La familia de Pascual Duarte; Camilo José Cela

Literatura española contemporánea siglo XX. Narrativa y novela social. Personajes. Diálogo

  • Enviado por: Nicozgz92
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad

“La familia de Pascual Duarte” -Camilo José Cela

Personajes

  • Pascual Duarte es el protagonista de la historia. Cumple también la función de narrador combinando la descripción, el diálogo el estilo directo e indirecto. Cela intenta representar a través de Pascual las teorías racionalistas de Rousseau en las que defendía que son las circunstancias y el transcurso de nuestra vida, incluyendo la educación, las que determinan el estado y el comportamiento final del hombre.

Pascual nos muestra en sus retrospecciones cómo las circunstancias, la educación recibida, la falta de cariño de sus padres o la muerte de Mario, la de sus dos hijo y la de Lola le determinan definitivamente para terminar siendo condenado a la pena de muerte.

Respecto a su caracterización, se trata de un personaje que evoluciona completamente a lo largo de la historia, desde que nace hasta casi su muerte, a la edad de 55 años, y nos da a conocer sus reflexiones durante su estancia en prisión. Cela centra más su atención en su evolución interior y psicológica, por lo que se trata entonces de un personaje redondo.

  • Esteban Duarte es el padre del protagonista, Pascual. Se tarta de un hombre bruto, rudo, fuerte y gordo que tenía por costumbre hacerse notar maltratando a su familia. Pascual, en la narración nos cuenta cómo su padre se hacia de más con respecto a su mujer porque este sabía leer. De origen portugués, y en su juventud encarcelado por contrabando, en algunas ocasiones abandona su naturaleza violenta y se muestra algo más humano con respecto a su hija Rosario y la educación de Pascual. Cela utiliza la muerte de Esteban a modo de metáfora, ya que, es mordido por un perro y muerte a causa de la rabia, enfermedad animal; de esta manera hace ver que Esteban debía morir como un animal tras haberse comportado durante muchos años como tal.

Es un personaje secundario, de carácter plano ya que se trata de un hombre con unos rasgos que están sintetizados con un estereotipo, el rudo e ignorante rural y que apenas evoluciona a lo largo de la historia.

  • Madre de Pascual, es como se refiere en el libro a la madre de Pascual, Rosario y Mario. Se trata de un personaje secundario, pero con gran importancia, caracterizado como una mujer sucia, delgada “Larga y chupada (...)” así como antipática “desabrida y violenta (...)” y descuidada “con una pelambrera enmarañada y zafia.” también maleducada, fea “Tenía un bigotillo cano por las esquinas de los labios, y una pelambrera enmarañada y zafia que recogía en un moño(…)” analfabeta, con cierta adicción al alcohol y “poco amiga del agua”. Durante la infancia de sus hijos ella no se preocupó por ellos ni por su educación y permaneció distante, fría y despiadada tras la muerte de Mario. Al igual que a su padre, Pascual en ocasiones animaliza su comportamiento. "lo acunó en su regazo y le estuvo lamiendo la herida toda la noche, como una perra parida a los cachorros” Su actitud con respecto a Pascual es la principal causa de su fatal destino, ya que, la situación de odio permanente a lo largo de la obra, se va incrementando progresivamente hasta que Pascual termina con la vida de ésta. Es un personaje plano durante toda la obra porque sus rasgos psicológicos permanecen constantes.

  • Rosario Duarte es la hermana pequeña de Pascual, es un personaje secundario pero de mayor caracterización interior y mayor evolución a lo largo del relato que los dos anteriores. Comienza siendo una muchacha esmirriada y debilucha, que tras los maltratos e insultos recibidos de su padre, busca evadirse de los problemas domésticos, para ello se refugia en el alcohol, en la delincuencia, y en un vaivén en el mundo de la prostitución.

Es entonces después de sufrir unas fiebres cuando continúa en esta situación y conoce a “El Estirao”. Adquiere con el tiempo la capacidad de manejar a sus padres y de controlar las situaciones tensas de su familia, protegiendo así a su hermano Mario. A lo largo del relato se convierte en cómplice de su hermano a la que este se refiere como: “el único afecto sincero que en mi vida tuve.

  • Mario personaje secundario hermano de Pascual y Rosario e hijo bastardo que la madre tuvo con Don Rafael. Sufre un retraso mental y su vida se ve marcada por las desgracia, siendo muy pequeño sufre un sarampión atroz, sus orejas son devoradas por un cerdo, recibe palizas constantes provocadas por el rechazo de su “padre”, Esteban. Es un personaje plano, poco elaborado y estático ya que no evoluciona durante la novela. La muerte de este, ahogado en una tinaja de aceite, supone la revelación a Pascual de cómo es realmente su madre.

  • Lola, primera mujer de Pascual con la que tiene la primera relación tras el entierro de su hermano Mario, está se queda embarazada de Pascual por lo que se v en obligados a contraer matrimonio. De comportamiento afable al comienzo del relato pasa a ser una mujer malhumorada y agresiva tras el aborto de su primer hijo y la muerte del segundo; por lo que estaríamos hablando de un personaje redondo cuyos rasgos evolucionan a lo largo de la historia. Su espontánea muerte se produce tras la confesión del padre del hijo que espera, sin algún motivo aparente.

  • Paco López, El “Estirao”, personaje secundario cuyo nombre hace mención a su tiesa manera de caminar, afamado entre las mujeres por su pasado novillero. Con porte alto y gallardo, rubio, con un ojo de cristal y de actitud presuntuosa se aprovechaba de las mujeres, ejerciendo de proxeneta, como hizo con Rosario, por lo que Pascual le guarda un profundo rencor. Durante la estancia de Pascual en A Coruña, el Estirao deja embarazada a su mujer Lola, por lo que Pascual en busca de venganza, propina una paliza a su odiado cuñado, que desemboca en la muerte del Estirao. Directa o indirectamente este provoca todas las desgracias del protagonista ya que su asesinato es la principal causa del encarcelamiento de Pascual.

  • Esperanza segunda mujer de Pascual, con el que se casa tras la salida del Penal de éste. Esperanza, sobrina de la Señora Engracia, la partera del pueblo; enamorada de hacía tiempo de Pascual, era hermosa, de carácter distinto al de Lola, ordenada limpia y religiosa.

“La novia que la Rosario me tenía preparada, en verdad que era hermosa mujer. No era del tipo de Lola, sino más bien al contrario, algo así como un término medio entre ella y la mujer del Estévez, incluso algo parecida en el tipo, - fijándose bien - al de mi hermana. Andaría por entonces por los treinta o treinta y dos años, que poco o nada se le notaban de joven y conservada como aparecía. Era muy religiosa y como dada a la mística, cosa rara por aquellas tierras, y se dejaba llevar de la vida, como los gitanos, sólo con el pensamiento puesto en aquello que siempre decía…”

Consigue ser el verdadero amor de Pascual gracias a su cuñada Rosario que es quien les sirve de alcahueta. Se pierde el rastro de ésta tras el asesinato de la madre de Pascual. Es un personaje secundario y plano ya que debido a su corta aparición en el relato apenas pueden evolucionar sus rasgos o ideas principales.

  • Don Rafael personaje plano de escasa aparición. Es un hombre del pueblo, frío y desagradable con Pascual que fue amante de su madre y como consecuencia de estas relaciones, nació Mario, al que propinaba soberanas palizas.

  • Don Manuel es el sacerdote del pueblo, permanece muy unido a Pascual durante sus primeros años, para que éste se acerque progresivamente a la Religión católica. Desde la muerte de su padre, esta unión se va fortaleciendo, es Don Manuel quien oficia la ceremonia de Lola y Pascual. S distancia de Pascual ya que a Lola no le termina de convencer su relación.

Otros personajes, planos o de poca relevancia:

  • Engracia es la partera del pueblo, especialista en curar enfermedades, era algo mística y tiene fama de bruja. La relación con la familia de Pascual es constante debido a los continuos abortos, enfermedades y desgracias que esta sufre.

  • Santiago Lurueña Es un personaje paralelo a la situación temporal en la que Pascual nos relata la historia ya que sus acciones son recientes y contemporáneas al tiempo en que se escribe la historia. ES el capellán de la prisión donde Pascual pasa sus últimos meses.

  • Don Conrado es el director de la prisión de Chinchilla en la que Pascual permanece.

  • Chispa es la compañera canina de Pascual en sus salidas de caza furtiva.

Diálogo

-Estoy pensando que te recibí muy fría.

-¡No mujer!

-Es que no te esperaba, ¿sabes?, que no creí verte llegar...

-Pero ahora te alegras, ¿no?

-Sí ahora me alegro... -

Lola estaba corno traspasada; se la notaba un gran cambio en todo lo suyo.

-¿Te acordaste siempre de mí?

-Siempre, ¿por qué crees que he vuelto?

Mi mujer volvía a estar otro rato silenciosa.

-Dos años es mucho tiempo...

-Mucho.

-Y en dos años el mundo da muchas vueltas...

-Dos; me lo dijo un marinero de La Coruña.

-¡No me hables de La Coruña!

-¿Por qué?

-Porque no. ¡Ojalá no existiese La Coruña!

Ahuecaba la voz para decirme esto, y su mirar era como un bosque de sombras.

-¡Muchas vueltas!

-¡Muchas! Y una piensa: en dos años que falta, Dios se lo habrá llevado.

-¿Qué más vas a decir?

-¡Nada!

Lola se echó a llorar amargamente. Con un hilo de voz me confesó:

-Voy a tener un hijo.

-¿Otro hijo?

-Sí.

Yo me quedé como asustado.

-¿De quién?

-¡No preguntes!

-¿Que no pregunte? ¡Yo quiero preguntar! ¡Soy tu marido!

Ella soltó la voz.

-¡Mi marido que me quiere matar! ¡Mi marido que me tiene dos largos años 
abandonada! ¡Mi marido que me huye como si fuera una leprosa! Mi marido... 
-¡No sigas!

­­Sí; mejor era no seguir, me lo decía la conciencia. Mejor era dejar que el tiempo pasara, que el niño naciera... Los vecinos empezarían a hablar de las andanzas de mi mujer, me mirarían de reojo, se pondrían a cuchichear en voz baja al verme pasar...

-¿Quieres que llame a la señora Engracia?

-Ya me ha visto.

-¿Qué dice?

-Que va bien la cosa.

-No es eso... No es eso...

-¿Qué querías?

-Nada..., que conviene que entre todos arreglemos la cosa.

Mi mujer puso un gesto como suplicante.

-Pascual, ¿serías capaz?

-Sí, Lola; muy capaz. ¿Iba a ser el primero?

-Pascual; lo siento con más fuerza que ninguno, siento que ha de vivir...

-¡Para mi deshonra!

-O para tu dicha, ¿qué sabe la gente?

-¿La gente? ¡Vaya si lo sabrá!

Lola sonreía, con una sonrisa de niño maltratado que hería a la mirada.

-¡Quién sabe si podremos hacer que no lo sepa!

-¡Y todos lo sabrán! No me sentía malo -bien Dios lo, sabe- pero es que uno está atado a la costumbre como el asno al ronzal.

-En el libro, una novela repleta de textos narrativo-descriptivos, encontramos la representación de una actividad social en la que se produce un intercambio comunicativo entre dos o más personajes. El dialogo anterior, es un diálogo en el que participan dos interlocutores, Lola y Pascual, en el que se tratan referentes comunes y tratan una información previa relacionada con ambos dos.

-Se trata de un diálogo literario puesto que el autor quiere acercarnos a sus personajes a la realidad, como si estuvieran a nuestro alcance, utilizando este también para conocer rasgos psicológicos o el comportamiento de estos.

-El diálogo esta perfectamente introducido dentro de la narración y se trata de un texto narrativo ya que intervienen ambos personajes entre si y el narrador; Pascual, en este caso en primera persona; y que como participe que fue del diálogo con Lola le permite introducir su valoración personal.

-Sí ahora me alegro... -

Lola estaba corno traspasada; se la notaba un gran cambio en todo lo suyo.

-En este caso, el relato no posee un carácter esencial dentro de la narración, sino que representa de forma expresiva un acontecimiento ocurrido a lo largo de la narración que permite darle mayor viveza.

-Interrumpe el hilo narrativo, ya que pasa de relatarnos cómo fue su vuelta al pueblo tras su permanencia en prisión a introducir el diálogo que nos presenta cómo le recibe Lola y cuál es la reacción ante su regreso.

-Diferencia partes de la estructura narrativa y descriptiva ya que el diálogo sirve de transición entre dos textos, uno de carácter narrativo y el siguiente de carácter descriptivo.

-Ayuda a conocer a los personajes de manera más humana y real:

-¡Mi marido que me quiere matar! ¡Mi marido que me tiene dos largos años 
abandonada! ¡Mi marido que me huye como si fuera una leprosa! Mi marido... 

-Este es un recurso que se ve propiciado por ser una narración en primera persona que permite al personaje protagonista introducir muchos más juicios de valor e incluso intervenir con pequeños monólogos:

­­“-Sí; mejor era no seguir, me lo decía la conciencia. Mejor era dejar que el tiempo pasara, que el niño naciera... Los vecinos empezarían a hablar de las andanzas de mi mujer, me mirarían de reojo, se pondrían a cuchichear en voz baja al verme pasar...(…)”

-Predomina en su mayoría el estilo directo, ya que las palabras utilizadas son citas textuales que representan directamente las palabras de un personaje.

-El narrador, Pascual se expresa con verbos de “lengua” o de “pensamiento” que formulan una introducción, sirven de marco y preceden a las palabras textuales del personaje. Estas citas textuales aparecen yuxtapuestas al discurso del narrador y en el texto suelen aparecer delante de la cita:

Con un hilo de voz me confesó:

-Voy a tener un hijo.

-En el texto aparecen, como en todo diálogo en estilo directo, mecanismos como los dos puntos o las rayas, aunque hay excepciones como en la intervención seguida del mismo personaje:

-¡Y todos lo sabrán! No me sentía malo -bien Dios lo sabe- pero es que uno está atado a la costumbre como el asno al ronzal.

-En el diálogo se utilizan también elementos para situar los elementos presentes en el discurso o en la situación comunicativa. Estos elementos, las referencias deícticas, pueden ser personales como el uso de las diferentes personas:

-Primera persona: Personaje que habla

-Voy a tener un hijo.

-Segunda persona: Personaje que escucha

-O para tu dicha, ¿qué sabe la gente?

-Tercera persona: resto de personajes.

-¿Qué dice?

-Estas referencias pueden ser también espaciales y temporales:

-Temporales:

Sí; mejor era no seguir, me lo decía la conciencia

-Como está demostrado en el texto, el hecho de que el narrador sea el propio protagonista, permite acercar la historia mucho más al personaje y también al lector que le permite vivirla en primera persona. Pascual, como personaje, vive diferentes momentos y acciones que recibe y que realiza y que le llevan a reflexionar, hablar consigo mismo, expresando sus sentimientos y reflexiones más intimas.

-Aunque de forma desordenada, ya que a lo largo del libro representa varios espacios temporales y diferentes reflexiones de la misma acción dependiendo del momento en que se sitúa, este permite darse a conocer y ver su evoluciona lo largo del relato a través de esta conciencia:

­­Sí; mejor era no seguir, me lo decía la conciencia. Mejor era dejar que el tiempo pasara, que el niño naciera... Los vecinos empezarían a hablar de las andanzas de mi mujer, me mirarían de reojo, se pondrían a cuchichear en voz baja al verme pasar...

-Toda la narración, al igual que el Quijote está escrita a modo de manuscrito encontrado, recopilado y sacado a la luz. Este relato, biográfico dirigido a su posterior lectura, se encuentra escrito de forma específica de literatura epistolar en la que el personaje reflexiona acerca de lo que escribe.