La dama del alba; Alejandro Casona

Literatura española contemporánea del siglo XX. Teatro de Posguerra. Argumento. Temática. Estilo literario. Drama y amor. Personajes. Vocabulario

  • Enviado por: Delga
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

  • Datos de localización

  • Datos bibliográficos

    AUTOR

    Alejandro Casona

    TITULO

    La dama del alba

    EDITORIAL

    Ediciones Cátedra (Grupo Anaya, S.A.)

    COLECCIÓN

    Letras Hispánicas

    LUGAR Y FECHA DE EDICIÓN

    Madrid, año 2000

  • Datos sobre la obra

  • Género literario

    La dama del alba corresponde al género literario dramático, concretamente a un drama. Porque entrelaza en la misma obra de teatro, rasgos de la comedia con la de la tragedia, convirtiendo así en un drama. Como por ejemplo, aunque muere un personaje, la muerte se nos presenta como con bondad y nuestra amiga, y de esta forma no se producen escenas violentas ni trágicas. Mientras que la comedia se observaría en las apariciones de los niños, en sus juegos o en sus palabras por ejemplo.

    Tema principal

    El tema que envuelve esta obra es, sin lugar a dudas, la muerte. Todo envuelve a la muerte que a la vez hace rodar la obra con salpicadas de la misma, y donde el personaje principal aparece como tal. Entre otros temas secundarios, aparecería el amor de los jóvenes; un amor representando de mil formas, desde el amor imposible, pasando por un amor decepcionado en base al adulterio, y acabando por el suicidio amoroso.

    Personajes principales

    Abuelo: Hombre de campo y de casa, de gran sabiduría que le han otorgado los años, de mente envuelta en la reflexión, y de inteligencia afilada (percatándose de quien es la peregrina). Se trata de un hombre que debe cuidar de su familia, y que en un momento de la obra, puede llegar a dar su vida por salvar a su familia.

    Telva: Criada de la casa. Mujer cabezona, temerosa de la muerte ya que perdió a sus 7 hijos, pero a la vez luchadora y olvidadiza en problemas. Sirve de gran ayuda en la casa, tanto físicamente como psicológicamente, intentando hacer que la pérdida de Angélica pase al olvido.

    La Madre: Madre de la familia. Hundida en la tristeza por la pérdida de su hija, a la cual no consigue olvidar. La esperanza de que su hija aún esté con vida, le da ganas de vivir en una vida llena de tristeza y pobreza.

    Martín: Joven viudo de su mujer Angélica. Hombre fuerte, de gran coraje, apuesto y gran jinete. La pérdida de Angélica, no hizo mella en él, y sigue viviendo como antes. Aunque esconde sus sentimientos, finalmente los desatará cuando conozca a Adela.

    Adela: Chica encontrada en el río. En un principio deseosa de dejar esta vida, luego encuentra el camino al que seguir y la forma de como vivir con felicidad. Adela vuelve a dar vida a la triste casa, gracias a su parecido físico y mental al de Angélica.

    Angélica: Mujer de Martín que muere en el río. Su pérdida ocasiona gran tristeza y soledad en la familia, que los años no logran arreglar.

    Peregrina: Personaje principal en la obra. Se trata de la personificación de la muerte. Una muerte bondadosa y amiga, que aborrece hacer su trabajo y que envidia la Vida, con la que se lamenta de no poder amar. De gran belleza vestida de peregrina, irrumpe en la casa con el fin de hacer su trabajo.

    Lugar y tiempo de la acción

    La obra transcurre en un pequeño pueblo de España, concretamente en Asturias. Se remonta a los principios del siglo XIX.

  • Valoración personal

  • Adecuación del título

    El título de la obra corresponde a la protagonista, es decir, a la peregrina. El adjetivo de dama corresponde a la belleza de la peregrina, mientras que “alba” conlleva a pensar que aparece justo antes de que salga el sol, en el alba.

    Vocabulario Acto I

    -Ornada: Adorno

    -Vasares: Poyo o anaquelería de ladrillo y yeso u otra materia que, sobresaliendo en la pared, especialmente en las cocinas, despensas y otros lugares semejantes, sirve para poner vasos, platos, etc.

    -Esteras: Tejido grueso de esparto, juncos, palma, etc., que sirve para cubrir el suelo de las habitaciones y para otros usos.

    -Quinqué: Lámpara de mesa alimentadacon petróleo y provista de un tubo de cristal que resguarda la llama.

    -Escudillas: Vasija ancha y de forma de una media esfera, que se usa comúnmente para servir en ella la sopa y el caldo.

    -Migar: Desmenuzar o partir el pan en pedazos muy pequeños para hacer migas u echar estos pedazos en un líquido.

    -Braña: Pasto o prado situado en los lugares altos de las montañas cantábricas.

    -Cabal: Ajustado a peso o medida.

    -Arvejas: Algarroba.

    -Testuz: En algunos animales, frente o nuca.

    -Bordón: Bastón o palo mas alto que la estatura de un hombre, con una punta de hierro y en el medio de la cabeza unos botones que lo adornan.

    -Cuatralbo: Dicho de un animal: que tiene blancos los cuatro pies

    -Brezo: Arbusto de uno a dos metros de altura, muy ramoso, con hojas verticales, lineales y lampiñas, flores pequeñas en grupos auxiliares, de color blanco verdoso o rojizo, que sirven para hacer carbón de fragua y pipas de fumador.

    -Mendrosa: Temerosa.

    Vocabulario Acto II

    -Sayal: Tela muy basta labrada de lana burda.

    -Carámbano: Pedazo de hielo más o menos largo y puntiagudo.

    -Zampoña: Instrumento rústico, a modo de flauta, o compuesto por muchas flautas.

    Vocabulario Acto III

    -Bastidor: Armazón de palos o listones de madera, o de barras delgadas de metal, en la cual se fijan lienzos para pintar y bordar, que sirve también para armar vidrieras y para otros usos análogos.

    -Tenada: Lugar donde se guarda el heno

    -Maquila: Porción de grano, harina o aceite que corresponde al molinero por la molienda.

    -Centeno: Planta anual, muy parecida al trigo, con el tallo delgado, fuerte y flexible, de uno a dos metros de altura, de la que se desprenden con facilidad los granos.

    -Aljófar: Perla de forma irregular y, comúnmente, pequeña.

    -Rueca: Instrumento que sirve para hilar, y se compone de una vara delgado con un rocadero hacia la extremidad superior.

    -Madeja: Hilo recogido sobre un torno o aspadera, para que se pueda devanar fácilmente.

    -Dengue: Esclavina de paño, usada por las mujeres, que llega hasta la mitad de la espalda, se cruza por el pecho, y las puntas se sujetan detrás del talle.

    -Púlpito: Plataforma pequeña y elevada con antepecho y tornavoz, que hay en algunas iglesias para predicar desde ella.

    -Rabadón: Cuarto trasero de las reses después de matarlas.

    -Pelgar: Hombre sin habilidad ni ocupación.

    -Rezongar: protestar en voz baja.

    -Retahíla: Serie de muchas cosas que están, suceden o se mencionan por su orden.

    -Pomarada: Sitio poblado de manzanos.

    -Remanso: Lugar o situación en que se disfruta de algo.

    Vocabulario Acto IV

    -Bigardos: Vago.

    -Árgomas: Brezo.

    -Ginesta: Mata de dos a cuatro metros de altura, flores amarillas en racimos laterales y fruto de vaina globosa con una sola semilla negruzca.

    -Juboncillo: Vestidura que cubría desde los hombros hasta la cintura, ceñida y ajustada al cuerpo.

    -Abalorios: Conjunto de cuentas agujereadas, con las cuales, ensartándolas, se hacen adornos y labores.

    -Orvallo: Llovizna.

    -Jamba: Cada una de las dos piezas labradas que, puestas verticalmente en los dos lados de las puertas o ventanas, sostienen el dintel o el arco de ellas.

    -Mantellina: Mantilla de la cabeza.

    -Alacena: Armario, generalmente empotrado en la pared, con puertas y anaqueles, donde se guardan diversos objetos.

    Interés de la obra

    En mi opinión, se trata de una obra sencilla con un gran argumento y con grandes dotes metafóricos y de comparaciones. Una obra donde abundan los elementos poéticos, donde se viste a la muerte como un ser bondadoso y con una extraña ambición, y donde los personajes tienen una gran caracterización. Se trata, tal como he mencionado anteriormente, de una obra sencilla que expone grandes dotes, y donde el autor ha sabido expresarlos de manera extraordinaria.

    Ideas del autor o de la época en el texto

    La técnica de Alejandro Casona para describir y dotar los textos de magia, se basa en el arte del poeta, en la belleza poética. La obra está basada en metáforas, comparaciones y varias imágenes. No si contar, la atmósfera que crea el autor para transmitirnos en la época del texto mediante la magia y la poesía.

    Aparecen bastantes rasgos que nos pueden situar en la época del texto, como pueden ser los rasgos del pueblo (remanso, guadaña…), o rasgos de aquel entonces (quinqué, horno…), palabras de origen asturiano (braña, perlidango…) que en definitiva, transmiten la idea de donde y cuando está sucediendo la acción.

    Selección del fragmento más emotivo

    Angélica.- (Desesperada.) Después de lo que he sufrido ¿qué puede hacerme ya Martín? ¿Cruzarme la cara a latigazos?... ¡Mejor!... Por lo menos sería un dolor limpio. ¿Tirarme el pan al suelo? ¡Yo lo comeré de rodillas, bendiciéndolo por ser suyo y de esta tierra en que nací! ¡No! ¡No habrá fuerza humana que me arranque de aquí! Estos manteles los he bordado yo… Esos geranios de la ventana los he plantado yo… ¡Estoy en mi casa!... Mía…, mía…, mía!...

    2