La Ciudad

Civilización urbana prehistórica, griega, romana, egipcia y medieval. Ciudades en la Edad Media

  • Enviado por: Joanna Morrison Y Otros
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 38 páginas
publicidad
publicidad

HISTORIA DEL ARTE

LAS CIUDADES

INDICE

Introducción 3

Prehistoria 6

Egipto 9

Grecia 12

Roma 23

Edad Media 31

Conclusión 36

Bibliografía 38

INTRODUCCCIÓN

La ciudad surgió después de un largo periodo de evolución, en realidad, este periodo comprende casi la totalidad del proceso de desarrollo de la humanidad. Este lento proceso comenzó con el salvajismo del periodo paleolítico, prosiguió con la barbarie del neolítico y culminó oportunamente con el nacimiento de la ciudad.

De un total aproximado de unos 500 000 mil años de la historia de la humanidad, la ciudad ha existido unos 5 000 años.

El establecimiento de la ciudad significó un punto culminante en la historia del hombre: la sociedad, hasta entonces indivisible, se separó en dos partes con intereses encontrados: ciudad y campo.

El desarrollo de la humanidad es el resultado de la lucha del hombre con la naturaleza. Sin embargo su progreso no ha sido ni constante ni uniforme; presenta un cuadro lleno de contradicciones y ruptura.

Seis etapas del desarrollo

Según Max Weber sugiere varias etapas típicas de organización, comunes al desarrollo de las comunidades urbanas de todos los pueblos antiguos:

  • Una etapa preliminar en la que una comunidad rural tiene sólo terraplenes como refugio contra las incursiones del enemigo.

  • Un período posterior aunque todavía preliminar: la plaza fuerte que pertenece al rey, fundada normalmente en suelos fértiles y el arrendamiento de sus tierras o en el comercio y el crecimiento consecuente de riqueza acumuladas. Tales eran los tesoros de los nibelungos y de los reyes micénicos, persas e indios. De cualquiera de estas etapas pueden surgir dos tipos diferentes de comunidad social: o bien

  • La polis de la nobleza, como Grecia, que convierte en:

  • una polis de terratenientes, la cual a su vez desemboca finalmente en

  • la polis democrática de ciudadanos libres o bien

  • la residencia del rey y sus cortesanos como un “gran hogar”, caso de la cultura minoica.

  • PREHISTORIA.

    Para bien o para mal, el modo de vida que se suele denominar “civilizado” comenzó cuando los seres humanos, abandonaron la existencia, cómoda y libre, del cazador y del recolector para congregarse en comunidades sedentarias. La presencia de los vecinos, motivo de chanzas y enojo que se yuxtapuso a las formas naturales de la coexistencia, esto es, la familia y la tribu.

    A medida que se fue sumando vecinos, las aldeas se convirtieron en pueblos y más tarde en ciudades, en ciudades - estado y en imperios.

    La ciudad más antigua excavada hasta la fecha data, aproximadamente, del año 8 000 a. C. Algunos milenios después, alrededor del 3 500 a. C., las ciudades se hallan ya estrechamente organizadas, bien administradas y tecnificadas, y hacia el 2 500 a. C. existían metrópolis con las comodidades y la complejidad de los centros urbanos modernos.

    Una de las principales condiciones favorables que ofrecía la cuidad era la seguridad personal.

    Un grupo de nómades podía ser fácilmente aniquilado por otro, y un pequeño poblado resultaba aún más vulnerable ya que, constituía un blanco atractivo y fijo. Sin embargo, una ciudad de algunos millares de habitantes era casi inexpugnable para una banda de nómades e incluso podía ofrecer resistencia a enemigos no demasiado poderoso y tenaces. También se protegían de las grandes catástrofes.

    Tal vez más importantes, a largo plazo, que la seguridad personal, eran las facilidades que ofrecía la ciudad para la realización personal. Una gran diversidad de ocupaciones se brindaba al hombre y a la mujer de la ciudad.

    Neolítico

    Con Stonehenge, una construcción ubicada en Inglaterra consagrada al culto solar, construido sin duda hacia el siglo 1800 A de C el megalítico (o unión de muchas piedras) para a ser arquitectura, porque antes solo se unían unas cuantas piedras y los pueblos eran nómades y no tenían una casa fija. Con Stonhege se puede ver un pueblo organizado y encuadrado.

    Para construir estas edificaciones de alrededor de 500 toneladas en total se necesitaron alrededor de 10.000 hombres, bien organizados de acuerdo a una jerarquía, por esto pueden ser considerados como las primeras pequeñas ciudades ya que ellas también tenían construcciones para distintas funciones, en su mayoría eran funerarias, pero también las había domesticas y defensivas.

    EGIPTO

    El sistema económico del que dependen las ciudades egipcias, se basa en la existencia del río y de las inundaciones periódicas.

    Los esclavos son principalmente utilizados para trabajar en la construcción.

    La riqueza se acumula en mano de sacerdotes o reyes mediante impuestos y trabajos públicos.

    El río, ruta principal del país, tiene un efecto unificador. Vincula regiones aisladas dentro del estado que las abarca.

    En Egipto se hace difícil plantear como se entendía la vida comunitaria, cuales eran las necesidades de la misma, y cuales eran las soluciones aportadas; más que hablar de los pueblos o de ciudades de los vivos, es pertinente hacerlo de los muertos o casas de los Dioses.

    Las ciudades egipcias no eran centros urbanos fortificados, aunque en el suelo egipcio se levantaron verdaderas fortalezas en prevención de los ataques de pueblos extranjeros, como ya se adivina en los núcleos amurallados representados en algunas estelas y paletas (paleta de los Foros y paleta de Ñarmer).

    Si bien las grandes líneas de fortificación a lo largo de la segunda catarata (entre ellas las del recinto de Buhem) datan del imperio medio, y su ampliación y consolidación del imperio nuevo.

    El poblado de Kahum, levantado de nueva planta, se distingue profundamente en su aspecto urbanistico de aquellos otros que, teniendo sus antecedentes en asentamientos prehistóricos, no son más que una confusa red de estrechas callejuelas. Kahum parece trazado a escuadra, con una cuadricula ortogonal de calles, de las que unas son arterias principales de transito y comunicación, mientras que otras dan propiamente acceso a las viviendas.

    De las grandes capitales egipcias como Memfis Tebas apenas dan estas a excepción de edificaciones en piedra. Sólo la ciudad levantada ex - novo por Ajnadón, Tell al -Amarna, puede dar razón de cómo era la capital de uno de los más poderosos imperios de la antigüedad.

    Se extendía en forma de media luna a lo largo de unos 13 Km; Su núcleo oficial, atravesado por la llamada vía real constituía el centro de la ciudad. En el lado oeste se levantaba el templo de Atón. En la zona sur de la ciudad se levantaba el barrio de los altos funcionarios, entre ellos el escultor Tutmés. Al norte estaban situadas las viviendas de los artesanos y comerciantes.

    La casa da tipo medio constaba de una sala de recepción, de otra con columnas y habitaciones privadas, aparte se encontraban la cocina, los almacenes de grano, el establo y las dependencias de los sirvientes. Los obreros se alojaban en un poblado al este de la ciudad.

    GRECIA

    Los arquitectos griegos saben subordinar los detalles a las masas con un dominio absoluto, por ende complementan escultura y arquitectura logrando sencillez extrema.

    El arte griego es la lógica misma, no sólo desde el punto de vista de la construcción, sino también del aspecto.

    Los miembros arquitectónicos funcionales carecen de ornamentación, ya que su objetivo se respeta, ya que esta está reservada a miembros sin función.

    Las dimenciones de un templo griego se calculan según una medida del mismo edificio; por lo común, es el semidiámetro de una columna (módulo). En el orden dórico la columna tiene diez a doce módulos de altura, y cinco de entablamento.

    En la arquitectura griega no hay una escala única, éstas varían de altura según el tamaño del edificio y las proporciones de este último siguen siendo las mismas.

    Los arquitectos se esforzaron en corregir los errores visuales o deformaciones aparentes mediante correcciones ópticas, por ejemplo cuando el entablamento es perfectamente horizontal, parece curvarse en el medio. Para corregir este error, le dieron a éste un ligero grosor y convexidad.

    Con respecto a las columnas, (compuestas por una base un fuste y un capitel), éstas al ser perfectamente cilíndricas, parecen estranguladas a mitad de su altura, lo que solucionaron dándole así convexidad ligera a la tercera parte de su altura (llamadas gálibo), las que son completamente diferentes de las columnas ablaustradas que son más delgadas arriba y abajo, la cual es ilógica, ya que un soporte no podría estar debilitado en su base. También se advertía que las columnas de los ángulos de los edificios, parecían más delgadas que las que destacaban sobre el fondo del pórtico, error que fue corregido aumentando el diámetro de aquellas columnas. La tercera causa de error visual respecto a las columnas verticales, era que éstas parecían divergir, los griegos usaron como corrección óptica inclinar las columnas hacia adentro del edificio, inclinando así los ejes.

    Al pintar sus edificios, los arquitectos griegos persiguieron un doble fin, primero disminuir la sombra proyectada, y aumentar los relieves cuando fuese necesario, por esto los fondos se pintaban de rojo y las partes iluminadas se pintaban de azul.

    Existieron tres diferentes órdenes en el tipo de decoración de columnas y muros: dórico, jónico y corintio.

    Dórico : su decoración es de gran solemnidad, es de carácter severo e imponente, sus molduras no son esculpidas y se caracteriza por la firmeza de sus líneas y por las proporciones.

    Jónico : se diferencia del anterior por la riqueza de su decoración y por su ligereza. Las columnas jónicas poseen de dieciséis a veintiún módulos a diferencia de las dóricas que tienen diez a doce.

    Corintio : fue muy poco empleada por los griegos. Se inspiraba en elementos tomados de la naturaleza como ramas de palmera, hojas de laurel y elementos geométricos como las grecas, olas, meandros, etc.

    Emplazamiento de la ciudad: La ciudad debe ser a la vez continental y marítima, y en relación con los restantes núcleos del territorio.

    -necesidades defensivas: teniendo en cuenta los ataques, el uso de murallas que rodean la ciudad fue importante.

    Higiene : la orientación al naciente y a los vientos que soplan de ese lado es la masa. La exposición a medio día porque el frío en invierno es más soportable. Al interior debe haber aguas y fuentes naturales en abundancia ,y a falta de ellas excavar amplias cisternas para recoger el agua pluvial, y así en caso de guerra y de desconexión con la comarca no carecer del vital elemento teniendo bien separadas las potables de las usadas.

    Plaza publica: no será jamás mancillada por las mercancías y se prohibirá la entrada de ellas a los artesanos o labriego u otro individuo de esta clase.

    Bien separada de ella está la plaza destinada al mercado, y debe tener un fácil acceso a transportes marítimos y terrestres.

    Calles : Trazadas paralelamente en latitud y longitud, unas de naciente a poniente y otras de Norte e Sur, no siendo interceptadas en su recorrido; terminando éstas en sitios despejados para así facilitar el oreo de la ciudad. Trazadas como tablero de ajedrez.

    Las plazas públicas entre los griegos, y están rodeadas de amplios y dobles pórticos, cuyas columnas están muy próximas unas de otras.

    La plaza se rodea de edificios públicos (templos, municipios, pórticos, mercado).

    Ciudades

    Atenas :ciudad árida, mal provista de agua, mal trazada a causa de su antigüedad.

    Tebas : Ciudad vieja trazada de nuevo, tras sufrir tres destrucciones.

    Pérgamo : Estaba situada a 30 km. De la costa anatólica, frente a la isla de Lesbos, en un lugar elevado y de topografía difícil. Sus arquitectos vencieron esta dificultad superponiendo tres ciudades unidas por escaleras y terrazas.

    En la ciudad alta de Pérgamo se encuentran un ágora doble y un templo de Dionisios. En la parte superior de la Acrópolis domina el gran altar de Zeus y de Atenas, junto al santuario de Atenea Polias. La ciudad baja, organizada alrededor de un ágora rodeada de una columnatas sobre dos pisos, era el centro comercial.

    La ciudad

    Las ciudades griegas de la época arcaica son aún mal conocidas en cuanto a su urbanismo, aun que debieron disponerse en barrios yuxtapuestos, más o menos independientes entre sí por razones, quizás étnicas o religiosas, que nos son desconocidas. La ciudad de Atenas presenta durante los siglos VII y VI una relativa disperción, denominada por la Acrópolis. Los barrios de habitación se encuentran al sur, al noroeste y al noreste. La topografía religiosa de la ciudad presenta la Acrópolis como el santuario principal, los barrios tenían sus cultos particulares. La idea que ofrece Atenas en la época arcaica es la de barrios dispersos, cada uno formando una masa compacta y desordenada, en crecimiento anárquico a lo largo de calles estrechas y sinuosas.

    Todo el paisaje urbano se adaptaba estrictamente a la topografía del suelo. Este modelo de ciudad se encuentra tanto en Tebas como en Agros y otras ciudades antiguas de Grecia continental.

    El modelo que se impuso como paradigma en el mundo griego del siglo V fue el plano ortogonal de la nueva ciudad de Mileto.

    Tres grandes masas dominan la ciudad, , cada una de ellas trazada geométricamente y dividida en islotes regulares de dimención variable según los barrios. La gran ágoro se encuentra situada en lugar de intersección de las dos extremidades; santuarios, teatro y otros monumentos se sitúan estratégicamente, separando las masas de los barrios (una muralla cierra el conjunto).

    La comparación que se propone entre el urbanismo de Mileto y la historia de su propia escuela filosófica tiene un sentido real - al margen de la intervención o no de Hipódamo - si se contempla desde el punto de vista de la búsqueda de soluciones que poseen las ciudades de regularidad, claridad y división matemática.

    La estructura de la ciudad

    Producto de esta tradición de planificación arquitectónica fue una serie de creaciones urbanas. El Piero es la primera, emprendida inmediatamente después de las Guerras Médicas. Olinto, en la Calcídica, es otro ejemplo de implantación de una ciudad. La parte situada sobre la colina Norte posee una gran organización muy clara, con calles transversales que corta en ángulo recto las avenidas, que crean de este modo ínsulas de viviendas más o menos semejantes entre sí. La construcción presenta las casas apoyadas unas sobre otras en orientación Sur - Norte.

    Priene, ciudad vecina de Mileto, produce una impresión diferente a causa de la configuración del terreno; sus constructores, estructuraron la cuadrícula en terrazas sucesivas que crean una estética adoptada más adelante en suelos escarpados.

    Lo que diferencia a este urbanismo cuadrangular griego de los esquemas geométricos itálicos es, la recíproca de la superficie construída de la muralla, en segundo lugar la ausencia de ejes dominantes que impusieron una simetría a la partición de la ciudad y a la repartición de los edificios. Tanto en Mileto como en Priene y en Olinto, la muralla no mantiene relación alguna con la planta de la ciudad, se justifica solamente por razones topográficas y defensivas.

    En la aparente simetría del plano de estas ciudades, las calles no constituyen el elemento principal de la planificación; el módulo de base es la ínsula.

    Así, en el urbanismo Milecio, en el que los grandes efectos estéticos pasa a un segundo plano destacan los principios de funcionalidad, racionalidad y uniformidad.

    La organización helenística

    El ejemplo de Delos, que se utiliza ocasionalmente para dar una idea del urbanismo en la época helenística, con sus barrios de casas muy desiguales, con un único pozo común y un único desagüe, no es el más característico del período. En general, el urbanismo está planificado con anterioridad, y entre las muchas variantes se pueden distinguir dos tipos principales. El primero, propio de Pérgamo, consiste en distribuir los diferentes edificios o sectores de la ciudad, por razones topográficas, en grandes terrazas superpuestas. El otro tipo general de arquitectura es característico de Mileto, y también de Alejandría, con una disposición muy regular, en cuadrícula, y sin efecto escenográfico.

    LA CIUDAD - ESTADO GRIEGA Y ROMANA.

    Grecia y Roma dejaron de constituir una sociedad trivial libre de campesinos, para convertirse en una sociedad aristocrática eternamente dependiendo de los esclavos.

    La ciudad se originó en las pequeñas plazas fuertes de los reyes guerreros, se convirtió en el instrumento más poderoso de la democracia, donde los ciudadanos libres ejercitaron sus derechos.

    La aristocracia construyó templos y palacios. Se construyeron teatros y circos para distraer a las masas empobrecidas. Sin embargo, contrastando con el esplendor de los edificios públicos, las masas se alojaron en una caótica mescolanza de viviendas, tal como en toda otra ciudad antigua.

    ROMA

    Se estima generalmente que la función de Roma, en su origen un grupo de tres aldeas tribales situadas en colinas vecinas, tuvo lugar en 753 a. C. La primera ciudad primitiva era tribal, organizada bajo un rey electo. Este jefe actuaba como jefe guerrero, juez y sumo sacerdote.

    Por esa época la granja romana era una entidad que sé autoabastecía y cada familia administraba su propio hogar.

    Los campesinos acaudalados, adueñándose por la fuerza de partes de la tierra común a expensas del pequeño campesinado, los plebeyos; (eran libres, pero no desempeñaban ningún puesto publico); se empobrecieron gradualmente.

    Pero, como resultado del continuo crecimiento de la demanda de soldados para las guerras de expansión, los patricios debieron otorgar a los plebeyos más y más derechos políticos y económicos, hasta que en 287 a. C. estos lograron igualdad completa y participaron de todas las ganancias económicas que provenían de las conquistas. Los ricos patricios y los plebeyos formaron una nueva clase dirigente: la de la nobleza del dinero o plutocracia.

    La esclavitud se desarrolló muy lentamente. Con la expansión de la conquista Romana y de las propiedades de tierras, aumentó la demanda de mano de obra barata, que suministraron principalmente los esclavos por deudas y cautivos de guerra. Casi todas las artesanías y los trabajos domésticos eran realizados por los esclavos.

    La primera revuelta de esclavos fue sofocada y las que siguieron fueron todas dominadas.

    Las guerras, como siempre, hicieron incrementar el capital entre mercaderes y compañías comerciales.

    La esclavitud y la servidumbre hicieron del trabajo productivo una actividad inferior y despreciable; en consecuencia no había demanda de invenciones, ni de mejoramiento de herramientas, ni tampoco de nuevos métodos de trabajo o de cualquier progreso técnico.

    Roma no era una ciudad productiva sino un estado militar dedicado al saqueo, construido para subyugar a otros pueblos productivos y obligarlos a pagar tributo.

    La Capital

    El imperium romanum, un vasto grupo de países equipados con un sistema de caminos que subsiste hasta nuestros días, se caracterizó por su pujante urbanización. Aparte de la capital, Roma, había surgido un gran numero de ciudades con una población creciente.

    El desarrollo de Roma es la manifestación sobresaliente del efecto que la expansión del imperio produjo en su capital.

    La ciudad fue fundada según el rito, posiblemente de origen etrusco, que consistía en marcar el perímetro de la ciudad con un surco hecho por un arado al que se unía un toro y una vaca. El surco se interrumpía donde habrían de levantarse las puertas de la ciudad y la tierra removida por el arado que se volcaba en el espacio interior simbolizando la futura erección de las murallas.

    La nueva colonia tenía un plano cuadrado.

    En el centro de la ciudad se cruzaban las dos vías públicas principales: el Decumanus tenía una orientación Norte - Sur y el Cardo se extendían de Este a Oeste.

    La edificación de la capital refleja el extremado antagonismo de clases en la sociedad. Por un lado están las construcciones monumentales para el público.

    Daré a continuación algunas de estas:

    Circus Maximus.

    Esta interesante área de Roma es el lugar donde se hacían las carreras de caballos.

    Esta monstruosa construcción con 300 000 asientos, fue famosa durante toda la época antigua. Aquí, ocasionalmente, hicieron imitaciones de caza y batallas. En el centro de la construcción habían pilares, columnas y pequeños arcos. Además tenía algunas construcciones y dos grandes templos.

    Estos templos estaban equipados respectivamente con siete largos huevos y algunos delfines como decoración.

    Pero lo que envidiaban los egipcios, eran los enormes obeliscos ubicados en el centro del estrecho lugar.

    Panteón.

    Este espléndido templo fue hecho en honor al dios de las olimpiadas, especialmente a Venus y Martes, quienes eran los protectores de la casa de Julio. El nombre Panteón significa “todos los dioses”.

    Lo que se ve hoy en día es la reconstrucción del panteón después del incendio. La gran habitación circular, techada por una bóveda hemisférica con una obertura en el centro, de nueve metros de diámetro.

    El interior era de 42.75 metros de diámetro.

    Las 16 columnas de Pronaos son monolitos de arena egipcia. Las inscripciones eran hechas de bronce y las decoraciones también. El interior en mejores condiciones y no ha sido reconstruido, en este aspecto es única por la antigüedad de sus monumentos.

    Templo del Foro

    El templo circular es una construcción de estilo corintio. Ha sobrevivido casi completa en esta forma.

    El nombre de la divinidad a la que le fue dedicado el monumento no se puede determinar con certeza. La tradicional atribución a Vesta es seguramente errónea.

    El templo rectangular está hecho con el estilo jónico y está hecho con estuco cobertor.

    Esta en un podio al estilo republicano. Pudo haber sido construido entre 100 y 80 d. C. y dedicado a Portonus, el patrono de la divinidad.

    El coliseo

    La mejor información que se tiene de Roma es el coliseo.

    En esta construcción, los romanos realizaban diferentes tipos de juegos y ofrecían varios shows. Algunos de estos juegos eran luchas de gladiadores y cazas de bestias salvajes.

    En esta enorme construcción habían: numerosas entradas, amplios corredores, escaleras y accesos cuidadosamente planeados. Además seis tercios de los asientos, donde la audiencia pueden ver confortablemente.

    El Coliseo tenía enormes piezas donde la gente dejaba sus pertenencias.

    También, el gran Coliseo estuvo en ruina durante los siglos 13 y 14 por un violento terremoto. Este terremoto destruyó gran parte de la fachada y los escombros quedaron allí por muchos años. Pero el terremoto no fue el único hecho que ayudo al deterioro del Coliseo, también la contaminación y el maltrato del hombre jugó un rol importante.

    Por una parte existían los palacios y edificios públicos; por la otra, las viviendas miserables de los estratos medios y bajos de la población.

    En 356 d. C.C., existían en Roma 28 bibliotecas, 11 foros, 10 grandes basílicas, 11 termas, 2 anfiteatros, 3 teatros, 2 circos, 34 arcos de triunfo y 19 acueductos.

    Un rasgo saliente del planteamiento de la ciudad romana fue la creación de vías principales con columnatas, decoradas con arcos y monumentos, que conducían al templo más importante o al centro administrativo y terminaban en arcos triunfales en las cercanías del foro.

    Otra característica consiste en el nuevo tipo de construcción de basílicas, por lo general, muy cerca del foro. Pero los edificios más grandes y más lujosos de las ciudades romanas eran las termas, de origen exclusivamente romano y que no se encuentran en ninguna otra parte en el planteamiento antiguo.

    Las masas vivían apiñadas en grandes apartamentos colectivos; el asiento de tales viviendas o grupos de viviendas se denominaban Insula. Estas estaban situadas junto a los palacios para los nobles. Las viviendas colectivas eran en su mayor parte construcciones con estructuras de madera y tan altas y pobremente construidas que, a menudo, resultaba imposible rescatar a los habitantes cuando se incendiaban.

    EDAD MEDIA

    Con la decadencia del imperio romano, las ciudades y carreteras quedaron convertidas en ruinas. Europa experimentó un periodo oscuro y de poca evolución.

    Las invasiones de pueblos bárbaros destrozaron la vida y cultura del imperio romano. Se paso a una cultura defensiva en donde los constantes ataques de pueblos extranjeros se vio reflejado en la estructura de las ciudades las cuales pasaron a ser fortalezas donde la amplitud de las ciudades estaban determinadas por las murallas defensivas, por ende, ya no existían grandes urbes.

    Al propagarse el feudalismo, el castillo (hogar del Sr. feudal) se convirtió en el núcleo de las ciudades.

    En el siglo 9 fue tal el retroceso e incultura urbana que, ciudades antes grandes, quedaron transformadas en ruinas. Entre los siglos 4 y 9 las murallas fueron lo básicos en una ciudad, ya que, sin esta protección rápidamente serian arrasadas por ataques de los bárbaros.

    Un echo que vino a modificar el retraimiento urbano fue la revolución de la burguesía que desconoció el poder del señor feudal y creo sus propias ciudades amuralladas.

    En el siglo 11 comienza el renacer del comercio y con esto se reactiva el desarrollo urbano. Se organizan grandes ferias que ayudaron al contacto con otras ciudades y pueblos de distintas latitudes. El siglo 14 los gremios conformaron sus propios barrios sin un plan regulador. El principal lugar de reunión era la plaza del mercado frente a la cual se encontraba la iglesia principal.

    Las ciudades en el centro y norte de Europa.

    Los Burgueses, agrupados en los gremios de artes y oficios, empiezan a levantar sus casas corporativas, y en las plazas de las ciudades se edifican los colosales palacios de municipio y lonjas de contratación que existen en Europa por esta época. El más monumental de estos edificios públicos era el de Ypres, llamado Halles des Drapiers ó Les Halles, con su torre cuadrada que se elevaba de una larga crujía de tres pisos, cubierta por un tejido altísimo. Fue empezado en 1200 y no se concluyo hasta 1304. Era propiamente un mercado de paños de lana, que en esta época fue la principal industria de los países bajos. Este edificio monumental fue destruido durante la primera guerra mundial, y hoy en día es solo posible contemplar la reconstrucción realizada después de 1918. Brujas tenía dos de estas Halle: el edificio de los armadores, llamado Halles de L'eau, y otro de los mercaderes de paños, obra del siglo 13. Su fachada es menos extensa que la de las Halles de Ypres pero la torre que se levanta en el centro, cuadrada, maciza, dominando todo el edificio, es la torre más alta de las orillas del Mar del Norte. Su remate octogonal, que contiene un fantástico carillón, fue terminado en 1482. Algunas ciudades, como Ypres y Amberes, conservan además las Halles de la carne, principalmente para el tráfico de embutidos y conservas, de los cuales se hacía también gran comercio en los Países Bajos.

    Brujas, Lovaina y Bruselas poseen sus Hôtel de Ville, y hasta en poblaciones menores se erigieron por la vanidad de sus ciudadanos desproporcionados palacios comunales. Todos responden a un mismo plan: un gran edificio de varios pisos, con una fachada larga; en la planta baja, un pórtico, que serviría para mercado, y una torre cuadrada, con su reloj y campanas para llamar a los ciudadanos en caso de peligro. Algunas veces el Hôtel de Ville tiene cuatro crujías, que forman un patio, pero en la mayoría de ellos el edificio se reduce a una crujía larga con la torre central.

    Temprana edad media.

    El nivel de la producción general de la sociedad era tan bajo que aun una ciudad como París no poseía los medios para construir murallas de arcilla a pesar de las amenasantes correrías de hordas nómades. Muchas ciudades desaparecieron durante este período. Otras necesitaron generaciones para construir murallas para poder protegerse.

    Tardía edad media.

    Las riquezas se acumularon gradualmente en las ciudades. La lucha entre los ciudadanos y los señores feudales se hizo más intensa. La mayor parte de las desarrolladas ciudades del norte de Italia triunfador en esta batalla, mientras que en el resto de Europa las ciudades se extinguieron en su mayoría y pidieron su anterior independencia. Se reorganiza la mano de obra en las corporaciones. Sus edificios y sus calles evidencian su posición dominante.

    CONCLUSIÓN

    El hombre primitivo al descubrir la agricultura comenzó una vida sedentaria, la cual lo obligo a organizarse en pequeños pueblos o aldeas, que con el correr de los años y el aumento de su población, se transformaron en ciudades.

    Este desarrollo no estuvo exento de retrocesos desde un punto de vista urbanístico, claro ejemplo de esto; fue lo ocurrido en el periodo de tiempo comprendido entre el termino del imperio romano y el barroco de la edad media.

    Podemos tomar el periodo de la `` paz romana ´´ como el termino de una evolución urbanística que duró siglos, ya que, entre los siglos I y IV ciudades y carreteras llegaron a su máximo apogeo. Esto fue propiciado por dos factores: primero, la paz en la región permitió el fácil transito de un sitio a otra, como también el establecimiento de concentraciones humanas sin el peligro de ataques. segundo, el comercio que tal como fue en su momento la agricultura se transformo en el pilar y motor de las ciudades.

    La caída del imperio romano occidental como ya lo hemos mencionado marca el término de esta evolución. Las costumbres bárbaras acabaron con el sistema de vida de la época, carreteras y ciudades quedaron reducidas a ruinas mientras la gente que llego a vivir en ciudades de miles de habitantes se disperso en busca de protección, ya que, las grandes urbes eran blanco de ataques constantes por parte de tribus barbaras.

    Fue así como construcciones amuralladas se transformaron en sitios seguros donde la gente se protegía de los ataques bárbaros. Después de este periodo de ataques frecuentes el comercio fue el que reactivo el desarrollo urbanístico perdido, en consecuencia, ciudades y carreteras volvieron a esplendores pasados lo que permitió el desarrollo de la humanidad a través del intercambio de distintas culturas.

    BIBLIOGRAFÍA

    Enciclopedia de Historia del Arte

    Salvat Editores S. A.

    Tomos I, II, III

    Enciclopedia de Historia Universal del Arte

    Tomos I y II

    Construcción de las ciudades

    Editorial Planeta

    Breve Historia Universal

    Ricardo Krebs

    Enciclopedia de las Artes

    Editorial Lodex

    Pintura Egipcia y del Antiguo Oriente

    R. Boulangier

    Los Egipcios

    Carl Alfred

    Ciudades y Pueblos en crecimiento

    Arthur Korn

    http://library.advanced.org/10098/romc.htm

    http://library.advanced.org/10098/greck.htm

    11

    11

    Vídeos relacionados