La genética

Psicobiología. Citología. Estudio. Mendel. Cromosomas. Genes. Reproducción celular. Codominancia. Mitosis. Meiosis

  • Enviado por: Ayudas
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

¿Qué es la genética y que estudia?

Si buscamos la definición de genética en un diccionario encontraremos que es una rama de la biología que estudia el material hereditario bajo cualquier nivel o dimensión. La genética nació gracias, sin duda, a los descubrimientos de George Mendel y sus teorías, aun vigentes, y de tantos otros buenísimos investigadores, biólogos y genetistas entre los que destacamos, por ejemplo, a Avery, Mac Leody y McCarty por sus experiencias en las transformaciones bacterianas, que suponen el nacimiento de la Genética Molecular moderna; o a D. Watson y Francis H. C. Crick por su descubrimiento en la estructura de doble hélice del ADN.

El material genético se puede estudiar bajo tres niveles o dimensiones distintas: analítico-estructural, dinámica y espacio-temporal. En resumen la genética ha de responder a las siguientes preguntas sobre los genes:

  • ¿Qué son?

  • ¿Cómo se organizan y se transmiten?

  • ¿Cómo y cuando se expresan?

  • ¿Cómo cambian?

  • ¿Cuál es su destino en el espacio y en el tiempo?

Estas respuestas se pueden responder en el mayor número de los casos, pero quedan muchos aspectos de la genética a los que de momento no hemos podido acceder, aunque esperemos que en unos años se consiga este reto, que es el de saber todos los aspectos de la herencia genética y de todas las estructuras que lleva consigo.

Los cromosomas y los genes

Un cromosoma es una cadena superenrollada compuesta por ADN y proteínas que, lleva muchos genes, y estos a su vez llevan la información para la formación de los individuos. Pero nos puede surgir una duda en cuanto a la composición de los cromosomas, ya que si el ADN es el que lleva la información para los diversos caracteres, ¿para qué sirven las proteínas que portan los cromosomas? Pues es sencillo, el ADN es el que porta la información para los caracteres, mientras que las proteínas (histonas y protaminas) son las que proporcionan la energía necesaria para el correcto funcionamiento del cromosoma. El número de cromosomas es invariable en una especie (siempre que no hayan alteraciones en dicho número), pero no a si en las distintas especies.

Otra definición que tenemos que tener clara es la de un gen. Un gen es un fragmento de ADN que lleva la información para la fabricación de un polipéptido.

El momento idóneo para observar la forma de los cromosomas es durante la metafase miótica. Entonces el cromosoma está constituido por dos cromatidios o cromátidas idénticos en longitud y grosor cuyos extremos se llaman telómeros. La forma del cromosoma viene dada por la posición de la constricción primaria o centrómero, de manera que divide a los cromosomas en dos brazos cromosómicos. Según sea la posición del centrómero, los cromosomas se clasifican en metacéntricos (el centrómero divide al cromosoma en dos brazos aproximadamente iguales), submetacéntricos (los brazos son desiguales pero no excesivamente), acrocéntricos (unos de los brazos es mucho más corto que el otro) y telocéntricos (al estar el centrómero situado en un extremo solo hay un brazo cromosómico).

A veces se observan sobre algunos cromosomas otras constricciones además del centrómero que se denominan constricciones secundarias, y que se sitúan en cromosomas muy específicos.

Con respecto al número de cromosomas hemos de decir, que la mayoría de especies eucarióticas se caracterizan porque en las células que componen el soma, hay dos juegos idénticos de cromosomas procedente uno del padre y otro de la madre, de manera que el número de cromosomas se denomina número diploide y se representa como 2n. Las células diploides presentan cada cromosoma diferente repetido. Los cromosomas homólogos contienen el mismo loci; es decir, llevan la información que codifica para los mismos genes. Esto no quiere decir que el número de cromosomas que lleven los mismo genes porque en cada locus puede darse una condición de homocigosis o de heterocigosis. Aunque el número de cromosomas viene determinado para cada especie, este número no está estrechamente correlacionado ni con el contenido total en ADN ni con la evolución.

El conjunto de los cromosomas de un individuo o de una célula constituye el complemento cromosómico. El estudio de sus características morfológicas externas se realiza ordenando, en su caso, los pares de cromosomas homólogos por su tamaño y de metacéntrico a telocéntrico dentro de un mismo tamaño. Esta ordenación constituye el cariotipo, cuya representación gráfica simplificada se denomina cariograma.

La reproducción cromatídica, implica la conversión de un cromosoma que está en estado de un cromatidio a un estado de dos cromatidios que permitirá el posterior reparto equitativo de de la información genética a las célula hijas en el proceso de división celular.

Reproducción celular: mitosis y meiosis.

Mitosis

La mitosis, comprende dos procesos distintos, la cariocinesis y la citocinesis. En el primero se produce el reparto equitativo de la información genética del núcleo de la célula madre a los dos núcleos hijos, mientras que el segundo proceso separa los citoplasmas de las células hermanas haciéndolas independientes. El ciclo en una población somática en activa división se inicia con un periodo de interfase seguido de la mitosis.

En la interfase se distinguen tres fases sucesivas, aunque hay que decir que las duraciones relativas de las diferentes fases son variables, dependiendo del organismo y del tejido al que perteneces las células.

En un núcleo recién entrado en interfase, los cromosomas están constituidos por un solo cromatidio procedente de la segregación anafásica y telofásica de la mitosis anterior. Como se ha indicado en el apartado precedente es preciso que para que se produzca una nueva división del núcleo recién formado haya una previa transformación del cromosoma de manera que pase de estar constituido por un solo cromatidio a estarlo por dos cromatidios. Ese proceso de transformación ocurre durante la segunda fase de la interfase.

Tras un período de tiempo más o menos largo, el núcleo constituido por 2n cromosomas de dos cromatidios entra en división de tal manera que, concluida la profase con la condensación de la cromatina, la desaparición del nucleolo y la membrana nuclear, los cromosomas se congregan en la metafase ya totalmente compactados en la placa ecuatorial para que, al producirse la inserción de los microtúbulos del aparato mitótico en los cinetocoros centroméricos, se produzca en la anafase la segregación anfitélica y la posterior emigración de los cromatidios de cada cromosoma hacia cada centro de atracción en polos celulares opuestos. Posteriormente, al concluir la telofase y reconstruirse la membrana nuclear y reorganizarse el nucleolo quedan formados dos núcleos hijos genéticamente idénticos son 2n cromatidios cada uno. La citocinesis posterior producirá la separación de los citoplasmas y la consiguiente independización de las células hermanas formadas. Este proceso es cíclico por lo que se puede volver a repetir tantas veces como se quiera.

El proceso de citocinesis es esencialmente distinto en células animales y vegetales. En las animales se produce mediante indentaciones que al hacerse más profundas producen un surco de estrangulamiento; es decir, es un proceso centrípeto de estrangulamiento

Meiosis

El significado genético de la meiosis es doble, por un lado en ella se reduce a la mirad la dotación cromosómica de los gametos de una especie diploide, de manera que al producirse la fecundación se restaura la constitución cromosómica normal de la especie, ya que si no existiera el fenómeno de reducción se duplicará el número cromosómico de los individuos es cada generación.

El segundo aspecto del significado genético de la meiosis se refiere a la recombinación genética que se origina como consecuencia del fenómeno citológico del sobrecruzamiento tal como establece la teoría cromosómica de la herencia.

Aunque en ciertas especies el proceso de la meiosis pueda variar en cierta forma, en los animales superiores en el lado masculino cada uno de los cuatro productos meióticos dará lugar a un gameto, mientras que en el lado femenino cada meiosis solo dará lugar, al término del proceso, un gameto. La fecundación de los gametos originará el cigoto diploide que se representa como 2n.

Aun cuando la meiosis es un proceso continuo, se puede considerar dividida en varios períodos o fases bien definidas aunque el paso de un período al siguiente sea gradual y sea a veces difícil distinguir una fase tardía de la fase temprana siguiente.

Interfase premeiótica.

En el período S, que es más largo que el S premitótico, no se replica todo el ADN (" 99%). Al iniciar la meiosis, el meiocito tiene 2n cromosomas en estado de dos cromatidio.

1º División meiótica.

Profase 1

  • Leptotena: empiezan a visualizarse los cromosomas. Posiblemente los cromosomas homólogos ya están próximos.

  • Cigotena: síntesis del AD-zig. Se inicia la formación de los complejos sinaptinémicos. Apareamiento de los cromosomas homólogos “cronómero a cronómero”.

  • Paquitena: son individualizables los n bivalentes. Complejos sinaptinémicos. Síntesis de ADN-P. Sobrecruzamiento.

  • Diplotena: desaparecen los complejos sinaptinémicos. Se visualiza los quiasmas que son la “expresión citológica del sobrecruzamiento”. No terminalización de los quiasmas.

  • Diacinesis: coorientación de los centrómeros de los cromosomas homólogos. Desaparecen la membrana nuclear y el nucleolo.

Metafase 1

  • n bivalentes coorientados en la placa ecuatorial. Al final de esta fase se produce la resolución de los quiasmas.

Anafase 1

  • Segregación sintélica. Emigran n cromosomas a cada polo. Reducción cromosómica.

Telofase 1

  • Al finalizar se reorganiza el nucleolo y reaparece la membrana nuclear, originándose dos núcleos con n cromosomas cada uno.

Interfase

No hay período S.

Profase 2

  • n cromosomas en los cromatidios divergentes en forma de aspa. Debido a la recombinación, los cromatidios hermanos no son genéticamente idénticos. Al finalizar desaparecen la membrana nuclear y el nucleolo.

Metafase 2

  • n cromosomas en la placa ecuatorial.

Anafase 2

  • Segregación anfitélica, emigrando n cromatidios a cada polo.

Telofase 2

  • Cuatro productos meióticos con n cromatidios.

El proceso de la meiosis queda así resumido en 13 fases que se pueden diferenciar con bastante facilidad, aunque como ya se ha dicho anteriormente, en algunos casos es difícil distinguir entre una fase tardía y la posterior fase temprana.

Todo el proceso de la meiosis se puede ver esquematizado en la siguiente ilustración.

Cromosomas homólogos

y

genes alelos

Todas las células somáticas de nuestro cuerpo tienen 23 pares de cromosomas. Cada par contiene, para cada uno de los caracteres, una pareja de genes que se encuentran en posiciones análogas, aunque no necesariamente con la misma información. Estos dos genes portadores de la información para el mismo carácter se denominan alelos, y la pareja de cromosomas se conoce como par de cromosomas homólogos.

El patrimonio genético formado por el conjunto de alelos propios de un individuo componen el genotipo.

El fenotipo son los caracteres externos que son manifestados por el individuo a raíz del genotipo del individuo.

Aunque hay al menos dos genes para cada carácter, esto no significa que los dos se manifiesten, ya que existen los genes dominantes y los genes recesivos. Los genes dominantes siempre predominan sobre los recesivos, y solo es necesaria una copia del gen para que este se manifieste. Por el contrario los genes recesivos, no siempre que haya una copia de dicho gen se va a manifestar, ya que solo se manifestará si los dos genes son recesivos.

Otro factor que determina las características físicas de un individuo, además de los genes, es el ambiente, que provoca que un mismo carácter genético pueda presentarse de diferentes formas. Existen dos ambientes que influyen en las características de un individuo, son las internas de la célula y las externas en las que se desarrolla el individuo.

¿Cómo se transmiten los genes?

Para entender como se transmiten los genes tenemos que tener claro que en la meiosis se produce una disminución en el número de cromosomas en las células autosómicas lo que produce que al fecundarse con otras células autosómicas.

Cuando el número de cromosomas homólogos se reduce en los testículos los espermatozoides se dividen en dos grupos, unos que llevan el carácter X y otros que llevan el carácter Y. Al igual que llevan cromosomas X e Y pueden llevar cromosomas para diferentes caracteres.

Cuando realizamos un cruzamiento entre dos individuos, el cruzamiento los podemos reflejar mediante un diagrama o un cuadro de Punnett.

Codominancia

A pesar de lo dicho anteriormente sobre los alelos que unos alelos dominaban sobre otros, esto no es totalmente cierto en todos los casos, debido a que puede darse el caso de que entre los dos alelos ninguno predomine sobre otro y por tanto que estos sean equivalentes. Por lo tanto los alelos que tienen codominancia se expresa un término intermedio entre los dos o se expresan los dos.

Un claro ejemplo puede ser la transmisión de los grupos sanguíneos entre los seres humanos ya que si uno de los progenitores es del grupo A y el otro es del grupo B el hijo tendrá una mezcla entre los dos, es decir tendrá el grupo AB.

Mendel y las leyes de la herencia

Debido al conocimiento de que ciertos caracteres se transmitían de generación en generación y a pesar del desconocimiento de la existencia de los cromosomas, del ADN y de los genes; en 1866, el monje austriaco George Mendel publicó un trabajo en el que recogía los resultados de los experimentos que había estado llevando a cabo en el huerto del monasterio. Esta publicación aunque fue acogida con cierta indiferencia por la mayoría de los científicos de la época, Mendel había conseguido determinar los mecanismos de transmisión genética.

Para realizar este trabajo George Mendel se basó en la transmisión de diversos caracteres observables a simple vista. A las plantas que mantenían unos mismos caracteres durante varias generaciones se les denominó razas puras.

1ª Ley de Mendel

Principio de la uniformidad en la F1

Cuando se cruzan dos líneas o razas puras. Todos los individuos de la F1 presentan el mismo fenotipo independientemente de la dirección del cruzamiento y este fenotipo coincide con el manifestado por uno de los parentales. Al carácter correspondiente se le llama dominante y recesivo al que queda enmascarado.

P

AA × aa

aa × AA

F1

Aa

Aa

2ª Ley de Mendel

Principio de la segregación

Los caracteres recesivos enmascarados en la F1 heterocigótica de un cruzamiento entre dos líneas puras reaparecen en la F2 con una proporción específica debido a que los miembros de una pareja alélica se separan uno de otro, sin sufrir modificación alguna cuando un individuo heterocigótico forma las células germinales o gametos. A esta ley corresponde una segregación fenotípica 3 A: 1 a.

3ª Ley de Mendel

Principio de la combinación independiente

Los miembros de parejas alélicas diferentes se distribuyen o combinan independientemente unos de otros cuando se forman los gametos de un individuo híbrido para los caracteres correspondientes.

F2

Gametos Masculinos

AB

Ab

aB

ab

Gametos

Femeninos

AB

AABB

AABb

AaBB

AaBb

Ab

AABb

AAbb

AaBb

Aabb

aB

AaBB

AaBb

aaBB

aaBb

ab

AaBb

Aabb

aaBb

aabb

Al ser A > a y B > b, la segregación fenotípica de la F2 para la tercera ley de Mendel es en proporciones relativas 9/16, 3/16, 3/16 y 1/16.

A la vista de la claridad de las Leyes de Mendel parece raro que diversos genetistas anteriores y posteriores a él no consiguieran los resultados que él obtuvo.

Gran parte del buen término del proyecto de Mendel fue debido a que Mendel ya sabía de antemano lo que tenía que suceder y porque estaba seguro de ello y de su hipótesis. Junto a esta preconcepción inicial tuvo un cúmulo de aciertos metodológicos producto, sin duda alguna, de una preparación muy pensada del diseño experimental. Dichos aciertos fueron:

  • Utilizar una especie autógama.

  • Elegir para sus estudios caracteres cualitativos fácilmente discernibles en sus alternativas: forma de la semilla, forma de la legumbre madura, etc.

  • Iniciar la experimentación fijándose cada vez en un solo carácter, lo cual le dio proporciones numéricas fácilmente identificables.

  • Utilizar relaciones estadísticas en varias generaciones sucesivas, pero manteniendo y analizando por separado las descendencias de cada planta.

  • Seleccionar para su “principio de combinación independiente” caracteres no ligados o que, al menos, se comportan como tales.

Teoría cromosómica de la herencia

En 1902 W. S. Sutton y T. Boveri observaros independientemente aunque de forma simultánea que entre los factores hereditarios y el comportamiento de los cromosomas durante la meiosis y la fecundación había un paralelismo, lo que les llevó a deducir que los caracteres hereditarios residían en los cromosomas.

En 1909 W. Johannsen designo al factor hereditario de Mendel con el término gen.

En 1910, T. H. Morgan observó que los machos de la mosca del vinagre tenían 3 pares de cromosomas homólogos, llamados autosomas, y un par de cromosomas parecidos denominados heterocromosomas o cromosomas sexuales.

A raíz de sus experimentos, Morgan llegó a la conclusión de que los genes estaban en los cromosomas y que los que estaban juntos tendían a heredarse juntos, por lo que los denominó genes ligados.

Posteriormente, Morgan determinó que los genes se localizan sobre los cromosomas de forma lineal y que el intercambio de fragmentos de cromosomas se corresponde con el fenómeno de la recombinación. También afirmó que los cromosomas conservan la información genética y la transmiten de generación en generación mediante la mitosis.

Todas estas observaciones permitieron a T. H. Morgan elaborar la teoría cromosómica de la herencia.

El código genético

Los ácidos nucleicos: composición y estructura

Composición

La hidrólisis completa de los ácidos nucleicos pone de manifiesto tres componentes principales: un azúcar, bases nitrogenadas y ácido fosfórico. El azúcar es una pentosa, la ribosa en el ARN y la 2-desoxi-ribosa en el ADN.

Los dos tipos de ácidos nucleicos tienen las mismas bases púricas derivadas de la purina: la adenina y la guanina. Existen además otras bases púricas que aparecen en menores proporciones en determinados ácidos nucleicos en ciertos organismos o sustancias.

Las bases pirimidínicas, derivadas de la pirimidina, son la timina, el uracilo y la citosina; según la numeración oficial de la IUPAC del anillo pirimidínico. La citosina es común al ACN y ARN, mientras que la timina solo aparece en el ADN y el uracilo en el ARN.

Los términos purina y pirimidina se refieren solo al tipo de estructura, pero no representan compuesto reales.

La unión de una base con el azúcar origina el nucleósido y los ésteres del ácido ortofosfórico de los nucleósidos constituyen los nucleótidos.

Los nucleósidos y nucleótidos pueden existir en forma desoxi o hidroxi, según que el azúcar sea la desoxirribosa o la ribosa.

Chargaff demostró en 1950 que las proporciones de las bases eran diferentes de un organismo a otro, si bien se cumplía que las bases púricas y pirimidínicas aparecerían en la misma cantidad. La proporción relativa de A+T/G+C tiene importancia como una de las propiedades físicas de la molécula de ADN.

Estructura

EL MODELO ESTRUCTURAL DE LA DOBLE ÉLICE DE WATSON Y CRICK

El descubrimiento por James D Watson y Francis H C Crick en 1953 de la estructura del ADN fue fundamental para el desarrollo posterior de la Genética. El éxito se basó, por un lado, en saber utilizar los datos de composición química y por otro lado en tener muy claro el concepto genético de lo que significaba el material hereditario. En biología si existe una estructura determinada es para realizar una cierta función y para llevar a cabo una función concreta es necesaria la estructura adecuada. Watson y Crick publicaron un segundo artículo en el que justificaban como su modelo estructural podía explicar dos propiedades genéticas esenciales del material hereditario: la de conservarse a sí mismo y la de ser capaz de cambiar.

Existen situaciones biológicas en las que el ADN se presenta con conformaciones que representan alternativas o modificaciones. A continuación se indican algunas de ellas:

  • ADN monocatenario

  • ADN palindrómico

  • ADN-Z

  • ADN triple hélice o ADN-H

  • ADN cuadruplexo

El ARN también es una parte fundamental del código genético.

Existen 3 tipos de ARN:

  • ARN-m Lleva información

  • ARN-t Transporta aminoácidos

  • ARN-r Forma parte de los ribosomas

Con el ARN se realizan dos procesos fundamentales: La trascripción y la traducción. La trascripción es el proceso por el que se sintetiza ARN a partir de una cadena de ADN y es dividida en tripletes o codones. La traducción es el proceso por el que se lee un ARN-m y se sintetiza una proteína. La división en codones corresponde a los aminoácidos.

Solo existen 20 aminoácidos que forman parte de las proteínas. Debido a que el código genético es degenerado el organismo tiene una medida ante los posibles errores en la traducción del ARN, esta medida es la de que algunos codones significan lo mismo aunque tengan estructura distinta.

Bibliografía

Genética General.

Biblioteca Encarta 2004.

Diccionario de Biología Larousse.

Biología y Geología (Ciencias de la Naturaleza) de Oxford EDUCACIÓN.

Página Web “El Rincón del Vago”.

Apuntes de biología.