La familia de Pascual Duarte; Camilo José Cela

Literatura española contemporánea del siglo XX. Novela. Narrativa existencialista. Tremendismo. Argumento. Personajes. Temas. Estilo

  • Enviado por: Haizea
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

Biografía

'La familia de Pascual Duarte; Camilo José Cela'

CAMILO JOSÉ CELA nació en Iria Flavia, La Coruña, en 1916. Estudió Derecho y Filosofía y Letras en la universidad de Madrid. En 1956 fundó la revista Papeles de Son Armadans. Se considera que La Colmena (1951) es la mejor obra de Cela y que confirma definitivamente su talento ya revelado en La familia de Pascual Duarte (1942). También ha publicado las siguientes obras: Pisando la dudosa luz del día (1945), Pabellón de reposo (1944), Nuevas andanzas y desventuras de Lazarillo de Tormes (1946), Viaje a la Alcarria (1948), La Catira (1965) y el peculiar Diccionario Secreto.

Cela era miembro de la Real Academia Española y fue senador de las Cortes españolas en 1977. Ha sido sin duda un autor muy polémico debido a su estilo tan realista y crudo a la vez. Entre los premios más importantes con los que ha sido galardonado se encuentran el Premio Príncipe de Asturias en 1987 y el Premio Nobel en 1989.

Algunos de los autores importantes contemporáneos de Cela, son Miguel Delibes, Carmen Martín Gaite, Ramón J. Sender, Max Aub, Ignacio Aldecoa, Rafael Sanchez Ferlosio, Luis Martín Santos, Gonzalo Torrente Ballester, Juan Marsé, Francisco Ayala, Manuel Andújar, Arturo Barea y Rosa Chacel.

Argumento

Pascual Duarte empieza a contar su relato explicando sus orígenes. Vivía en un pequeño pueblo cerca de Almendralejo, con sus padres adictos a la bebida. Coincidiendo con el fallecimiento del padre, nació su hermano Mario, quince años después que su hermana Rosario. Esta se había ido a los catorce años de casa y estaba liada con el Estirao. Mario murió sin tener diez años, más o menos cuando Lola se quedó embarazada y Pascual y ella se casaron. El primer hijo no llegó a nacer y el segundo murió con once meses. Pascual no soportaba vivir con su madre y con Lola y huyó a Madrid. Pasó dos años en La Coruña y al volver se encontró con que Lola estaba preñada del Estirao. Lola murió. El Estirao intentó llevarse a Rosario de vuelta a su casa y Pascual lo mató. A causa del asesinato pasó tres años en prisión y al volver al pueblo vio que su hermana estaba liada con el señorito Sebastián. Pascual se casó con Esperanza, novia que le había buscado Rosario. Su madre siguió haciéndole la vida imposible y él la mató. Se sugiere que volvió a la prisión y que tiempo más tarde asesinó a don Jesús González de la Riva, por lo que fue condenado a muerte.

Temas

La violencia está presente constantemente en la vida de Pascual Duarte. Al comienzo de sus memorias nos cuenta que mata a su perra, la Chispa, sin tener ningún motivo aparente. También mata a la yegua que descabalgó a su mujer y le causó el aborto. No la mató con la escopeta, como a la perra, sino que le asestó unos veinte navajazos. Este es un claro acto de violencia impulsado por la furia del momento pero contra un animal inocente. Ese mismo día había herido a Zacarías a causa de una discusión en el bar. Al Estirao lo mata en una dura pelea, por lo que él mismo cuenta, al no poder resistirse ante la chulería del otro. No se sabe cómo y porqué mata al conde de Torremejía, pero lo mata. Tras haber tenido la idea dentro de su cabeza torturándole, una noche intenta matar a su madre mientras está dormida. Al despertarse la vieja, se ve obligado a asesinarla de una manera horrible y mucho más violenta de lo que seguramente él habría preferido.

Muy atados a la violencia aparecen temas como la crueldad, el odio y por supuesto la muerte. Odio que Pascual siente hacia sus padres, y en especial hacia su madre, que sigue amargándole la vida hasta el último de sus días. Respecto al Estirao, se podría decir que también sentía odio hacia él, o puede que simplemente no lo soportara. La crueldad queda reflejada en la mayoría de los actos de los personajes a lo largo del relato, sin embargo, por citar alguno en concreto, yo me detendría en la increíble crueldad de la madre de Pascual con su hijo Mario. Ella demuestra no tener escrúpulo alguno al dejar a su amante maltratara de esa manera a su pobre hijo pequeño.

Pascual tiene con su familia, tanto con su madre, como con su hermana o con Lola una relación extraña, basada en la incomunicación entre los miembros de la misma. En ningún momento aparece una conversación profunda, abierta ni demostrando confianza entre ellos.

Cuando aparecen temas como el amor y el sexo en la obra, se nos muestra a la mujer como una “posesión” del hombre que sirve para follar y darle hijos a su marido. La propia Lola, llena de felicidad al ver que había parido a un niño sano, le dice a Pascual “Ya te he dado uno”, refiriéndose a que ya le había dado un hijo.

Quedan, por lo tanto, muy bien reflejados los valores sobre estos temas de la España de finales del siglo XIX.

Personajes

Pascual Duarte, por medio de sus memorias, se presenta a sí mismo como un hombre que no es malo, aunque no le faltarían -según él- motivos para serlo. A pesar de escribir sus andanzas con la intención de confensarse plúbicamente no consigue la compasión del lector. Es un personaje violento y cruel.

Pascual es un campesino extremeño más de aquella época, que muy lejos de tener una infancia feliz, tuvo que crecer rodeado de desgracias. Los caprichos de la vida le inducen a cometer verdaderas atrocidades que, junto con su carácter violento, acaban arrastrándolo hacia un laberinto sin salida: la condena de muerte. Sin embargo, al final de sus días, señala que si pudiese volver al pasado haría todo de otra manera, lo que demuestra que se arrepiente de lo ocurrido.

Rosario, la hermana de Pascual, es una mujer que al igual que él no ha tenido mucha suerte en la vida. Tampoco tiene una infancia fácil, sin embargo, es más astuta que su hermano y sabe seguir adelante. Pero, como ya he dicho antes, no tiene mucha suerte y se puede decir que sale de la sartén para caer en el fuego.

Lola, la primera mujer de Pascual, simplemente se resigna a seguir viviendo con lo que le toca. Demuestra ser una persona fuerte psicológicamente, ya que no se hunde en ningún momento a pesar de tener un aborto involuntario, perder su segundo hijo con cortísima edad y volver a quedarse embarazada, pero de un hombre que no era su marido.

Esteban Duarte Diniz, padre de Pascual, es de nacionalidad portuguesa. Un hombre sin mucha educación, bastante escaso en virtudes y que se enfurece con facilidad. No le gusta desperdiciar la ocasión de zurrar a su mujer y a su hijo.

Pascual presenta a su madre al principio del relato como una mujer con carácter de perro, ignorante, violenta y dada a la bebida. A lo largo de la historia, ella misma se encarga de demostrar que es así con su comportamiento. Parece no tener otro objetivo que hundir más a los que la rodean.

Estilo

Se trata de una obra épica, emparentada con la más rancia tradición de la novela picaresca. Está escrita en prosa.

Aparecen hasta cinco distintos narradores en la novela. El propio Pascual Duarte es uno de ellos. Nos cuenta su historia, por lo tanto no hay duda de que está dentro del relato y de que escribe en primera persona de manera irremediablemente subjetiva. El transcriptor es un narrador externo a la historia que se limita a salvar del peligro de ser olvidadas las cuartillas escritas por Pascual. También aparece la voz de don Joaquín Barrera López, al que Pascual envió su escrito, dándonos su opinión a propósito de lo leído. Al final de la obra, el transcriptor nos facilita información sobre los últimos días de Pascual gracias a dos cartas que le fueron enviadas. Una la de Santiago Lurueña y la otra de Cesáreo Martín. Estos últimos son también narradores ajenos al relato, que por supuesto escriben en primera persona.

El relato de Pascual está escrito con muchísimos saltos en el tiempo. En parte devido a que deja de contar la historia para volver al tiempo real de escritura y en parte porque escribe las cosas tal y como las va recordando, sin esforzarse en mantener un orden cronológico. Si ha esto se le suma el léxico que no es precisamente sencillo y -a mi juicio- la intención del autor de mantener la intriga y obligar al lector a sacar sus propias conclusiones dando unas pocas pistas, resulta ser una obra de vastante dificil comprensión.

La novela tiene la siguiente estructura: al principio hay una nota del transcriptor, explicando que había encontrado el escrito que aparece a continuación en una farmacia de Almendralejo. A esto le siguen la carta que Pascual envió a don Joaquín Barrera López y la cláusula del testamento de éste último. A partir de ahí empieza el relato escrito por Pascual, dividido en quince capítulos numerados pero sin título. En ocasiones aparece una linea de puntos que en una primera impresión parece que separa una cosa que se cuenta de otra. Sin embargo se podría deducir, devido a que justo coincide con las partes más crudas del relato, que los puntos señalan que falta parte de la historia. Es decir, que aunque fue escrita por Pascual el transcriptor optó por cortar algunos pasajes demasioado crueles o violentos. Al final de la novela, después del último capítulo del relato, aparece otra nota del transcriptor junto con las dos cartas antes mencionadas.

Interpretación

La historia que se cuenta es muy truculenta y realista a la vez. Tratando los temas antes mencionados, el autor consiguió plasmar la sociedad de aquella época tal y como era, con sus miserias y tragedias. Esto chocó, tal y como era de esperar, con la versión oficial. Por eso creo que la idea que aparece en la contraportada del libro (edición de 1993), al decir que la obra “constituyó un contrapunto desmitificador de la realidad oficial de la época”, recoge muy bien la intención del autor.

A decir verdad, personalmente no me ha gustado mucho la obra, no es el estilo de libro que yo elegiría para leer tranquilamente. Tal y como ya he dicho antes, es una historia truculenta y cruel, con pasajes muy asquerosos (asquerosos porque realmente he sentido asco al leerlo, no por otra cosa). No obstante, no me pena haberlo leído ya que resulta interesante para saver más de la porquería de la España de aquella época.

'La familia de Pascual Duarte; Camilo José Cela'