La contrareforma

Religión. Catolicismo. Cristianismo. Iglesia reformada. COncilio de Trento. Jesuitas. Inquisición. Consecuencias. Protestantismo

  • Enviado por: Josué
  • Idioma: castellano
  • País: El Salvador El Salvador
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

Introducción.

El presente trabajo tiene por finalidad dar a conocer el periodo de la Contrarreforma, para lo cual se abarca su historia, tiempo durante el cual muchas personas murieron a favor de la verdad.

Además se ha realizado una investigación en cuanto a las medidas que tomó la Iglesia Católica para erradicar la Reforma Protestante.

La Iglesia Reformada (1453 – 1648)

III PARTE

LA CONTRARREFORMA

No mucho después que empezó la reforma, la Iglesia Católica Romana realizó un poderoso esfuerzo a fin de recuperar el terreno perdido en Europa, destruir la fe protestante y promover las misiones catolicoromanas en países extranjeros. A este movimiento se le llama la Contrarreforma.

La Contrarreforma abarca el período de resurgimiento católico desde el pontificado del Papa Pio IV en 1560 hasta el fin de la guerra de los treinta años, en 1648. Sus objetivos fueron renovar la iglesia y evitar el alcance de las doctrinas protestantes.

Sus principales resoluciones fueron:

  • Se confirmó la doctrina elaborada por la iglesia a lo largo de los siglos: la validez de los sacramentos, la existencia de la jerarquía eclesiástica, la primacía del papa, el culto a la virgen y a los santos y la validez de las buenas obras como medio para obtener la salvación.
  • Afirmación de que la Sagrada Escritura y la Tradición son fuentes de revelación o criterios de fe.
  • Se mejoro la formación del clero mediante la creación de seminarios.
  • Se reorganizaron los obispados y las parroquias. Los obispos estaban obligados a residir en su diócesis y visitar las parroquias.
  • Se crearon nuevos medios de difusión de la doctrina católica entre todos los grupos sociales, como el catecismo y las nuevas escuelas.
  • Se fortaleció el Tribunal de la Inquisición y se creó el índice de los libros prohibidos.

CONCILIO DE TRENTO

La reforma dentro de la iglesia se intentó hacer mediante el Concilio de Trento, convocado por el papa Pablo III. Su principal objetivo fue investigar y poner fin a los abusos que propiciaron el surgimiento de la Reforma.

El Concilio se reunió en diferentes tiempos y en más de un lugar, aunque por lo general se reunían en Trento, Austria. Se componía de todos los obispos y abades de Venecia. Dura casi 20 años, a través de los reinados de cuatro papas, de 1545 a 1563. Se tenía la esperanza de que la separación entre católicos y protestantes se pudiera arreglar y la iglesia volviera a unirse, pero esto no pudo efectuarse.

Al concilio fueron invitados no solo los teólogos católicos sino los representantes de las doctrinas reformadas, pero estos no asistieron. El Concilio se reunió con prolongados intervalos, durante dieciocho años debido a los problemas políticos y guerras que tuvieron como marco a Europa por aquel período.

El Concilio de Trento estableció lo siguiente:

1. La doctrina de la salvación: esta se logra por la fe, por las buenas obras (limosnas, mortificaciones, confesión, comunión) y la oración. Con ellas se obtiene la gracia divina.

2. Las fuentes de fe son la Biblia y la revelación. La Biblia puede ser leída pero no interpretada libremente sino según los dictados de los doctores de la Iglesia (teólogos). Fue establecida como Biblia autentica la traducción hecha por San Jerónimo en el siglo V conocida con el nombre de “Vulgata”.

3. Sacramentos: son medios de santificación. Se establecieron sietes: bautismo, confirmación, penitencia, comunión, orden sacerdotal y extremaunción.

4. En la comunión se estableció como punto de fe la creencia en la transubstanciación del cuerpo y sangre de Cristo. El sacramento lo hacen bajo dos especies (pan y vino) los sacerdotes que celebran la misa y bajo solo un (pan) los fieles.

5. El matrimonio se estableció como sacramento indisoluble. Solo la muerte puede separar a los esposos. Por ser sacramento es una vía de santificación, simbolización de la unión de Cristo con la iglesia.

6. Orden sacerdotal: debía cumplirse previo estudio en seminarios. El celibato se hizo voto para los sacerdotes. Se estableció la jurisdicción obligatoria en los funcionarios: el párroco debía residir en su parroquia, el obispo en su diócesis, etc.

7. Idioma de la iglesia: obligatoriamente fue el latín, usado en los oficios religiosos.

8. Control de la lectura de los fieles: se creó la institución del índice para señalar los libros prohibidos por ser perniciosos para los católicos y la iglesia en si.

A la larga, se hicieron muchas reformas y se establecieron definitivamente las doctrinas de la iglesia. Incluso los protestantes admiten que los papas después del Concilio de Trento fueron mejores que muchos de los que gobernaron antes. El resultado del concilio puede considerarse como una forma conservadora dentro de la Iglesia Católica Romana.

LOS JESUITAS.

Una influencia muy poderosa en la Contrarreforma fue la Orden de los Jesuitas, que en 1534 estableció un español, Ignacio de Loyola.

Esta era una orden monástica caracterizada por la combinación de la mas estricta disciplina, intensa lealtad a la iglesia y a la orden, profunda devoción religiosa y un marcado esfuerzo para hacer discípulos. Su propósito principal era combatir el movimiento protestante con métodos públicos y secretos.

Dos años más tarde fueron reconocidos oficialmente como orden religiosa por el Papa Paulo III.

Los Jesuitas iniciaron una entusiasta acción en diversos campos, en Europa detuvieron la propagación de la reforma no permitiendo que esta fructificara, emplearon la enseñanza en todas las ramas dedicándose especialmente a los hijos de las clases influyentes, siguieron con una gran obra misional en todo el mundo.

Entre sus misioneros más importantes se encuentra San Francisco Javier que se fue a llevar el cristianismo hasta la China y la India. En América se dedicaron a la evangelización de los indios teniendo como resultado la conversión de todas las razas nativas de América del Sur, México y gran parte de Canadá.

La Orden de los Jesuitas llego a ser tan poderosa, que se acarreó la oposición mas severa en países catolicoromanos. Se suprimió en casi todos los estados de Europa, y por decreto del Papa Clemente XIV (1773), se prohibió en toda la iglesia.

Sin embargo por un tiempo continuó en secreto, después abiertamente y al final los papas le reconocieron de nuevo. Ahora es una de las más potentes en esparcir y fortalecer la Iglesia Católica Romana en todo el mundo.

LA INQUISICION.

La persecución activa fue otra arma empleada para apagar el creciente espíritu de reforma. En Europa cada gobierno catolicoromano procuraba extirpar la fe protestante mediante la espada. En España, se estableció la inquisición y se torturaron un gran número de personas. En Los Países Bajos los gobernantes se propusieron dar muerte a todos los sospechosos de herejías.

En Francia en 1,572, el espíritu de persecución llego a su apogeo con la matanza de San Bartolomé, que se prolongó por varias semanas después. Según cálculos, se cree que perecieron de veinte mil a cien mil personas. Estas persecuciones en los países en que el protestantismo no dominaba el gobierno, no solo retardaron la marcha de la Reforma, sino que algunos de ellos, sobre todo en Bohemia y España, la aplastaron.

En 1618, un siglo después de iniciada la Reforma y como resultado inevitable de intereses y propósitos de los estados reformados y católicos de Alemania, comenzó una guerra que a la larga enroló a casi todas las naciones europeas. En la historia se le conoce como la guerra de 30 años.

Rivalidades políticas y religiosas se vieron contrarios. La guerra surgió por casi una generación y toda Alemania sufrió en forma inconcebible. Al final, en 1648, la gran guerra termino con la paz de Wesfalia que fijo los estados de los catolicoromanos y protestantes de la manera que ha continuado hasta hoy. De modo que puede considerarse que el final del periodo de la Reforma ocurrió en ese momento.

Consecuencias de la Contrarreforma.

Europa se dividió en dos grandes sectores de fe cristiana: los católicos y los protestantes o reformistas; estos en diversas sectas, entre las cuales las principales fueron el luteranismo, el calvinismo y el anglicanismo.

La Iglesia Católica, por su parte, pese a que perdió parte del campo controlado en Europa, se reorganizo en su disciplina con el movimiento contra reformista evitando catástrofes posteriores.

Conclusión.

Durante el periodo de la Contrarreforma ocurrieron muchos sucesos que marcaron la historia del Protestantismo, muchas personas dieron sus vidas para que nosotros pudiéramos descubrir las verdades bíblicas.

A pesar de los esfuerzos que la Iglesia Católica hizo por erradicar la Reforma, no lo pudo conseguir pues Dios tenía un propósito para la humanidad.

Razón por la cual se debe estudiar con mucho esmero la historia de la Iglesia a fin de conocer todos los sucesos que marcaron su historia.