La familia de Pascual Duarte; Camilo José Cela

Literatura española contemporánea. Narrativa expresionista. Novela social. Realismo. Juicio crítico. Argumento. Personajes. Biografía. Contexto histórico. Tremendismo. Espacio y tiempo

  • Enviado por: Jonmi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
publicidad

1. FICHA DE LECTURA:

  • TITULO: La familia de Pascual Duarte

  • AUTOR: Camilo José Cela

  • EDITORIAL: Ediciones Destino

  • COLECCIÓN: Obras Completas

  • EDITADO EN: Barcelona

  • AÑO DE PUBLICACIÓN: Diciembre de 1989

  • PAGINAS:169 paginas

2. AUTOR:

  • BIROGRAFIA: Camilo José Cela(1916-2002), que era una muestra, un ejemplo clamoroso de la fusión entre vida y literatura; su forma de existencia no era una prolongación de su escritura, sino la escritura misma. O a la inversa. Difícil, por no decir imposible, separar del escritor la persona. La llamada del triunfo no se presenta, en estos casos, como un objetivo, sino como una naturaleza. La concesión del Nóbel en l989 coronaba así una forma de escribir y una forma de vivir indisociables.

    Camilo José Cela nació en Iría Flavio (La Coruña) el 11 de mayo de 1916. Entronque de raíces galaicas por vía paterna e inglesas por la sangre de la madre, mantuvo siempre, en su apariencia e imagen, cierta lejanía natural y displicente enrocada en una rotundidad apasionada. Prisionero de una imagen pública, esos perfiles rocosos se diluían en una humanidad menos contundente, en una sentimentalidad compasiva con las miserias del ser humano y relativista de sus grandezas y contradicciones. Sus escritos tienen esa savia y riqueza de carácter de alguien acostumbrado a lidiar los marrajos que la vida echa al ruedo. El símil taurino no es caprichoso. Camilo José Cela veía en el arte de lidiar toros un espejo de la vida española. Pruebas abundantes de ello hay en sus libros. Fue aprendiz de torero y, de no ser por el carácter subalterno y vicario del peonaje, puede que, como a Manuel Machado, le hubiera gustado ser un buen banderillero.

Nada logró apartar a Cela de su profesión de escritor. Puso en marcha muy pronto lo que Dionisio Ridruejo definió como "estrategia de la fama, el culto a la personalidad y la voluntad imperativa"; Lo que, adoptado y adaptado, por el propio Cela, se resume en su célebre frase: "En España, el que resiste gana". Trabajo y profesionalidad perfectamente organizada son los dos pilares básicos sobre los que Camilo José Cela edificó su arquitectura de escritor triunfante. Esta rigurosidad laboral lo llevó, con frecuencia, a anatematizar la famosa y castiza improvisación española y el amateurismo de muchos escritores. "Somos", afirmaba con desdén, "un país de aficionados". Esa precariedad, aplicada a la creación literaria especialmente, le resultaba intolerable a Camilo José Cela.

En 1931, varios años después del traslado a Madrid con su familia, hubo de ser internado en el sanatorio antituberculoso de Guadarrama, experiencia que aprovecharía posteriormente para una de sus novelas más intensas, aunque menos espectaculares: 'Pabellón de reposo' (1943. En 1934 inició la carrera de Medicina, que cambió por las clases de Literatura Española Contemporánea de Pedro Salinas.

De esta relación con Salinas procede su amistad con Zamora Vicente y con algunas víctimas de la inminente Guerra Civil, y el consiguiente exterminio o diáspora, como Miguel Hernández, María Zambrano o Max Aub.

La primera novela de Camilo José Cela,' La familia de Pascual Duarte', se publicó en l942; y es uno de los títulos más vendidos, censurados y, posiblemente, el más traducido de la novelística española del siglo XX. Pascual Duarte abre un tiempo narrativo de estupor social y político, una apuesta anticonvencional y de ruptura que tuvo gran acogida. Lo cual no es obstáculo para que persona tan conspicua como José Luis Aranguren tildara el tenebrismo y el tremendismo de este texto de evasivo. Pascual, el protagonista de una novela cuya estilística fue calificada de "estética de la violencia", es fusilado por las tropas de Franco en plena guerra civil, en Badajoz. Pese a lo cual, Aranguren, en un trabajo de los años 60, escribió: "Por paradójico que parezca, (Pascual Duarte) es una evasión de la realidad". La tercera edición, tras dificultades de censura en España, tuvo que salir en Buenos Aires.

Estas contradicciones fueron, en buena medida, el signo de la vida tumultuosa de Camilo José Cela: un liberalismo de raíz conservadora que lo llevó a ser mirado con recelo por la izquierda y con franca hostilidad por el fascismo residual cuando llegó la democracia.

En l974 fue nombrado presidente del Ateneo de Madrid, cargo que no llegó a ocupar; dimitió antes de tomar posesión, como protesta contra la ejecución del anarquista Salvador Puig Antich en marzo del mismo año. Como respuesta a ésta y otras actitudes de cauto liberalismo conservador, pero democrático, sus antiguos amigos franquistas publicaron en el periódico El Alcázar un viejo documento que comprometía a Camilo José Cela con el aparato de represión fascista. Se trataba de una solicitud dirigida en el año l938 al Comisario General de Investigación y Vigilancia en términos como los que siguen: "Que, habiendo vivido en Madrid los últimos 13 años, cree poder prestar datos sobre personas y conductas, que pudieran ser de utilidad". No hay datos ni constancia de que la solicitud fuera aceptada y algunos sugieren que pudo ser una estratagema para eludir peligros. Pero el documento, recogido posteriormente en un libro de la editorial Aka, sirvió para que ser acusado de traición a sus convicciones. Esta fatalidad de la contradicción ha marcado cruelmente parte de la vida de Camilo José Cela.

Sorprenden las complicaciones censoriales que arrastraron sus obras, sobre todo Pascual Duarte y 'La colmena', dada su inicial relación con la censura. En este sentido, Camilo José Cela sí que fue bastante explícito al declarar que su actividad de censor se limitaba a algunas hojas volanderas, periodiquillos sin importancia que no necesitaban ni siquiera ser censurados. El éxito de Pascual Duarte fundamenta el éxito posterior de Cela: su iberismo solanesco, el horror, la tragedia, el esperpento sombrío. Este tremendismo se transparenta ya, aunque con matices más líricos y surrealistas, en su libro de poemas de los años 40, Pisando la dudosa luz del día. Es un poemario escrito durante la Guerra, de un lirismo inquietante, ese lirismo que recorre toda su obra.

En 1944 se casó con Rosario Conde Picavea, su mejor colaboradora durante muchos años. Tanto, que uno de los amigos y secretarios de Cela en Papeles de Son Armadans, Juan Benito Argüelles, transmite el siguiente comentario: "Era la verdadera secretaria de Camilo José Cela. Además de llevar la parte doméstica de la casa, pasaba a máquina los manuscritos". Y sigue, refiriéndose a una ausencia de Rosario Conde: "Al cabo del tercer día, C.J.C. me confesó vencido: 'Yo sin Charo no puedo, mi grito de guerra es Charo'. Y era cierto; desde que se levantaba hasta que se acostaba no oías más que 'Charo, la carta de Américo Castro; Charo, un café'".

De ella tuvo un hijo, Camilo José Cela Conde. Y con ella formó una sociedad que, durante muchos años, gestionó los intereses del prolífico escritor, que se disolvió, tras ciertas turbulencias financieras, años más tarde, al disolverse también los lazos matrimoniales que los unían. Camilo José Cela se divorció de Rosario Conde a finales de los 80 para casarse en 1991 con Marina Castaño, periodista con la que ha compartido sus últimos años.

  • OBRAS:

Poesía
Pisando la dudosa luz del día (1936; 1» ed. 1945.
El monasterio y las palabras (1945).
Cancionero de la Alcarria (1948).
Tres poemas galegos (1957).
Reloj de arena, reloj de sol, reloj de sangre (1989).
Poesía completa (1996).
 
Romances de ciego
La verdadera historia de Gumersinda Cosculluela, moza que prefirió la muerte a la deshonra (1959).
Encarnación Toledano o la perdición de los hombres (1959).
Viaje a U.S.A. (1965).
 
Novela
La familia de Pascual Duarte (1942).
Pabellón de reposo (1943).
Nuevas andanzas y desventuras de Lazarillo de Tormes (1944).
La colmena (1951).
Mrs. Caldwell habla con su hijo (1953).
La catira (1955).
Tobogán de hambrientos (1962).
San Camilo 1936 (1969).
Oficio de tinieblas 5 (1973).
Mazurca para dos muertos (1983).
Cristo versus Arizona (1988).
El asesinato del perdedor (1994).
La cruz de San Andrés (1994).
Madera de boj (1999).
 

Novela corta
Timoteo el incomprendido (1952).
Santa Balbina 37, gas en cada piso (1952).
Café de artistas (1953).
El molino de viento (1956).
La familia del héroe (1965).
El ciudadano Iscariote Reclús (1965).
 
Cuentos, fábulas, apuntes y divertimentos
Esas nubes que pasan (1945).
El bonito crimen del carabinero (1947).
El gallego y su cuadrilla (1949).
Nuevo retablo de don Cristobita (1957).
Los viejos amigos (1960).
Gavilla de fábulas sin amor (1962).
El solitario y los sueños de Quesada (1963).
Toreo de salón (1963).
Once cuentos de fútbol (1963).
Izas, rabizas y colipoterras (1964).
Nuevas escenas matritenses (7 series, 1965-66).
Rol de cornudos (1976).
Las orejas del niño Raúl (1985).
Vocación de repartidor (1985).
La bandada de palomas (1987).
Los Caprichos de Francisco de Goya y Lucientes (1989).
El hombre y el mar (1990).
Cachondeos, escarceos y otros meneos (1991).
La sima de las penúltimas inocencias (1993).
La dama pájara (1994).
Historias familiares (1999).
 
Memorias
La rosa (1959).
Memorias, entendimientos y voluntades (1993).
 
Viajes
Viaje a la Alcarria (1948).
Ávila (1952).
Del Miño al Bidasoa (1952).
Judíos, moros y cristianos (1956).
Primer viaje andaluz (1959).
Páginas de geografía errabunda (1965).
Viaje al Pirineo de Lérida (1965).
Madrid (1966).
Barcelona (1970).
Nuevo viaje a la Alcarria (1986).
Galicia (1990).
 
Artículos
Mesa revuelta (1945).
Cajón de sastre (1957).
La rueda de los ocios (1957).
Cuatro figuras del 98 (1961).
Garito de hospicianos (1963).
Las compañías convenientes (1963).
Al servicio de algo (1969).
La bola del mundo (1972).
Los sueños vanos, los ángeles curiosos (1979).
Los vasos comunicantes (1981).
Vuelta de hoja (1981).
El juego de los tres madroños (1983).
El asno de Buridán (1986).
Desde el palomar de Hita (1991).
El camaleón soltero (1992).
El huevo del juicio (1993).
A bote pronto (1994).
El color de la mañana (1996).
 
Teatro
María Sabina (1967).
Homenaje a El Bosco I. El carro del heno o el inventor de la guillotina (1969).
Homenaje a El Bosco II. La extracción de la piedra de la locura o la invención del garrote. (1999).
 
Lexicografía y otros saberes
Diccionario secreto (t.I, 1968; t.II-1971).
Enciclopedia del erotismo (1976).
Diccionario geográfico popular de España (1998).
 
Adaptaciones, traducciones, versiones
Poema del Cid , Cantar I (1957-1959).
Libro de guisados, manjares y potajes, de maese Ruperto de Nola (1969).
La resistible ascensión de Arturo Ui, de Bertolt Brecht (1975).
La Celestina (1979).
El Quijote (1981).

3. ANÁLISIS DEL CONTENIDO

RESUMEN DEL ARGUMENTO

Pascual Duarte nació en un pueblo perdido en la provincia de Badajoz al menos dos leguas de Almendralejo. Pueblo caliente y soleado con sus casas tan blancas; con una hermosa fuente sin agua claro. Estaba la casa de Don Jesús, el edificio del ayuntamiento y atrás de la casa de Don Jesús la parroquia. Su casa estaba fuera del pueblo, estrecha y de un solo piso con su cocina siempre limpia y blanca con su piso de tierra; tenia dos habitaciones que servían de resguardo para los fríos inviernos y las asfixias del verano. En sus caminatas sé hacia acompañar de la chispa, una perrita que se entendía muy bien con Pascual, se sentaban cuando salían a caminar en una piedra donde ella se sentaba enfrente de él; Con sus ojitos castaños muy despiertos que un día según Pascual tenia la mirada como escrutadora y fría que un temblor recorrió su cuerpo por su mirada que calentó las venas de Pascual. Cogió la escopeta y disparo varias veces. La perrita tenia la sangre oscura y pegajosa extendida sobre la tierra.

Su padre se llamaba Esteban Duarte Diniz, cuarentón, era áspero y brusco; le pegaba a su madre y a él y su madre algunas veces le devolvía los golpes. Su madre era larga y chupada, desabrida Y violenta, de un humor de los diablos y un lenguaje que blasfemaba, siempre vestía de negro y poco amiga del agua porque nunca se bañaba; le gustaba el vino y andaba con un pelo enmarañado. Su madre no sabia leer ni escribir, su padre sí; había siempre peleas y broncas, se insultaban mutuamente y la golpeaba con el cinturón que Pascual alcanzo uno que otro. La verdad la familia en su familia era poco placentera, pero no hay de donde escoger ya que antes de naces estamos destinados unos a un lado y otros a otro procurando conformarse.

De pequeño lo mandaron a la escuela para enfrentar la vida con las armas de la inteligencia, pero su madre se negaba que fuera y solía decirle “para no salir en la vida de pobre no vale la pena aprender nada”. Después nació Rosario su hermana, fue de parto lento y su madre se lo paso gritando durante varias horas que cuando llego su padre a ver le dio unos fuertes hebillazos. Luego se marcho y duro varios días fuera y al regresar llego borracho y besando a su madre. Rosario creció debilucha pero era mas avisada que un lagarto y pronto se hizo reina de la casa; se aficiono a la bebida de muy joven y nadie se ocupo de enderezarla yendo de mal en peor, solo bastaba su mirada para que su padre calmara sus iras. Después se enfermo y la casa se encontró en paz, andaba toda enyerbada por la señora Engracia, la partera; Después se largo a Almendralejo donde conoció al hombre que habría de labrarle la ruina; un tal Paco López, también llamado el Estirao.

A los quince años de Rosario quedo su madre embarazada de un tal Rafael, a su padre lo tenían encerrado en la alacena por tener rabia y coincidió con el nacimiento de Mario que nació casi por aborto. El padre murió a los dos días de nacer Mario. Paso algún tiempo con sus desgracias que un día apareció ahogado en una tinaja de aceite, la madre no lloro con la muerte de Mario; Tenia el corazón muy duro y Pascual si lloro al igual que Rosario. Con ello le llego a tener tanto odio a su madre que llego a tener miedo de sí mismo y llego a convertirse en su peor enemigo. El entierro de Mario, como cinco años atrás el de su padre fue pobre y aburrido; hubo sin exagerar cinco o seis personas. Ahí oficializo su noviazgo con Lola que ya era media novia de Pascual cuando ya tenia como veintiocho años. Al acabar el funeral y ya se habían ido todos la derribo en la tierra, la agarro del pelo, la mordió con pasión hasta dejarla dócil como una yegua.

A los cinco meses Pascual encontró a su novia un poco pálida y rara; estaba embarazada y ella se puso a llorar “ No tienes porque apurarte y te cumpliré como hombre y se lo diremos a tu madre” le decía Pascual a Lola. Se dieron un beso intensamente frente a su madre que poco les importo se presencia, luego fue a hacer los preparativos para la boda y se casaron. Pascual no sabia si seria el olfato que le avisaba de la desgracia que le esperaba. Prepararon la comida y de beber para todos los que asistieran a la boda. Los novios se subieron a una yegua prestada y se dirigieron a Mérida; cuando entraron al pueblo por el puente de ese lugar le yegua le dio una manotada a una pobre vieja que la dejo medio descalabrada, Lola se reía y su risa le hizo mucho daño a Pascual. No estaba bien reírse de la desgracia del prójimo, se los dice un hombre que fue muy desgraciado a lo largo de su vida. Se alojaron en la posada del Mirlo, en una alcoba que el recuerdo

de ella lo acompaño a lo largo de su vida donde ni les intereso salir a la calle.

Llegó la guardia civil con un mozo como de veinticinco años, el nieto de la vieja; le metió seis pesetas en la mano y se marcho. Compraron algunas chucherías y regresaron a Torremejía; pasaron por Almendralejo y Pascual se topo con sus compañeros de soltería y labranza y se fueron a la taberna de Martinete “el Gallo”. A Lola la beso en la mejilla y la mando a casa a saludar a sus amigas y esperarlo; se marchó sobre la hermosa yegua y bien ajena a que el animal había de ser la causa de su primer disgusto. Todo pasaba muy bien en la taberna hasta que Zacarías, en medio de la jerga y por hacerse el chistoso y no sabia que sucedido y si era directo o indirecto que Pascual le llamo la atención; se pusieron de pie y había un silencio que hasta se podía oír una mosca. Pascual se arreo hacia Zacarías y le dio tres navajazos que lo dejo temblando y su sangre manaba como un manantial.

Llegaron a la casa y estaba muy seria con las luces encendidas, un extraño silencio había en la casa y la señora Engracia estaba en la puerta y le dijo a Pascual que Lola había abortado, que la descabalgo la yegua; se lleno de una rabia que ni se percato de lo que oía, fue al corral y se acerco a la yegua hasta poder darle unos navajazos. A consecuencia de aquel desgraciado accidente se quedó como anonadado y hundido en las manos negras de las imaginaciones; Después Lola quedó en cinta otra vez. Toda la familia estaba en gran tensión y a los ocho meses llegó su hijo y le pusieron Pascual como a su padre y pasaba las horas a los pies de la cama. “Solo hay que tener cuidado con él. Si, de los cerdos y las fiebres, insolaciones y le pondremos vacunas y lo mandaremos a la escuela” se decían los nuevos padres. Los dos se sentían felices y pocos días duró cuando a los once meses lo devolvieron a la tierra, once meses de vida que algún mal de aire traidor echó por el suelo. A la desgracia no se acostumbra uno, tres mujeres hubieron de rodearlo cuando murió Pascualillo y ninguna de ellas logró hacerle más llevadera la pena de la muerte de su hijo y pareciera que se pusieron de acuerdo para amargarle la vida; ellas eran su mujer, su madre y su hermana.

Habrá que huir, lejos del pueblo, donde nadie lo conociera y donde pueda empezar a odiar con odios nuevos. Se retiró un mes y se dedicó a pensar, todo pasó por su mente; la pena y la alegría, el gozo y la tristeza, la fe y la desazón y desesperanza. Envidiaba al ermitaño con su bondad entre los matorrales porque tenia tranquila la memoria. Se escapo y se dirigió a Madrid para partir a América, ahí lo que necesitaba eran amigos; ahí un tal Ángel Estévez se ofreció albergarlo en su casa y darle de comer dos veces al día por solo diez reales; ahí duro aproximadamente quince días, la pasó bien y solo tenia el firme propósito de volver al pueblo. Fue a preguntar por los precios e itinerarios y al saber los precios y condiciones de pago solo calculó que no tenía ni para la mitad. Duró un año y medio fuera de casa y pensó regresar a su casa donde sería bien recibido por su familia. Fue recibido por su esposa quien lo recibió llorando amargamente comunicándole que estaba embarazada y su madre hablaba las menos palabras posibles, el niño era del Estirao. Fue a buscarlo donde la Rosario trabajaba, lo busco por todos lados durante cuatro meses; Rosario se encontraba en la casa cuando llego el Estirao por su hermana Rosario a lo cual Pascual se negó. Forcejearon pero Pascual no lo quería matar porque se había prometido a Lola, pero lo pisó tan fuerte que empezó a arrojar sangre por la boca y se le fue la cabeza sin fuerza hacia un lado. Tres años duro encerrado, pero se portó lo mejor que pudo; puso buena cara al mal tiempo, cumplió extremadamente lo que se le ordenaba, logró enternecer a la justicia, consiguió que el director creyera que era bueno y lo soltaron. Le abrieron las puertas “me dejaron indefenso ante todo lo malo y creyendo que me hacían un favor, me hundieron para siempre” se dijo Pascual Duarte. Cuando salí encontré al campo más triste, mucho mas triste de lo que se había figurado porque en la cárcel se lo imaginaba verde y lozano como las praderas; regresó al mismo pueblo que volvería a encontrar en el mismo sitio. Cuando llegó a la estación, un frío agudo como una daga se le clavó en el corazón. No había nadie, solo el señor Gregorio que lo vio y lo felicitó; solo lo saludó y se fue, la sangre se le agolpó a los oídos y las lagrimas a pique de aparecerle en ambos ojos. Al señor Gregorio no le importaba en nada la libertad de Pascual; llego a casa triste, muy triste ya que toda su alegría se la matara el señor Gregorio con sus tristes palabras. Pasó por el cementerio donde descansaba su padre de su furia; Mario, de su inocencia; su mujer Lola, su abandono y el Estirao con su chulería; sus dos hijos, del abortado y Pascualillo que solo duró once meses. Sintió un gran miedo, un miedo inexplicable y llegó el momento que corría como loco, como un poseído y cuando llegó a su casa estaba rendido. Tocó a la puerta y toco su madre que con la luz del candil parecía una bruja y le pregunto que era lo que quería; pues entrar le contesto Pascual y estaba extraña. Estaba por asegurar que su madre hubiera preferido no verlo. Los odios de otros tiempos parecían como querer volver a hacer presa en Pascual y trataba de

ahuyentarlos, de echarlos a un lado; le preguntó por Rosario y ella le contestó que en Almendralejo.

Rosario fue a verlo cuando se enteró de su regreso y le comentó que le tenia una novia, la sobrina de Doña Engracia; era una hermosa mujer que al poco tiempo llegó a ser su esposa. Pasaron los meses y su madre seguía usando las misma mañas y de malas artes. La odiaba. Su madre sentía una insistente satisfacción de tentarle los genios que le envenenó el corazón; llegó a estar asustado de su mismo coraje y tan agobiado estaba que le vino la idea de la muerte de su madre.

Fue el 10 fe febrero de 1922. Su mujer algo debió notarle, había que hacer tripas corazón y acabar lo mas pronto posible. El tiempo pasaba y Pascual seguía ahí parado, no se atrevía, después de todo era su madre. Se arrepintió y se dio vuelta para marcharse pero su madre se revolvió en la cama. Entonces Pascual se abalanzó sobre ella, forcejearon y ella se le escurría, gritaba como una y en una de las vueltas vio a su mujer. En un momento pudo clavarle la hoja en la garganta y la sangre escurría como desbocada que le golpeó en la cara a Pascual; Estaba caliente y sabía a lo mismo que la sangre de cordero. La soltó y salió huyendo, cogió el campo y corrió sin descanso durante horas enteras.

TEMA

Esta obra narra la vida de desaviencias que ha vivido Pascual y su familia, contadas desde la cárcel.

NARRADOR

La historia la cuenta Pascual. Es un narrador en primera persona.

PERSONAJES

PASCUAL DUARTE: : Protagonista y narrador de la historia que relata su vida desde su infancia hasta sus últimos días. Tiene una vida llena de desgracias y mala suerte. Es un hombre rencoroso e impulsivo lo cual le llevará a asesinar sin escrúpulos y a acabar sus días en la cárcel.

ESTEBAN DUARTE DINIZ: Su padre se llamaba Esteban Duarte Diniz, al cual le tenía gran respeto.

Se caracteriza porque: llevaba mucho tiempo sin mudarse de ropa, estaba sucio y casi desconocido y nunca había sido limpio. Pascual Duarte se caracteriza por su violencia, por una violencia ruda y primitiva que parece su destino, un destino trágico como le dice su propia mujer: " Es que la sangre parece como el abono de tu vida" Esta violencia se manifiesta desde el primer capítulo, cuando mata a su perra a tiros, hasta el final del libro: a lo largo del libro, Pascual Duarte hiere a navajazos a un amigo porque cree que le ha llamado ladrón, mata a la yegua porque su mujer ha abortado cuando se ha caído de ella, mata a Paco el Estirao, aunque le había prometido a su difunta mujer no hacerlo, mata a su madre y mata también a Don Jesús, el rico del pueblo.

Para él la violencia es algo natural, que le viene impuesto por el destino. Por eso, cuando planea matar a su madre no se siente culpable no siente remordimientos por ello.

Era portugués, cuarentón cuando su hijo Pascual nació; físicamente era gordo y alto y tenía la color tostada y un estupendo bigote negro (6). También era áspero y brusco y no toleraba que se le contradijese nada.

Poseía muy mal carácter, ya que cuando se enfurecía, le pegaba palizas a su mujer y a su hijo Pascual Duarte.

Estuvo un tiempo en la cárcel; lo encarcelaron por contrabandista; había sido su oficio durante muchos años, pero un día lo pillaron los carabineros y le descubrieron.

Sabía leer y escribir (esto le servía para echárselo en cara a su mujer). Tenía carácter violento y autoritario para algunas cosas y débil para otras.

Murió como consecuencia de la mordedura de un perro rabioso tras dos días de encierro en una habitación.

Su carácter violento y primitivo es la causa de sus desgracias lo que le lleva a morir infectado de rabia. Pero esta violencia no le sirve para imponerse a los demás, ya que aunque en casa discutía mucho, su mujer no le hacía mucho caso y su hijo desde muy pequeño aprendió a esquivar sus golpes y a evitar rozarse con él. Cuando le muerde un perro rabioso, su mujer está a punto de dar a luz a un hijo que no es suyo, sino de Don Rafael, así que para que no muerda a nadie ni haga abortar a la madre por que "la señora Engracia nos enteró de que la mirada iba a hacer abortar a mi madre", lo encierran y así muere solitario con toda su violencia y su rabia encerrada por los demás.

MADRE DE PASCUAL DUARTE: es la madre de Pascual y la mujer de Esteban Duarte.

Desde el principio se ve que la madre no se preocupa por sus hijos y no quería que Pascual fuese a la escuela. Cuando nace Mario no se preocupa de él y cuando el Señor Rafael le pega, su madre "no lo cogía y se reía haciéndole el coro al señor Rafael".

Es un personaje totalmente negativo ya que para Pascual Duarte es directa o indirectamente la causa de todas sus desgracias.

Era cruel, alcohólica, la cual pegaba a sus hijos. Deshonra a su marido, con Rafael. Era perversa y al final, Pascual la mata por todo lo que le hizo pasar.

Se caracteriza físicamente como que no era gruesa (delgada) y andaba muy bien de estatura. Era larga y chupada y no tenía aspecto de buena salud, sino que tenía la tez cetrina y las mejillas hondas y toda la presencia o de estar tísica o de no andarle muy lejos.

También era desabrida y violenta, un humor que se daba a todos los diablos y un lenguaje poco correcto, ya que blasfemaba mucho. Vestía siempre de luto y era poco amiga del agua. De vez en cuando también bebía a escondidas de su marido. Tenía un bigotillo cano por las esquinas de los labios y una pelambrera enmarañada y zafia recogida en un moño, no muy grande. Alrededor de la boca se le notaban unas cicatrices o señales, pequeñas y rosadas como perdigonadas. No sabía leer ni escribir.

SEÑORA ENGRACIA: mujer que asistió en el parto a la madre de Pascual Duarte, especialista en duelos y partera, media bruja y algo misteriosa.

Iba mucho a la casa de Pascual ya que siempre había algún percance, estuvo en los diferentes partos y en las enfermedades que la familia padeció.

ROSARIO: fue la hermana de Pascual; recibió hebillazos de su padre, además de insultos, nada más nacer.

Se crió siempre debilucha y esmirriada. Era bastante mala y empezó desde la juventud a robar y a beber; servía de alcahueta para los devaneos. A los 14 años se fue de casa para irse a Trujillo y se ve que ejerció como prostituta; estuvo allí cinco meses y volvió a casa con una fiebre que la mantuvo el año siguiente entero, en la cama. Cuando se recuperó, volvió a irse a Almendralejo y conoció a un hombre llamado Paco López “es Estirao”, del que se hizo novia; más tarde volvió a casa humillada por el Estirao.

Tenía control total sobre su padre, delante de ella no pegaba a su madre ni armaba bulla. Se llevaba bien con Pascual, sufría con lo que le pasaba a su hermano.

MARIO: hermano por parte de madre de Pascual ya que no era hijo. De Esteban, sino de Rafael. Es mucho más pequeño que los otros dos hermanos, pues nace "a los quince años de haber nacido la niña".

No vivió mucho y antes de los 10 años ya se murió. Este chico no era muy normal ya que le sucedían muchas desgracias: no llegó a hablar ni a andar y solamente se arrastraba por el suelo como una culebra y hacía unos ruiditos con la garganta y con la nariz como si fuese una.

Tonto había nacido, tonto había de morir. Le apareció un sarampión a sarpullido por el trasero.

Un mal día, un guarro le comió al pobre Mario las dos orejas; por eso cuando veía algun guarro después, empezaba a chillar y a quererse esconder. Un día, fue tal el furor, que este le mordió la pierna al señor Rafael, dándole este una patada que por poco lo mata. Murió más tarde, pero ahogado en una tinaja de aceite.

LOLA: era la novia de Pascual Duarte; cuando iba de novia con él, tenía 21 o 22 años. Era alta, morena, negra de pelo, ojos verdes y profundos, las carnes prietas y endurecidas. Sus piernas eran blancas y apretadas como morcillas. Estaba muy desarrollada para su edad y era muy fuerte y vigorosa.

Su relación con Pascual Duarte es muy ardorosa, hasta el punto de que sus efusiones amorosas llegan casi a la violencia, como ocurre tras el entierro de Mario. Por eso no es extraño que enseguida se quede embarazada y tengan que casarse.

El matrimonio de Pascual y Lola parecía que iba a hacer la felicidad de los dos, pero esa felicidad es un espejismo que no dura más que la luna de miel. Nada más llegar a Mérida en esa luna de miel casi atropellan a una vieja. Lola se ríe y Pascual Duarte lo toma como un presentimiento. Ya desde ese momento el destino y los acontecimientos parecen jugar en su contra.

DON MANUEL: era el cura del pueblo. Pascual fue a verlo cuando iba a casarse. Tras el entierro de su padre se lleva muy bien con él y le besa la mano y lo saluda cuando lo ve por la calle.

DON RAIMUNDO: es el boticario, persona que se encargó de ponerle unos polvos amarillos, de seroformo a Mario en las orejas, las cuales, un guarro se las había comido cuando Mario tenia cuatro años.

EL ESTIRAO: era guapo mozo,con un mirar no muy decidido ya que tenía un ojo de vidrio. Era alto, medio rubiales, juncal y andaba derecho.

Vivía a costa de las mujeres aprovechándose de su buena presencia física Pascual lo odiaba profundamente. Deshonró a su hermana y a su mujer, y a él lo corneo. Pascual le propina una paliza y lo mata pisándole el pecho.

Es un chulo que provoca todas las desgracias de Pascual Duarte. Cuando su hermana se escapa a Trujillo se hace su novio aprovechándose de ella, y cuando Pascual Duarte huya a La Coruña, deja embarazada a su mujer.

ESPERERANZA : Segunda mujer de Pascual y sobrina de Engracia. Estaba enamorada de Pascual desde antes de que se casara con Lola. Se casa con Pascual cuando sale del Penal y contempla como mata a su madre.

También esta segunda mujer tiene mucha relación con Rosario, porque es ella la que le dice a Pascual Duarte que se case con ella.

Esperanza es huérfana. Vive con su tía la señora Engracia, una vecina de Pascual Duarte que hace de partera, sabe hacer abortar y curar las enfermedades con remedios caseros.

El final de este matrimonio va a ser que la víctima no va a ser la mujer, como le ocurrió a Lola, sino la causante de todo, su madre, mientras que Esperanza va a ser en este caso una simple espectadora del crimen.

DON CORRADO: Director del penal de Badajoz. Es un hombre bueno y comprensivo, que ayuda a Pascual a salir de la cárcel la primera vez.

RAFAEL: amante de la madre de Pascual. Era malvado especialmente con Mario, su hijo.

LUGARES

Torremejia- después de Almendralejo volvieron a Torremejia.

Almendralejo- pasaron por Almendralejo al volver del viaje de novios.

Mérida- entraron en Mérida y tuvieron un accidente con una anciana.

Madrid- llego a Madrid con la intención de ir a América.

La Coruña- fue a La Coruña a mirar los precios para viajar a América.

TIEMPO

La historia transcurre durante treinta o cuarenta años.

EPOCA

El libro esta transcurre durante los finales del siglo XVIII y principios del XIX.

4. OPINIÓN Y CRÍTICA PERSONAL:

  • TITULO: Para mí él titulo si corresponde con el contenido del libro, porque cuenta la vida del protagonista y la de su familia. Propongo el titula “La tortuosa vida de los Duarte”.

  • FRAGMENTO: “Por detrás del corral pasaba un regato, a veces medio seco y nunca demasiado lleno, cochino y maloliente como tropa de gitanos, y en el que podían cogerse unas anguilas hermosas, como yo algunas tardes y por matar el tiempo me entretenía en hacer.” Me gusta este fragmento porque me gusta pescar, aunque no en sitios como este.

  • PERSONAJE INTERESANTE: El personaje más interesante a sido para mi Pascual, porque es el personaje principal y actúa por sus impulsos.

  • CRITICA: A mí el libro me a parecido interesante y divertido, porque narra hechos que nunca una persona podría hacer cosas como la que ha hecho Pascual. Los personajes son impulsivos y mentirosos.