La crisis del antiguo régimen

Historia universal. Revolución francesa. Reinado de Carlos IV. Godoy. Guerra de la independencia. Guerra peninsular. Revolución liberal en España. Cortes de Cádiz. Estado Liberal. Trienio Liberal. Independencia

  • Enviado por: El Chulo De Vallecas
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

  • El impacto de la revolución francesa en España. El reinado de Carlos IV (1788- 1808)

  • El contexto internacional (1789-1830)

  • Se dieron tres hechos los cuales cambiaron la historia: la revolución Francesa, el imperio napoleónico y la Restauración.

    La Revolución francesa destruyó el antiguo régimen y sentaba las bases de los regimenes políticos contemporáneos.

    Napoleón creo un gran Imperio al que quedaron subordinados todos los monarcas europeos excepto Gran Bretaña.

  • El infortunado reinado de Carlos IV.

  • Carlos IV era un hombre de buena voluntad, pero de carente talento y de energía necesaria para superar las difíciles circunstancias que le tocaron vivir. El estaba casado con su prima María Luisa de Parma, quien era ella realmente la que mandaba en palacio.

    La Revolución francesa influyó de inmediato en la política interior de España, que estuvo dirigida por Floriblanca, este impuso una censura contrarrevolucionaria, le sucedería el Conde de Aranda pero los acontecimientos del proceso revolucionario hicieron fracasar su política, luego fue sustituido por Manuel de Godoy.

  • Godoy y la guerra contra Francia.

  • Godoy había tenido una carrera meteórica desde simple soldado llego a duque, consiguiendo la grandeza de España. Era inteligente pero inexperto, tuvo que afrontar serios problemas en política exterior. Cuando fue guillotinado Luís XVI, España entro en guerra con Francia.

    En 1975 se firmaba la paz de Basilea por la que Francia devolvía sus conquistas en España. Godoy recibió el titulo de príncipe de la paz.

    Ambos países firmaron el Tratado de San Ildefonso, una especie de reproducción de los viejos pactos de familia.

  • La sumisión a los intereses de Francia.

  • Godoy se convierte en un vasallo de Francia, al la que España presta ayuda con hombres, barcos y dinero en sus guerras contra gran Bretaña.

    Las consecuencias de esta alianza fueron nefastas, la escuadra española fue derrotada en el cabo de San Vicente. Godoy emprendía una guerra contra Portugal sirviendo a los intereses de Napoleón. El admirante inglés Nelson destruyo la flota hispano francesa en la batalla de trafalgar.

    El ejercito francés entraría en España para ir a Portugal pero no fue así comenzaron a ocupar la península.

    Godoy aconsejo a la Corte que se trasladara a Sevilla por si tenían que embarcar hacia América. Esto inquieto el pueblo que se amotino en Aranjuez. Lo que aprovecho Napoleón para hacer que abdicara Carlos IV y su hijo Fernando VII denegara al trono, lo cual Carlos IV abdico en Napoleón, esto se conoce como las Abdicaciones de Bayona.

  • La guerra de la independencia: Vertientes y balance económico-social

  • Los grupos ideológicos.

  • Nos encontramos en la Edad contemporánea en la que se producen hechos muy importantes el alzamiento nacional contra la invasión francesa y el establecimiento de un régimen monárquico constitucional.

    Ante los problemas que se avecinaban, se fueron forjando diferentes grupos de ideas contrapuestas. Por un lado se situaban las tropas francesas de ocupación y los afrancesados, que apoyaban al rey intruso. En el otro extremo se situaban los patriotas que se oponían al monarca extranjero. Dentro de estos se distinguen los liberales no aceptaban la dominación francesa. En 1810 en Cádiz, concretaron su obra revolucionaria en una constitución. Los tradicionalistas tampoco aceptaron la dominación francesa y defendieron la soberanía de Fernando VII.

  • La guerra peninsular.

  • La ocupación de España supuso el levantamiento del pueblo de Madrid, acaudillado por Díaz y Valverde, que no querían admitir la renuncia de Fernando VII. La Junta Suprema presidida por Floriblanca que organizo la resistencia y obtuvo la ayuda de Gran Bretaña.

    La guerra tuvo doble personalidad. Por un lado fue una guerra nacional, ya que participaba el pueblo entero en armas. Por otra parte fue la guerra de liberación frente al dominio francés. La aparición de los guerrilleros revela el carácter popular de la guerra de la Independencia. Los guerrilleros más famosos fueron Espoz y Mina, Martín Díaz <<el Empecinado>> y el cura Minero.

    En la guerra se pueden distinguir tres fases:

    La primera se caracteriza por el fracaso inicial de la ocupación a consecuencia del levantamiento español. La batalla mas destacado fue en Bailen.

    La segunda fue de claro predominio francés. Napoleón decide trasladarse personalmente a la Península para ponerse al frente de sus tropas.

    La tercera se produjo la ofensiva española que, con ayuda inglesa, culminó con la victoria de los aliados en las batallas de los Arapiles, Vitoria y San marcial. El Tratado de Valençay, el emperador francés reconocía a Fernando VII como rey de España y de la Indias.

  • Balance económico-social de la Guerra de la Independencia.

  • España quedó deshecha como consecuencia de la guerra. La enorme mortalidad, las destrucciones y las expoliaciones que llevaron a cabo las tropas francesas. A todos estos problemas se agravó por la paralización de los recursos ultramarinos de las posesiones de América. La guerra peninsular contra los franceses fue aprovechada por los criollos americanos para la independencia de las colonias americanas. Como consecuencia de esto, el comercio se paralizó, la moneda escaseaba y la hacienda pública llegó a una completa bancarrota.

    A los problemas ya citados se le unía la inexistencia de un mercado interior. Todo ello contribuyó a extender la ruina a todas las actividades económicas. El número de parados gigantesco, el pueblo estaba hambriento y el ejército miserable.

    No obstante, la Guerra de la Independencia acabó con el antiguo Régimen.

  • Los inicios de la Revolución liberal en España. Las cortes de Cádiz.

  • las Cortes de Cádiz.

  • La invasión de Andalucía por las tropas francesas planteó una grave crisis política. La Junta Centra, cedió sus poderes a una regencia que no consideró desconvocar la reunión de Cortes.

    La presencia en Cádiz, de los diputados electos forzó la reunión de las Cortes. La Cortes estaban formadas por diputados que representaban a todas las regiones españolas. Querían proclamar la primera constitución que garantizase las libertades de los ciudadanos, controlara el poder real acabara con las instituciones del Antiguo Régimen y abriera para España un futuro de libertad y progreso.

    Las Cortes de Cádiz, cambiaron el rostro de España, transformando sus estructuras sociales, económicas y políticas. Para ello llevaron a cabo una obra revolucionaria, por una parte, procedieron a la liquidación del antiguo régimen; por otra, diseñaron un nuevo Estado, reflejado en la constitución de 1812.

    Entre las medidas que se tomaron para acabar con el antiguo Régimen habría que mencionar las siguientes:

    -En política se declaró la soberanía nacional y se postuló la separación de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, reservándose las Cortes el máximo poder.

    -Las reformas sociales se basaron en la abolición de todos los privilegios de la nobleza, con la supresión de los señoríos jurisdiccionales y la abolición de la Inquisición.

    -Para favorecer las reformas económicas se fomentaron layes de de libertad agrícola y ganadera, así como de la industria y del comercio. Además, se procedió a una tímida desamortización eclesiástica.

  • Loa legisladores gaditanos. Grupos y personas destacadas.

  • En los debates mantenidos en las Cortes, fueron surgiendo grupos políticos. Entre los que cabe destacar:

    Los liberales eran partidarios de la libertad de imprenta. Al debatirse esta ley y al establecerse dos bandos la mayor parte se declaró liberal.

    Los que defendían los privilegios reales del Antiguo Régimen recibieron el calificativo de serviles. Entre ellos había moderados, y radicales, cuya idea era devolver a Fernando VII todas las atribuciones de monarca absoluto.

    Algunos diputados tuvieron un singular protagonismo en las cortes y en la elaboración de la constitución de 1812. Diego Muñoz Torrero, uno de los grandes jefes del liberalismo, Agustín Argüelles, el divino destaco sobre los temas eclesiásticos, Manuel Luís de Quintana, eficaz protagonista de las nuevas ideas; Conde Toreno difusor de la libertad económica.

  • Análisis y valoración e la constitución de 1812

  • La creación del Estado Liberal

  • El 19 de marzo de 1812, dio comienzo la ceremonia de publicación de la primera constitución española, sentando así las bases de un Estado liberal. Éste se refleja en varios aspectos, entre los que podemos destacar los siguientes:

    -El concepto de Estado es de inspiración liberal. La forma del estado la monarquía constitucional; los poderes del Estado están divididos: la potestad de hacer las leyes reside en las Cortes con el rey; la potestad de aplicar las leyes en las causas civiles y criminales reside en los tribunales establecidos por la ley.

    Las cortes son , ahora, la reunión de todos los diputados que representan a la nación, entre sus atribuciones están las de elaborar las leyes, intervenir en la sucesión de la Corona, aprobar los tratados internacionales, establecer la política tributaria y determinar las fuerzas armadas en tiempo de paz y en tiempo de guerra.

    En la constitución queda consagrado el principio de inviolabilidad de los diputados en el ejercicio de sus funciones. Para ser elegido diputado se debía tener una renta anual proporcionada procedente de bienes propios; se establecía así un sufragio de tipo censitario.

    -Los derechos individuales. Reconocidos y protegidos por la ley se reflejan en los 384 artículos que compone la constitución.

    -los poderes del rey esta inspirados en la desconfianza ante un posible retorno a formas de gobierno absolutistas. El monarca no puede impedir que se celebren Cortes, ni suspenderlas, ni disolverlas.

    5. El reinado de Fernando VII. La restauración del absolutismo e intentos liberales.

    Fernando VII, abolió la constitución y restauró el absolutismo. Las razones era su propia voluntad pero también el hecho de que en Europa de la época, una vez vencido Napoleón, triunfara el sistema de la Restauración y la ideología de la Santa Alianza. Le indujo también a tomar esta decisión un manifiesto firmado por sesenta y cinco diputados realistas, el llamado <Manifiesto de los Persas> donde le aconsejaban ignorar la constitución. Los liberales pasaron a la clandestinidad, siendo eliminados de toda participación en el sistema político.

    La represión del liberalismo terminó alejando a la burguesía, poseedora del saber y del dinero, del gobierno. Además, provocó la sublevación de militares liberales, como el de Porlier en A Coruña, y el de guerrilleros, como <el Empecinado>.

    5.2. El impacto del ciclo revolucionario de 1820 en España. La insurrección de riego y el Trienio Liberal (1820-1823)

    El primer tercio del siglo XIX asistimos a un prolongado enfrentamiento entre las fuerzas del Antiguo Régimen. El primer chispazo revolucionario de 1820 se produjo en España, con la sublevación del coronel Riego.

    El 1 de enero de 1820 triunfaba un pronunciamiento dirigido por Rafael del Riego en Las Cabezas de San Juan (Sevilla), al frente de un ejército preparado para reprimir el secesionismo americano. Fernando VII, asustado, juró la constitución de 1812.

    El nuevo clima político favorecieron la aparición de corrientes de opinión diferenciadas en el liberalismo, oponiéndose los <<doceañistas>>, de tendencia moderada, a los <<veinteañistas>> o liberales exaltados.

    Pero las fuerzas del Antiguo Régimen aún estaban vivas. Ahora eran las guerrillas absolutistas las que se levantaban en armas, caso del cura Merino o del barón de Eroles; incluso, en Seo se organizó una <<regencia>>, al considerar que el Rey estaba preso de los liberales. Fernando VII solicitó el auxilio de la Santa Alianza, como forma de asistencia mutua en caso de peligro revolucionario-, y ésta en el congreso de Verona, acordó la intervención en España.

    5.3. La reacción absolutista. La década Ominosa (1823-1833)

    La intervención francesa se concretó con la entrada en España de un ejército los llamados Cien Mil Hijos de San Luís.

    La Persecución contra los liberales exaltados fue constate. El Rey se rodeó a partir de entonces de ministros más eficaces que sanearon la hacienda y redujeron la deuda del Estados. Mientras tanto, las continuas conspiraciones liberales fueron reprimidas, como muestran los ajusticiamientos de Riego, el Empecinado, Mariana Pineda y Torrijos.

    Los absolutitas, descontentos por la influencia que empezaban a tener algunos elementos moderados en el gobierno, se agruparon en torno a Carlos, hermano de Fernando VII y príncipe heredero. Pero el nacimiento de Isabel, hija de Fernando y de la reina María Cristina, planteó un problema dinástico a la muerte de Fernando VII que desembocaría en una guerra civil.

  • El Proceso de emancipación de las colonias americanas.

  • El proceso de emancipación se encuadra, entre los años 1810 y1824, fue largo y sangriento.

    6.1 las causas de la independencia.

    -Causas político-ideológicas: las corrientes ideológicas europeas se convirtieron en el germen de las idas independentistas. Así ocurrió con los ideales de la Ilustración a los que se unieron dos ejemplos revolucionarios: la independencia de las colonias norteamericanas y la Revolución francesa.

    -Causas sociales: los criollos, dirigieron el proceso de independencia. Los criollos ocupaban un puesto de relieve social económico, por lo que no es de extrañar su aspiración a conseguir el poder político que el centralismo español les negaba.

    -Causas económicas: el monopolio comercial disfrutado por España, que incluía la prohibición de comerciar libremente con el extranjero, suponía la ruina de la burguesía criolla, partidaria de la independencia mercantil y de la libertad de comercio.

    Causas internacionales: Los conflictos entre las monarquías españolas y británica, esta situación sería aprovechada por tanto por Gran bretaña y los Estados Unidos para entrar en el monopolio comercial español para ayudar a las colonias hispanoamericanas.

    6.2. La evolución del proceso de independencia

    Se encuentran dos periodos significativos:

    -Primer periodo (1810-1814) los principales focos independentistas surgieron en Méjico, Venezuela y Argentina, aprovechando que España estaba ocupada por las tropas francesas.

    Los criollos procuraron dar al movimiento un carácter legal. Establecieron cabildos, formados en su totalidad por indígenas, de los cuales salieron las Juntas Supremas encargadas del gobierno, que destituyeron a las autoridades metropolitanas.

    Al acabar la Guerra de la Independencia española, todos los focos de insurrección fueron sofocados, tan sólo Argentina quedó, de hecho, independiente.

    -Segundo Período 81815-1824) se produjo en tiempos de Fernando VII. La insurrección alcanzó entonces en todas partes grandes éxitos, gracias a las campañas de los generales San Martín, Bolívar y Sucre, apoyados por Gran Bretaña y por los Estados Unidos y, especialmente, por la revolución española de 1820, ya que la sublevación de Riego que estaba al mando de las tropas que debían marchar a América para sofocar la sublevación terminó por reducir a la impotencia al Gobierno español.

    6.3 Las consecuencias de la independencia.

    Las consecuencias par España de la pérdida de su imperio no se hicieron esperar.

    En primer lugar, se producía en un momento en el que se estaban formando los grandes imperios coloniales. Convirtiéndose en una potencia secundaria muy alejada de las grandes decisiones internacionales.

    En segundo lugar, el imperio español se descompuso en jóvenes naciones, la mayor parte de estas se adaptaron al marco político-geográfico de los virreinatos, audiencias y gobiernos españoles, cuyos límites, un tanto impreciso, favorecieron el brote de conflictos sangrientos protagonizados por los dos partidos políticos que tenían el poder: los conservadores y los liberales.

    Vídeos relacionados