La entrevista en Trabajo Social; Teresa Rossell

Ciencias sociales. Literatura de divulgación. Entrevista psicodinámica. Fases. Enfoques. Psicoanálisis. Freud

  • Enviado por: Venus
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

La entrevista en Trabajo Social:

Teresa Rossell

La entrevista

La entrevista es una relación interpersonal en la que se establece una relación entre el trabajador social y la persona que acude al servicio. Debe ser algo más que la aplicación mecánica de una técnica. Para que se establezca una buena relación, el trabajador social deberá adecuarse al ritmo del cliente, creando un clima de distensión y hallando la manera de expresión conveniente que le permita comunicarse y ser entendido con facilidad por el usuario.

Teresa Rossell expone las características que debe tener una entrevista:

1. Es una relación: “es una situación interpersonal en la que se establece una relación entre el trabajador social y la persona que acude al servicio” (p. 58).

2. Es una técnica: “Se operativizan contenidos teóricos que llegan a ser instrumentos para el estudio de las situaciones que presenta el cliente y para la intervención posterior” (p.64-65).

3. Es un proceso: cada entrevista es un proceso con diferentes fases y cada entrevista puede formar parte del proceso de seguimiento” (p.75).

Al principio del capítulo la define como una técnica con muchas utilidades en las ciencias sociales, que puede ser utilizada con distintos fines. Trabaja desde el enfoque clínico y utiliza conocimientos y conceptos propios de la teoría psicoanalítica (trasferencia y contransferencia, introyección y proyección, fantasía y mundo interno, ansiedad...).

FASES DE LA ENTREVISTA

La autora distingue cuatro fases: primera fase de la entrevista, fase de exploración, fase de intercambio o de clarificación, y fase final (p.75-77).

  • PRIMERA FASE: es la recepción del cliente, cuyo encuentro produce impresiones recíprocas tanto para el entrevistador (que se ha de mostrar acogedor y no decir nada innecesario) como para el entrevistado (que explicará el motivo de su demanda o consulta sin que el entrevistador pregunte, rellene datos...). Es en esta fase cuando están más patentes las ansiedades de ambos.

  • FASE DE EXPLORACIÓN: el entrevistado expresa con sus palabras el motivo que le lleva al servicio, debiéndose sentir escuchado y atendido en todo momento.

  • FASE DE INTERCAMBIO O CLARIFICACIÓN: se delimita y concreta la situación del cliente y, si el entrevistado no está en condiciones de seguir o no hay tiempo, se concierta otra entrevista. Si se obtienen los datos necesarios, se podrá comenzar la intervención por parte del trabajador social.

  • FASE FINAL: el entrevistador se despide del entrevistado, siendo el momento propicio para hacerlo si el entrevistado ha revelado un hecho importante que da sentido a su situación o demanda. El trabajador social será receptivo a captar información hasta el último instante de la entrevista.

  • ENFOQUE DE T. ROSELL: LA ENTREVISTA PSICODINAMICA EN T. S.

    Teresa Rossell piensa que el objetivo principal del trabajo social, siguiendo ella un enfoque clínico y una orientación psicodinámica, es conseguir un conocimiento psicosocial del cliente que posibilite una intervención posterior, y “entre sus técnicas cita: tratarse de una relación entre la trabajadora social y el usuario que acude al servicio, ser una técnica o utilización intencionada de conocimientos que la trabajadora social trasforma en conducta en su relación con el cliente, y ser un proceso con unas fases claramente diferenciadas” .

    La entrevista psicodinámica es “el instrumento terapéutico único para el psicoanalista. Se caracteriza porque prescinde del cara a cara, favoreciendo la comunicación verbal y paralingüística. Tiene como finalidad la mejora en la adaptación del sujeto a través del desarrollo de la capacidad para comprenderse a sí mismo”).

    Este tipo de entrevista es directiva, aunque dependiendo del conflicto que presente el usuario. Serán los mecanismos de defensa los que impidan que se reduzca ese conflicto, manteniendo las causas de la conducta a nivel inconsciente. Así, el entrevistador deberá ir más allá de la información dada por el sujeto, centrándose en la asociación libre, la explicación del inconsciente y las interpretaciones de las exposiciones verbales. Las técnicas que utiliza son " la regla fundamental, el principio de abstinencia, el análisis de las resistencias y las transferencias y contransferencias”.

    En este libro se dedica todo el segundo capítulo a la teoría psicoanalítica, relacionándola con aspectos del trabajo social.

    Para Rossell, la teoría psicoanalítica es una teoría genética, psicopatológica, de las relaciones sociales, un campo de investigación y un método de interacción. Dando un paso más, desarrolla la teoría de las elecciones objetales de Melanie Klein, según la cual el yo se forma a partir de las experiencias internas y de las provenientes del mundo exterior, y son los mecanismos de introyección y proyección los que permiten iniciar el proceso de elaboración de una parte del ello en yo. Con estas premisas, para la autora es la psicoanalítica la teoría de elección en la enseñanza a los estudiantes de T.S. Sin embargo, termina haciendo dos consideraciones importantes:

    a) la conveniencia de que el trabajador social haya superado las fases infantiles que se describen en el modelo para poder utilizar su capacidad creadora y aplazar la satisfacción de deseos e impulsos infantiles en el ejercicio profesional, y

    b) la dificultad que entraña para los trabajadores sociales la aplicación de la teoría psicoanalítica en el contexto del T.S). La autora hace referencia ala dificultad de usar la teoría psicoanalítica en el T.S. a finales de este segundo capítulo, añadiendo que no se trata de conocer las causas internas que mueven a las personas, sino de aceptar y comprender las situaciones por las que pasa el individuo (p.55).

    Teresa Rossell explica cómo se empezó a utilizar el psicoanálisis en T.S, en la COS no se utilizaba ninguna teoría concreta, y en la obra de una de sus componentes, Mary Richmond, tampoco se hace ninguna referencia a la teoría psicoanalítica, aunque la autora de Social Diagnosis explica la importancia que tiene la primera entrevista (p.36).

    Rossell piensa que los primeros trabajadores sociales necesitaban conocer datos de las personas con problemas, analizando sus causas mediante el diagnóstico e interpretando su conducta y reacciones individuales. Esto provocó que se diese más importancia a los problemas psicológicos y emocionales del individuo que a los económicos y sociológicos, cambio provocado por los descubrimientos de Freud y sus seguidores acerca del subconsciente. Freud demostró cómo las emociones gobiernan nuestra conducta más que la propia razón, dando más importancia a las experiencias de la primera infancia por considerarlas determinantes en el desarrollo de la personalidad adulta.

    Teresa Rossell, en su libro, explica como M.Yelloly dice que en un principio, el psicoanálisis fue más importante “para un sistema de valores y convicciones que propiamente para un cambio inicialmente en la forma de intervención.” Y continúa: “permitía pasar del modelo filantrópico al modelo profesional ampliando la base de conocimientos científicos y reforzando la idea de que el individuo debe ser fuente y objeto de atención”. (p.37).

    EL PSICOANALISIS EN FREUD: CONCEPTOS Y TEORIAS APLICABLES

    AL TRABAJO SOCIAL.

    Como ya hemos explicado con anterioridad. T.Rossell dedica todo el segundo capítulo de la obra que estamos analizando a tratar de explicar diferentes conceptos y teorías psicoanalíticas que piensa que son de importancia, desde su enfoque clínico para el T.S (curiosamente llama a los usuarios “clientes”en muchas ocasiones). Para ella, “la teoría psicoanalítica es una teoría del funcionamiento psicológico normal que se basa en la investigación y el conocimiento de los contenidos mentales y en el análisis de sus significaciones” (p.43).

    Una definición de psicoanálisis es “método específico para investigar los procesos mentales inconscientes y a un enfoque de la psicoterapia. El término define también a la estructuración sistemática de la teoría psicoanalítica, basada en la relación entre los procesos mentales conscientes e inconscientes” (Encarta, 1998).

    La teoría y técnicas del psicoanálisis fueron desarrolladas por Sigmund Freud que, según Rossell,”hizo resaltar el carácter irracional de muchos actos y de que manera el comportamiento a menudo estaba afectado por motivos y pulsiones desconocidas por el mismo sujeto, fuera de su voluntad y de su control. De esta manera, la nueva teoría ofrecía nuevos caminos de conocimiento, de interpretación y de valoración de la conducta humana” (p.37).

    Explica también como algunos de los elementos del psicoanálisis coinciden con los principios del T.S., como es el caso del principio de autodeterminación del cliente (p.37).

    Para entender la visión acerca de la entrevista de T. Rossell, es conveniente tomar como punto de partida la teoría de Freud en la que se basa la autora. A grandes rasgos, dicha teoría viene a decir que”los conflictos inconscientes involucran deseos y pulsiones, originadas en las primeras etapas del desarrollo. Al serles desvelados al paciente los conflictos inconscientes mediante el psicoanálisis, su mente adulta puede encontrar soluciones inaccesibles a la mente inmadura del niño que fue” (Encarta, 1998). Por eso, en las primeras etapas del desarrollo del niño, es importante el comportamiento de los padres.

    Rossell explica como hay situaciones en las que las carencias o conflictos de las personas vienen de muy atrás, por lo que son actitudes muy difíciles de modificar (p.48).

    YO, ELLO Y SUPERYO: El yo “domina funciones como la percepción, pensamiento y control motor para adaptarse a las condiciones exteriores reales del mundo social y objetivo”, y “para defenderse de las pulsiones inaceptables del ello desarrolla mecanismos psíquicos llamados mecanismos de defensa: represión, proyección... (Encarta, 1998). El ello se compone de las pulsiones innatas reprimidas, las tendencias impulsivas que parten del cuerpo y que tienen que ver con el deseo en un sentido primario. El superyó se origina en el esfuerzo por superar el complejo de Edipo y es parcialmente inconsciente. T. Rossell explica que el yo se forma tanto a partir de las experiencias internas del sujeto como de las que provienen del mundo exterior, mientras que el superyó se produce mediante distintas etapas de carácter evolutivo relacionadas con las figuras parentales (p.51-52).

    PROYECCIÓN E INTROYECCIÓN: T. Rossell explica como se producen ambos procesos en el niño, diciendo que son estos mecanismos los que”permiten iniciar el proceso de elaboración de una parte del ello en yo” (p.50-53). Es, por tanto, un mecanismo de defensa que se dispara si la ansiedad señala peligro (Encarta, 1998). La introyección es el proceso contrario, que Freud explicaba diciendo que “el niño adquiría conciencia y normas morales (superyó) absorbiendo psicológicamente las exigencias explícitas e implícitas de los progenitores”.

    TRANSFERENCIA Y CONTRANSFERENCIA: Rossell toma estos términos tal y como fueron descritos por Freud, explicando la importancia de estos conceptos para el T.S. (p.69-70).

    Desde este mismo punto de vista, podemos decir que tanto el asistente como el entrevistado llevan a la entrevista sus expectativas, temores o problemas que tienen sus raíces en el pasado y, que en el caso del primero, si su problema se identifica con el del sujeto, es difícil poder separarse de dicho problema o, por el contrario, le cuesta percibirlo. Su relación con el T.S. radica en que, incluso antes de la primera entrevista, tanto el asistente como el usuario tienen expectativas recíprocas basadas en pautas anteriores de relación y, por tanto, serán transferidas al presente. Las transferencias, influyen en el modo que percibimos nuevas situaciones, las interpretamos y actuamos respecto a ellas. La entrevistadora deberá percatarse de la naturaleza de los sentimientos transferidos para alcanzar la mayor objetividad posible y para evitar actuar como cómplice del entrevistado o ser manipulado por éste. Por el contrario, la contransferencia se refiere a los sentimientos que el entrevistador retoma de su pasado y utiliza de manera inadecuada al entrevistado o a su problema, y que tienden a desencadenar conflictos en el asistente que distorsionarán su percepción e interferirá en la interacción de ambos. Se ha utilizado últimamente esta palabra para hablar de la reacción desencadenada en el entrevistador cuando es receptivo a los sentimientos transferidos por el usuario, lo que es importante para la comprensión del caso.

    ANSIEDAD: la autora habla de dos tipos de ansiedad: persecutoria y depresiva (p.68-69). Podemos definir la ansiedad desde este punto de vista como un tipo de experiencia que implica una reacción contra ciertas situaciones peligrosas: miedo a ser abandonado, a perder el objeto amado, a venganza y castigo o a la posibilidad de castigo por parte del superyó (Encarta, 1998).

    FANTASIA: T. Rossell dice que “se refiere a los primeros contenidos de los procesos mentales inconscientes que se generan desde los primeros días de vida” (p.67). Describe también la fantasía inconsciente como “la expresión mental de los impulsos instintivos y que actúa como buscadora de objetos que den satisfacción real o imaginaria a las necesidades que experimenta el niño” (p. 49-50).

    En cuanto a la fantasía inconsciente, existen ideas de las que no somos conscientes y que:

    a) ejercen gran influencia sobre nosotros,

    b) parte de nuestra personalidad opone resistencia de que esas ideas emerjan a la conciencia por ser consideradas dañinas y permanecen en el inconsciente,

    c) aparecen en los sueños, y

    d) se hayan influidas por los sentimientos hacia los demás.

    CONCLUSIÓN: EL PAPEL DEL TRABAJADOR SOCIAL EN LA ENTREVISTA

    He considerado necesario exponer la base teórica sobre la que se sustenta T. Rossell para comprender las ideas básicas de su trabajo. El psicoanálisis es una teoría muy compleja, por lo que es complicado tratar de resumirla, siendo necesaria, a su vez, dicha síntesis para tener una idea general sobre la influencia de esta teoría en la aplicación de la técnica de la entrevista.

    A modo de conclusión expondremos aspectos que pueden ser interesantes:

    • la función del trabajador social no es tratar al usuario, sino comprender sus motivaciones internas para ayudarle y entender su situación.

    • el primer contacto con el entrevistado está lleno de tensiones y expectativas por parte de ambos. El trabajador social tratará de crea un buen clima que ayude al usuario a librarse en lo posible del exceso de tensión, sintiendo alivio.

    • el trabajador social debe recibir y contener los distintos estados emocionales de los usuarios: agresividad, estrés, pasividad... (p.158). Esto hace que el usuario se sienta comprendido y no rechazado por su situación.

    • cuanto más importante y urgente es para el usuario lo que quiere conseguir, sus esperanzas y ansiedad con que se acerca al servicio serán más altas (, p. 85). El entrevistado se hará su propia idea acerca del entrevistado antes de llegar al servicio, en forma de esperanzas y temores (p. 85).

    • el trabajador social deberá conocerse bien, distinguiendo su propia realidad interna de la externa, para dar una mejor respuesta al cliente (p. 94).

    • Ha de introducir la menor distorsión posible, haciendo al principio las preguntas abiertas para finalizar con las más concretas o cerradas, a fin de conseguir un buen clima entre ambos (p.96).

    • la forma de entrevistar irá condicionada por los objetivos a conseguir (p.108).

    • la comprensión del entrevistado hacia el usuario permitirá la contención de sus propios sentimientos y orientará la futura actuación (p. 178).

    • El entrevistado se preocupa por la reacción del asistente ante su problema.

    -El profesional debe mostrarse digno de confianza, evitando producir malestar en el usuario.

    - El profesional tratará de entender sus sentimientos.

    En resumen, el tipo de entrevista psicodinámica que expone Teresa Rossell se basa en la teoría de Freud y sus seguidores, entre ellos, Melanie Klein. Por ello, es necesario conocer los aspectos básicos de esta teoría para poder comprender el punto de partida de la autora a la hora de tratar el tema de la técnica de la entrevista referida al Trabajo Social.