La hija de Homero; Robert Graves

Literatura universal contemporánea. Odisea. Argumento. Vida y obra

  • Enviado por: Linda Kasabian
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 8 páginas
publicidad

La Hija de Homero, literatura del siglo XX, con elementos de la Odisea , literatura griega

Introducción

Es necesario ubicar lo que fue el siglo XX para entrar en el contexto en el que se desenvolvía Graves, pues retoma elementos clásicos del griego .para plasmarlos en La Hija De Homero

Dentro del contexto histórico del siglo XX tenemos un rasgo particular que es el sin número de conflictos que tenían una sola causa: el poder. Ya no sólo de trataba de la colonización territorial, sino que los países poderosos pretendían dominar al resto del mundo. Esta codicia ha llevado al hombre a atrocidades como las que se cometieron en las dos guerras mundiales o la separación del mundo en dos bloques: el socialista y el capitalista durante la llamada Guerra Fría, donde en varias veces estuvo a punto de llevar a la humanidad a su propia destrucción. El hombre trató de poner término a la ambición de los Estados con la fundación de la Sociedad de Naciones, transformándose posteriormente En la organización De la s Naciones Unidas, ONU, no obstante, la presión que hacen sobre los países altamente desarrollados las sobrepasan. En el siglo xx fueron necesarias las pugnas sociales que transformaron el, orden político del mundo: La Revolución mexicana, la rusa y la china; la Guerra Civil Española, la Revolución cubana y las guerras de Corea y Vietnam, entre muchas otras. Al finalizar la centuria se avisaba una guerra en el Medio Oriente, centro de conflictos armados, cuya razón primordial es el poderío del petróleo. Viendo el contexto sociocultural del sigo XX, tenemos que fue predominante la desigualdad y las desavenencias, también se experimentaron conflictos y, sobre todo, transformaciones.

Robert Graves (1895-1985), poeta, novelista y erudito inglés. Nació en Londres y estudió en la Universidad de Oxford. Graves, que se consideraba más que nada poeta, escribió una poesía vigorosa, ingeniosa y, a veces, intelectual. Su primer libro de poesía, Hadas y fusileros (1917), narra sus experiencias en la I Guerra Mundial. Al principio de su carrera fue considerado como un poeta moderno. En el mundo angloamericano, a comienzos del siglo XX, esta caracterización aludía a los escritores que escribían una poesía lírica convencional dentro de un estilo posromántico. Conforme avanzaba su carrera, sin embargo, evitó identificarse con cualquier escuela o poeta, y escribió de un modo intenso, claro y ordenado. Publicó varias ediciones de versos, entre los que se encuentran Poemas completos (1959, 1975). En su poesía amorosa combina la pasión con el cinismo, el amor con la fruición erótica, y busca fundir la experiencia personal con su resonancia en el universo. En 1968, en colaboración con el poeta sufí Omar Alí-Shah, editaron Los Rubaiyyat originales de Omar Khayyam. Como prosista escribió una amplia colección de libros, desde la memoria militar satírica Adiós a todo eso (1929, revisada en 1957), hasta novelas históricas como Yo, Claudio y Claudio el dios (ambas en 1934), Rey Jesús (1946) y La hija de Homero (1955). Sus investigaciones mitológicas sobre El vellocino de oro (1944) lo llevaron a escribir otros libros de ensayo como La diosa blanca (1947) y Mitos y leyendas griegas (1968). En La diosa blanca, Graves busca el origen de la que denominó “la gran diosa de muchos nombres” a través de la poesía galesa (véase Literatura galesa) y el simbolismo arbóreo, la mitología griega y los cultos misterios, y las religiones del antiguo Egipto e Israel. Ejerció la docencia en varias cátedras universitarias y a partir de 1929 fijó su residencia en la isla española de Mallorca.1

Homero, nombre tradicionalmente dado al famoso autor de la Iliada y la Odisea, las dos grandes epopeyas de la antigüedad griega. Nada se sabe de su persona, y de hecho algunos ponen en duda que sean de él estas dos obras. Sin embargo, los datos lingüísticos e históricos de que se dispone, permiten suponer que los poemas fueron escritos en los asentamientos griegos de la costa oeste de Asia Menor, hacia el siglo IX a.C. Homero es, de manera directa, el padre de toda la literatura griega posterior: el teatro, la historiografía e incluso la filosofía llevan la huella de los temas, cómicos y trágicos, planteados en estas epopeyas, así como de las técnicas homéricas. Para los últimos poetas épicos de la literatura occidental Homero ha sido siempre el maestro indiscutible (aun cuando, como en el caso de Dante, no conocieran sus obras directamente). Pero curiosamente, para sus más notables seguidores, la obra de Homero fue tanto modelo como objetivo. Así por ejemplo, la Eneida de Virgilio viene a refutar el sistema individualista de valores de la épica homérica; y en las escenas más homéricas de El paraíso perdido, del poeta inglés John Milton, las estrofas que describen la batalla en el cielo, son esencialmente cómicas. Se atribuye a Homero la redacción de la Batracomiomaquia, obra que narra, parodiando los recursos de la épica y aproximándose al mundo de la fábula, la lucha entre las ranas y los ratones. En lo que respecta a la novela, Don Quijote de La Mancha (1605), de Miguel de Cervantes, o Ulises (1922) del irlandés James Joyce, cuanto más homéricas son más tienden a la parodia y la burla de la épica. También el escritor argentino Leopoldo Marechal introduce, en su novela Adán Buenos aires (1948), técnicas heredadas de la épica homérica: es el caso del “Viaje a la oscura ciudad de Cacodelphia”, que imita el estilo de las katábasis o descensos infernales. El intento más reciente de aproximación a Homero es el del escritor Derek Walcott, nacido en la isla de Santa Lucía. Su obra Omeros, de 1990, es una extensa novela en verso en la que combina los recursos de la épica con fórmulas lingüísticas y situaciones cotidianas del ambiente antillano.2

Samuel Butler. Dio a conocer la teoría que decía que una joven mujer siciliana habría sido la autora de La Odisea (pero no de La Ilíada), una idea sobre la que especuló Robert Graves en su novela La hija de Homero.3

En el presente trabajo nos encargaremos de analizar las similitudes entre La Hija de Homero y la Odisea que retoma Graves en su obra La Hija de Homero para así comprobar que la literatura del siglo XlX retoma elementos griegos. Analizando las dos obras y comparando las similitudes.

El pretexto para posponer la boda

Mientras que en la Odisea es Penélope quien por la mañana tejía un lienzo, durante la noche destejía buena parte de lo trabado para ganar tiempo y posponer la elección del pretendiente.” yo tramo engaños. Primeramente sugirióme un dios que me pusiese a tejer en el palacio una gran tela sutil e interminable, […] Desde aquel instante, pasábame el día labrando la gran tela, y por la noche, tan luego como me alumbraba con las antorchas, deshacía lo tejido.”4 En La Hija de Homero es la princesa Nausicaa quien borda y deshace la manualidad con el mismo propósito, hacer tiempo esperando que su padre e rey Alfio regrese y cobre venganza.. Después de que Clitoneo estuvo en el consejo para pedir su ayuda, va a palacio donde Antinoo le reclama. “Dime la verdad, Clitóneo: ¿No prometió la princesa Nausicaa a tu reverenciada madre que elegiría esposo en cuanto hubiese completado ese manto nupcial de púrpura? ¿Y no es cierto que por tres adornos que bordó, al ritmo más lento posible, deshizo dos, y pronto dejó de trabajar del todo?...”4

La prueba de encordar el arco.

Mientras que en la Odisea, Penélope decide poner a prueba a sus pretendientes mediante el armado, tensado del arco de Odiseo y ensartar el centro de doce hachas, quien gane la contienda se casará con ella.”¡Ea!, pretendientes míos, os espera este certamen: pondré aquí el gran arco del divino Odiseo, y aquel que ,más fácilmente lo maneje, lo tienda y haga pasar una flecha por el ojo de las doce segures, será con quien me vaya,....”5 En la Hija de Homero, Nausicaa, aconsejada por Atenea, les plantea a los pretendientes disparar flechas a través de cabezas de hachas, pero para ello deberán tensar y encordar el arco de Filoctetes… “A los tres hombres que acierten en las estacas más distantes se les permitirá participar en la competición de arquería que consta en disparar flechas a través de cabezas de hachas. El arco que les presentaré es una herencia: el arco de Filoctetes.”6

Disfrazando de mendigo a quien ha de consumar la venganza

Mientras que en la Odisea la diosa Atenea con su vara mágica transforma a Odiseo para presentarse en su palacio y no ser reconocido por los necios pretendientes que devastaban sus bienes. ”Mas ¡Ea!, voy a hacerte incognoscible para todos los mortales: arrugaré el hermoso cutis de tus ágiles miembros, raeré de tu cabeza los blondos cabellos, te pondré unos andrajos que causen horror al que te vea y haré sarnosos tu ojos, antes tan lindos, para que les parezcas despreciable a todos los pretendientes y a la esposa y al hijo que dejaste en tu palacio…”7 En la Hija de Homero la diosa Atenea ordena a Nausicaa enviar a Etón a la casa del porquero y untar su hermoso cuerpo con boñiga de vaca y lo presentará en el palacio de los reyes elimanos como mendigo astroso y anónimo… “…Luego debe untar su hermoso cuerpo con boñiga de vaca y envolverle en el saco viejo que, por incitación mía, solicitó primero…”8

El encuentro de dos personajes

Mientras que en la Odisea, Odiseo se presenta ante Nausicaa desnudo y débil cuando esta se encuentra jugando con sus esclavas en la playa esperando a que se sequen sus vestidos. “De tal modo había de presentarse Odiseo a las doncellas de hermosas trenzas, aunque estaba desnudo, pues la necesidad le obligaba. Y se les apareció horrible, afeado por el sarro del mar, y todas huyeron, dispersándose por la orillas prominentes”9 Coincide en que tanto a Nausicaa en La Odisea como a Nausicaa en La Hija de Homero a las dos las invade una fuerza que las obliga a permanecer ahí frente al extraño para ellas. “Pero se quedó sola e inmóvil lo hija de Alcinoo, por que Atenea diole ánimo en su corazón y libró del temor a sus mimbros.”10 Y, retomando lo primero vemos que en La Hija de Homero Etón es el que se presenta a Nausicaa después de que esta y sus criadas han terminado de lavar y juegan pelota en la playa. “Me volví y vi, para mi asombro, a un joven desnudo que se tambaleaba hacia mí, ribera abajo; con una mano ocultaba modestamente sus partes con una rama de acebuche: la otra estaba extendida, la palma hacia arriba, en un ademán de súplica.”11

Llegando a la patria

Mientras que en la Odisea, Odiseo regresa a su hogar en Ítaca. En la Hija de Homero, el rey Alfio regresa a su hogar en Drépano “Cuando los barcos atacaron en nuestro muelle, una multitud de trabajadores corrió a saludar a mi padre con exclamaciones de deleite, pero ni un solo noble se apareció por allí, cosa que le sorprendió. De pronto se elevó un gigantesco plañido desde más de las puertas de la ciudad, adonde habían sido llevado por llevados por los muertos para quemarlos en una pira común. Llegó a palacio sumido en profunda ansiedad, sin saber lo que allí le esperaba”12

Conclusiones

Con las comparaciones anteriores podemos decir que Graves retoma la obra de La Odisea en La Hija de Homero, tomando elementos de la mitología griega. Y tomando los mismos personajes, acciones, dioses, nombres, etc. de La Odisea y los pone en su obra de La Hija de Homero cambiando de una manera muy particular el ambiente y el lugar donde básicamente se desarrolla la obra. Se puede decir que La Hija de Homero es la adaptación de La Odisea para el siglo XX.

Bibliografía

Directa:

Homero. La odisea. México, Editores Mexicanos Unidos, 2005, 244 pp.

Graves, Robert. La Hija De Homero. España, Edit. Ave Fénix, 2004, 287pp.

Indirecta

Graves, Robert. La hija de Homero . Texto disponible en http://es.wikipedia.org/wiki/Graves

Sutcliff, Rosemary. Las aventuras de Ulises. España, Edit. Vicens Vives, 2002, 170 pp.

De consulta

Mendoza Valencia, Rosa. La literatura universal y yo. México DF, internacional Thomson Editores, 2004. 373 pp.

Garibay, Ricardo. Mitología Griega. Mexico, Edit. Sepan Cuantos, 1995, 185 pp.

1 ”Robert Graves”. Encarta. Microsoft, 2005.

2 ”Homero ”. Encarta. Microsoft, 2005.

3 Graves, Robert. “ La hija de Homero “. Texto disponible en http://es.wikipedia.org/wiki/Graves

4 Homero. La Odisea. México, Edit. Editores Mexicanos Unidos, 2002, p.192

5 Ibidem, p.209.

6 Graves, Robert. La Hija De Homero. España, Edit. Ave Fénix, 2004, p.143

7 Homero. Op. Cit. p. 209.

8 Graves. Op. Cit. p. 112.

9 Homero. Op. Cit. p. 65.

10. Idem

11. Graves. Op. Cit. p. 99.

12 . Ibidem, p.279.