La ciencia del sueño; Michel Gondry

Película, Comedia. Drama. Fantástico. Romance. Surrealismo. Argumento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

¿Qué es la vida? Un frenesí.

¿Qué es la vida? Una ilusión,

Una sombra, una ficción,

Y el mayor bien es pequeño;

Que toda la vida es sueño,

Y los sueños, sueños son.

Pedro Calderón de la Barca.

_______________________

Podríamos decir que un sueño es una "realidad irreal", una distorsión de lo cotidiano, o un anhelo reprimido en nuestro inconsciente. Es aquello que queremos realizar o ser, o las cosas que sabemos que difícilmente pueden ocurrir en nuestro diario vivir. Los sueños pueden tener una connotación, ya que se distinguen por lo que nosotros mismos vivimos o interpretamos en nuestras vivencias, entonces, suele suceder que soñamos con lo que se nos pasa por la mente, inspirado en los hechos que nos rodean.

Existe cierto control de lo que imaginamos, ya que tenemos el poder de pensar algo que nos inspira a seguir recreando en nuestra mente a través del inconsciente. Talvez un deseo de controlar nuestra vida, pero una vida que no existe, es decir, hechos que no forman parte de nosotros, pero que en cierto modo, está el consentimiento de que se encuentra presente dentro de nosotros.

En la película La Ciencia del Sueño, Stéphane es un diseñador gráfico que sufre una especie de patología basada en la distorsión de la realidad, vale decir, confunde sus sueños con lo que él vive. El protagonista vuelve a su hogar de la infancia en Francia, donde su mundo nuevo no es el que se esperaba, ya que la mayoría de las cosas que lo rodeaban no satisfacían sus necesidades o habilidades imaginarias y artísticas. Es entonces donde Stéphane recurre a su imaginación. Su trastorno de la realidad y el sueño, lo ayuda a cambiar en cierto sentido la monotonía de su nuevo trabajo. Él sueña con mundos de papel, lapsos de tiempo en el que nada es coherente, todo eso en una fracción de segundo, o un tiempo indeterminado, porque no existe una medida del tiempo dentro de la película, y es prácticamente indescifrable la cantidad de tiempo en el que transcurre la historia, y es básicamente, una de las características típicas de los sueños. Suceden en tiempos y momentos indeterminables, donde una vida es en sólo treinta segundos, o un estornudo en una hora. Nada tiene por qué ser coherente, no es real.

Stéphane pretende (o casi involuntariamente) controlar su vida a través de lo que sueña, algo parecido a lo que sucede con el protagonista de la película "El Efecto Mariposa", que tiene la capacidad de cambiar su pasado, alterando su presente, lo cual le trae ciertas consecuencias poco favorables, al igual que a Stéphane. La necesidad de controlar nuestra vida está siempre presente, por ejemplo, cuando nos preguntamos "¿Por qué las cosas no son como queremos?", es decir, existen factores externos, incontrolables, que nos prohíben o inhiben de la capacidad de llevar un curso de las cosas.

El amor en la película se manifiesta cuando Stéphane conoce a su vecina, Stéphanie, la cual finge no saber que son vecinos. Ellos comienzan a conocerse dentro de un plano más bien falso, ya que Zoé (amiga de Stéphanie) hace ciertos alcances que no son ciertos, acerca de ella y su amiga, por lo cual Stéphane queda algo confundido, y decide volver a visitarlas. En esta nueva visita, el protagonista logra conocerse más con Stéphanie, por sus cualidades creativas y poder imaginativo. Posteriormente, el amor se va manifestando paulatinamente en el transcurso de la película, a través del consciente y el inconsciente de Stéphane, trastornado por esa vía que une sus sueños con la realidad. Stephanie se da cuenta del problema de su vecino, y logra "controlar" sus vidas a través de este, cuando por ejemplo, Stéphane la llama por teléfono y comienza a quedarse dormido mientras conversan, y es cuando Stephanie intenta adentrarse en su mundo onírico y le habla a través de sus sueños. Ahí se encuentra una unión importantísima del amor a través de los sentidos y la inconsciencia, y la importancia de la comunicación.

En la cita del comienzo, que es un extracto de la obra La Vida es Sueño (Pedro Calderón de la Barca), el protagonista sufre un problema similar al de Stéphane, porque vive con la eterna confusión de si esque vivió todo lo que ha soñado, o si es que soñó todo lo que ha vivido. Es una interrogante que se presenta en los dos casos, tanto en Segismundo (La Vida es Sueño) como en Stéphane. De esto podemos extraer que el trastorno de la mente en el inconsciente, lleva a cabo una enésima cantidad de problemas con el medio exterior, y que los afectados están constantemente en una libertad de pensamiento, que los aleja de todo lo que está pasando en realidad, pero que se transforma en una prisión, ya que se encierran en sus pensamientos, lo cual les trae la eterna problemática con su "vida paralela".

Stéphane tiene una manera bastante particular de exponer sus ideas y sus sueños. Él tiene una especie de "programa de televisión", donde es su propio anfitrión, al igual que todos nosotros dentro de nuestra mente, y en este programa él hace múltiples cosas, desde cocinar situaciones, mezclando hechos que más bien son representados como ingredientes dentro de su "show televisivo", y cuenta con unas persianas donde se transmite la vida cotidiana a través de la inconsciente, entonces, podríamos decir que mientras él sueña, tiene cierto grado de sabiduría en el que se da cuenta que está viviendo dos vidas, pero le cuesta reconocer cuál es cual, por su trastorno mental.

Es bastante complejo el mundo onírico (o de los sueños), ya que es un mundo del cual somos partícipes de nuestra imaginación y poder de creatividad dentro de la inconsciencia, es un acto de independencia en su máximo punto quizás, debido a que agrupa nuestra propia interpretación de las cosas, transformándolas en una sola cosa, llamada sueño.