La Celestina; Fernando de Rojas

Renacimiento literario. Siglo de Oro de la literatura española. Tragicomedia. Novela humanista

  • Enviado por: Virggginia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

-->[Author:b]

La Celestina; Fernando de Rojas

3ºB

Índice:

Argumento Pág. 4

Descripción de personajes Pág. 5

Ejemplos de habla culta y popular Pág. 6

Escribe un final Pág. 7

Datos bibliográficos Pág. 8

Argumento:

Esta obra trata de cómo un joven noble, llamado Calisto, se enamora de Melibea, el amor de su vida. Pero al observar el rechazo de Melibea, Calisto pide consejo a una vieja mujer, llamada Celestina. Ésta, junto con la ayuda de los sirvientes de Calisto (manipulados por la Celestina) le ayudarán para que pueda establecer una relación sentimental con Melibea y así obtener su felicidad. Pero la Celestina y los sirvientes cobrarían algo por ayudar a Calisto. Sempronio y Pármeno al ir a junto de La Celestina a reclamar su parte, ésta se niega, por tanto los sirvientes la matan. Es tal la polémica que se crea, que Elicia y Areúsa se toman la justicia por su mano y los queman públicamente ante un gran numero de personas. El final de esta obra nos narra como Calisto, se reúne con Melibea en una torre y Centurio mata al amado de Melibea, dejando un dolor tan profundo que hizo que la propia Melibea se tirase de la torre.

Descripción de personajes:

1.El que mas me ha gustado

La celestina: Es el personaje principal de la obra. Mujer mayor, que fue prostituta y de ello aprendió todo o casi todo de lo que en la obra cuenta y enseña a sus aprendices. Es una mujer muy avara y mentirosa. Es una persona arcana, ya que intenta sacar provecho a todo lo que puede. Me ha gustado mucho porque era muy lista.

2.El que menos me ha gustado

Sepronimo: Era uno de los criados de Calisto. Era una persona cobarde pero a la vez muy aprovechada. Mantenía una relación estable con Elicia. No me ha gustado nada porque siempre se veía que trataba a su señor Calisto con poco respeto.

Ejemplo de habla culta y popular:

1.Habla culta:

Pármeno-Todo me recelo, madre, de recibir dudoso consejo.

Pármeno-Señora, Dios salve tu graciosa presencia.

Calisto-¡Oh bienaventuradas orejas mías, que indignantemente tan gran palabra habéis oído!.

Lucrecia-Llégate aquí señora, oirás a tus padres la priesa que tren porte casar.

Areúsa-Mejor lo vea yo en poder de justicia y morir a manos de sus enemigos, que yo tal gozo de el.

2.Habla popular:

Sempronimo-Déjala que de eso vive. Que no se quien diablos le mostró tanta ruindad

Melibea-Salte fuera presto.

Pármeno-¡Oh Dios! NO hay pestilencia mas eficaz, que el enemigo de casa para empecer.

Celestina-¡Calla , loco, alteársete la compresión!.

Melibea-Apártate allá, Lucrecia.

Calisto-¡Maldito seas!, que hecho me has de reír, lo que no pensé hogaño.

Areusa-¡No suba!

Pármeno-¡Así, así! A la vieja todo, porque venga cargada de mentiras como abeja.

Celestina-¡Justicia, justicia, que me matan en mi casa estos rufianes!

Calisto-¿Qué es eso locos?¿No os mande que no me recordásedes?

Elicia-¡Oh hideputa el peleón, y como se desasna!

Calisto-¡Maldito sea este necio y que porradas dice!

Celestina-¡'Mala landre te mate!¡Y como lo dice el desvergonzado!

Escribe un final:

Calisto va a reunirse con Melibea en la Torre donde ésta le espera desesperada por todo el tiempo que ha tardado, pero mientras tanto Centurio es finalmente convencido por los malos consejos de Areusa y Elicia quienes desean la muerte de los dos enamorados . Éste incapaz de negarlas la razón se arma de valor cogiendo una cuchilla para matarles, sabe el lugar de su encuentro y se dirige a el sin impedimento alguno. Mientras Calisto y Melibea se encuentran en lo mas alto de la Torre donde muestran su amor con un dulce beso , pero mientras aparece sigilosamente Centurio quien apuñala con rabia la espalda de Calisto, justamente en el Corazón. Melibea se hecha a llorar sobre el cuerpo de su amado oyéndole suspirar y susurrándola al oído lo mucho que la quería, sin saber que hacer, sin poder aserrarse a la idea de no poderle tener. Mientras Centurio parado observa la situación inquieto y mudo sin palabras que decir, soltó el arma con el que había matado a Calisto y huyó mirando atrás mientras Melibea le pedía su muerte entre sollozos y gritos de temor.

Ésta al oír la llegada inmediata de la policía hecha una ultima mirada a su amado y con un y desesperada sin saber como dejar de sufrir empuña el arma con el que le habían asesinado y sale corriendo en busca del asesino, éste es capturado por la ley y muere y cumple una condena mientras que Melibea lloraba por todo lo perdido junto a sus padres.

Datos bibliográficos:

  • Enciclopedia Planeta de Agostini

  • “La Celestina”, Fernando de Rojas, Cátedra Madrid, 2000

  • “La Celestina”, Fernando de Rojas, Anaya Barcelona, 1986

  • Diversas paginas web

7