La Celestina; Fernando de Rojas

Literatura española siglo XV. Prerrenacimiento. Tragicomedia de Calixto y Melibea. Argumento. Personajes. Siglo de oro

  • Enviado por: Mika
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

MONICA PASCUAL PUERTA

Nº 16 3º E. S. O.

INDICE

BIOGRAFÍA DE FERNANDO DE ROJAS

RESUMEN

PERSONAJES

GENERO LITERARIO

MEDIEVALISMO Y RENACENTISMO EN LA CELESTINA

LENGUAJE Y ESTILO

BIOGRAFÍA DE FERNANDO DE ROJAS

Fernando de Rojas: (1465-1541). Escritor español. Fue jurista y vivió muchos años en Talavera. Se le conoce como autor de la Tragicomedia de Calisto y Melibea -mas comúnmente denominada La Celestina-, drama en prosa. La obra fue objeto de tres redacciones principales: 1) El supuesto Auto anónimo de Celestina, anterior a 1499 y de auto desconocido, pese a la atribución a Juan de Mena o Rodrigo de Cota en la carta introductora de la edición de 1502. 2) La comedia de Calisto y Melibea, de 16 actos, cuya tercera edición contiene unas octavas acrósticas, una epístola introductora y unas octavas finales del corrector de Alonso de Proaza. 3) La tragicomedia de Calisto y Melibea, de 21 actos ( los cinco añadidos forman el "Tratado de Centurio", intercalado en XVI y el XIX y , al parecer, el escrito también por Rojas). Este interno y gradual crecimiento de al obra contribuye al espacio novelesco donde se inscribe el elemento dramático. La extensión, el elevado numero de actos y la longitud de algunos parlamentos han originado que tradicionalmente se considere a La celestina como <<novela dramática>>: sin embargo, en autorizada opinión de M. R: Lida, la obra posee una básica forma medieval, ajena al concepto teatral clásico. El argumento trata de la violenta pasión amorosa de Calisto, quien, para alcanzar el favor y vencer los escrúpulos de Melibea, utiliza los servicios de una vieja mediadora, Celestina. Si composición y estilo son en buena parte medievales, el concepto de la vida que condiciona y rige la conducta de los personajes manifiesta un estado de secularización típicamente renacentista. Por otra parte, los personajes poseen una firme individualidad, que se resume y condensa en Celestina, uno de los caracteres más definitivos de la literatura española: figura de alcahueta socialmente arraigada, inteligente y codiciosa. Descendiente literario de la Trotaconventos de Juan Ruiz, es ella a su vez expresión de la filosofía hedonista imperante en la obra. La Celestina revela un evidente propósito moral, en general confirmado por el juicio que de ella tuvieron los humanistas de los s. XVI y XVII. Fue entonces uno de los mayores <<éxitos editoriales>> de las letras españolas y suscitó lo que se ha llamado ciclo celestinesco, género híbrido al que pertenecen las continuaciones debidas a F. De Silva y S. Muñón, las anónimas Hipólita, Thebayda y Seraphina, publicadas en 1521, y La lozana andaluza, de Francisco Delicado.

RESUMEN

Calisto se encuentra con una bella dama llamada Melibea y queda enamorado de ella, él intenta cortejarla pero ella no hace caso. Calisto habla con su criado Sempronio de lo sucedido, este criado le habla de una señora que podría ayudarle, la Celestina. Mientras el criado Sempronio va a hablar con la Celestina, su otro criado, Pármeno le advierte que la Celestina es una vieja malvada, pero el amor de Calisto hacia Melibea es tan grande que hace caso omiso a las palabras de Pármeno.

Celestina vuelve a su casa después de su paso por la casa de Calisto, éste y Pármeno quedan charlando sobre la vieja y sus métodos, Sempronio parte para la casa de la Celestina. Al llegar Sempronio a casa de la Celestina le llama la atención por su desinterés y su tardanza, y los dos se quedan charlando, buscando la manera por la cual podrían sacar mas tajada de la situación de Calisto.

Celestina va a casa de Melibea y allí habla con Alisa, madre de Melibea y con su criada. Después la Celestina también habla con Melibea al irse su madre, y esta la explica la situación.

Celestina se vuelve a su casa hablando sola y una vez allí se encuentra con Sempronio, y juntos van a casa de Calisto hablando del tema.

Celestina llega a casa de Calisto y le cuenta a éste lo sucedido hasta el momento con su enamorada Melibea.

Celestina, una vez en su casa, intenta convencer a Pármeno que debe llevarse bien con su compañero Sempronio, éste le dice que su amada es Areusa, razón por la que van a su casa y Pármeno pasa una fabulosa noche en el hogar de su enamorada, Areusa.

Pármeno vuelve por la mañana a casa de si señor Calisto y la puerta de la casa se encuentra a Sempronio con el que pacta una amistad, finalmente entran en la casa y se van a la iglesia con Calisto. Sempronio y Pármeno van al hogar de la Celestina, allí estaban Elicia y Areusa, durante la comida Sempronio mantiene una fuerte discusión con su amada Elicia.

Posteriormente llegaría la criada de Melibea para decirle a la Celestina que vaya a hablar con su señora, Melibea.

La Celestina va a casa de Melibea y una vez allí, Melibea le confiesa su amor hacia Calisto, la celestina se va al llegar la madre de Melibea y ésta se queda hablando con su madre sobre los métodos de la vieja Celestina.

Celestina va a casa de Calisto con Pármeno y Sempronio que casualmente se los había encontrado por la calle y le cuenta las nuevas noticias. Calisto, Sempronio y Pármeno van a casa de Melibea a medianoche, Calisto habla con Melibea mientras sus dos criados vigilan cualquier cosa que pueda suceder, finalmente el padre de Melibea despierta pero no se percata de lo que Melibea hace, ya que ella disimula.

Cuando Calisto llega a su casa y se va a dormir sus criados van a casa de Celestina a pedir parte de sus ganancias con este asunto, al negarse celestina a pagar los criados de Calisto matan a la vieja y malvada Celestina, cuando esto sucede Elicia grita y llama la atención de los policías, pero para no ser condenados Pármeno y Sempronio se tiran por una ventana y fallecen. A la mañana siguiente Calisto despierta y llama a sus criados, éstos estaban muertos. Melibea comienza a tener impaciencia y tristeza por la tardanza de Calisto en no llegar a estar con ella.

Finalmente, Calisto llega con sus otros criados. Posteriormente se irían todos a una posada donde Calisto se arrepentiría de haber estado tan poco tiempo con su amada Melibea. Areusa discutía con un tal Centurio cuando llega Elicia y le cuenta todo lo sucedido, ésta decide vengase a través de Centurio.

Los padres de Melibea, que eran ingenuos pensando que su hija era pura, planean su casamiento, Melibea, al enterarse manda inmediatamente a su criada Lucrecia a hablar por ella delante de sus padres. Areusa convence a Elicia que debe sentir menos la defunción de los criados de Calisto. Elicia va a casa de Areúsa y desvela todo el amor y el enredo que hay entre Calisto y Melibea.

Elicia consigue pactar una amistad entre Centurio y Areúsa, ésta y Elicia intentan convencer a Centurio que mate a Calisto y a Melibea pagando así las muertes de Sempronio, Pármeno y Celestina. Centurio promete que los matará pero finalmente no cumple su palabra. Lucrecia y Melibea esperaban en su casa a Calisto, éste llega con sus criados, entre tanto llegan unos señores a matar a Calisto y Melibea, mandados por Centurio, finalmente sólo muere Calisto.

Lucrecia va a avisar rápidamente al padre de Melibea que acude presto junto a su hija, y ésta le explica su gran dolor, debido a esto Melibea se tira desde lo alto de una torre y evidentemente, muere. El padre de Melibea con una tristeza y un dolor muy grande vuelve cabizbajo a su cama, donde cuenta lo sucedido a su mujer, y ésta no menos triste no deja de lamentarse y llorar sin consuelo.

PERSONAJES

  •        Celestina: Vieja con un pasado difícil, era prostituta y en la obra manipula a todos, intenta sacar tajada del amor entre Calisto y Melibea, muere asesinada por los criados de Calisto al no querer dar el dinero que les correspondía.

  •        Calisto: Joven acomodado, tiene una buena situación económica, tiene como criados a Pármeno y a Sempronio, pero posteriormente tendría a Sosia y a Tristán, es inseguro y lo único que pretende es conseguir el amor carnal de su amada Melibea, es inseguro y no tiene confianza en sí mismo.

  •       Melibea: Muy humana rechaza, duda, vacila teme por su honra y por agraviar a sus padres pero se entrega al amor y disfruta con mucha pasión. No es una mujer ingenua, y se nota que es sincera en el amor.

  •      Pármeno: Sólo entiende el amor como algo física, no espiritual. En la obra padece un cambio de comportamiento muy importante, pasa de ser un criado fiel, a ser cínico y desleal, cuya única importancia es el dinero y el placer sexual.(Criado de Calisto)

  •      Sempronio: Resentido, ambicioso, cobarde, tiene completa adversión a las mujeres (criado de Calisto).

  •        Elicia, Areusa: Dos jóvenes prostitutas, instrumentos de la malvada Celestina.

  • Alisa: Cierto orgullo, soberbia por su riqueza y su posición social. Autoritaria.

  • Pleberio: Cálidamente humano. Ama a su hija con ternura, comprensivo, no autoritario.

  •    Lucrecia: Criada de Melibea , odia a su amado Calisto.

  •     Sosia y Tristán: Criados de Calisto que aparecen en la obra después de la trágica muerte de Pármeno y Sempronio, Estos dos criados le sirven de gran ayuda a Calisto.

GÉNERO LITERARIO


En la obra todo es diálogo; los personajes se van definiendo por lo que dicen y hacen, sin necesidad de anotaciones de un autor externo, por eso se ha valorado la teatralidad de La Celestina. Pero como consta de veintiún actos, con cambios de escenarios constantes y variados —el huerto, la casa de Calisto, la casa de Melibea, la casa de Celestina, la torre, varias calles—, hace muy difícil su montaje escénico; por eso se ha dicho que se trataba de una obra de teatro irrepresentable. La crítica actual la clasifica como una comedia humanista, que es un género creado por Petrarca en Italia en el siglo XIV y que alcanzó un gran desarrollo en el renacimiento europeo. Se caracterizaba por un argumento sencillo cargado de tensión dramática, con mucho diálogo y con fines moralizantes o educadores. Lo importante era el texto y la enseñanza, lo de menos que fuese representable o no, aunque siempre cabía la posibilidad del escenario circular en una plaza que con efectos lumínicos alumbrase el rincón en el que tenía lugar la acción. Quienes defienden La Celestina como obra educadora no representable se apoyan en algunos párrafos largos, de difícil dicción, en sus muchas citas eruditas y en las resonancias de los clásicos que se perderían en una audición ligera. Lo cierto es que Rojas utilizó el castellano y no el latín propio de estas comedias, introdujo un realismo fuera de lo común, además de caracterizar, con gran profundidad psicológica a todos sus personajes y que por lo tanto creó una gran obra precursora de la modernidad.

MEDIEVALISMO Y RENACENTISMO EN LA CELESTINA


El argumento de La Celestina procede de una comedia latina medieval Panphilus, que cuenta cómo un caballero enamora a una dama gracias a los ardides de una vieja, que a su vez está tomada de las comedias de Plauto. La deuda al Libro de Buen Amor del Arcipreste de Hita es indudable. Calisto y Melibea son prototipos del amor cortés y en la obra se tocan los tres grandes temas medievales: el amor, la fortuna y la muerte. Pero anuncia el renacimiento porque ninguno de estos temas se trata de una manera jerarquizada sino individualizada: cada personaje es autónomo y se labra su propio fin, con independencia de cuál sea su cuna y rango social. Hay también una sensualidad más exaltada que reprimida y en ningún momento se plantea la posibilidad de que los jóvenes enamorados tengan intención de casarse como hubiese sido el fin natural en el teatro coetáneo. A Rojas le interesa retratar una sociedad desasosegada y explorar el mundo de las pasiones humanas, lo que le aleja de los ejemplos medievales de premios y castigos transcendentes según la vida llevada.

LENGUAJE Y ESTILO


Hay en La Celestina una fusión constante entre lo erudito y lo vulgar, entre lo retórico más elaborado y el lenguaje llano más directo, entre la cita clásica y el refrán. A Calisto y Melibea les corresponde el lenguaje propio de las clase cultas y del mundo universitario de la época de los Reyes Católicos. Celestina y los criados usan un lenguaje popular con registros picarescos y realistas muy elaborado por Rojas, ya que no sólo usan refranes, como marca la tradición para caracterizar el habla popular, sino que incluso se permiten bromas a propósito de citas filosóficas y humanistas. Este doble registro lo utilizará de una manera genial Miguel de Cervantes, especialmente en Don Quijote de la Mancha, novela que ha suplantado a La Celestina el privilegio de ser la obra cumbre de las letras españolas.

CRITICA PERSONAL

Me ha gustado mucho porque cuenta los amores y desamores de una serie de personajes, lo que hacen para conseguir el amor de una dama o de un caballero, a los que les da igual lo que les pueda pasar mientras intentan conseguir el amor de la dama o el caballero.

Lo que no me ha gustado ha sido el final, porque es un final trágico, en que mueren los protagonistas por amor y los criados de Casildo.