La Empresa

Empresario. Concepto. Características. Clasificación. Cadena de valor. Estrategias Competitivas. Responsabilidad social

  • Enviado por: Perla
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

I - LA EMPRESA

  • Concepto económico y de la teoría de sistemas. El empresario: concepto y características

Para la teoría económica la empresa es la unidad de producción de bienes y servicios que servirán para satisfacer necesidades, para lo cual utilizará unos factores productivos, a los que remunera, bajo la dirección de un empresario.

Una definición más completa de la empresa constaría de cinco elementos:

  • Un conjunto de elementos

  • Humanos, materiales, financieros y tecnológicos

  • Organizados y orientados por la dirección

  • Hacia la consecución de unos objetivos

  • Bajo un ambiente de riesgo.

El fin de la empresa es la satisfacción de una determinada necesidad a través de los productos que vende o de los servicios que presta. En la persecución de dicho fin se intentará alcanzar los objetivos que llevaron a su creación que normalmente será la obtención de un beneficio, su propia continuidad y su crecimiento. En la búsqueda de estos objetivos, la empresa se marcara unas metas a corto y medio plazo, que podrían incluir el incremento de su cuota de mercado o la disminución de sus costes. .

Los factores de la empresa deben estar coordinados para alcanzarlos. Esta coordinación la lleva a cabo la dirección de la empresa que planifica los objetivos, organiza los factores, vigila que las decisiones tomadas se ejecuten y controla las desviaciones entre los objetivos marcados y los propuestos. En el caso de las empresas públicas incluirá además objetivos de tipo social o político.

Desde el punto de vista de su organización interna, la empresa es un sistema en el que se coordinan elementos diversos de producción, financiación y marketing, para obtener sus. Un sistema se define como un conjunto de elementos interrelacionados entre si y con el exterior que trata de alcanzar unos objetivos. La empresa es un sistema abierto, que influye en su entorno y recibe influencias de él. En la empresa se produce una sinergia, es decir que muestra comportamientos que no pertenecen a ninguna de sus partes. Es un sistema global, porque cualquier influencia sobre una de sus partes repercute sobre el conjunto del sistema y es un sistema autorregulado que se adapta para mantener un equilibrio dinámico.

El concepto de empresario ha variado a lo largo de la historia de la economía. Antes del siglo XX los conceptos más importantes fueron los del empresario como poseedor del capital ( Adam Smith, 1796 ) y el que consideraba al empresario como el cuarto factor de producción, necesario para que los otros realizaran su función ( Alfred Marshall, 1890 ). En el S. XX se desarrollan varios enfoques que han influido en el concepto actual de empresario.

Empresario Riesgo: Teoría desarrollada en el libro Riesgo, incertidumbre y beneficio de Frank H. Knight. El empresario sería aquel que asegura las rentas de los factores productivos asumiendo el riesgo del resultado futuro, siendo el beneficio el premio a dicha asunción. La incertidumbre sería el elemento esencial de la actividad empresarial.

Empresario Innovador: Para Schumpeter el verdadero empresario es el que detecta y pone en marcha una nueva oportunidad de negocio, ya sea a través de una invención o de una idea sin explotar. La situación de monopolio temporal, hasta que surjan imitadores, le proporcionará beneficios extraordinarios, que serán el premio a su capacidad innovadora..

Tecnoestructura : Teoría desarrollada por John K. Galbraith en su libro El nuevo estado industrial. La tecnoestructura sería el grupo de aquellos que aportan conocimientos especializados a la toma de decisiones de grupo, que rebasan los conocimientos de cada uno de ellos. La complejidad de las modernas corporaciones hace que no puedan ser dirigidas por una sola persona, sino por un grupo que actúa de manera colegiada. Además cada vez es mayor la separación entre propiedad y control de la empresa. Esta separación conlleva que el interés de los administradores sea la consecución del máximo crecimiento, con una limitación del interés por el beneficio.

La visión actual sobre la figura del empresario está condicionada por los cambios que la empresas han sufrido en los últimos años ( globalización, competitividad en aumento, cambio tecnológico...). Así el empresario sería el que planifica, organiza, dirige y controla la actividad empresarial. Como en las grandes empresas estas actividades son llevadas a cabo por un grupo de personas existe una tendencia a la atomización y despersonalización del empresario.

La separación entre la propiedad y la dirección a cambiado los objetivos empresariales. Para el empresario profesional lo más importante es garantizar su continuidad y aumentar su poder de influencia, por lo que se tiende a incrementar el tamaño, dejando algo de lado la eficiencia.

En las PYMES sigue siendo normal la coincidencia de papeles.

Desde el punto de vista jurídico el empresario, según Uría, seria la persona que en nombre propio desarrolla una actividad constitutiva de empresa, adquiriendo la titularidad de los derechos y obligaciones nacidos de la misma. El Código de Comercio, no utiliza el concepto de empresario, y define como comerciante a los que teniendo capacidad legal para ejercer el comercio se dedican a él habitualmente y también a las sociedades mercantiles.

  • Clasificación de las empresas según diversos criterios

  • Clasificación según el tamaño: No existe un acuerdo generalizado sobre el criterio para medir el tamaño de una empresa. Los principales indicadores son la facturación, el volumen de su activo, los beneficios obtenidos, los recursos propios o el número de oficinas. En España el criterio más aceptado es el del número de trabajadores. Según este criterio una empresa pequeña es la que tiene menos de 50 trabajadores, mediana la que tiene entre 50 y 250 y grande la que tiene más de 250 trabajadores.

  • En la definición de PYMES realizada por la Comisión Europea incluya además de este criterio los de su volumen de negocio y su Balance General, considerando que una empresa es mediana siempre que su volumen no exceda de los 50 millones de euros y su balance no pase de los 43 millones, pequeña cuando ninguno de los dos valores este por encima de los 10 millones y la considera microempresa cuando no excedan de los 2 millones de euros. El concepto de PYMES engloba a las pequeñas y medianas empresas por considerar que tiene problemas comunes.

    Las empresas multinacionales son grandes, se aplique el criterio que se aplique. Tienen miles de trabajadores y actúan en muchos países.

    2.2 Clasificación según la propiedad del capital: Podemos distinguir entre:

    Empresas Públicas: Su capital pertenece al estado o a cualquier ente público, pudiendo adoptar la forma de sociedad anónima. En estas empresas prevalecen los criterios políticos sobre los económicos. Sus objetivos van más allá de la obtención del beneficio.

    Empresas privadas: Su capital pertenece a particulares, sean individuos o sociedades. Prevalecen los criterios económicos.

    Empresas mixtas : Parte de su capital es público y parte privado. Suelen prevalecer los criterios económicos, pero tutelados de alguna manera por el estado.

    2.3 Clasificación según su ámbito de actividad: Se distingue entre empresas locales, provinciales, regionales, nacionales y multinacionales.

    2.4 Clasificación según el sector económico: Se clasifican en tres sectores:

    Sector primario: Explotan directamente la naturaleza. Incluye la ganadería, la pesca, la agricultura y la explotación forestal.

    Sector secundario: Realizan procesos de transformación para la obtención de productos. Incluye a las empresas mineras, industriales, energéticas y la construcción.

    Sector terciario: Aquellas empresas cuya función es la prestación de un servicio y las comerciales. No realizan procesos de transformación. Incluye a la banca, los seguros, los transportes, la hostelería, servicios sanitarios y educativos, etc.

    2.5 Según su forma jurídica

    Una de las decisiones más importantes que hay que tomar en la empresa es la forma jurídica que se le va a dar, por las consecuencias que se derivan de la misma. Los factores a tener en cuenta son:

  • Número de socios

  • Cuantía del capital social

  • Requisitos de constitución

  • Obligaciones fiscales

  • Régimen de Seguridad Social

  • Contratación laboral

  • Responsabilidad frente a terceros

  • Antes de ver los diversos tipos de forma jurídica es necesario conocer algunas definiciones básicas:

      • Personalidad jurídica: Es la capacidad de algunas sociedades para ser sujeto de derecho, y por tanto, titular de derechos y de obligaciones. Las sociedades mercantiles adquieren personalidad jurídica mediante su inscripción en el registro mercantil.

      • Responsabilidad limitada: Implica que los socios o dueños solo responden de las deudas de la sociedad en la cuantía del capital que se comprometieron a aportar. Si una sociedad no tiene responsabilidad limitada significa que sus socios o dueños responden de manera subsidiaria y solidaria de las deudas de la misma.

    Formas jurídicas de empresa

    PERSONALIDAD

    FORMA

    Nº DE SOCIOS

    CAPITAL

    RESPONABILIDAD

    FISCALIDAD

    SIN PERSONALIDAD JURÍDICA

    EMPRESARIO INDIVIDUAL

    1

    SIN MÍNIMO

    ILIMITADA

    IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS

    (IRPF)

    COMUNIDAD DE BIENES

    MÍNIMO 2

    SIN MÍNIMO

    SOCIEDAD CIVIL

    MÍNIMO 2

    SIN MÍNIMO

    CON PERSONALIDAD JURÍDICA

    SOCIEDADES MERCANTILES

    SOCIEDAD DE RESPONSABILIDAD LIMITADA (SL)

    MÍNIMO 1

    MÍNIMO 3.005,06

    LIMITADA AL CAPITAL APORTADO

    IMPUESTO DE SOCIEDADES

    (IS)

    SOCIEDAD LIMITADA NUEVA EMPRESA (SLNE)

    MÍNIMO 1

    MÁXIMO 5

    MÍNIMO 3.012

    MÁXIMO 120.202,42

    SOCIEDAD ANÓNIMA (SA)

    MÍNIMO 1

    MÍNIMO 60.101,21

    SOCIEDADES MERCANTILES

    ESPECIALES

    SOCIEDAD LABORAL (SLL o SAL)

    MÍNIMO 3

    MISMOS QUE SL Y SA

    SOCIEDAD COOPERATIVA (Coop)

    MÍNIMO 3

    FIJADO EN LOS ESTATUTOS

    REGIMEN ESPECIAL DEL IS

    • Funcionamiento y Cadena de Valor

    Para conseguir sus fines la empresa debe realizar diferentes actividades de una manera continua en el tiempo. Para la realización de estas la empresa se organiza según áreas funcionales, cada una con una función especifica, que deben coordinarse entre si, de tal forma que los objetivos de cada área sea consecuente con los de las otras áreas y con los de la empresa. La forma en que se organice el reparto de funciones y las relaciones entre dichas áreas influirá notablemente en los resultados de la empresa. Estas funciones serán:

  • Función de aprovisionamiento: Se encarga de la adquisición de lo que la empresa necesite para su funcionamiento. Las empresas industriales requerirán materias primas y productos semielaborados y las comerciales necesitaran productos para su venta.

  • Función de producción: Transforma los materiales adquiridos en el aprovisionamiento en los productos objeto de la empresa. Normalmente en las empresas industriales las funciones de aprovisionamiento y producción son llevadas por la misma área.

  • Función de distribución: Se encarga de la colocación del producto en el mercado. También se denomina función comercial.

  • Función de recursos humanos: Se encarga de la obtención y gestión del personal de la empresa.

  • Función financiera: Obtiene los fondos necesarios para la actividad de la empresa y decide sobre las inversiones a realizar.

  • Función de investigación y desarrollo: Investiga nuevos productos.

  • Para realizar estas funciones la empresa necesitara una serie de elementos que podemos clasificar en:

  • Elementos humanos: las personas que aportan su trabajo y conocimientos. Incluirá a los trabajadores, directivos y propietarios.

  • Elementos materiales: Son los bienes que posee la empresa. Podemos distinguir entre aquellos que permanecen en ella más de un ejercicio económico, capital fijo, y los que se renuevan a menor plazo, capital circulante. La empresa también puede contar con capital financiero, que componen la tesorería de la misma y su cartera de valores.

  • Elementos inmateriales: Incluirá, por un lado la organización, es decir, el conjunto de relaciones de autoridad, coordinación y comunicación que estarán definidas por el empresario. Por otro lado estará el entorno de la empresa, es decir, el medio en que esta se mueve y que incluirá desde la normativa que le sea aplicable, a los clientes y proveedores, a la competencia, etc.

  • Según Porter la cadena de valor es una forma de analizar el funcionamiento de la empresa que permite, descomponiendo su funcionamiento en actividades simples, identificar aquellas que generan valor y que permiten a la empresa competir con ventaja. Porte habla de dos tipos de actividades:

    • Actividades primarias: Son aquellas que forman parte del proceso físico de suministro, fabricación, venta del producto y el servicio postventa.

    • Actividades de soporte: Son aquellas que proporcionan a las primarias la estructura y los recursos necesarios, como finanzas, contabilidad, recursos humanos, administración, etc.

    Analizando cada actividad, se pueden ver los beneficios que reporta y los costes que conlleva, analizando así el valor aportado por cada una.

    • Interrelaciones con el entorno económico y social. El entorno de la empresa. Análisis del sector: estrategias competitivas.

    Aparte de sus objetivos internos, que serán la obtención de un beneficio y un adecuado crecimiento, la empresa cumple unas funciones fundamentales para el sistema económico, destacando las siguientes:

    • Genera riqueza mediante la producción de bienes y servicios, creando empleo y contribuyendo al desarrollo económico de la sociedad.

    • Coordina, dirige y controla el proceso de producción. En la búsqueda de su beneficio, el empresario intenta reducir sus costes, por lo que asigna los recursos de la manera más eficiente posible.

    • Adelanta el producto social. Al pagar por adelantado a los dueños de los factores productivos, capital, trabajo y tierra, los dota de la capacidad de gasto necesaria para realizar su función como consumidores.

    • Asume el riesgo. Al cumplir con la función anterior asume el riesgo de no recuperar el montante adelantado. Es decir, el empresario contrata los factores a precios cierto, con la idea de recuperar su inversión en un futuro incierto.

    • Reduce los costes de transacciones. Estos costes son fruto del aumento del número de transacciones que sería necesario caso de no existir la empresa. Estos costes se reducen al producirse en el interior de la empresa.

    • Investiga y desarrolla nuevos productos. Nuestro sistema económico deja en manos de las empresas la investigación tecnológica que le permitirá el desarrollo de nuevos productos y dotará al sistema de nuevos conocimientos técnicos.

    El entorno es el medio en el que la empresa desarrolla su actividad. Está constituido por todos aquellos factores sobre los que la empresa no tiene un control directo, pero que condicionan su actividad. Esta falta de control sobre el entorno implica que la empresa debe adaptarse al mismo, aunque en algunos casos pueda intentar cambiarlo.

    El entorno general sería el que comparte con otras empresas aunque se dedique a otra actividad. Dentro del entorno general nos encontramos con factores económicos, políticos, tecnológicos y sociales, como por ejemplo:

    Económicos:

    • El nivel de desarrollo de la zona (posibilidades de transporte, nivel cultural...)

    • Disponibilidad de materias primas

    • Disponibilidad de mano de obra adecuada.

    • Tipo de mercado.

    • Nivel de impuestos.

    • Legislación en temas medioambientales, protección del trabajador...

    Políticos:

    • Estabilidad política

    • Tendencia ideológica del gobierno

    • Relaciones del país con otros países

    • Sistema educativo y de formación profesional

    Tecnológicos:

    • Disponibilidad de tecnología

    • Disponibilidad de asistencia tecnológica

    • Disponibilidad de un adecuado sistema de telecomunicaciones

    Sociales:

    • Los valores de la sociedad (creencias religiosas)

    • Nivel cultural

    • Actitud de la sociedad ante cuestiones como el gasto, el ahorro o el trabajo.

    El entorno específico de la empresa estaría formado por las empresas y personas con las que su actividad tiene una relación más directa y por la legislación específica de su sector de actividad. Dentro de su entorno específico destaca la influencia de:

    • Sus proveedores y suministradores

    • Sus clientes

    • La competencia

    • Las entidades financieras (bancos o cajas).

    • La administración con la que se relaciona

    • El entorno natural y de infraestructuras específica de su localización.

    La empresa debe conocer las características de su entorno, y especialmente las de su propio sector., en el que su posición competitiva marcará sus posibles actuaciones Al estudiar la situación de una empresa es necesario conocer su posición en su sector de actividad, entendido este como el conjunto de empresas que se enfocan a la satisfacción de una misma necesidad. Una forma de conocer esta posición es a través de la Cuota de Mercado, que seria el porcentaje de las ventas de la empresa respecto a las ventas totales. De esta manera se consigue aislar la posición de la empresa de variables del entorno, como la situación económica o la inflación.

    En nuestro sistema económico, la competencia es el mecanismo que hace que las empresas ineficaces desaparezcan. Es por esto que se dictan leyes para protegerla. La globalización, al suponer una caída de las barreras nacionales ha incrementado notablemente la competencia. En esta competencia, uno de los factores determinantes es el de la tecnología.

    Definimos la ventaja competitiva de un producto como el valor de una empresa que es capaz de crear a sus compradores y se valora en función de la diferencia en precio que el cliente estaría dispuesto a pagar.

    La competitividad de una empresa sería su posición relativa respecto a sus competidores. Michael E. Porter desarrolla el concepto de estrategia competitiva que sería la manera en que una empresa compite. Esta estrategia está íntimamente relacionada con su entorno y especialmente con las estrategias desarrolladas por las empresas de su sector.

    Las principales fuerzas a la que la empresa debe enfrentarse para ser competitiva son:

  • La entrada en el sector de nuevos competidores

  • Las estrategias desarrolladas por los competidoras existentes

  • El desarrollo de productos sustitutivos

  • El poder de negociación de sus proveedores

  • El poder de negociación de sus compradores o clientes.

  • Las tres grandes líneas según Porter que una empresa puede tomar al crear su estrategia son:

  • Ser líderes en costes

  • Diferenciando el producto

  • Que la oferta esté muy dirigida (oferta de fuerte segmentación).

    • Responsabilidad Social y medioambiental de la empresa

    Además de producir beneficios a sus propietarios las empresas deben beneficiar a la sociedad. El balance social de una empresa sería la diferencia entre las ventajas que da y los inconvenientes que crea a la sociedad en la que se encuentra, por lo que el encaje de la empresa sea el adecuado su balance social debe ser positivo.

    La empresa, a través de sus actuaciones de relaciones públicas y de promoción de diversas actividades deberá transmitir a la sociedad la imagen adecuada, su compromiso con los valores de la sociedad en la que se encuentra y los beneficios que le reporta a la misma.

    Los beneficios que la empresa da a la sociedad son:

    • La creación de puestos de trabajo

    • El pago de impuestos, que permite mejorar los servicios públicos

    • La creación de empresas accesorias que mejoran los servicios de la comunidad y crean empleo inducido

    • El incremento del conocimiento tecnológico y científico.

    Como costes sociales que nacen de la actividad de las empresas tenemos:

    • El agotamiento de los recursos naturales

    • La degradación del medio ambiente

    • Los accidentes laborales

    • Conflictos sociales

    Además de que la empresa beneficie a la sociedad en que esta inmersa, cada vez más se le exige por parte de sus clientes el cumplimiento de un determinado código ético, aunque ello implique disminuir su capacidad para la obtención de beneficios a corto plazo. Los temas que más preocupación crean son:

    • Las situaciones de crisis, con gran cantidad de despidos y cierres.

    • Los abusos a los trabajadores

    • La protección del medio ambiente

    • La protección de los consumidores

    • El agotamiento de los recursos no renovables

    En el tema de la protección del medio ambiente la tendencia de la legislación es que el coste sea asumido por el contaminador.

    1