La dictdura de Primo de Rivera: de la monarquía alfonsina a la República II

Directorio Militar 1923. Directorio Civil 1925. Crack del 29. Desembarco de Alhucemas 1925. II República Española 1931-1936

  • Enviado por: RHaiDeR
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

12.2. La dictadura de Primo de Rivera. De la monarquía alfonsina a la II República.

El 13 de Septiembre de 1923, el general Miguel Primo de Rivera propició un golpe de Estado en el país, iniciado en Barcelona, donde contó con algunos apoyos militares. A la vista de esto debemos destacar la figura del dictador que estaba vinculando a los militares africanistas de Marruecos, mantuvo una relación muy amistosa con el monarca Alfonso XIII y, desde el punto de vista político, desconfió de los partidos y del Parlamento. En líneas generales, Primo de Rivera concibió su régimen como un paréntesis temporal para conseguir el orden social y solucionar los males de España. Así pues, con el visto bueno del rey, Alfonso XIII se encargó de nombrar como jefe de gobierno al propio golpista, el cuál asumió todo el poder político. Los principales motivos expuestos por el dictador para justificar el establecimiento de su régimen dictatorial fueron:

  • El fracaso ocasionado durante el régimen de la Restauración, que solo había traído consigo la inestabilidad política, la corrupción administrativa, los conflictos entre los partidos y la desigualdad social.

  • Las continuas derrotas del Ejército en Marruecos, donde se reflejó la inestabilidad política y la ineptitud del gobierno por solucionar los problemas.

  • El incremento del desorden público, la agitación social, el aumento del terrorismo, el crecimiento de huelgas en masa, la profunda oleada de violencia y las protestas de los campesinos y jornaleros.

  • Los impulsos separatistas ejercidos por los grupos nacionalistas vascos y catalanes.

De este modo, los principales objetivos del dictador fueron: erradicar el terrorismo anarquista, conseguir estabilidad política y el mantenimiento del orden público, evitar las actividades nacionalistas de vascos y catalanes y frenar la expansión de las revoluciones sociales. Sin embargo, nada más subir al poder, el general Primo de Rivera suprimió la Constitución de 1876, prohibió la legalización de partidos políticos y abolió definitivamente el régimen de la Restauración.

A nivel político, el dictador creó un Directorio Militar (1923) para gobernar el país, donde asumió todos los poderes políticos (atribuciones judiciales, potestad de decretar y dictar leyes, funciones legislativas…). Este organismo estaba integrado fundamentalmente por miembros del sector militar, por lo que la administración del Estado quedó completamente militarizada; y sus principales funciones quedaron reducidas a asesorar y aconsejar al dictador en sus decisiones políticas. (Según los historiadores, el sistema dictatorial de Primo de Rivera imitó el modelo de gobierno de la Italia fascista de Mussolini). No obstante, los integrantes de este organismo (sobre todo compañeros de armas y oficiales del Ejército) apenas tenías experiencia política por lo que cometieron numerosos errores de inestabilidad gubernamental. Así pues, Primo de Rivera decide modificar su sistema de gobierno y crea un Directorio Civil (1925) sustituyendo los militares por civiles (tecnicistas) en las tareas de gobierno, donde destaca la labor del secretario Eduardo Aunós.

En cualquier caso, el proyecto más ambicioso llevado a cabo por el dictador fue la destrucción del sistema parlamentario liberar con el propósito de renovar las instituciones de Estado. Entre sus actividades más destacadas encontramos la fundación de la Unión Patriótica (1924), la creación de la Asamblea Nacional Consultiva (1927) y la elaboración de un anteproyecto constitucional (1929):

  • Unión Patriótica: se convirtió en el único partido político cuyos integrantes se definieron como monárquicos, defensores del catolicismo, tradicionalistas, conservadores y antiparlamentarios. Entre los diputados más destacados encontramos al intelectual Ramiro de Maeztu (se propuso modernizar el país mediante el desarrollo económico capitalista, potenciar las actividades de investigación en las universidades y el empleo de nuevas tecnologías) y el catalán Eugenio d'Ors. No obstante, este organismo se convirtió en un instrumento sin fuerza que apenas contó con respaldos sociales.

  • Asamblea Nacional Consultiva: consistió en una especie de pseudoparlamento que se propuso la construcción de un Estado antiparlamentario y autoritario. Así pues, su única función consistió en el asesoramiento y el servicio del dictador. Estaba constituida por miembros de la UP, algunos miembros del sector eclesiástico, altos dirigentes del Ejército y representantes de las clases más ricas (aristócratas, terratenientes y latifundistas).

  • Anteproyecto constitucional: elaborado en 1929 pero que jamás llegó a establecerse ya que el régimen primorriverista comenzó a entrar en la decadencia.

A nivel social, el general Primo de Rivera desató una prolongada persecución contra los separatistas vascos y navarros, estableció un decreto que suprimía la prensa y tomó medidas represivas contra las libertades y derechos individuales.

A nivel económico, el dictador estableció una política económica proteccionista. Algunas de sus actuaciones durante su dictadura fueron:

a) El reforzamiento del proteccionismo arancelario, con el que se defendieron los productos españoles frente a la competencia internacional.

b) La creación de monopolios en los sectores energéticos y de comunicaciones: donde destaca la fundación de la CTNE (Compañía Telefónica Nacional de España), CAMPSA, encargada del refinamiento, distribución y venta del petróleo, RENFE, etc.

c) El incremento de los ingresos estatales, que fueron empleados para financiar la construcción de redes de carreteras, infraestructuras, embalses, presas de agua, hidráulica y sistemas de regadío.

d) Creación de los Comités Paritarios, como organismos encargados de solucionar los problemas entre patronos y jornaleros. (Contaron con el apoyo del sindicato socialista UGT).

No obstante, estas expectativas de crecimiento económico van a quedar reducidas tras el estallido del Crack del 29, una poderosa crisis económica que afectó a la totalidad del mundo (caída de la Bolsa, pérdidas económicas…que afectó sobre todo a Estados Unidos y a Europa), por lo que España se hundió en una profunda crisis nuevamente.

Sin embargo, el hecho histórico que va a suponer el éxito de la dictadura primorriverista va a ser el conocido desembarco de Alhucemas (1925) referida a la cuestión de la guerra colonial en Marruecos. En ese mismo año, España firma un tratado con Francia para expulsar a las famosas kabilas rifeñas que seguían amotinándose en los territorios coloniales de estos países. Así pues, se envió un poderoso ejército integrado por franceses y españoles que derrotaron a las guerrillas africanas de Abd-El-Krim.

En los años posteriores, la dictadura comenzó a caer en un pozo de decadencia y en 1930, el general Primo de Rivera decide dimitir. Las principales causas que provocaron el fin de la dictadura fueron, fundamentalmente:

  • El deterioro de la relación a nivel personal y político entre el dictador y Alfonso XIII.

  • La pérdida del apoyo de algunos sectores militares (se levantaron conspiraciones para derrocar al dictador encabezadas por el general Weyler).

  • La profunda crisis económica que asoló España tras el Crack del 29 y el endeudamiento estatal debido a las costosas infraestructuras.

  • El aumento creciente de los partidos minoritarios hostiles a la monarquía: republicanos, socialistas, anarquistas, comunistas, nacionalistas vascos y catalanes…

  • La oposición hostil por parte de los intelectuales de la época y los estudiantes universitarios (Ortega y Gasset, Valle-Inclán, Miguel de Unamuno, etc.).

  • Los problemas de salud del propio dictador, que enfermó gravemente.

De este modo, el rey Alfonso XIII decidió nombrar como nuevo jefe de gobierno al general Dámaso Berenguer (que participó en las principales rebeliones contra las kabilas rifeñas en el desastre de Annual, 1921), cuya política fue nefasta, ya que se propuso retornar a los tiempos de la Restauración y su actuación en el gobierno fue lenta, indecisa y temerosa (periodo conocido como la Dictablanda). Posteriormente, asume la jefatura de gobierno el almirante Juan Bautista Aznar, el cuál pretende establecer un sistema democrático liberal mediante la convocatoria de elecciones municipales.

Mientras tanto, cabe destacar que los partidos opositores al régimen monárquico conspiran en secreto para derribar el sistema de gobierno e implantar un cambio político. Socialistas y republicanos firman un acuerdo conocido como el Pacto de San Sebastián (1930).

Finalmente, se celebran elecciones municipales el 12 de Abril de 1931, que supone el triunfo electoral aplastante en las principales ciudades del país del régimen republicano; como consecuencia, el monarca Alfonso XIII se ve obligado a abandonar el trono y huir de España, lo que supone la caída final de la monarquía. El 14 de Abril de 1931 se proclama la II República Española (1931-1936).