La educación como dimensión práctica. Una respuesta histórica

Pedagogía. Historia de la educación. Consejo de Instrucción Pública. Institución Libre de Enseñanza. Movimiento Escuela Nueva. Instituto escuela. La educación en España

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

LA EDUCACIÓN COMO DIMENSIÓN PRÁCTICA: UNA RESPUESTA HISTORICA

  • Sinopsis

  • La obra, que recoge una veintena de trabajos ya publicados en actas de congresos, capítulos de libros y revistas especializadas, está dividida en dos partes: una primera, realizada por el profesor Javier Vergara Ciordia, recoge diez investigaciones que pergeñan una parte importante del devenir pedagógico de las Edades Media y Moderna; la segunda parte, realizada por el profesor Olegario Negrín Fajardo, recoge una decena de investigaciones sobre el devenir pedagógico de la educación española en los siglos XIX y XX.

    1. Introducción: contextualización

    Se conoce como la Restauración a la etapa política desarrollada bajo sistema monárquico que se extendió entre finales de 1874 (momento del pronunciamiento del general Arsenio Martínez Campos que dio fin al periodo de la Primera República Española) y el 14 de abril de 1931 (fecha de proclamación de la Segunda República). El nombre alude a la recuperación del trono por parte de un miembro de la Casa de Borbón, Alfonso XII, después del paréntesis republicano.

    La Restauración borbónica se caracterizó por una cierta estabilidad institucional, la construcción de un modelo liberal del Estado y la incorporación de los movimientos sociales y políticos surgidos al ardor de la revolución industrial, hasta su progresiva decadencia con la dictadura de Primo de Rivera en 1923.

    2. La restauración borbónica (1875-1902-1923)

    Alfonso XII llegó a España en enero de 1875 y con él, los borbones recuperaron de nuevo el trono. Esta recuperación fue obra fundamentalmente de Antonio Cánovas del Castillo quién aprovechándose de la crisis de la I República y con ayuda de algunos generales como Martínez Campos fue formándose una red de apoyos a la causa borbónica principalmente entre los grupos aristocráticos y burgueses temerosos del avance de las conquistas democráticas que se produjeron en el Sexenio.

    El nuevo régimen de acuerdo con el pensamiento de Cánovas (liberal conservador) debía asegurar el trono de los borbones y evitar las luchas violentas entre las distintas familias liberales por el poder que habían dado por el s. XIX numerosos pronunciamientos y cambios constitucionales. En su concepción política existen dos principios indiscutibles:

    1. La Corona: La Corona debe ser la nueva clave del sistema, la que garantice el orden social.

    2. Las Cortes: Las Cortes representan la libertad y voluntad del pueblo.

    Ambas tanto la corona como las cortes se contraponen y se equilibran colaboran y conforman la soberanía. Para asegurar estos principios, Cánovas defendió: - La imposición de la monarquía constitucional doctrinaria como forma de estado y de gobierno, fórmula que debía estar explícitamente recogida en la constitución. - La necesidad de contar en las tareas de gobierno con una doble confianza: la del monarca y la parlamentaria. Esto implica algo que fue muy habitual y que se hizo mediante el fraude que era el caciquismo. - La alternancia pacífica y de mutuo acuerdo entre las fuerzas monárquicas agrupadas en torno a dos grandes partidos: el conservador y el partido liberal.

    Estos principios y características (todos los principios y consecuencias: monarquía constitucional, fraude electoral, oligarquía...), predominio de grupos sociales acomodados conformaron lo que se conoce como:

    Sistema canovista o Régimen de la Restauración borbónica que estuvo vigente en España entre 1875 y 1923. Tradicionalmente se diferenciaron dos períodos, el de los dos monarcas reinantes y las condiciones en las que se desarrolla la restauración borbónica: 1875-1902: Reinado de Alfonso XII y la regencia de su viuda María Cristina de Habsburgo: Es el reinado de establecimiento y consolidación del régimen de la restauración borbónica.

    1902-1923: Reinado constitucional de Alfonso XIII: Período de deterioro progresivo y de crisis de la restauración borbónica.

    3. Régimen Político Al régimen político de la Restauración se le denomina Sistema Canovista ya que fue Cánovas del Castillo su creador tomando como modelo el sistema británico: consistía en una monarquía parlamentaria en la que dos partidos se turnarían pacíficamente en el poder. Sin embargo, este fue un falso régimen parlamentario ya que los dos partidos turnantes, liberales y conservadores, solo representaban los intereses de la burguesía, quedando los demás grupos fuera del juego político, y porque las mayorías parlamentarias eran artificialmente creadas gracias a la práctica común del fraude electoral.

    El sistema Canovista se basaba en el turno pacifico de partidos pero dentro de un régimen bipartidista, solo dos partidos, el conservador y el liberal, entran en el juego en un primer momento. El resto de los partidos (republicanos, socialistas o nacionalistas) formaban la oposición al sistema. PARTIDO

    Conservador Liberal

    Fue creado por el propio Cánovas. Integraba a los miembros del antiguo partido moderado y de la Unión Liberal. Partidario de una monarquía parlamentaria que fuera controlada por una oligarquía financiera (sufragio restringido), con libertades limitadas (prensa, asociación, cátedra), apoyo a la iglesia y un proteccionismo económico. Lo forma Sagasta en 1880, aglutinando a los progresistas y radicales. Difería muy poco del conservador, ya que representaba los intereses de la misma clase social, la burguesía, aunque su base social era más amplia. Defendían la soberanía nacional, el sufragio universal, unas libertades más amplias, incluida la de asociación y culto, eran anticlericales y defendían el librecambismo.

    La alternancia pacífica en el poder de los dos partidos se convirtió en cambios de gobierno pactados de antemano entre ellos. Una vez acordado el cambio de gobierno, se convocaban elecciones y se amañaban para que arrojaran resultados favorables al nuevo partido era la práctica del caciquismo.

    Los dos partidos tenían su propia red organizada para asegurarse los resultados electorales adecuados. En Madrid estaba la oligarquía integrada por altos cargos políticos y personajes influyentes. En las capitales de provincias la figura clave era el gobernador civil. Y en las comarcas, pueblos y aldeas estaban los caciques locales, con poder económico e influencias. El Régimen Político era una Monarquía Parlamentaria en la que la soberanía estaba compartida por el rey y las cortes:

    • - El ejecutivo quedaba en manos del rey, que nombra sus ministros al margen de las mayorías parlamentarias.

    • - El legislativo quedaba en manos de unas cortes bicamerales. El Senado se forma con miembros designados por el Rey, por lo que no había una autentica separación de poderes. El Congreso se formaba con diputados elegidos por sufragio, que en los primeros años es censitario pero que en 1890 se convierte en universal masculino gracias a la ley electoral de Sagasta.

    • - El judicial queda en manos de los jueces.

    4. Sociedad

    Hay un progreso de la urbanización, y con ello la modernización económica y social. Pero fue más tardío y lento que en la Europa Occidental. La sociedad de la España de la Restauración se caracterizó como una sociedad dual en la que convivían dos mundos muy diferenciados:

    1) Un inmenso interior agrario con formas de vida y subsistencia atrasadas;

    2) Unas pocas zonas industrializadas donde se abría paso una sociedad moderna (ubicándose en la periferia, a excepción de Madrid). En general la pobreza estaba muy extendida, dificultando el desarrollo industrial y la modernización social. El bloque de poder era una oligarquía burguesa.

    Entre 1900 y 1930, la población dejó de ser eminentemente rural. Hubo un proceso de crecimiento de la población urbana, aumentando los municipios y creciendo la población en las capitales de provincia, donde destaca Madrid y Barcelona, pero también Bilbao, Valencia, Sevilla…

    Aumenta con ello el peso de las clases medias. Consolidando el sector de las profesiones liberales y una sociedad capitalista. Hay nuevos medios de transporte (tren y automóvil), de comunicación (telégrafo y teléfono) y de medios de comunicación en masa (prensa y radio). Gracias a ello nacen grupos de intelectuales, una elite cultural y que adquieren importancia.

    Surgieron nuevos modelos de sociabilidad, donde destacó la prensa, las asociaciones y los movimientos de masas. La prensa tuvo un importante auge y también la alfabetización. Es una prensa de masas, que creaba estados de opinión. Nacieron periódicos importantes como el "ABC" o "El Sol". Las asociaciones fueron la manifestación más clara. Se asociaban para expresar ideas y reivindicar. Estaban vinculadas al trabajo, a la política, a la cultura o al ocio. La movilización de masas era

    para reivindicar. Eran frecuentes las manifestaciones, las campañas de concienciación ciudadana, los mítines y las reuniones. Esto refleja el querer estar presentes en la vida política y el querer una democratización.

    Con ello, hay nuevas demandas culturales y de ocio. Hay un aumento del la alfabetización, pero desigual entre sexos (mujeres menor). Se extiende un modelo de "nueva mujer", con mayor acceso a la educación, a las profesiones y a la independencia económica. Empieza a proyectarse fuera del ámbito domestico. También cambian sus costumbres y su aspecto físico. Abandonan el puritanismo, son más independientes y los vestidos se acortan. Todo esto en España se dio con menos claridad debido al atraso económico. Por un lado aumentan las ocupaciones femeninas, sobretodo en el sector terciario, a pesar de su sueldo seguir siendo claramente menor. Por otro lado, reciben una mayor preparación escolar, donde se igualan las tasas de escolarización con el hombre. Y en la universidad se eliminan algunos obstáculos hacia diversas carreras.

    5. Mentalidad

    Se habla de la generación del 98 de un grupo de escritores fueron conmovidos por el desastre del 98. Eligieron a España como tema de reflexión. Destacaron Unamuno, Baroja, Azorín, machado, Valle-Inclan… Tienen un pensamiento, que como Unamuno escribió: "Un común dolor: la angustia de no respirar en aquella España". Los investigadores veían la ciencia como el único camino para el progreso. Torres Quevedo investigo nuevos materiales para las estructuras de edificios. Pidal trató la filosofía. Ribera estudió las raíces de la cultura española. Y Ramón y Cajal hizo importantes aportaciones a la medicina.

    6. La educación

    En España entre 1900 y 1936 se realizó un proceso de modernización real en la educación, tanto en su vertiente de política educativa, como en la aparición de nuevas instituciones o en la revitalización de otras (Consejo de Instrucción Pública), así como en el inicio de un camino hacia la profesionalización de los agentes que intervenían en la Enseñanza Primaria: la formación de los maestros, de los inspectores de ese nivel educativo, y de los profesores de Escuelas Normales.

    Algunos de los cambios de la mentalidad surgen gracias a la introducción en España del idealismo pero también del positivismo, evolucionismo, etc., que irían conformando un cambio de mentalidad en sectores intelectuales y universitarios. Y, de aquí, surgen dos formas de entender la educación, que se distinguen entre «innovadores» y «tradicionales».

    Los «innovadores» eran los hombres que, agrupados alrededor de Sanz del Río primero y en torno a Giner después, aspiraban a una transformación radical de España mediante una renovación pedagógica. Eran políticamente, demócratas y liberales. Moralmente, eran puritanos, pedagógicamente eran renovadores: aspiraban a «hacer hombres» a hacer de la educación interior el camino hacia el nacimiento de una nueva España. Los «tradicionales», por el contrario, aspiraban a defender los derechos de la Iglesia, a quien consideraban injustamente atacada. Adoptaban, como la Iglesia, una postura defensiva —ésta el anatema, aquéllos el discurso, la prensa, el libro. Proceden políticamente, del carlismo y del integrismo: son, profundamente antiliberales, católicos «a machamartillo», decididos enemigos de la secularización de la vida pública. Su posición ante la educación es de combate; conseguir que la enseñanza oficial sea católica, es decir, acorde en todo momento con el dogma y moral católicos; que se reconozca el derecho de la Iglesia a inspeccionar la enseñanza, sea cual sea la escuela en que se imparta. En consecuencia, defienden a toda costa la enseñanza confesional.

  • La Institución Libre de Enseñanza Institución Libre de Enseñanza fue fundada en 1876 por un grupo de catedráticos (entre los que se encontraban Francisco Giner de los Ríos, Gumersindo de Azcárate y Nicolás Salmerón), separados de la Universidad por defender la libertad de cátedra y negarse a ajustar sus enseñanzas a los dogmas oficiales en materia religiosa, política o moral.

  • El movimiento de la Escuela Nueva:

  • También conocida por diferentes autores como Escuela Activa, "Nueva Educación" o incluso "Educación Nueva", es un movimiento pedagógico surgido a finales del siglo XIX. Algunos autores distinguen en este movimiento una subcorriente o corriente ya posterior y de carácter más liberal aún a la que denominan Escuela Moderna. Este movimiento critica la escuela tradicional de entonces (y que luego siguió durante buena parte del siglo XX). Criticaba el papel del profesor, la falta de interactividad, el formalismo, la importancia de la memorización (contraria a la construcción o la significatividad), la competencia entre el alumnado y, sobre todo, el autoritarismo del maestro. Proponía a un alumnado activo que pudiese trabajar dentro del aula sus propios intereses como persona y como niño.

  • Instituto escuela :

  • En 1918 se creó el Instituto Escuela. La educación secundaria no sería una preparación para la universidad, sino la culminación de la escuela. Llevaron a cabo una educación con contacto con el entorno. Era elitista.

    • CONCLUSIONES

    La educación es un trabajo sobre sí mismo (auto-mejoramiento), presupone un costo , una inversión,sobre todo de tiempo, con toda la privación, renunciamiento y sacrificio implica- ((P. Bourdieu, ) se afirma que la educación es un vehículo de ascenso social y que la extensión de la educación es una herramienta de igualación social. Quienes sostienen esta posición, afirman que la posesión de mayores conocimientos, facilita el acceso a empleos más calificados y mejor remunerados, y de este modo, la distribución equitativa de las oportunidades equitativas garantiza una distribución equitativa de las posibilidades de progreso social.

    Pensando en los problemas de eficiencia y equidad que tienen tanto los sistemas de educación estatales y centralizados como las iniciativas descentralizadoras y privatizadoras… Si tuviera que decidir por un sistema en el cual el principal incentivo para las escuelas fuera satisfacer las demandas de las autoridades del sistema, y otro en el cual el principal incentivo fuera satisfacer las preferencias de los usuarios de los servicios de educación:

    La escuela como organización

    Objetivos:

    1. Reconstruir el modelo organizativo típico de la escuela en su momento fundacional

    2. Analizar el concepto de disciplina como un elemento central de la estrategia pedagógica clásica.

    3. Proveer algunas categorías conceptuales que permitan comprender la lógica

    de cambio de las organizaciones educativas contemporáneas.