta; en cambio, si se devuelve a casa de su familia, la hormiga que de ella fue casada adrede para ser mantenida en cautividad durante meses, será reconocida inmediatamente por sus compañeras y agasajada.

Pero la memoria no influye en este reconocimiento de las hormigas entre sí. Las guía el sentido del olfato, o mejor dicho, el sentido del olor-contacto, gracias al cual una hormiga halla a otra perdida y puede volver al sitio donde una vez estuvo. Es curioso observar cuánto se agita una colonia, al pensar que hay peligro, si en su nido se pone un trozo de cascara de naranja que halla estado anteriormente, durante algún tiempo, en otro nido.

Esto nos hace pensar que cada comunidad despide un olor único, distinto a la de las otras comunidades. En efecto, es así, por las siguientes razones: si hormigas extrañas incuban un huevo, la que nace no seré reconocida por la familia, si a ella se le devuelve. Es más: en la vecindad hay seguramente nidos de la misma especie; sin embargo, nunca se equivocan: no conocen a la nacida de un huevo puesto en su nido e incubado en otro, ni matan a la que nace en su nido de un huevo puesto en otro.

Entre las hormigas, como entre sus parientes las abejas, hay reinas, machos y obreras.

Su desarrollo pasa por idénticas metamorfosis: del huevo nace la larva, que se transforma en ninfa, de la cual, finalmente, nace el insecto adulto o perfecto.

El principio de una colonia es muy parecida a una colmena. De ciertos huevos nacen reinas y machos; de los otros, obreras. Como los primeros han de volar, poseen alas; los segundos, que hacen su trabajo caminando, no.

 

 

 

 

 

 

-6-

La reina se corta las alas después del vuelo nupcial

En verano la colonia se apronta para festejar el mayor acontecimiento del año. Salen en cortejo las obreras y, tras ellas las formas aladas sexuales. Es el día de bodas. Reinas y machos se dirigen volando hacia el sol, a celebrar sus esponsales a plena luz del día.

Los deberes de la reina como tal comienzan al volver de su primer y último vuelo, de su vuelo nupcial. Al bajar a tierra se arranca las alas, o se las rompe descuidadamente al escarbar al suelo con sus patas y boca. Desde ese momento caminará como las obreras, y debe empezar a poner huevos en una colonia ya existente o fundar una nueva.

Pero el macho no corre la misma suerte: el día de su muerta y de su boda y el de su muerte coinciden. Si en el aire no lo devora un pájaro o en la tierra no lo atrapa una araña, a su regreso no recibirá ayuda de las obreras, que lo consideran como un ser inútil ya, ni podrá entrar en su casa; solitario y decrépito, vagará hasta la muerte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-7-

Una nueva colonia

Existen dudas acerca de cómo se inicia la colonia de ciertas especies. Lord Avebury, gran autoridad en la materia, no pudo conseguir que una colonia sin reina adoptara otra reina de la misma especie; todas fueron atacadas y muertas.

Se ha comprobado que en muchas especies la reina solo funda una colonia; en otras especies necesita el concurso de las obreras de su misma o de otra especie; de aquí se origina el llamado parasitismo social de las especies esclavistas.

Generalizando, puede decirse que los hechos son: la reina, al volver de su vuelo nupcial, ve y recluta obreras, y con ellas se ve a fundar una colonia, o bien las obreras la apresan y la llevan consigo a su nido.

También suele suceder, cuando es grande la colonia, que haya en ella 2 ó 3 reinas, que conviven en perfecta amistad, disponiendo cada cual de su corte, sin atacarse nunca, como lo harían si alguna si alguna de ellas hubiera estado en otro nido después de su vuelo nupcial.

Las obreras que capturan y adoptan una reina le cortan las alas y la vigilan hasta que se acostumbre.

Supongamos que una reina tenga ya corte y morada. En su casa, las obreras le rinden homenaje y acatamiento, las saludan al pasar, alborozadas, y su alegría se manifiesta en actos típicos: algunas obreras corren y saltan en sima. Por lo tanto, la reina está siempre muy bien acompañada.

Los nidos, que con tanto amor y habilidad construyen, son para las hormigas mucho más de lo que el sustantivo expresa; lo constituyen todo: casa, ciudad, fortaleza y depósito de víveres

Hay tantos tipos de nidos como especies de hormigas.

Todos conocemos en América esos montículos grandes y porosos de la tierra que están en los campos, habitados y construido por hormigas negras.

Otra especie americana hace en la arena un nido profundo en forma de caracol, cuya boca recuerda a un pequeño cráter.

Otra cavadora es la amarilla, que construye una ciudad subterránea, con paredes, pisos, galerías, donde cada sitio tiene su objeto preciso.

-8-

La colorada de los bosques, como no le basta la tierra como

material, amontona piñas y otras cosas, para cubrir su nido con una cúpula provistas de puertas, que de noche sierra y de día abre, como las de una fortaleza Esta hormiga produce, al ser apresada, una herida dolorosa: posee unas mandíbulas poderosas, y suelta en su cuerpo un ácido cáustico, el fórmico, así llamado por haber sido aislado por primera vez del cuerpo de las hormigas, cuyo nombre latino es el de formica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-9-

Increíbles construcciones

En un hormiguero pueden vivir muchas colonias unidas de una misma especie. Un explorador descubrió un nido compuesto por más de 200 colonias, que ocupaba más de 180 metros a la redonda. Al saber que cada colonia consta de 5000 a 500000 hormigas, se sabe que había alrededor de 49500 hormigas en aquel enorme hormiguero.

Antes de dejar el tema, necesitamos saber algo sobre otras formas de hormigueros, algunos de los cuales posee hasta 40 pisos; cinco pisos miden 3 centímetros de altura, y 24 paredes dividen ese pequeño espacio. Para edificarlo, acarrean barro y arcilla, que modelan en esferas, a las que colocan en sitio y posición conveniente tal como hace un albañil con los ladrillos. Ellas trabajan sólo con su boca y sus patas, repitiéndose el trabajo: mientras unas fabrican bolitas, otras hacen agujeros en el suelo; cuyas paredes de separación constituyen los cimientos del nido. Listo el basamento, calzan encima las bolitas y las aprietan con la boca y las patas; y en cuanto las paredes y pilares alcanzan la necesaria altura, colocan las bolitas en los ángulos de aquellas y encima de esto. Junto a las ya dispuestas, arreglan otras nuevas; y como son tan húmedas y pegajosas y están fuertemente comprimidas las unas con las otras, pronto se secan, ajustándose recíprocamente. De este modo, estas grandes constructoras tienden sobre cámaras o galerías, en poco tiempo, un techo de 6 centímetros de largo.

Otras hormigas convierten aserrín, tierra y telarañas, en pasta que se endurece rápidamente, con la cuál hacen sus casas; otras fabrican con varias sustancias distintas, algo así como baldosas.

Las hormigas podadoras o saubas hacen en el suelo galerías de más de 30 centímetros de ancho, por 35 metros de largo. En cierta ocasión un sabio inyectó humo por una de las bocas de un hormiguero de saubas; el humo salió por otras bocas situadas a más de 60 metros de distancia.

 

 

 

 

-10-

 

Las hormigas soldados

Si examinamos una colonia de saubas, observamos que hay en ella, además de reinas, machos y obreras, otros tipos de hormigas: unas, armadas con cascos cornudos, y otras, con grandes cabezotas peludas. Son los soldados, que, eximidos de las labores comunes, su misión será proteger la colonia y especialmente defender a las obreras que salen en busca de hojas. Cuando las atacan hormigas extrañas, las soldados presentan al enemigo sus sólidas cabezas, y forman alrededor de sus compañeras un círculo protector que es muy difícil de romper hasta para las adversarias más fuertes.

Aún más interesante es la labor de las obreras. Trepan a plantas y cortan sus hojas, que van dejando caer al suelo. Si la colonia es pequeña, la misma obrera que corta las hojas transporta el montón de ellas que ha ido recopilando al pie de la planta. Si la colonia es numerosa, el trabajo se reparte entre obreras que cortan hojas, obreras que las transportan desde la planta hasta la puerta del nido, y obreras que las reciben allí, las desmenuzan y las introducen en él.

Durante mucho tiempo se había creído que las saubas cortaban las hojas para comerse los pedacitos o para tapizar con ellos sus moradas subterráneas, pero hoy sabemos que estas hormigas son cultivadoras de hongos. Con las patas y la boca desmenuzan las hojas que cortan, las pulverizan y las reducen a una masa blanca y porosa sobre la cual siembren hongos especiales, que no se sabe de donde los toman, porque hasta hoy no han sido encontrados, sino en sus hongueras.

Alfredo Müller, sabio de gran talento y perspicacia, que ha estudiado a fondo la vida de las saubas brasileñas, cuenta que las saubas caminan distancias de 800 metros, y más, para explorar plantas que antes ni miraban, variando de ese modo, y sin que se sepa porque, en la elección de hojas.

 

 

 

 

 

 

-11-

La estructura de la hormiga

Es oportuno fijarnos ya en la estructura de la hormiga. Su cuerpo se compone de tres partes: la cabeza, el tórax o pecho y el abdomen o vientre, en el cual se encuentra el estomago, que digiere los alimentos. En la cabeza tiene un par de ojos, dos mandíbulas, un labio superior y uno inferior; y un par de antenas. Las antenas son esos como cuernos pequeños que tienen a cada lado de su frente y mueven de continuo; activas y muy sensibles, se piensa que son los órganos con los cuales "se hablan", se huelen, y en fin, pueden entenderse las hormigas.

Algunas tienen aguijones pensoñosos; otras, simplemente glándulas que inyectan su veneno en las heridas que causan con sus mandíbulas. Tienen unas mandíbulas muy fuertes. Con ellas pueden llevar a hormigas mayores y más pesadas, y pesos que no seriamos capaces de aguantar si fuéramos tan pequeños como ellas; gracias a sus mandíbulas, realizan las maravillas concebidas por su cerebro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-12-

Huevos de hormigas

¿Por qué las hormigas hacen tantas galerías?

Los huevos necesitan cierto grado de calor y de humedad; si hubiera una sola galería, a la primera lluvia se hundiría o con el sol se resecaria. Cuando llueve, las hormigas llevan los huevos de las galerías bajas a las altas, y en coacciones fuera del nido, a lugares altos y secos; cuando la lluvia para y se vuelve ver el sol, los acomodan en las galerías más altas o los sacan afuera, para que aprovechen bien el calor de los rayos solares.

La reina pode huevos a intervalos las obreras los colocan en cámaras de acuerdo con su edad, manteniendo separados los primeros de los segundos, y estos de los terceros, y así sucesivamente. El periodo de incubación varia según el estado del tiempo, oscilando entre 15 y 5 días como máximo. Del huevo sale la larva, animalito sin patas, parecido a un grano de trigo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-13-

Un suave ropaje de seda

 

Entre las hormigas, al igual que entre las abejas, las obreras alimentan a las larvas. La hormiga adulta común come insectos, néctar de flores, carne, etc. Tiene también sus tambos, sobre los cuales hablaremos más tarde. La larva, en cambio solo puede alimentarse con los líquidos que las obreras le proporcionan.

La futura hormiga llega a su estado mayor durante el estado de larva, que dura para ciertas especies de hormigas, el invierno entero, y para otras, seis semanas o dos meses, y durante este periodo se transforman en ninfas. Algunas especies se tejen un capullito de seda; otras permanecen desnudas. Las que permanecen desnudas son las que serán devoradas por pájaros.

La ninfa no toma alimento alguno; mientras se le forman las extremidades, ayuna; pero las obreras las cuidan atentamente, y para que dispongan el grado de calor y de humedad necesaria, las trasladan de una galería a otra, la ponen en el sol de ida y en la cama de noche.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-14-

El nacimiento de una nueva hormiga

Finalmente, las obreras ayudan a la pequeña hormiga a salir de su envoltura. Primero son débiles y temblorosas, pero ya perfectamente desarrolladas, dotadas de un apetito voraz, y dispuestas a aprender el arte de cazar y evitar peligro, los derechos de la caza, y, sobretodo, a conservarla próspera y alegre. Si son machos o reinas, tienen alas como sabemos, y deben prepararse para el día de bodas; si son obreras, comienzan enseguida a trabajar.

Ahora que sabemos como son y como viven las hormigas, al abrir un hormiguero observaremos con sorpresa que hay dentro insectos que, sin ser hormigas, viven allí, sin embargo, felices y mimados; que hay huevos que tampoco son de hormigas. ¿Qué son y de dónde provienen estos huevos? Son los huevos de un pequeño insecto áfido, muy apreciado por las hormigas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-15-

 

Las "vacas"

Los áfidos son insectos que se conocen como pulgones, parásitos de arbustos o hiervas, de cuyo jugo se alimentan las hormigas, transformándolo en miel. Como las hormigas tienen un gran gusto por la miel, los toman prisioneros. Las hormigas perforan túneles en las ramas, y retienen en los orificios presos a los áfidos. La hormiga sube a "sus plantas" en busca de un pulmón, al que acaricia con las antenas hasta que le hace soltar la miel, la chupa, y luego se va a "ordeñar" a otro áfido.

La hormiga amarilla posee muchos rebaños de pulgones. Son las vacas de las obreras amarillas que no creyendo conveniente dejarlas afuera, ya que pueden ser presa de otros insectos, han decidido llevarlas a su nido, donde encuentran alimento suficiente en las raíces que lo penetran y cruzan.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-16-

Hormigas que pelean por la miel

El pulgón vive en el hormiguero, engorda, y es "ordeñado" por las obreras amarillas. La hormiga ordeña sus "vacas", como dijimos, acariciándoles suavemente con sus antenas.

Pero esto no es todo; queda algo todavía algo más interesante. Las hormigas juntan huevos de pulgones, y los cuidan como si fueran de su reina, y atienden a los pequeños áfidos como si fueran lardas suyas. En el peligro los defienden, y mientras unas continúan luchando, otras ponen a buen recaudo de huevos los pequeños pulgones.

Durante varios años, Lord Avebury trato de conseguir áfidos que se adaptaran a vivir en nidos de hormigas, decidiéndose más tarde en vista de lo infructuoso de sus primeros esfuerzos, a sembrar en la proximidad de los nidos aquellas plantas que los circundan naturalmente. Avebury obtuvo gran éxito en estos experimentos: las hormigas llevaron a los áfidos a esas plantas, y el sabio vio pronto huevos de áfidos en una margarita por él plantada; huevos que las hormigas no dejaron allí mucho tiempo. En otoño, las hormigas llevaron los huevos a su nido los huevos, que durante todo el invierno atendieron cuidadosamente, y en la primavera incubaron; entonces sacaron a los áfidos adultos del nido, y los llevaron a la misma margarita. De este método las hormigas amarillas se aseguraban miel para el verano y huevos para ser incubados en la primavera siguiente. Cualquier persona puede observar lo que hemos explicado, con tal de que tenga paciencia para buscar la planta donde la hormiga halla el pulgón.

Al abrir un nido observaremos también que, a demás del áfido, hay otros insectos. Estos pueden ser compañeros de las hormigas o huéspedes. Los primeros representan para las hormigas lo que para nosotros los animales domésticos. Son insectos mansos y fieles, que sirven de esparcimiento de sus amos. Es evidente que, si no fueran queridos, serían muertos de inmediato; ellos, en cambio, se sienten tan en su casa como las hormigas, se nutren al par de ellas y con ellas juegan, dando señas clareas de alegría. Entre estos amigos, algunos contribuyen a mantener el nido prospero y salubre; otros le dan a sus

 

-17-

patrones líquidos azucarados, de los que tanto gustan.

La afición de las hormigas por la miel ha tenido una consecuencia extraordinaria. Nos referimos a la hormiga de miel, que vive en América y en Australia, y a la que sería mejor llamarle: vaso de miel animado. Su objeto único se reduce a conservar en sus grandes cuerpos la miel que las otras obreras recogen. Jamás salen del nido; jamás lo podrían hacer, pues su diferenciación excesiva las supedita en un todo a las demás, al extremo que si se tumban, no son capaces de enderezarse por sí sola. Acumulan en sí la miel, y donde sobrevienen días de miseria, las obreras ambientan recurren por alimento a sus ricos depósitos vivientes. Este método de almacenamiento es raro. Se conocen otras hormigas que emplean sistemas más científicos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-18-

Hormigas Agrícolas

Las hormigas cultivadoras depositan granos de maíz y semillas de flores en trojes subterráneas. Sabido es que una semilla puesta en la tierra húmeda y caliente, germina y se desarrolla; pues bien, la hormiga consigue por un procedimiento desconocido impedir que crezca, lo que sería imposible para nosotros. Está comprobado que los granos germinan y crecen si se apartan de las hormigas, perdiendo entonces para ellas todo valor alimenticio; en cambio si vigilan las hormigas, brotan solamente lo bastante parar doblar el almidón en azúcar, y ahí se detiene su crecimiento. La hormiga corta en ese momento la raicilla; pone el grano a secar al sol, y después lo corta en muchos pedazos, convirtiéndolo en una harina dulce, excelente alimento que le durará por todo el invierno. Pero es más impresionante el proseguir de la agricultura, la cual cosecha una semilla llamada arroz de hormiga; algunos pretenden que también la siembran, pero esto es dudoso; lo cierto es que destruyen todas las plantas que crecen alrededor de su nido, separa las semillas y las coloca en depósitos subterráneos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-19-

Terribles batallas entre ejércitos de hormigas

Un tema sobre ninguna duda cabe, es el de las guerras entre hormigas. Se combate sin piedad, unas para robar, o simplemente prevalecer sin concurrencia en su radio de acción, las otras, para esclavizar hormigas más débiles. Algunas hormigas se sitúan en otras colonias, como lo podrían hacer los hombres con alguna fortaleza; los rodean, destrozan las paredes, y avanzan como si estuviesen llenas de armas. La hormiga invasora americana, por ejemplo destruye de esta forma todos los nidos de especies distintas, en las regiones que infesta. He aquí como el sabio doctor Gallardo, especialista argentino, describe la lucha entre la hormiga negra y la hormiga invasora: "Las invasoras ponían sitio al hormiguero de las negras, y varias de las obreras rojas atacaban a una de las negras, mordiéndole fuertemente las patas y antena hasta cortarle esos miembros en la forma que Forel llama ejecución en frío. El sitio del hormiguero dura varios días, al cabo de los cuales las negras no se animan a salir; entonces las invasoras penetraban en columnas a su hormiguero y prosigue la lucha subterránea hasta destruir completamente la colonia".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-20-

Las amazonas y sus esclavas.

Entre las hormigas más terribles se encuentran las amazonas. Grandes, fuertes y malvadas, esclavizan a otras especies más débiles. Cierto día que se dijera fijado anteriormente, se encamina todas hacia otra colonia, rastreando con sus antenas el olor de sus futuras víctimas; hallado el rastro, apresuran la marcha. Las atacadas conocen la venida de las adversarias; las más bravas se aprontan y salen a combatirlas, mientras el resto huye, llevándose el mayor número posible de huevos y larvas y yendo a esconderse en árboles o pastos altos, los cuales son su único refugio seguro, pues las amazonas no pueden trepar. Entre tanto la batalla continúa; los defensores pelean por sus vidas, sus casas y sus crías; pero inútilmente: la victoria pertenece siempre a las poderosas amazonas. Éstas penetran en la ciudad enemiga, exterminan a cuanta hormiga adulta encuentran y se apoderan de huevos, larvas y ninfas.

Las hormigas que nacen del botín son las esclavas de las amazonas, terribles tiranas; pero como ninguna de ellas han gozado nunca de la libertad, poco les importa su dura vida. Hacen toda la faena de la colonia; y es sugerente observar hasta que punto las amazonas dependen de ellas: luchan, matan, capturan; pero se morirían de hambre si sus esclavas no las alimentasen y cuidasen. Sus esclavas las llevan cuando se mudan.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-21-

Hormigas: sangrientas asesinas

Ciertas especies no sólo tienen el gusto de pelear contra otras, atacan también al hombre. Éstas, son las famosas hormigas ciega legionarias, ecitón o de visita o corrección del oeste de África y de las comarcas tropicales sudamericanas.

Sobre este tema, el sabio Eduardo Holmberg dijo: "la hormiga corrección es una verdadera calamidad aquí (Misiones). Imagínate una columna casi cerrada de gran extensión, que se adelanta en línea recta, suprimiendo a fuerza de mandíbula los obstáculos que puedan vencer así y representando tan solemne las piedras. Cuando una de estas columnas penetra en una tienda, es mejor disparar. Si uno está dormido, cuando llega, no tarda en despertarse, porque por todas partes se meten, y la picazón que produce su presencia en el cuerpo y las mordeduras que hacen, no dejan mucha gana para quedarse en cama ni resistencia para seguir durmiendo. Lo más curioso es cómo avanzan. Fijándose bien, puede observarse que la masa del ejercito tiene divisiones, como batallas a compañías, separadas las unas de las otras. Entre éstas andan algunas sueltas, que hacen la impresión de ser los jefes; pero es seguro que tienen capitanes flanqueadores que no cesan un instante. Estos últimos son los que merecen atención. Parecen un poco más fuertes y seguramente son los más activos. Colocados en los flancos de las divisiones, adelantan, retroceden, vuelven a avanzar, examinan el orden de la marcha; y es evidente que si algo anda mal entre las hormigas de la compañía, muy pronto un flanqueador lo pone en regla. Recuerdan los perros de los pastores: tal es su actividad y el orden que imponen. Cuando se apoderan de las provisiones que uno tiene, sólo dejan las cajas y los tarros. Son devastadoras, y tanto más molestas cuanto que viajan principalmente de noche".

Las hormigas de visita de África viajan también de noche, en legión, colocadas las pequeñas en el centro y las grandes a los costados. Comen todo cuanto una hormiga puede comer: arañas,

 

 

 

 

 

-22-

moscas, insectos, gallinas y lechones. Las víboras le temen; se fijan antes de comer si hay hormigas de visita en el lugar. La víbora, en cuanto come, se duerme; en ese estado es una presa fácil para la legión; pero de todos modos, dormida o despierta, debe estar prevenida contra el ataque.

El hecho de que estas hormigas limpien de alimañas las casas que invaden, las hace, por un lado, simpáticas para el hombre. Pero en otro sentido son una verdadera plaga.

En la isla de Granada el grupo de las Barlovento en las Pequeñas Antillas, descendían de las montañas como torrentes, no perdonando a su paso ni vegetales ni animales, ni pájaros si quiera, y sin que fuera bastante a detenerlas, corrientes de agua o incendios provocados adrede por los habitantes. Apagaban el fuego cubriéndolo, y el resto pasaba; cruzaban las corrientes sobre los puentes formados con los cuerpos de sus compañeras de la vanguardia ahogadas, y seguían adelante. Se llegó a ofrecer un premio de cien mil dólares a quien hallara el medio eficaz para destruirlas, hoy se dispone de poderosos insecticidas para atacarlas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-23-

Conclusiones

Después de averiguar durante mucho tiempo sobre las hormigas, podemos decir que realmente, como se decíamos, casi todas las hormigas son destructoras, pero pensamos que lo hacen sin mala intención, solo para poder sobrevivir. Claro que son increíblemente organizadas. También nos dimos cuenta de que no solo cuidan muy bien a sus huevos, sino que también cuidan muy bien a las mascotas que tienen en su hormiguero.

Pero lamentablemente, gracias a la encuesta que realizamos, nos enteramos que es muy poco lo que la gente sabe sobre este insecto, a pesar de que sea un 100% interesante este tema (y lo decimos por experiencia propia).

Pero no toda la gente a demostrado desinterés por este insecto, porque hay muchos científicos que investigan sobre este tema (les agradecemos a estos científicos, ya que sus investigaciones nos ha servido mucho para desarrollar este trabajo).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-26-

Opinión grupal

Nosotros lo pasamos muy bien haciendo este trabajo, el cual, cuando lo empezamos, no nos atraía tanto, pero a medida que íbamos leyendo libros e informándonos sobre este tema, nos íbamos enterando de cosas realmente increíbles.

Y esta es la primera vez que terminamos un proyecto días antes de la fecha de entrega, y realmente es mucho mejor.

Una de las cosas que más nos asombró e interesó, fue que las hormigas se pueden comer un cerdo o un humano por completo. También nos impresionó mucho la situación que pasó en la isla de Granada. Imagínate, ver a miles de hormigas que se dirigen hacia ti, las cuales nada las puede detener, ni el fuego ni el agua.

Claro de que es lamentable que se sepa tan poco sobre este tema.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-27-

Parte experimental

Encuesta

"LAS HORMIGAS"

  • En el mundo hay alrededor de:

  • a) 6000 especies de hormigas.

    b) 18000 especies de hormigas.

    c) 12000 espacies de hormigas.

    d) 1000 especies de hormigas.

  • ¿Qué tipos de hormigas viven en el hormiguero?

  • a) Reinas, machos y obreras.

    b) Solo reinas y obreras.

    c) Reina, machos, obreras y constructoras.

    d) Reina, machos y constructoras.

  • La hormiga nace como:

  • a) Capullo

    b) huevo

    c) Ninfa

    d) Ninguna de las anteriores.

  • ¿Existen hormigas que hacen nidos en hojas?

  • a) Sí

    b) No

    c) No está completamente comprobado.

  • Las hormigas son:

  • a) Carnívoras

    b) Herbívoras

    c) Omnívoras

    -28-

  • La miel de hormiga la hace:

  • a) La reina

    b) El macho

    c) La obrera

    d) La constructora

  • La hormiga se defiende:

  • I) Con un aguijón venenoso.

    II) Con bolsas de veneno para lanzar pequeños chorros.

    III) No tienen como defenderse.

    a) Sólo I

    b) Sólo II

    c) Sólo III

    d) I y II

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    -29-

    Gráficos

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    -30-

    Bibliografía

     

    • Enciclopedia Microsoft Encarta 98.

    • Enciclopedia "El tesoro de la juventud". Tomo 9. De la página 32 a 42.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    -31-

    Anexos

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    -32-