La Celestina; Fernando de Rojas

Renacimiento literario. Siglo de Oro de la literatura española. Tragicomedia. Novela humanista

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas

publicidad
publicidad

Acto 1º y preliminares

Razones estilísticas y morales por las cuales Rojas sigue escribiendo la obra.

Fernando Rojas continua este libro por dos motivos fundamentales siendo el primero advertir a la sociedad, mas en concreto a los jóvenes, que no se dejen llevar por la pasión cegados por el amor y los placeres carnales. Esto se ve claramente en el sentido trágico de la obra con la muerte de varios personajes en concreto por la estúpida muerte de Calisto. Además se ve también claramente la un advertimiento a la sociedad sobre las alcahuetas, mujeres que mediante engaños y trampas intentaban obtener beneficio de las desgracias ajenas muchas veces por medio de invocaciones malignas y engaños dando lugar a horribles sucesos como ya se advierte en la obra con el trágico final de varios de los protagonistas.

Por otro lado se ve atraído especialmente por el leguaje utilizado, un leguaje culto, soberbio y de un estilo alto. El propio Rojas dice de la obra que es de un estilo elegante, de sutil artificio e incluso acaba diciendo que jamás en lengua castellana había visto ni oído una obra semejante.

Resumen del acto 1º.

Calisto se encuentra con una bella dama llamada Melibea en el jardín de la casa de ésta y queda prendado por los encantos de la muchacha enamorándose perdidamente de ésta ,por lo que Calisto intenta que este amor sea correspondido cosa que no ocurre, quedando en Calisto un gran sentimiento de tristeza por la negativa de joven. Calisto, una vez en su casa habla con uno de sus criados, Sempronio y le cuenta lo sucedido, este criado le habla de una vieja alcahueta, la Celestina, que podría ser la solución a su grave problema de amor. Mientras su criado Sempronio va a hablar con la Celestina, su otro criado, Pármeno le advierte del peligro que corre si se fía de la bruja ya que es una vieja malvada y sin escrúpulos, pero el amor de Calisto hacia Melibea es tan grande que ciega su razón y no hace caso a los consejos de su sirviente

Recursos estilísticos que utiliza Calisto en su diálogo con Sempronio

Calisto al pertenecer a los estratos sociales más altos y por tanto tener un mayor grado de cultura utiliza un lenguaje muy cuidado para explicar a su siervo Sempronio el mal de amores que sufre, de los cuales es destacado reseñar la cantidad de enumeraciones que hace en las replicas, como puede ser: “¡ansí los diablos te ganen!, ansí por infortunio arrebatado perezcas, o perpetuo intolerable, tormento consigas...” además de: “Quien tiene dentro del pecho aguijones, paz, guerra, tregua, amor, enemistad, injurias, pecados, sospechas, todo a una causa...” Otro de los recursos que utiliza Calisto en su relato es la hipérbole con lo que trata de exagerar aun mas el amor que siente hacia Melibea.

también se advierte la alusión a personajes de la antigüedad como pueden ser personajes clásicos “.....esse Aristóteles, esse Vergilio....”

Otro de los rasgos reseñables es la aparición de símiles, un claro ejemplo de ello se advierte en la descripción de Melibea “Comienço por los cabellos. ¿Vees tu las madexas del oro delgado que hilan en Aravia? Más lindas son y no resplandecen menos....” hace una comparación entre los dorados cabellos de Melibea y las madejas de oro de Arabia.

Retrato de Melibea

“Sus cabellos de oro delgado que hilan en aravia, y su largura queje llega hasta sus pies, crinados y atados con la mas fina cuerda. Los ojos verdes, rasgados, las pestañas luengas, las cejas alargadas y alcadas, la nariz mediana, la boca pequeña, los dientes menudos y blancos, los labios colorados y gruesos, el trono del rostro poco mas luego que redondo, el pecho alto, la redonedeza forma de sus pequeñas tetas que volverían loco a cualquier hombre, tez lisa lustrosa, y una color mezclada, sus manos pequeñas en mediana manera de dulce carne rodeadas, dedos luengos, las unas en esos dedos largas y coloradas, queje parecen rubíes entre perlas.”

Pacto entre Sempronio y Celestina ¿Es difícil?

El pacto realizado entre la Celestina y Sempronio no es difícil en absoluto ya que ambos están movidos por la avaricia, la codicia al intentar sacar provecho del mal de amores que sufre Calisto.

Tretas que utiliza Celestina con Pármeno y Calisto

Celestina debe convencer a Pármeno para que este le ayude y así no haya ningún obstáculo que la impida obtener provecho económico de la situación de Calisto. Por ello le intenta convencer. Pero Pármeno no lo convence fácilmente ya que se apoya en que le debe fidelidad y lealtad a su amo, y por ahí es por donde ataca Celestina diciéndole que solo ella puede curar su enfermedad (el amor), pero no le convence por lo cual le intenta convencer ofreciéndole el amor de una de sus criadas, Areúsa. Al final la vieja alcahueta logra su objetivo gracias a sus engaños y tretas.

Al contrario pasa con Calisto que no tiene que ser convencido porque esta tan desesperado por conseguir el amor de Melibea que ve en la vieja bruja el medio para conseguir a su amada.

Actos 2º, 3º y 4º

Resumen de los actos 2º, 3º y 4º

Al irse Celestina de casa de Calisto, queda éste hablando con Sempronio sobre la tardanza de Celestina en cumplir su trato y le manda a ver a Celestina para que cumpla el trato pactado.

Pármeno hace enojarse a Calisto ya que habla mal de la Celestina ya que antes la sirvió y vio todo lo que hacia.

Llega Sempronio a casa de Celestina, a la que riñe por su tardanza, hablan sobre Pármeno y Celestina le cuenta como podrían hacerlo de los suyos, mezclando en este tema a Areúsa, una de sus sirvientas, de la cual esta enamorado.

Celestina manda a Elicia a buscar unos elementos para invocar al demonio y hechizar a Melibea. Después de un ritual consigue que el demonio entre en un hilo que será el medio para embrujar a Melibea.

Celestina mientras va a casa de Melibea va hablando consigo misma reprochándose como se podía haber metido en tal lío, en este momento empieza a ver su futuro oscuro. Al llegar a casa de Melibea ve a Lucrecia, criada de esta. Consigue entrar diciendo que vende hilos, y Alisa la deja con su hija a solas porque se tiene que marchar.

Celestina comienza halagándola y comentándola los placeres de la juventud y le vende un hilado (en el cual ha hecho el hechizo) y después le comenta que el motivo de su visita no es otro que ayudar a Calisto. Melibea al oír esto se enfada y quiere echar a Celestina de su casa, pero la astuta vieja le dice que el muchacho tiene un dolor de muelas y le pide un cordón y una oración que tiene ella para sanarlo, Melibea se calma y accede a entregarla el cordón.

Como Pármeno pasa a ser del grupo de Celestina

Aunque en un principio Pármeno parece un criado leal e incluso se ve imposible que traicione a su amo ya que a él le debe todo lo que tiene, gracias a las artimañas e incluso jugando con los sentimientos y necesidades corporales de Pármeno le convence ofreciéndole los favores de una de sus criadas, Areúsa. Por lo tanto Pármeno sufre una gran transformación pasa de ser un criado leal y fiel a ser infiel y traicionar a su amo por conseguir los favores de una mujer, cosa que incluso él había criticado con anterioridad, por ello se denota también un gran cinismo y debilidad.

Invocación al diablo

En este monólogo Celestina hace una invocación al propio demonio para lograr que Melibea se enamore de Calisto con esto Rojas la tacha de bruja y de mujer unida al mal lo cual es bueno para lograr su propósito. En esta invocación se denotan algunos rasgos retóricos de los cuales son destacables:

Enumeraciones retóricas,“conjúrote, triste Plutón, señor de la profundidad infernal, emperador de la corte dañada, capitán soberbio de los condenados Ángeles, señor de los súlfuros....” además de “por la sangre que aquella nocturna ave con que están escritas; por la gravedad de aquestos nombres y signos que este papel se contienen; por la áspera ponçoña de las bíboras.....”.

también se ve una clara exageración de los hechos ya que incluso llega a desafiar al propio diablo “Si no lo hazes con presto movimiento, ternaste por capital enemiga; heriré con la luz tus cárceres.....” y “yo, Celestina, tu más conocida cliéntula” aquí hay otra exageración (hipérbole) con esto intenta persuadir al demonio para que haga lo que ella le pide.

La referencia a figuras de la antigüedad “ Tesífone, Megera y Aleto...” y a seres mitológicos “...de las bolantes harpías.....espantables y pavorosas ydras” denotan el lenguaje artificioso que utiliza Celestina.

Proceso psicológico de seducción a Melibea

Celestina consigue entrar en casa de Melibea ya que dice vender hilo y así poder hablar con Melibea para conseguir su fin. En esta conversación salen a relucir los placeres que tiene de la juventud “dexe gozar su noble juventud y florida mocedad, que el tiempo en que más plazeres y mayores deleites se alcanzarán” en contraste con la vejez “Que a la mi fe, la vegez no es sino mesón de enfermedades, posada de pensamientos, amiga de rencillas, congoxa continua.....”con esto trata que Melibea goce de su juventud con Calisto. Pero también deja bien claro en su discurso que en la vejez no es todo malo ya que te proporciona sabiduría. Con esto trata de hacer ver que ella puede ayudarla a gozar de su juventud.

De esta manera ha conseguido acercarse a Melibea un poco y con la ayuda de halagos y piropos“donzella graciosa y de alto linaje....” la intenta preparar para decirla lo que siente Calisto por ella y que podría sanarle “Yo dexo un enfermo a la muerte, que con sola una palabra de tu noble boca salida [...] tiene por fe que sanara, según la mucha devoción tiene en tu gentileza.” Pero cuando Celestina mienta el nombre de Calisto Melibea se enfada e insulta a la vieja bruja “barbuda, desvergonzada, loca...” por lo cual tiene que cambiar de estrategia. así que la dice que necesita un cordón que ella tiene para poder curar el dolor de muelas que Calisto padece y esta accede. Con esto Celestina no solo consigue terminar su hechizo si no conseguir una nueva cita (ya que tiene que recoger una oración) y así poder seguir con el proceso de seducción.

Actos 5º, 6º, 7º y 8º

Resumen de los actos 5º, 6º, 7º y 8º

Al partir de casa de Melibea, Celestina va hablando consigo misma notándose una gran satisfacción por el trabajo realizado. Al llegar a su casa habla con Sempronio que la está esperando, mientras van hacia casa de Calisto le va contando su visita a Melibea.

Celestina entra en casa de Calisto y este le pregunta con impaciencia sobre lo que ha conseguido de su amada Melibea. Celestina, dando mucho rodeos, le cuenta todo lo que ha conseguido gracias a su astucia de Melibea y le dice que tiene una cita al día siguiente. Mientras Celestina habla, Pármeno le reprocha todo lo que dice, reprendiéndolo Sempronio.

Celestina le entrega el cordón a Calisto y este lo abraza como algo de verdad importante como si el cordón fuera su amada. Celestina se tiene que marchar y llevarse el cordón y Calisto le recompensa, por lo conseguido, con ropa nueva que la vieja anteriormente había pedido.

Celestina se marcha acompañada de Pármeno.

Por el camino hacia casa de Celestina, la alcahueta le encamina hacia la amistad de Sempronio. Pármeno le recuerda la promesa que esta le hizo sobre Areúsa. Y van juntos hacia casa.

Al llegar Celestina sube a hablar con Areúsa que rechaza que suba Pármeno ya que siente vergüenza de él, pero Celestina como de costumbre la convence. Pármeno sube y se marcha Celestina dejándolos solos, y quedándose Pármeno toda la noche.

Al llegar la mañana Pármeno, va a casa de su amo después de que la noche la pasara con Areúsa. Pármeno se alegra de haber conseguido los favores de Areúsa e incluso porque a quedado para verla otra vez en una comida en casa de Celestina.

Pármeno le cuenta lo que le ha sucedido en casa de Areúsa y su nueva cita hoy para comer, a la cual también va Sempronio.

Calisto se despierta y manda a sus sirvientes que le preparen para ir a misa

Monólogos de Celestina, diferencias.

En el primer monólogo Celestina esta claramente contrariada y dubitativa “¿Pues yré, o tornarme he?[...]no sé quál escoja por mas sano” ya que por una parte corre el riesgo de que los padres de Melibea e incluso ella misma se enojen pero por otra parte tiene miedo de lo que la puedan hacer Sempronio y Calisto “quando matar no me quisiesen manteándome, azotándome cruelmente.” ”dará boces como loco, dirame en mi cara denuestros rabiosos” porque ya la pagaron el dinero por sus servicios. Al final decide ir y las consecuencias de la visita a Melibea se dejan denotar en el segundo monologo, en el que ha habido un gran cambio de talante. En éste, Celestina está contenta y satisfecha por lo que ha conseguido ya que de este trabajo va a sacar mas provecho que de todos los hechos anteriormente “que más sacaras de este pleyto que de quinze virgos que renovaras”. también esta satisfecha por su gran astucia para sacar la situación adelante y esta agradecida al demonio por ayudarla en todo momento no solo en la confección del hilo mágico si no que también la ayuda a decir las palabras correctas y amansar a Melibea cuando más complicada se ponía la situación “En cargo te soy; así amansaste la cruel hembra con tu poder y diste tan oportuno lugar a mi habla...”

¿Por qué da rodeos Celestina?

Celestina comienza a contar a Calisto como entro a la casa de Melibea y todo lo que hizo allí pero no lo cuenta directamente sino que da muchos rodeos. Exponiendo que la entrada a la casa de Melibea y todo el proceso ha sido muy difícil y de un gran sacrificio para ella, pero que al final consiguió su propósito. Con esto Celestina consigue que Calisto este mas agradecido a ella y así puede conseguir todo lo que le pida que en este caso es una vestimenta nueva.

Actitud de los criados ante la táctica de Celestina

Pármeno ante los rodeos de Celestina vuelve a dudar de ella ya que ve que no trama nada bueno, tachándola de mentirosa e incluso llega a tener envidia porque todos los regalos son para Celestina, además conseguidos mediante engaños y mentiras y para él no había nada.

Esto se ve en varias ocasiones en ambos criados siendo Pármeno el que mayor desconfianza tiene,”¡así, así, a la vieja todo porque venga cargada de mentiras como abeja, y a mí que me arrastren!” pero Sempronio también empieza a desconfiar y no entiende la postura de su amo “Que solo por ser de amores estas razones, aunque mentiras, las avías de escuchar con ganas”. Pármeno también cree que él podría ayudar mas eficazmente a su amo con lo que conseguiría los favores materiales de su amo “el vería que mis consejos le eran mas saludables que estos engaños de Celestina”

Actos 9º, 10º, 11º, 12º

Resumen de los actos 9º, 10º, 11º y 12º

Sempronio y Pármeno cogen comida de casa de Calisto y se van a la de Celestina, hablando de sus cosas.

En casa de la vieja están Areúsa y Elicia esperándoles. En la comida Sempronio nombra gentilmente a Melibea haciendo así enfadar a Elicia que se levanta de la mesa. Tratando de calmarla los demás.

En tanto que Lucrecia, criada de Melibea, entra a llamar a Celestina de parte de su ama.

Cuando llega Celestina, Melibea le dice que la ha llamado para que cure su extraño mal, lo cual hace de mucho agrado ya que eso quiere decir que el conjuro ha hecho efecto.

Celestina la dice que la causa de su mal es el amor que siente por Calisto. La vieja alcahueta les prepara un encuentro para esa misma noche en la de casa de Melibea.

Al ver venir a Alisa, Celestina se marcha de casa de Melibea, preguntándole Alisa que hacia allí contestándola que para vendía hilado. Alisa le prohíbe a su hija que vuelva a ver a Celestina.

Al salir Celestina ve de lejos a Sempronio y Pármeno, que van a la iglesia a por su señor, y los sigue.

Una vez todos en la casa de Calisto incluida Celestina, esta le cuenta todo los avances conseguidos. Calisto muy contento por la noticia le ofrece a Celestina una cadena de oro como recompensa.

La Celestina se marcha a su casa, con la cadena, donde esta Elicia esperándola.

Llegada la noche, Calisto y sus criados van a preparar las armas para partir hacia casa de Melibea. Ésta y Lucrecia están en la puerta esperando a Calisto.

Al llegar a la casa se acerca Calisto a la puerta donde habla con Lucrecia, esta se marcha dejando solos a los dos jóvenes hablando a través de la puerta.

Al cabo de la noche los dos criados hablando entre ellos, escuchan el ruido de gente y echan a correr, al darse cuenta de que es el alguacil vuelven a por su señor, este se despide con tristeza de su amada, quedando para la noche siguiente a la misma hora.

Los padres de Melibea, Pleberio y Alisa se despiertan y van a ver a su hija que los tranquiliza, diciéndoles que tenía sed y fue a por agua.

Calisto y sus criados se van hacia casa para dormir, pero cuando el señor de la casa se acuesta los criados van a casa de Celestina a cobrar lo que habían acordado.

Celestina se niega a darles su parte disimulando, como quien no sabe lo que le quieren decir. Sempronio y Pármeno se enfadan con la vieja y riñen, forzándola y matándola, asestándole más de treinta cuchilladas. Al griterío de la vieja y de Elicia se acerca mucha gente y Pármeno y Sempronio huyen saltando desde una ventana, quedando al caer medio muertos, allí mismo son decapitados.

Feminismo de Melibea

“¡O genero femíneo, encogido y frágile! ¿por qué no fue también a las hembras concedido poder descubrir su congoxoso y ardiente amor, como a los varones? Que ni Calisto biviera quexoso ni yo penada”

Melibea deja a entender que la gustaría que las mujeres, que en esa época gozaban de muy poca libertad a la hora de expresarse, pudieran expresar sus sentimientos con mas libertad como lo hacían los hombres que si gozaban de esta libertad, así queriendo igualar al genero masculino con el femenino.

Actos 13º, 14º, 15, 16º, 17º y 18º

Resumen de los actos 13º, 14º, 15º, 16º, 17º y 18º

Calisto se despierta, ajeno a todos los sucesos acontecidos, en esto que llama a sus criados, Tristán, otro criado, le contesta que no hay nadie más en la casa y este le ordena que le deje seguir durmiendo sin que nadie le moleste.

Al bajar Tristán a la puerta se encuentra con Sosia, el mozo de espuelas, que llega a la casa llorando. Tristán le pregunta que le pasa y este le contesta que ha visto a Pármeno y a Sempronio muertos en la plaza al haber sido enjusticiados ya que eran culpables de la muerte de la vieja Celestina.

Ambos suben a contárselo a su amo que siente pena por lo pasado con sus criados pero aun más por el que dirán de la gente aunque al final este sentimiento se torna en gozo cuando sabe las traiciones de sus siervos y de la vieja alcahueta y piensa en preparar a Tristán y a Sosia para que le acompañen a casa de Melibea.

Melibea está preocupada hablando con su criada mientras espera la llegada de Calisto, que tarda mucho.

Calisto llega acompañado de los jóvenes criados, y sube por una escala al huerto de Melibea donde esta le espera. Calisto quiere gozar de Melibea esta se niega porque perderá su honradez. Una vez Calisto cumple su voluntad se retira hacia su casa quejándose de su corta estancia con su amada.

Elicia va hacia casa de su prima Areúsa a contarle su pena. Allí encuentra a su prima discutiendo con un hombre, llamado Centurio.

Cuando se marcha Centurio quedan solas las dos jóvenes hablando, Elicia le cuenta a su prima la desgracia que a ocurrido en su casa y el dolor que siente por estas perdidas y quiere vengarse de Calisto y Melibea. Estas quedan en hablar con Sosia y con esto vengarse de los señores.

Pleberio y Alisa creen que su hija Melibea posee el don de la virginidad y una extremada honradez cualidades que hacen que sea la esposa perfecta y por eso piensan en casarla. Lucrecia que lo está escuchando todo corre a contárselo a su señora. Esta la manda salir a donde están sus padres y así hacerlos callar.

Elicia, haciendo caso de los consejos de su prima, decide dejar de lado el luto y va a casa de esta para ver si la ha visitado Sosia.

En esto aparece el joven, Elicia se esconde, y Areúsa con sus malas artes y sus mentiras lo seduce y este le cuenta las visitas de su señor con Melibea cada noche.

Al irse Sosia, Elicia decide que Areúsa debe hacer las paces con Centurio y para ello van a casa de Centurio, una vez allí le ruegan que vengue las muertes en Calisto y Melibea, y Centurio se lo promete.

Pero este no lo quiere cumplir y manda a Traso el cojo y a sus dos compañeros

¿Muestra piedad por la muerte de sus criados? Nuevas muestras de obcecación

Aunque en un principio parece apenarse por la muerte de sus criados lo único que le importa es que se vea manchada su fama por estas muertes. Y al enterarse de los trapicheos de sus criados y Celestina incluso se alegra de sus muertes ya que cree que han recibido su merecido “Permissión fue divina que así acabasen en pago de muchos adulterios...”

A Calisto no le importa en absoluto ni la muerte de sus criados ni la de Celestina ya que la esta obcecado en conseguir el amor de Melibea sin importarle nada mas que eso, solo vive para conseguir que Melibea le ame.

Contraste entre la ingenuidad de Pleberio y Alisa y la cínica obsesión de su hija

Pleberio y Alisa, padres de Melibea, creen que su hija esta dotada de todas las virtudes de las cuales destaca notablemente el estado de virginidad que supuestamente tiene Melibea y la honestidad cualidades que de ninguna manera tiene su hija ya que ha caído en las garras de la pasión, pero como es de suponer esto sus padres no lo saben por ello se ve un claro contraste entre lo que sus padres ven y lo que realmente ocurre.

Actos 19º, 20º y 21º

Resumen de los actos 19º, 20º y 21º

Calisto va con sus criados a casa de Melibea, allí, Melibea, les esta esperando y cantando con Lucrecia, en tanto que llega Calisto al huerto de Melibea y queda junto a esta.

Sosia le cuenta a Tristán lo que le ha ocurrido con Areúsa y este le advierte de que puede ser una trampa.

Los dos criados ven venir a Traso con dos de sus secuaces, que fueron mandados por Centurio, saliendo Sosia a alejarlos.

Entre todo este jaleo Calisto quiere bajar a ayudar a sus criados, cosa que Melibea intenta impedir, pero no puede y Calisto baja por la escala sin sus armaduras, aunque Tristán le avisa de que no hay peligro ni motivo alguna para que baje ya que Sosia volvia victorioso pero Calisto sigue bajando y se cae de la escala quedando con la cabeza abierta en el suelo.

Al verlo Melibea muerto en el suelo una gran pena inunda su apenado corazón y se lamenta profundamente de la desgracia acontecida.

Lucrecia va a avisar a Pleberio del dolor que siente su hija y este va corriendo a verla. Pleberio la intenta consolarla pero sus esfuerzos son en vano porque el dolor que siente su hija es tan fuerte que es imposible consolar, quiere llamar al médico pero su hija no le deja porque su dolor no tiene cura, ya que es el dolor producido por la muerte de su amado, un dolor que ya nadie podrá curar. Melibea le dice que su dolor es de corazón. Pleberio va a por unos instrumentos musicales ,a petición de su hija, para así calmar su dolor y Melibea manda a Lucrecia a que retenga a su padre abajo para que no suba y poder morir sola. Cuando vuelve Pleberio la espera abajo como Lucrecia le ha dicho y escucha como su hija le descubre la causa de su dolor y todo lo que estos días atrás a sucedido con su amado Calisto y se suicida.

Pleberio cuenta a su mujer lo ocurrido y se queja al amor por la desgraciada muerte de su hija, quedando en él un sentimiento de pena y de rencor hacia el mundo y a la religión.

Muerte de Calisto, ¿Sufre Melibea algún arrepentimiento por lo ocurrido?

En uno de sus discursos Melibea deja patente su gran cultura y conocimientos, en este caso en el tema histórico haciendo alusión a Reyes, Emperadores y demás celebridades “Bursia, rey de Bitinia[...]Philipo, rey de Macedonia; Herodes rey de Judea” además en toda la obra se hace referencia a personajes de la antigüedad como pueden ser seres mitológicos, grandes filósofos griegos...lo cual también denota una gran cultura y conocimiento de varias ciencias.

En absoluto muestra ningún sentimiento de arrepentimiento es más no la importa en absoluto morir ya que ese es la única manera que tiene para reunirse con quien fue su amado “alivio siento en ver que tan presto seremos juntos yo y aquel mi querido y amado Calisto[...]no me importa la partida[...]todo se ha hecho a mi voluntad”. La única pena que la cohíbe es el daño que pueda hacer a sus ancianos padres no dejándoles gozar de estos últimos años de su vejez, pero tampoco parece importarla mucho ya que saca a relucir grandes crímenes contra la familia de personajes celebres así dando menor importancia a lo que ella va hacer, es decir se escuda en estos crímenes e incluso dice si estos personajes celebres cometiendo actos más crueles y sanguinarios no les paso nada a ella menos empequeñeciendo así sus actos “gran ofensa a su vejez, gran fatiga le acarreo con mi falta[...]¿quién duda que haya habido otros más crueles contra sus padres? Bursia, rey de Bitinia, sin ninguna razón, no aquejándole pena como a mí, mato su propio padre.[...]El cruel emperador Nero a su madre Agripina por sólo su placer. Estos son dignos de culpa, éstos son verdaderos parricidas, que no yo, que con mi pena, con mi muerte purgo la culpa que de su dolor se me puede poner. Otros muchos crueles hubo que mataron hijos y hermanos, debajo de cuyos yerros el mío no parecerá grande. Philipo, rey de Macedonia; Herodes rey de Judea....[...]mataron hijos queridos y amados sin ninguna razon, quedando sus personas a salvo....”

Discurso de Pleberio. Elementos morales y religiosos. ¿Resume el sentido total de la Celestina?

Efectivamente en el discurso final de Pleberio se advierten elementos tanto religiosos como morales. Por una parte se deja ver el descontento de Pleberio por la vida que le a tocado vivir y también se queja de la injusticia de esta vida ya que cuando más cerca estaba de la felicidad es decir ver a su hija casada y así poder morir a gusto la desgracia llega a su casa con la muerte de ésta, llenándole de un gran dolor y resentimiento. Por todos los hechos ocurridos, al final le queda una visión pésima del mundo ya que de ahora en adelante solo va a vivir para la tristeza ya que su vida esta llena de miserias y pesadumbre “¡O vida de congojas llenas, de miserias acompañada, o mundo, mundo!” “...me pareces un laberinto de errores, un desierto espantable una morada de fieras[...] río de lágrimas, mar de miserias, trabajo sin provecho[...]mundo falso[...]Prometes mucho, nada cumples[...]mundo lleno de males....”. Pero aunque se queje de la vida en ultimo término es una queja hacia Dios ya que se creía que éste con sus actos regia todos los comportamientos de la vida mortal y llega a pensar que la religión y Dios tienen la culpa de su desgracia ya que con su actuación han matado a su querida hija e incluso les llega a comparar con el amor “...Dios mata los que crió; tú matas los que te siguen”. También se denota un gran rencor hacia la religión ya que el siempre fue un buen Cristiano y ahora ve pagada su fiel devoción con la, para él, injusta muerte de su única hija.

Rojas además en esta ultima reflexión de Pleberio quiere hacer una recapitulación de lo que es el sentido general de la obra remarcando los propósitos por la cual fue escrita, es decir advertir a la juventud los peligros del amor y de la lujuria descontrolada dándonos así a entender que el amor es algo malo y por tanto no aconsejable. además de hacer también una critica a las “Celestinas”, estas alcahuetas que por dinero son capaces de hacer cualquier cosa para conseguir sus propósitos. Dejándonos bien claro que tanto los jóvenes pecaminosos como las viejas brujas van a tener un final trágico y no deseable para nadie y así apartar a todos del vicio y los pecados.

Actividades de síntesis

Diferencias entre el mundo de Calisto y Melibea y el de Celestina, los criados y demás rufianes.

La diferencia más claras que se advierte en la obra es que por una parte la Celestina y criados solo buscan la felicidad a través de los bienes materiales sin importarles los métodos para conseguirlo, ya que engañan, estafan, matan...mientras que para Calisto y Melibea es más importante la formación cultural. Aunque tampoco hay tantas diferencias ya que en un principio se podría hacer una diferenciación entre los dos tipos de amores, por un lado los sirvientes solo quieren el placer carnal mientras que Calisto es un amor un poco más “espiritual”. Aunque en ultimo termino Calisto al igual que sus criados solo busca el placer asemejándose mucho a éstos. Además también engaña para conseguir el amor de Melibea ya que lo consigue por métodos poco honrados y que van contra la voluntad de esta ya que ha sido embrujada.

En conclusión la única diferencia que veo entre unos y otros es la extremada cultura y elegancia de vestimentas y lenguaje de Calisto y Melibea y la falta de cultura y educación así como las ya mencionadas vestimentas que son peores en el caso de los criados.

1