La Colonia e Independencia chilena

Historia de América. Chile. Criollos

  • Enviado por: Ignacio Flores
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

Desarrollo

La Colonia es un período histórico chileno, que se desarrollo entre 1540 y 1810. Se caracteriza por la presencia de conquistadores extranjeros, españoles, que llegan a una tierra habitada por indígenas en donde el afán de someter al pueblo autóctono, llevó a crear una estructura social y política distinta a lo que existía hasta entonces. El pueblo indígena resistió la invasión extranjera, pero parte del territorio logró ser dominado y el resto de la población indígena, desde el Bio-Bío al sur, logró resistir hasta finalmente ser doblegado pasando a formar parte de un orden social distinto impuesto por el colonizador.

La Independencia es el período histórico posterior a la Colonia, que se desarrolló entre 1808 y 1830, caracterizado por el afán de tener una forma de gobierno autónomo a la Corona española. La participación de militares y de personalidades ligadas al poder económico, comienza a generar formas de poder político en condiciones de gran inestabilidad producto de la falta de desarrollo cívico de la población y de criollos leales al rey.

Los períodos definidos anteriormente, se relacionarán a continuación con el esquema causa-consecuencia, a nivel político, institucional, cultural-social, e ideológico.

Político

En la Colonia, el poder político era ejercido exclusivamente por españoles, los cuales excluían a la elite colonial. A finales del siglo XVIII la creación de relaciones matrimoniales entre los criollos con funcionarios civiles y oficiales militares, les permitió ir ocupando posiciones de mayor control político. El imperio español no permitió el desarrollo de debates políticos, pero los criollos desarrollaron su propio foro, el Cabildo en

donde 12 regidores permanentes, 1 secretario y 1 procurador, vendían y compraban cargos cuando se producían vacantes. Era este Cabildo, quien en situaciones críticas convocaba a un Cabildo abierto con participación de los principales ciudadanos. La relación entre criollos y españoles, era armoniosa en términos generales, pero frente a los problemas económicos y sociales mostraban su descontento, y la conciencia criolla frente a estos defectos, se fue haciendo cada vez más evidente.

La abdicación del rey de España por presión de Napoleón, y la instalación de José, su hermano, en el trono, fue una de las causas más importantes del inicio de movimientos independentistas en América. La creación de una monarquía constitucional en España, producto del nacimiento de los liberales, repercutió en la Colonia. Se inician los deseos de un gobierno autónomo en el interior del imperio, un mayor interés por tener acceso a cargos públicos o intentos separatistas y revolucionarios. Aparecen entonces, como consecuencia de lo anterior, dos bandos que dividen la Colonia y que posteriormente, lucharan por sus ideales, los realistas y los patriotas, luchando a favor del rey o por la independencia, respectivamente.

Venezuela y Argentina se separan del imperio lo cual causa conmoción en los criollos de Santiago, y es aquí donde el Cabildo desempeña un papel importante. El Gobernador García Carrasco, es destituido por la Audiencia y se nombra a Mateo de Toro y Zambrano, conde de la Conquista. Llama a un Cabildo Abierto donde es propuesta la creación de una Junta a instancias de José Miguel Infante, procurador del Cabildo, con el fin de preservar a Chile para Fernando VII. Los distintos Cabildos, eligen un Congreso compuesto en su mayoría por moderados. Un grupo de reformistas piden el apoyo militar a un joven oficial, José Miguel Carrera, el cual se erige como caudillo y declara la Independencia. Los fracasos bélicos de Carrera, frente a los realistas, lo llevan a ser reemplazado por Bernardo O'Higgins Riquelme, el cual obtiene importantes victorias, hasta el encuentro con el general realista Gabino Gainza, circunstancia que lleva un acuerdo entre ambos bandos, el tratado

de Lircay, que garantiza cierto grado de autonomía dentro del imperio. Esto es rechazado por la Corona, y derrotado los patriotas por Mariano Osorio en la batalla de Rancagua, lleva a la eliminación de los logros obtenidos, a encarcelamientos, asesinatos, destierros y despojos de propiedades.

O'Higgins huye a Argentina, y junto a José de San Martín, crea el Ejército de los Andes que obtiene su mayor victoria en la batalla de Chacabuco, lo cual le valdrá posteriormente, por decisión de una Asamblea de hombres ilustres, el título de director supremo del Estado de Chile.

Los realistas continuaron su acción y en Cancha Rayada derrotan a los patriotas, y O'Higgins es herido gravemente. San Martín derrota a Osorio en Maipo, lo cual es un golpe durísimo para el imperio Español, quedando solamente Chiloé en su poder.

En Chile comenzó a imperar el liberalismo y el nacionalismo nacido de la Revolución Francesa, en que los derechos del hombre eran traducidos en igualdad, libertad, seguridad y propiedad. Se crea la bandera nacional, el himno nacional y el escudo nacional. Los títulos de nobleza son abolidos por O'Higgins y José Miguel Infante abole la esclavitud. La aristocracia castellano-vasca de finales de la Colonia, se instaló como la clase gobernante de la nueva República de Chile. El carácter autoritario de O'Higgins, generó descontento en la clase alta. La creación de una Constitución que permitía en una de sus cláusulas la permanencia de O'Higgins por 10 años más, resultó ser inaceptable. El general Ramón Freire, intendente de Concepción, da el golpe final obligando a O'Higgins a renunciar y exiliarse en Perú, muriendo en Lima en Octubre de 1842. Freire asume el poder. La Constitución fue reformada y se inició una etapa de inestabilidad política, con enfrentamientos entre los liberales, los conservadores y los estanqueros, cuya principal cabeza era Diego Portales. Este fue ministro de gobierno y relaciones de guerra y marina, tuvo un amplio poder, pero no llegó a ser presidente de la República.

La Constitución era fuertemente presidencialista, en donde el presidente era elegido indirectamente y podía gobernar por dos períodos de cinco años cada uno. Se creó el Senado y la Cámara de diputados. El orden fue mantenido mediante la aplicación de la pena de muerte en los motines militares y las penas más comunes para los disidentes eran la prisión, el exilio interno y el destierro.

Gran parte de la estabilidad chilena, estaba basada en las elecciones, arregladas por el poder ejecutivo. Los electores eran aquellos que poseían propiedades, los maestros y los artesanos. Sólo la Cámara de diputados era elegida directamente.

Institucional

Durante el período de la Colonia, las instituciones más destacadas fueron la Real Audiencia, la Gobernación y el Cabildo. Esta última permitió el desarrollo de un ambiente de discusión en la sociedad, a nivel de criollos, los que posteriormente se enfrentaban a los españoles realistas. El Cabildo criollo busca la independencia, un gobierno autónomo para la Capitanía General de Chile, lo que trae como consecuencia la primera junta de gobierno.

La creación de instituciones como la Universidad de San Felipe, fomentan la educación y la instrucción intelectual de la población. Tomando en cuenta que los criollos estudiaban en esta, se aprecia que las ideas revolucionarias e ilustradas circulaban por este tipo de sectores, acelerando el proceso de independización de la Colonia.

La Iglesia, por otra parte, fue una institución de suma importancia, pues poseía y trabajaba más de 50 propiedades distribuídas en farmacias, talleres que producían artículos de vidrio, cerámica y textiles. La expulsión de la Sociedad de Jesús en 1767, trae inmediatamente consecuencias negativas, se produce, por ejemplo un grave vacío en la educación.

Otra institución de innegable importancia en este período son los Latifundios, las llamadas Haciendas, una comunidad autónoma, pues produce sus propios alimentos, tejía sus ropas y organizaba sus fiestas campesinas. Dentro de ésta, nacen los arrendatarios, que luego formarían una clase social bien definida, los inquilinos, los típicos huasos chilenos, símbolos de nuestro país actual. Esto es un reflejo de las ansias de independizarse del imperio español. Con el tiempo irían creciendo hasta estallar en luchas que finalmente, después de cientos de años, otorgarían a Chile, la preciada independencia.

Social-Cultural

Antes de la llegada de los españoles la población americana era absolutamente indígena, que convivía en comunidades poco organizadas y muy dispersas, con una agricultura muy poco desarrollada. No existían los pueblos, ni mucho menos las ciudades. Quienes más conservaron su independencia, fueron los habitantes a l sur del Bio-Bío, ya que los del norte fueron subordinados a la sociedad colonial impuesta por los españoles. Pedro de Valdivia asignó grupos de nativos a sus seguidores en las llamadas encomiendas, los cuales debían civilizarlos y cristianizarlos. Así fueron creciendo los terratenientes. Fue apareciendo un nuevo tipo de población, los mestizos, producto de la falta de mujeres europeas. Se desarrolló una población compuesta por los peninsulares (españoles originarios de España), los criollos (americanos nacidos de españoles), y los mestizos (españoles con indios). El aspecto cultural, fue dado especialmente por los españoles, mientras que los indios dejaron su huella en los deportes, las supersticiones, y el vocabulario.

La ganadería fue la base de la economía chilena, posteriormente el cultivo del trigo. El cultivo mantuvo un comercio razonable y dio una conformación social fundamental.

En el norte la principal producción fue la minería, en donde el oro y la plata aportaban el 70% y el 80% de la producción mineral, manteniendo un promedio de 3 mil Kg. al año.

Los tejidos, la cerámica y la carpintería, también alanzaron un volumen importante, ya que sólo la clase alta podía adquirirlas importadas de España.

Durante el siglo XVIII, la composición de la elite colonial cambió producto de la inmigración de miles de españoles, especialmente vascos, así nació la aristocracia castellano-vasca, cuyos símbolos de alcurnia fueron la creación de mayorazgos y la obtención de títulos de nobleza. Se formaron ciudades, siendo Santiago la principal y en segundo lugar Concepción, muchos más pequeños eran la Serena y Valparaíso.

La Iglesia católica comenzó a jugar un activo papel en la educación, y dirigía los 6 hospitales de la Colonia. Los jesuitas eran la orden más poderosa, tenían más de 50 propiedades, las únicas farmacias de Chile, diversos talleres y un astillero en la desembocadura el río Maule. Fueron expulsados del imperio, y muchas de sus propiedades pasaron a manos de la aristocracia castellano-vasca. La Iglesia cooperó con el Estado inculcando lealtad y obediencia al rey de España, en donde Chile era una Capitanía General, una provincia menor en el interior del enorme imperio.

En el ámbito cultural, no se puede dejar de mencionar del primer periódico chileno, editado por Fray Camilo Henríquez, La Aurora de Chile, que contribuyó a la difusión de ideologías revolucionarias. Así también, es importante considerar la creación del Instituto Nacional, la Biblioteca Nacional y la Universidad de San Felipe.

Poco a poco se fueron mezclando las comidas europeas con los ingredientes locales, y durante el siglo XIX se estableció el sistema de comidas chileno-moderno, desayuno, almuerzo y comida. También el

lenguaje adquirió sus características particulares, donde se mezclan términos mapuches, ingleses, franceses y alemanes.

La prolongación de un sistema de clase alta dominante, marcó el desarrollo de la Independencia en donde una elite criolla basada en el poder económico y en el apoyo de los militares, creó los rasgos que caracterizaron a la sociedad chilena, que llevó incluso a aceptar que Bernardo O'Higgins llegara al poder como director supremo siendo hijo natural.

El desarrollo económico tuvo un personaje importante, como fue Manuel Rengifo, cuyos principales objetivos, fueron equilibrar el presupuesto y estabilizar la política comercial. Aumentaron los ingresos por conceptos de aranceles aduaneros y se redujo a la mitad la deuda publica interna. Bajaron los impuestos impulsados por O'Higgins, Valparaíso creció producto del gran flujo de barcos que recalaban, y el norte chico creció producto de la explotación de la plata y el cobre. Pero a pesar del crecimiento del comercio lo que más destacaba en la década de 1830, era su pobreza.

Ideológico

El desarrollo de la Revolución Francesa, sustentada por las ideas Ilustradas, y sus grandes consecuencias a nivel mundial, llegaron rápidamente a la Colonia chilena, a través de personajes propios de Europa, ya que la cultura indígena no era capaz de pensar en un ideal ilustrado por si mismo, por su pequeña evolución política. Hasta ese momento los ideales e ideas políticas eran impuestas por los españoles, la clase alta, ya que era la única instruída. Estas ideas, inmediatamente dividen a la población en los llamados realistas y patriotas, y son estos últimos los cuales se presentan en contra de una monarquía absoluta.

La idea de un gobierno autónomo, igualitario no era una idea revolucionaria imposible, y esto lo avalaba la reciente declaración de independencia de los Estados Norteamericanos, los cuales se habían logrado liberar de sus opresores ingleses, estableciendo su propia forma de gobierno federal. Así mismo, la Revolución Francesa, trajo consigo la declaración de los derechos del hombre (igualdad, libertad, seguridad y propiedad), ideales que son adoptados por los patriotas.

Introducción

El trabajo presentado a continuación relacionará ciertos aspectos de los períodos históricos chilenos Colonial e Independentista, según el esquema de causa-consecuencia, aplicado a los niveles Político, Institucional, Social-Cultural e Ideológico.

Conclusión

Se sintetiza que ciertos acontecimientos, ocurridos en el período colonial en determinados niveles, traen como consecuencia el desarrollo de un proceso de Independización chileno del imperio español, lo que ha quedado demostrado según el esquema de causa-consecuencia.

Colegio San Ignacio

-Historia de Chile-

Chile, de la Colonia a la Independencia

Santiago, Viernes 14 de Abril del 2000