La Doctrina del Shock; Naomi Klein

Política. Historia. Capitalismo desastre. Mercado libre. Democracia

  • Enviado por: Bones
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

Naomi Klein La Doctrina del Shock

EL LIBRO: LA DOCTRINA DEL SHOCK

El libro de Naomi Klein, “La doctrina del shock” trata del auge del llamado “capitalismo del desastre”. Es un reclamo a los gobiernos de aprovechar periodos de crisis económicas, guerras, desastres naturales, ataques terroristas y epidemias, para asaltar los intereses públicos y llevar a cabo todo tipo de reformas a favor del libre mercado. Medidas tan despiadadas que sólo han podido imponerse mediante el miedo, la fuerza y la represión. 

Klein demuestra como el mercado libre y global triunfó democráticamente, y que el capitalismo sin restricciones va de la mano de la democracia. Ese capitalismo utiliza constantemente la violencia, el choque, y pone al descubierto los hilos que mueven las marionetas tras los acontecimientos más críticos de las últimas cuatro décadas. El capitalismo emplea constantemente la violencia, el terrorismo contra el individuo y la sociedad. Lejos de ser el camino hacia la libertad, se aprovecha de las crisis para introducir impopulares medidas de choque económico.

Klein repasa la historia mundial reciente para dar la palabra a un único protagonista: las desbastadas poblaciones civiles sometidas a la codicia despiadada de los nuevos dueños del mundo, el conglomerado industrial, comercial y gubernamental para quien los desastres, las guerras y la inseguridad del ciudadano son el siniestro combustible de la economía del shock.

EL DOCUMENTAL: LA DOCTRINA DEL SHOCK


El documental intenta buscar los orígenes de este capitalismo atroz en las teorías radicales de Milton Friedman y su posterior ejecución en todo el mundo, desde las dictaduras en Chile o Argentina de los años 70, a la Gran Bretaña de Margaret Thatcher, la Rusia de Yeltsin, o las invasiones neoconservadoras en Afganistán e Irak. 

El documental de "La doctrina del Shock", comienza con las palabras de Naomi Klein diciendo:

“Un estado de shock no es sólo lo que nos sucede, cuando algo malo nos pasa, perdemos nuestra narrativa, cuando perdemos nuestra historia, cuando nos desorientamos. Lo que nos mantiene orientados, alertas y sin shock, es nuestra historia. Así que un periodo de crisis, como en el que estamos, es un muy buen momento para pensar en la historia.

Para pensar en la continuidad, en la raíces.

Es un buen momento para colocarnos en la larga historia de la lucha humana.”

Después, el documental empieza a mostrarnos cómo los llamados "Chicago Boys" de Milton Friedman, utilizaron el descubrimiento de los electroshock de la psicología para borrar los recuerdos y regresar al sujeto a un estado infantil para poder reescribir su historia. Unas siniestras investigaciones clínicas sobre el tratamiento de  electroshocks en víctimas sin nombre y que fueron realizadas a espaldas de la opinión pública, como los pacientes del Dr, Cameron, que trataban de borrar la mente de sus pacientes y dejarlas en blanco para después transmitirles la información que consideraba conveniente. Hubo pacientes que resistieron y denunciaron los hechos; y decenas de años después ganaron el juicio.

Estados Unidos decidió aplicar a sociedades enteras los mecanismos de olvido y represión que ocurren en la mente humana.

Estas ideas son trasladadas al contexto socio económico de los países en vías de desarrollo, para propinar "Shocks Económicos" (alza de impuestos, eliminación de subsidios y políticas sociales, aumento de precios, etc.) para así permitir saquear los recursos naturales y enriquecer a las trasnacionales.

Estados Unidos - por medio de acciones de la CIA - desarrollaron la interpretación del economista Milton Friedman sobre el capitalismo de mercado tratando de “persuadir” a los países en desarrollo de su valía.

El documental repasa la historia: la dictadura de Pinochet en Chile,( cómo Pinochet implantó los métodos de los “Chicagos Boys”), la gran Crisis económicas de 1929 de Wall Street, la reconstrucción de Beirut; El Katrina, el Tsunami, Gran Bretaña con la Guerra de las Malvinas en 1982, China con la masacre de Tiannamen a finales de los ochenta, Argentina con las Desapariciones en los años 70, Rusia en 1993; y también nos muestra por qué después del 11S y en nombre de la libertad y seguridad de las naciones, Estados Unidos decidió atacar Iraq, el tercer mayor yacimiento de petróleo del mundo, y no a Pakistán, un país sumido en una dictadura y con turbios negocios nucleares. Se trata de la aparición del fundamentalismo del libre mercado.

El documental denuncia el fraude de las políticas económicas de la Escuela de Chicago y su conexión con el caos y el derramamiento de sangre por todo el mundo. Debido a que los mercados completamente desregulados tendieron a crear un clima económico desequilibrado en el que un pequeño grupo se hizo extremadamente rico y el resto se hundieron en la pobreza, los Estados Unidos solamente tuvieron éxito en vender esta desregulación del mercado libre a los países en crisis que no tenían más otra opción que hacer lo que exigió la nación más rica en la tierra.

Los resultados llevaron a la extensión de la privatización y a la violencia en Rusia, Polonia, Chile, Suráfrica y el Oriente Medio.

También nos muestra, que desde la desregulación de los grandes bancos en los años 80 ha habido varios shock en los Mercados:

En 1987, “ el lunes negro” los mercados cayeron espectacularmente, una de las grandes caídas de la bolsa en su historia.

En 1992, fue “ el miércoles negro” cuando especuladores monetarios hicieron fortunas apostando contra la Libra.

En 1997 fue el contagio Asiático, desaparecieron de las Bolsas asiáticas más de 600.000 millones de dólares.

Y después en 2008, el mercado financiero se desplomó.

Simplemente, la doctrina de shock económica necesita, para aplicarse, algún tipo de trauma colectivo adicional, que suspenda temporal o permanentemente las reglas del juego democrático.

Naomi Klein nos hace entender en el documental respecto a la crisis, que es una transferencia de riqueza de las manos públicas, de las manos de gobiernos cobrado a la gente corriente, por tanto no hace falta decir que son los mismos individuos y corporaciones que crearon esta crisis.

Al final del documental recoge las emocionantes palabras de una de las víctimas llamada Janine, supervivientes de las siniestras investigaciones en los psiquiátricos secretos de la CIA, personificando el maltrato y la deshumanización a las que son sometidas sociedades enteras.



Termina el documental con las palabras de Naomi Klein sobre la crisis actual y que algo está cambiando:

“ Ésta crisis está claramente comprendida, por casi todo el mundo y es resultado directo de esta ideología concreta de desregulación y privatización.

La doctrina del shock es una estrategia que se vale de nosotros, no hay duda alguna, para poder funcionar. Y lo que encuentro más útil sobre la actual crisis económica, es que ésta táctica se está agotando. Porque el elemento de sorpresa ya no existe. Somos conscientes de ello y ya no funciona.

Nos estamos convirtiendo en “resistentes al shock””

De ejemplo, nos relata cómo cuando Roosevelt estaba en plena campaña electoral y atendía la visita de algún grupo progresista, recogía sus ideas

diciéndoles: ahora salid, y obligadme a hacerlo. Durante ese periodo, en Estados Unidos se contabilizaron 4.740 huelgas, y en el año 2007, solamente 21 huelgas.

De ahí, de que nos estamos convirtiendo “ resistentes al shock”.

Naomi nos sugiere unas soluciones para frenar lo que nos están haciendo, diciendo que si queremos un mundo más justo, pacífico, después de haber aprendido de la historia, “tenemos que salir afuera y obligarlos a hacerlos”.

Por tanto, La Doctrina del Shock cuenta cómo sucedió, quiénes lo promovieron, dónde sigue todavía en marcha, y qué se puede hacer para frenarlo. Un repaso de las actuaciones de Tatcher, Bush, Pinochet, Videla, Yeltsin, Reagan de los últimos años, y la conspiración con los grandes aglomerados empresariales que representaban intereses económicos privados.

TEORÍA POLÍTICA