La enseñanza

Educación especial. Evolución histórica. Proceso cognitivo. Aprendizaje. Profesorado

  • Enviado por: Sayma
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

LA ENSEÑANZA

La enseñanza es un concepto amplio, útil, continuo, globalizado y complejo.

Trataremos a continuación de explicar, según hemos entendido, qué es la enseñanza, cual es su función y que evolución ha seguido para llegar a su estado actual.

La enseñanza ha sufrido un importante proceso evolutivo a lo largo de la historia pasando por diferentes fases, cada una de ellas con unas características concretas.

En un primer momento (fase artesanal) el educador era un hombre sin preparación. Esto fue cambiando poco a poco y se pasó a una fase metódica, en la que se presentaba un método como artificio para facilitar la enseñanza. En esta fase se creía que la enseñanza era metodología sin más.

En una etapa posterior con la llegada de la Ilustración surgirán grandes pensadores que desearán razonar los “porqués” de las cosas. Es en este momento cuando se entra en la fase filosófica; algunos filósofos como Rousseau o Herbart llegarán a considerar que la enseñanza está basada en una serie de principios (intuición sensible, aplicación, etc.) donde el alumno aprende los conceptos y finalmente los aplica.

La enseñanza, en su fase aplicativa, sufrirá un importante avance, ya que es en esta etapa dónde se empieza a partir de los conocimientos del niño y de cómo éste se enfrenta a la realidad mediante sus experiencias. Es en esta etapa también donde surgirá la Escuela Nueva, cuyos principios siguen siendo hoy en día muy influyentes.

A principios del siglo XX, se entrará en una fase explicativa donde múltiples y diversas corrientes se centrarán no solo en el contenido, si no también en cómo aprende el sujeto.

Para finalizar con este repaso de la evolución de la enseñanza, podemos concretar que gracias a todo su desarrollo la enseñanza se concibe como un proceso teórico, tecnológico y práctico que aplicaremos a través de una serie de paradigmas.

  • PARADIGMA TÉCNICO:

Este paradigma solo destaca lo cuantificable, lo externo.

En él podemos encontrar dos variables: proceso - producto, refiriéndose el primero al educador y a los métodos o estrategias que utiliza y el segundo al aprendizaje del alumno (este aprendizaje lo mediremos con métodos externos como exámenes, test, etc.)

Debemos incluir también dentro de este paradigma las variables tiempo y contenido, aunque este paradigma no las tenga muy en cuenta.

  • PARADIGMAS MEDIACIONALES:

Estos paradigmas tratan de interpretar lo que ocurre en la mente del alumno (caja negra).

  • Interpretativo- simbólico:

  • La enseñanza y aprendizaje están vinculados, no solo a los procesos cognitivos del alumno y profesor, si no que también se da importancia a lo que le ocurre al alumno (vida social, sentimental, etc.).

    El alumno pasa a ser un sujeto activo, participe de la enseñanza.

    Conclusión: La enseñanza tiene que ver con el pensamiento del alumno, su enseñanza previa, procesos no solo cognitivos sino afectivos, motivacionales, atencionales. Por lo tanto la enseñanza no la hace solo el profesor, sino que hay una colaboración entre profesor-alumno, considerando al alumno en su integridad y como ser activo.

  • Socio-crítico:

  • La enseñanza pasa por la interpretación del profesor.

    El profesor pasa la enseñanza por sí mismo, incidiendo de esta manera en el aprendizaje del alumno y trasmitiéndole sus propias opiniones, valores, etc. Más tarde cuando el alumno se enfrente a la realidad y deba llevar a la práctica lo enseñado por su profesor, deberá tener diversidad de opiniones para ser crítico y forjar sus propias opiniones.

    Es por ello que el profesor deberá presentar una enseñanza variada para que cada alumno la interprete según su propia decisión.

  • Interpretativo-ecológico:

  • La enseñanza que planifica el profesor y la que realmente se da en la práctica no tiene nada que ver, pues los alumnos y la propia aula son cambiantes.

    La vida del aula es muy rica y se construye mediante lo que van añadiendo alumno y profesor. Es un lugar complejo porque debe responder a las demandas del profesor desde la manera de interpretar del alumno.

    Dejaremos ya a un lado los paradigmas y seguiremos hablando de otros aspectos de la enseñanza:

    En la enseñanza siempre habrá dos polos que coincidirán en el aprendizaje, como por ejemplo alumno-profesor. Esta enseñanza tiene una finalidad concreta y tendrá que darse ante una realidad, versar sobre: Cultura y currículum.

    Enseñamos para que una persona sea libre, potencie su personalidad y cree a partir de lo que le enseñamos.

    La enseñanza puede ser concebida de formas diferentes dependiendo de múltiples factores:

    • Toda enseñanza presupone un aprendizaje, puesto que si no se llegara a un aprendizaje no habría habido enseñanza (enseñanza como logro).

    • En la enseñanza siempre hay una intencionalidad, la cual no siempre se esplicita.

    • Por otra parte, también se concibe la enseñanza como una actividad normativa, ya que está sujeta a unas normas externas e internas impuestas por la sociedad, la ética de cada momento, etc.

    • La enseñanza no se puede hacer en el vacío, tendrá que ir dirigida a alguien. Tiene un carácter social.

    • Además, hoy en día se centra tanto en el profesor como en el alumno, es decir, en que se generen conocimientos compartidos.

    Es así, que se crea una metodología de conocimientos compartidos en el aula, puesto que se coordina y conexiona teoría y práctica.

    No debemos olvidar el triple carácter de la enseñanza: teórico, tecnológico y práctico.

    Desde la teoría intentamos explicar el fenómeno de la enseñanza.

    El carácter tecnológico de la enseñanza es el conocimiento científico para intervenir en la realidad. Esta fundamentado en la teoría y en la práctica.

    La teoría pasa por: modelos, métodos y estrategias teniendo en cuenta que el modelo es siempre reduccionista, puesto que la vida del aula es muy rica.

    Este modelo nos servirá para sacar métodos y estrategias.

    MODELO

    Son las distintas maneras de organizar el currículum en la mente del profesor. Éste deberá ser amplio y adaptado a las necesidades de cada niño, puesto que estos son totalmente diferentes los unos de los otros, y al contexto histórico-social.

    El modelo está entre la teoría y la práctica (los conecta) ya que me sirve para ir interpretando hechos, observaciones, etc. Que me permitirán poder tomar una decisión racional.

    A su vez del modelo sacamos métodos (principio rector de la acción para la práctica), y de estos métodos, estrategias (acciones secuénciales que cumplen una finalidad).

    En conclusión, la enseñanza institucionalizada intenta integrar al alumno en una sociedad, a través de una cultura, de hábitos, valores, etc.

    • UTILIDAD DE LOS PARADIGMAS EN NUESTRA FUTURO COMO EDUCADORES.

    Hemos llegado a la conclusión que los paradigmas de la enseñanza nos proporcionarán un mejor conocimiento del alumno.

    Estos nos enseñan que hay que escoger metodologías diversas para niños distintos. Además creemos que cada paradigma nos aportaría alguna cosa, pero que no deberemos fijarnos en uno solo por que cometeríamos el error de no tomar en cuenta lo que el resto de paradigmas nos dicen.

    Esto, podría ser el caso del paradigma técnico que solo se fija en lo externo. En el caso de encontrarnos con un alumno que nunca hiciese nada, según este paradigma podríamos determinar que el niño es un vago, es tonto, o no sabe nada, cuando en realidad podría significar que es superdotado y no hace nada por que todo lo ve excesivamente fácil y se aburre.

    Los paradigmas mediacionales nos enseñan que hay que ir más allá de lo que vemos físicamente e intentar penetrar en la caja negra, en lo que le ocurre al alumno.

    Además nos enseñan a tratar a cada alumno en su totalidad, según su forma de aprender y considerarlo como un ser activo y participativo.

    En el aspecto del profesor, los paradigmas también nos servirán para saber un poco más como plantear nuestras explicaciones y nuestra manera de organizar un currículo, en el que intervengan entre otros factores una serie de valores, opiniones, que formaran al niño como un ser crítico e independiente.

    El día de mañana, esto nos servirá también para saber escuchar a cada alumno y a atender sus necesidades como personas distintas.

    Seguramente la explicación, comprensión y adaptación de estos paradigmas nos han hecho comprender que en el proceso educativo no estamos solos, que para lograr el objetivo fundamental de la enseñanza, formar al niño, tiene que establecerse una relación entre nosotros como educadores, los alumnos y otros factores importantes como la familia y la sociedad en general.