La ciudad de los sueños; Juan José Hernández

Literatura argentina. Novela de aprendizaje. Géneros discursivos. Síntesis. Argumento. Ensayo

  • Enviado por: Jessica
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

La utilización de los géneros discursivos en la novela:

La ciudad de los sueños”

“Y la ciudad de los sueños que vienen será Buenos Aires.

Tal lo esperan los hijos de la visión; tal lo aguardan los ausentes de la esperanza”

Rubén Darío.

En este ensayo, voy a abordar el tema: “La utilización de géneros discursivos” en la novela “La ciudad de los sueños”, escrita por Juan José Hernández. El tema elegido fue provisto por nuestra profesora.

Para empezar mi escrito, comencé aportando lo que es el epígrafe de la novela para dar una idea de lo que se está tratando.

En primer lugar voy a dar una breve síntesis de la historia; La protagonista principal es Matilde, una mujer de provincia, en este caso Tucumán, que decide dar un giro a su vida y trasladarse a Buenos Aires, esa “ciudad de los sueños”, donde, según ese entonces, todo era posible, un mundo de oportunidades. La novela se divide en dos partes, la primera parte está compuesta por la vida de la protagonista en su provincia natal, donde desde chica se forma con sueños e ilusiones, la segunda parte es la estadía de Matilde, la protagonista, en Buenos Aires.

¿Y por que “La ciudad de los sueños” es una novela de aprendizaje? Porque en ella, el autor nos describe la formación como persona de Matilde, desde sus más profundos sentimientos hasta los altibajos que sufre la protagonista. Juan José Hernández logra mostrarnos en su novela cada “cara” de los personajes tales como son, por eso creo que “La ciudad de los sueños” es una novela para lectores muy atentos, ya que cada página nos cuenta un poco de todo, por así decirlo.

Por otra parte, al leer esta novela, nos podemos ubicar en un preciso contexto histórico, y es lo que nos permite interpretar aun más lo que se está diciendo. Para ello, el autor utilizo lo que son los géneros discursivos, tanto primarios como secundarios. Los géneros discursivos primarios que se utilizaron fueron los diálogos entre los personajes, las comunicaciones telefónicas, los artículos de revistas que leía Matilde, poemas, la voz en off que sería la mirada del autor a lo que estaba sucediendo, los pensamientos, las cartas como por ejemplo las cartas de Matilde hacia su amiga Lila Cisneros, el diario de la protagonista, que para mi punto de vista, me sirvió mucho para interpretar la historia, el horóscopo, los discursos políticos radiofónicos entre otros. Y el género discursivo secundario seria la novela en sí, que como dije párrafos anteriores, divide la historia de la protagonista en dos partes. Más que nada pienso que el autor dividió la novela para hacernos mucho más fácil la lectura, ya que en la primer parte es la vida de Matilde en el campo, junto a su familia y la segunda parte nos muestra su vida en la ciudad con personajes totalmente distintos a los que nos muestra al principio. Diría que también es para señalar como una persona puede vivir tantos cambios radicales y cambiar físicamente como psicológica, y emocionalmente.

En la novela cada uno de los personajes tiene algo que esconder, ninguno se muestra tal como es y aunque desde mi punto de vista, los géneros discursivos nos sirvan para ubicarnos en un espacio y tiempo determinado, también creo que logran que conozcamos un poco más cada personaje. Es decir, con la utilización de pensamientos, por ejemplo, podemos notar lo que cada uno piensa desde lo más profundo sin alteraciones, ¿y por qué me refiero a alteraciones? Me voy a centrar en Lila Cisneros, mujer de campo que logro llegar a la ciudad y conoció al “amor de su vida”, eso era lo que aparentaba ser, pero con Matilde era la provinciana de siempre, aunque seguía ocultando cosas, con esto quiero decir que al saber sus pensamientos no veíamos las alteraciones que Lila hacia frente a los demás, podíamos descubrir quién era realmente.

Por último para cerrar el tema agradecería al autor la utilización de la voz en off que, personalmente, me sirvió de gran ayuda para la interpretación final del libro. “La ciudad de los sueños” es un libro que recomendaría, pero antes advertiría su atenta lectura.