La estrella de la mañana; Jacobo Fijman

Literatura hispanoamericana contemporánea del siglo XX. Novela y narrativa de la generación de Florida. Argumento. Personajes

  • Enviado por: lidy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

En la discoteca, allí estaba Beatriz de 16 años con su amiga Ivana. Beatriz se fijó en un chico, así que fué a conocerlo. Joma (que así se llamaba el chico) y Beatriz se pusieron a hablar y como se gustaron quedaron para el viernes. Cuando regresó con Ivana le dice que Joma le gusta pero ella lo critica y le saca defectos sobre su forma de vestir, su nombre... Esa misma noche se puso a pensar con Joma, porque le gustaba.

Por la mañana estuvo desayunando con su madre y hablaban sobre Sonia y su padre cuando el Sr. Salvatierra (su padre) apareció por puerta. Beatriz decía que quería que a su padre le ascendieran su cargo en la empresa así trabajaría menos.

Un día cuando se levanto y empezó a vestirse se puso a pensar en lo mucho que odiaba el uniforme y en que diría Joma si la viera con él. Después de clase una amiga le dijo que si quería ir a su fiesta, pero ella no lo sabia ya que todo dependía de Joma. Era viernes, y mientras se vestía para salir le llamó Ruben para ver si iba a salir, pero como ella se iba con Joma, le dijo que es que iba estudiar. Cuando llegó a la discoteca y vió a Joma se sentaron en una mesa y se pusieron a hablar de su vida y estudios, y fué entonces cuando se dijeron mutuamente que se gustaban. Él decidió acompañarla a casa, pero cuando llegaron, él intentó besarla pero ella se negó. Al llegar a casa, vió a Fortunato y a su madre discutiendo, entonces él tuvo que intervenir poniéndose de parte de su madre.

Un día Joma se fue a hablar con Vicente Santolaria sobre sus dibujos y Santolaria le dijo que eran buenos y que debía seguir dibujando si eso era lo que realmente le gustaba y le dio un numero de teléfono de una revista donde podía encontrar trabajo.

Ya era la tercera cita entre Joma y Beatriz, pero esta vez en la pizzeria y hablaron sobre sus familias, por eso empezaron a discutir sobre su clase social.

Un día, cuando Joma iba por la calle, vio a Lucia, una ex-novia suya, empezaron a hablar, pero ella le acabó chillando cuando le dijo que había otra chica en su corazón. Después se fué a casa de Vicente Santolaria para decirle que había conseguido el trabajo en la revista.

Cuando Joma entró en casa le vio el ojo morado a su madre, esta le dijo que se había caído pero el no se lo creyó y se puso a discutir sobre Fortunato, pero ella le defendía.

Otro día en la discoteca, Joma le dijo a Beatriz que la quería y le dio un beso.

Después de las fiestas de Semana Santa, Beatriz le regaló a Joma dos camisetas y luego se fueron a hablar. Y empezaron a discutir otra vez sobre lo suyo y Joma le confiesa a Beatriz que su padre esta en la cárcel, pero a ella le da absolutamente igual que eso pueda afectar su relación, porque le quiere de verdad.

En un bar Joma estaba hablando con su amigo sobre su trabajo y en lo poco que iba a durar la revista.

Beatriz odiaba las comidas familiares, y en una de ellas, su cuñado se puso a hablar de política y de trabajo.

Una noche que él la acompañó a casa, ella lo subió a su habitación sin que nadie se enterara. Dais después, el Sr. Salvatierra la llamó a su despacho para preguntarle él porque de sus notas tan negativas, ella dijo que no pasaba nada pero lo que en realidad pasaba y que su padre no sabía es que estaba saliendo con un chico.

Un día Joma estaba a punto de marcharse, cuando Lucía llamó a su casa y se le declaró pero él la rechazó y ella empezó a chillarle.

El día de la fiesta de cumpleaños de Ivana, Joma estaba muy inquieto y se puso a escuchar una conversación en la que hablaban de él, y al rato un chico le derramó un vaso lleno encima, y le reaccionó pegándole un puñetazo. Beatriz y él se fueron de la fiesta y ella empezó a reñirle. Él estaba tan furioso que cuando llegó a su casa y no vio a su madre, pensó mal y también quiso pegar a Fortunato, pero no pudo porque entonces apareció su madre.

Joma se reunió otra vez con Vicente Santolaria para decirle que habían cerrado la revista, pero también se pusieron a hablar sobre su vida intima. Varios días después Joma sé fué a conocer a su padre a la cárcel y allí estuvieron hablando padre e hijo. Otro día Joma le dijo a Beatriz que quería irse a trabajar fuera pero ella intentó impedírselo pero como no pudo, intentó convencer a su madre para quedarse en vacaciones en Madrid.

Un día que estaban Joma y Beatriz juntos, apareció Lucía y se puso a insultarles a los dos.

Un día el Sr. Santolaria recibió una carta extraña con muchas faltas de ortografía diciendo que su hija estaba saliendo con un chico de muy baja clase social, cuyo padre estaba en la cárcel y cuyo padrastro era un borracho. No entendió nada, por eso llamo a Beatriz a su despacho para que se lo explicara. El Sr. Santolaria se enfureció muchísimo al saber que todo lo que decía la carta era verdad. Así que prohibió a su hija volver a ver a Joma.

Un día que Joma iba hacia su casa le dijeron que Fortunato había llamado a su madre y que esta estaba en el hospital.

Días y días sin recibir señal de Beatriz, le llamaba por teléfono, pero siempre le decían que no estaba, hasta que una vez Santolaria le dijo a Joma por teléfono que olvidara a su hija, pero el solo le quería comunicara la muerte de su madre.

El mismo día de la muerte de su madre, por la noche, Fortunato llegó a casa. Joma tan furioso por loa que Fortunato le había hecho a su madre, le empezó a pegar puñetazos hasta que se quedo tendido en el suelo. Como creyó que lo había matado, huyó yendo a casa de Beatriz, entró por la ventana y se lo contó lodo a Beatriz. Y decidieron huir juntos a cualquier lugar. Cogieron una tienda de campaña, comida, dinero... Se pasaron toda la noche caminando, hasta que encontraron un lugar fijo donde acampar, cerca del pueblo. No encontraban trabajo les quedaba poco dinero, y Beatriz había caído enferma. Un día él sé fué en busca de trabajo, cuando regresó, le había comprado a Beatriz unas pastillas para la fiebre, fué entonces cuando le vio muchos billetes en el bolsillo, acababa de robar en una tienda y se tenían que ir porque le estaban buscando y le podrían encontrar. Pero ya era demasiado tarde, estaban rodeados de policía. Les llevaron a comisaría y avisaron al Sr. Salvatierra. Cuando este llegó no riñó para nada a Beatriz, sino que se preocupó por saber como estaba, pero a ella lo único que le importaba era como y donde estaba Joma. Beatriz le explicó a su padre todo lo que había sucedido y le pidió por favor que salvara a Joma de la cárcel, hablara con él y le diera las gracias por todo lo que había hecho por ella. Y así lo hizo, pero a cambio de que este la olvidara para siempre, ya que seria lo mejor para todos.

Transcurrieron cinco largos años, tanto para Joma como para Beatriz. Un día que Beatriz llegó a casa, Lucrecia le dijo que tenia una carta, era de Joma, en ella, Joma le daba las gracias a su padre (el Sr. Salvatierra) ya que tenía razón en que separarles iba a ser lo mejor para los dos, pero que a pesar de todo eso, él la seguía queriendo como al principio.