La existencia de Dios y la Religión

Teología. Ateísmo. Augusto Comte. Paradojas del Cristianismo. Agnosticismo. Ontologismo. Fideísmo. Santo Tomás. Marx. Kant

  • Enviado por: Cacho
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


INTRODUCCION

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA DE DIOS Y DE LA RELIGION

ACTUALIDAD DEL PROBLEMA DE DIOS

El ateísmo de moda: La Contestación no se enfrenta con Dios. Es la falsa concepción, la deformación de la idea de Dios, la impugna.

Es indudable que las religiones, incluso la católica. Atraviesan un momento de crisis. El avance de la ciencia y su explicación de la realidad es para muchos un motivo de irreligiosidad. Sin embargo, cuando el hombre actual critica la religión, no es por considerarla innecesaria y arcaica, sino por desearla mas auténtica y actualizada. El hombre de hoy, angustiado y desorientado, busca una religión comprometida y abierta a los hallazgos de la ciencia.

Augusto Comte, fundador del positivismo francés, formuló en el siglo pasado la ley de los tres estados recorridos por el espíritu humano:

  • Estado teológico.- (ficticio)

  • Estado metafísico.- (abstracto)

  • Estado positivo.- (Científico)

El carácter antropológico y antisistemático de la filosofía contemporánea ha eliminado el sistema y, con él, el viejo tratamiento del problema de Dios pero no el problema mismo. Dios está presente en el pensamiento acxtual, pero se descubre mas desde el hombre que desde el mundo. La filosofía antigua y medieval llegaba a Dios a partir del mundo. El ejemplo mas clásico es el de las vías de Santo Tomás de Aquino. El hombre actual llega a Dios por vías subjetivas y antropológicas.

DEMOSTRACION DE LA EXISTENCIA DE DIOS

DIOS NO MUERE DIOS HA MUERTO

García Moreno Nietzsche

Desconcertantes paradojas del Cristianismo: Dios muere y está vivo. ¿Porqué muere y está vivo? ¿Cómo vive si se ha muerto?¿En qué sentido vive y muere, muere y vive?

El objeto de este apartado puede resumirse en la siguiente pregunta. ¿Es posible y necesario demostrar la existencia de Dios? Las respuestas principales son:

  • Agnosticismo

  • Ontologismo

  • Fideísmo

AGNOSTICISMO

Este término deriva del verbo griego “agnosato”, que significa no conocer. Fue Th. Huxley quien puso en circulación esta palabra. Huxley en oposición a los Gnósticos (herejes de los primeros siglos del cristianiosmo, que pretendían agotar, con las fuerzas de la sola razón, las verdades reveladas), se llamó agnóstico.

El vocablo agnosticismo significa, mas que un sistema particular, la actitud espiritual sde quien suspende su jucio sobre la existencia y sobre la naturaleza de los absoluto de lo absoluto o de la divin idad.

El agnosticismo se relaciona estrechamente con el escepticismo pero es menos amplio que este. El escéptico dudade toda verdad; el agnóstico duda de un sector de la verdad. El principal representante del agnosticismpo teológico

( agnosticismo referido a Dios) es el filósofo alemán Kant. Este afirma que todo el conocimiento científico debe ser resiultado de elementos sintéticos

( dados en la experiencia sensible, y de elementos a priori ( puestos por el entendimiento del hombre). Como la existencia de Dios es un problema metafísico, que está fuera de lo sensible, es imposible demostrar su existencias mediante el entendimiento.

EL agnosticismo kantiano se fundamenta en el empirismo de Humequien

cree que todo conocimiento proviene únicamente de la experiencia sensible.

En nuestro siglo, ha radicalizado esta posición agnóstica el teólogo protestante K. Barth: Este autor, siguiendo las huellas de Kierkegaard, dice que el hombre, en cuanto creyente, debe hablar de Dios; pero en cuanto hombre ( en cuanto ser racional) nada puede decir de Dios, pues su existencia no puede demostrarse. La refutación del agnosticismo se encontrará en las pruebas de la existencia de Dios, expuestas en este mismo capítulo .

EL ONTOLOGISMO

El primer defensor de esta doctrina es Malebranche, filósofo racionalista del siglo XVII. El inventor del término es Gioberti, pensador italiano del siglo XIX. El ontologismo resuelve el problema de Dios de una manera muy sencilla. Dice que la existencia de Dios no necesita probarse, pues nosotros tenemos intuición de Dios, vemos a Dios, afirma Gioberti que el hombre tiene natural y espontáneamente el concepto del ser. Este concepto está implícito en todas nuestras ideas.

Este concepto del ser se opone al no-ser y lo excluye. Por tanto, cuando el hombre conoce directamente al ser, está cponociendo y viendo al ser necesario, a Dios. El entendimiento humano ve, pues, a Dios, sin necesidad de demostrar su existencia.

CRITICA DE ESTE ARGUMENTO

Nuestro conocimiento, directa o indirectamente, proviene de la experiencia sensible.Dios no es experimentable cobn los sentidos. El concepto del ser conocido espontáneamente por todos los hombres, no es lo mismo que el ser necesario.

El hecho del ateísmo prueba que el hombre no tiene una visión directa de Dios.

EL FIDEISMO

Palabra derivada del sustantivo latino “fides” (fe), sostiene que la razón no puede probar la existencia de dios y que únicamente la fé puede conocer a Dios. El principal representante es el P. Bautain (S.XIX).

La Iglesia Católica condenó esta doctrina y afirmó que “ la razón precede a la fe y debe conducirnos a ellas”.

Según la Iglesia, la razón puede probar la existencia de Dios. Estas ideas han sido expuestas especialmente, en el concilio baticano I.

Conviene tener presente que, la demostración de la existencia de Dios difiere de las pruebas de las ciencias. Las verdades matemáticas, físicas, etc; se imponen necesariamente al entendimiento. Las pruebas de la existencia de Dios no son tan evidentes y claras:

Caben tres clases de demostración:

A PRIORI

Es la que procede de la causa al efecto, de lo anterioir a lo posterior. Esta demostración no puede aplicarse al caso de Dios, pues es incausado.

A POSTERIORI

Es la que parte del efecto a la causa, de lo posterior a lo anterior. Es la demostración mas común. La mayor parte de los filósofos se han servido de esta demostración para aprobar la existencia de Dios. El ejemplo mas clásico es Santo Tomás.

ARGUMENTO ONTOLÓGICO

Esta demostración no es a priori nio a posteriori, sino que parte del concepto de Dios.

El primero que lo expuso fue San Anselmo (S.XI) en su obra “Proslogium” (alocución).

El argumento, en síntesis dice así: Todos los hombres tienen la idea de un ser mayor que el cual no puede pensarse otro.

Ers mas perfecto existir en la realidad que existir solo en el pensamiento. Ese ser mayor tiene que existir en la realidad, pues, en caso contrario, no sería el ser mayor que el cual no puede pensarse otro.

Luego ese ser mayor (Dios) exisrte en nuestro pensamiento y en la realidad. Este argumento es admitido también por San Buenaventura, Duns Escoto, Descartes, Leibniuz, Hegel y otros.

Le niegan validez Santo Tomás, Kant y otros. La principal objeción es que el aargumento ontológico pasa ilógicamente desde el plano del pensamiento al plano de la realidad. De un pensamiento no se deduce nada real.

LAS PRUEBAS DE LA EXISTENCIA DE DIOS Y LA CIENCIA ACTUAL

Creemos que la ciencia no puede ir, directamente, ni a favor, ni en contra de la existencia de dios. Indirectamente, la ciencia puede confirmar o destruir algunas pruebas de la existencia de Dios.

Algunos dicen que la ciencia confirma y corrobora las vías tomistas. Se dice, por ejemplo que el princicpio de inercia confirma la primera vía de Santo Tomás y que la segunda vía se refuerza con la ley de la conservación de la energía.

También se afirma que la teoría de la expansión del Universo Implica un Universo finito, que tuvo un comienzo y está en continua creación. Esta teoría corroboraría la contingencia del Universo y, por tanto, la tercera vía. La verdades que el hombre sabe muy poco sobre el Universo. Sus teorías sobre la expansión y comienzo del mismo no han alcanzado pruebas definitivas. En todo caso, la ciencia no está contra la existencia de Dios; mas bien lo necesita para explicar muchos fenómenos.

El marterialismo dialéctico e histórico piensa que la ciencia y la filosofía han desterrado a Dios para siempre, y predica un “ ateísmo científico”. ¿Será posible un ateísmo científico? No lo creemos. “Ateismo científico” parece una contradicción.

EL ATEISMO

Como indicasu etimología (a-theós), el ateísmo es la negación de la existencia de Dios.

El ateísmo puede ser:

- teórico y

- práctico.

El primero es la convicción racional de la no existencia de Dios. El ateo teórico cree tener razones para negar la existencia de Dios.

El segundo es mas una actitud vital que teórica, se cree en Dios, pero se vive como si El no existiera.

El ateísmo teórico- del que tratamos aquí- es un fenómeno reciente, aparecido en el siglo pasado. Mas, ¿en qué condiciones nació? Dos circunstancias han propiciado, a nuestro juicio, este fenómeno:

-La crisis de la metafísica

  • El carácter antropológico del pensamiento contemporáneo.

Desde el siglo XIV, la metafísica entró en crisis. Esta se acentuó con Kant. Dios, según Kant, no ,puede ser conocido. Dios es exigido por el orden moral. Kant admite la existencia de Dios, pero no por vía racional-teórica, sino por vía voluntarista.

Por otra parte el idealismo hegeliano provocó, en el siglo XIX, una reacción que culminó en el materialismo.

ATEISMO MARXISTA

Parece que Marx llegó a su doctrina de las alienaciones por la influencia del filósofo Feuerbach. La idad de la alienación la experimentó Marx, primeramente, en el plano religioso. Marx, como Feuerbach, cree que la religión es resultado de la alienación humana. Dice Marx:

La crítica de la religión es la primera condición de toda crítica.

El fundamento de la crítica religiosa es éste: es el hombre quien crea la religión, y no la religión la que crea al hombre”. Nótese la semejanza de este texto con el de Feuerbach.

Pero Marx no se limita a repetir la crítica de Feuerbach; Marx busca las raices de la alineación religiosa. Esta tiene su origen en otra alineación más radical: la económica.