La emancipación de la América española

Historia Moderna. Proceso de independencia. Marco internacional. Triunfo del independentismo

  • Enviado por: L Giménez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

LA EMANCIPACIÓN DE LA AMÉRICA ESPAÑOLA.

LAS CAUSAS DEL INDEPENDENTISMO.

Los orígenes del independentismo americano se remontan al siglo XVIII, y tienen que ver con la política llevada a cabo por los Borbones en América y la estructura social del continente. Los criollos controlaban las haciendas y plantaciones y la débil producción manufacturera, y formaban el grupo socialmente más dinámico y económicamente más poderoso, aunque representaban entre un 10 y un 15 % de la población. Indios, mestizos y negros constituían una masa campesina y minera explotada tanto por los criollos como por los peninsulares. Integraban un reducido grupo de administradores, altos funcionarios y representantes de las compañías comerciales enviados desde España, y ocupaban todos los cargos públicos de importancia en los territorios coloniales: virreinatos, presidencias de Audiencia, capitanías generales, etc.

La minoría criolla rechazaba el trato discriminatorio recibido por el Gobierno español. Se veía postergada e impedida, tanto para ocupar cargos públicos como para expandir su poderío económico. El monopolio español les impedía poder establecer sus propias relaciones comerciales con el exterior en beneficio de una economía peninsular de carácter colonial. La política de los gobiernos ilustrados no hizo sino reforzar esa situación, al tiempo que intentaba aumentar la presión fiscal sobre los campesinos y el control administrativo.

Los movimientos de protesta y levantamientos campesinos del siglo XVIII habían creado un clima de reivindicación emancipadora. En 1808 se fue difundiendo entre la minoría criolla más culta el ideario liberal. Las influencias que provenían de Europa se mezclaban con el ejemplo de la independencia de los Estados Unidos, para dar un tinte americanista a las reivindicaciones políticas.

EL INICIO DEL PROCESO DE INDEPENDENCIA.

El proceso de independencia es muy complejo, tanto desde el punto de vista político como militar. Hay continuas acciones políticas, revueltas urbanas y movimientos de tropas.

Los indígenas apoyaron al principio a la metrópoli, para incorporarse al movimiento emancipador.

Una primera fase coincide con la guerra de 1808 a 1814. En las ciudades más importantes la burguesía criolla promovió juntas similares a las españolas, en nombre de Fernando VII, y depuso a los virreyes y capitanes generales. Más tarde se rechazó la autoridad de la Junta Central, y en 1810, convencidos los criollos de que Cádiz no podía resistir, se formaron juntas revolucionarias en varias de las ciudades más importantes.

Sin embargo, las divisiones internas entre los dirigentes criollos permitieron la reacción de los ejércitos realistas, que en 1813 comenzaron a reconquistar las ciudades sublevadas. Los líderes independentistas acabaron en prisiones españolas o en el exilio. El envío de un ejército desde la península en febrero de 1814 fue decisivo para restablecer el control. Pero el proceso había permitido extender el ideario independentista por toda América.

En México la explotación de indios y mestizos por los hacendados y propietarios de minas dio al movimiento un marcado carácter de revolución social. Allí los criollos se aliaron con los peninsulares para aplastar el movimiento indigenista.

EL TRIUNFO DEL INDEPENDENTISMO.

Una segunda fase se produce tras la restauración del absolutismo en España, que reavivó las ansias de independencia.

Desde 1816 se reavivan las acciones de las fuerzas revolucionarias. Los delegados enviados al Congreso de Tucumán proclamaron la independencia de las Provincias Unidas de Sudamérica. Fue el ejército argentino de San Martín el que derrotó en Chacabuco a los españoles y permitió la proclamación de la independencia de Chile en febrero de 1818.

Simón Bolívar dirigió el proceso en Venezuela. Tras la conquista de Angostura, un Congreso reunido allí en 1819 proclamó la República de la Gran Colombia y nombró presidente a Bolívar. Ese mismo año las tropas del «Libertador» atravesaron los Andes y cayeron sobre el territorio colombiano, derrotando a los realistas en la decisiva batalla de Boyacá (agosto de 1819).

La última fase del proceso de independencia se desarrolla tras la revolución de 1820 en España. San Martín desde el sur y Bolívar desde el norte convergieron hacia el virreinato del Perú para acabar definitivamente con los ejércitos peninsulares. En 1821 las tropas americanas entraron en Lima y proclamaron la independencia del Perú. Un año más tarde el ejército de Bolívar entraba en Quito, anexionándolo a la Gran Colombia. Y en 1824 tendría lugar la decisiva victoria de Ayacucho sobre el ejército español. Meses más tarde se proclamó la independencia de Bolivia.

En México el general Agustín de Iturbide recibió el apoyo de todas las fuerzas sociales, derrotó al ejército realista y proclamó la independencia mediante el Plan de Iguala, en 1821. Hacia 1825, sólo Puerto Rico y Cuba permanecían sometidas a la corona española.

EL BALANCE DEL MOVIMIENTO INDEPENDENTISTA. EL MARCO INTERNACIONAL.

Debido a las tendencias regionalistas y las diferencias marcadas por la división colonial en virreinatos, el sur se disgregó definitivamente entre Argentina, Uruguay y Chile, mientras que la Gran Colombia se disolvió en las repúblicas de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia.

La derrota española se debió tanto a la fuerza del independentismo como a los problemas internos de la monarquía absoluta.

Otro factor decisivo fue el contexto internacional. Las guerras coloniales habían abierto los puertos americanos al comercio internacional. Desde 1814 el apoyo diplomático británico al independentismo fue progresivamente en aumento.

Estados Unidos también apoyó a los insurrectos vendiéndoles armas. El presidente Monroe, ante el Congreso, formuló la doctrina Monroe («América para los americanos»). Estados Unidos consideraba a Latinoamérica como su zona natural de dominio económico y político.

Vídeos relacionados