La Celestina; Fernando de Rojas

Renacimiento literario. Siglo de Oro de la literatura española. Tragicomedia. Novela humanista

  • Enviado por: El Petador
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas

publicidad
publicidad

LA CELESTINA, de Fernando de Rojas

  • Carta de El autor a un su amigo, versos acrósticos y prólogo

1.- Fernando de Rojas manifiesta como justificación social para la continuación de los pocos actos encontrados de esta obra la necesidad genérica de su patria, dada la gran cantidad de jóvenes enamorados que hay, los cuales se dejan arrastrar por incontrolados deseos; así como desprestigiar a ese grupo de personas: pícaros, truhanes, lisonjeros sirvientes, hechiceras, alcahuetas....que se aprovechan de las necesidades espirituales que por amor pasan los jóvenes.

Por otra parte, comunica a su amigo como queda impresionado por el estilo, construcción, sonoridad...de los primeros papeles que encontró. Nos hace deducir que para él es un reto acabar la obra.

3.- Cada lector da una sentencia sobre la obra según su voluntad: para unos prolija; otros breve; otros agradable; otros escura; de manera que cortarla a medida de tantas y tan diferentes condiciones no era posible. La obra en sí es una batalla que cada uno guarda o retiene de ella lo que mejor le viene o con lo que se siente más identificado, aquello que uno más valora, según su punto de vista.

La tituló: “Tragicomedia de Calisto y Melibea” para evitar discordias, ya que en un principio la denominación era de placer, por lo que se la llamó “Comedia”; pero también había quienes defendían que no era una comedia propiamente dicha, pues acababa en tragedia.

  • Acto 1.

4.- Sempronio se muestra preocupado por el mal que siente su amo, y duda en dejarle solo a llorar sus penas, (pudiéndole llevar éstas a la muerte), o entrar a consolarle para ayudar en lo posible a su cura, lo cual considera más acertado.

5.- Calisto se sitúa frente a Melibea como un siervo, pues la idolatra como a un Dios.

Sempronio piensa que el amor es algo tan fuerte que provoca la turbación en el amante y su límite es maravilla. Según él la mujer hace que el hombre deje todo: padre, madre, e incluso a Dios por ella.

Sí puede establecerse una relación entre la postura de Sempronio y la literatura de carácter misógino de la época, ya que Sempronio considera a la mujer como la culpable de los males que le ocurren a los hombres.

6.- Las cualidades que se estiman en un varón del siglo XV son: claro ingenio, noble linaje, gentil disposición, hermosura, gracia, fuerza, grandeza de miembros, ligereza, y fortuna.

Las cualidades que se estiman en una mujer del siglo XV son: nobleza, antigüedad del linaje, gran patrimonio, ingenio, virtudes, gracia, y hermosura.

Calisto describe la belleza de Melibea enunciando los rasgos más llamativos que a su “juicio” son perfectos, utiliza metáforas y símiles. Así los cabellos los compara con las madejas de oro delgado que hilan en Arabia, diciendo que son aún más lindos y resplandecientes, largos y recogidos de forma perfecta; los ojos verdes y rasgados, la pestañas luengas, y así sucesivamente continua con el resto de su físico.

7.- Pármeno le intenta proteger de Celestina diciéndole que por todo el mundo es conocida como una puta vieja, que vive en una cada apartada en la cuesta del río. Tenía seis oficios: labrandera, perfumera, maestra de hacer afeites y de hacer virgos, alcahueta y hechicera. Era el primer oficio el que sostenía a los otros, las mozas que allá iban llevaban toda clase de provisiones o comida que hurtaban a sus amas; las mujeres eran vendidas a los mozos, en su casa otros tantos entraban. Acudía a misas y procesiones donde hacía sus alegrías y conciertos. En su casa fabricaba e inventaba toda clase de utensilios, pociones, especies..... Remediaba a huérfanos y errades, amores y para se querer bien. Todo lo que hacía era burla y mentira.

Rasgos de la personalidad de Celestina y cómo los personajes dramáticos se dan a conocer con sus propias palabras:

CELESTINA: avariciosa, convence mediante el engaño a las personas, materialista, mentirosa, desconfiada, sociable, mezquina, astuta y abusa en exceso del refrán.

“Dile que cierre la boca y comience abrir la bolsa: que de las obras dudo, cuanto más de las palabras”.

“Escucha y déjame hablar lo que a ti y a mí me conviene”

“Ganemos todos, partamos todos, holguemos todos. Yo te le traeré manso y benigno a picar el pan en el puño y seremos dos a dos y, como dicen, tres al mohíno”.

CALISTO: loco, apasionado e ingenuo.

“¡Oh gloriosa esperanza de mi deseado fin! ¡Oh salud de mi pasión, reparo de mi tormento, regeneración mía, vivificación de mi vida, resurrección de mi muerte! Deseo llegar a ti, codicio besar esas manos llenas de remedio”.

SEMPRONIO: no es fiel a su amo, carácter retorcido y rencoroso, rastrero y ambicioso.

“Calisto arde en amores de Melibea. De ti y de mí tiene necesidad. Pues juntos nos ha menester, juntos nos aprovechemos; que conocer el tiempo y usar el hombre de la oportunidad hace los hombres prósperos”.

PÁRMENO: de carácter débil, indeciso, inseguro y prudente.

Por una parte téngote por madre; por otra a Calisto por amo. Riqueza deseo; pero quien torpemente sube a lo alto, más aína cae que subió”.

Querría pasar la vida sin envidia, los yermos y aspereza sin temor, el sueño sin sobresalto, las injurias con respuestas, las fuerzas sin denuesto, las premias con resistencia”.

  • Acto 2

8.- Lo que le hace cambiar a Parmeno es el enfado de su amo ante los consejos que le da, que por serle fiel e intentar prevenirle de donde se mete aceptando la ayuda de Celestina. Calisto le desprecia e insulta, mientras que a Sempronio le valora y le está agradecido por cómo se ha tomado el asunto.

“¡Oh desdichado de mí! Por ser leal padezco mal; otros se ganan por malos; yo me pierdo por bueno. El mundo es tal. Quiero irme al hilo de la gente, pues a los traidores llaman discretos, a los fieles necios. Si yo creyera a Celestina con sus seis docenas de años acuestas, no me maltratara Calisto. Mas esto me porná escarmiento de aquí adelante con él. Que si dijere comamos, yo también; si quiere derrocar la casa, aprobarlo; si quemar su hacienda, ir por fuego. Destruya, rompa, quiebre, dañe, dé a alcahuetas lo suyo, que mi parte me cabrá, pues dicen: a río vuelto ganancias de pescadores. ¡Nunca más perro a molino!“

  • Actos 3 y 4

11.- Recursos estilísticos utilizados en el parlamento: enumeraciones, anáforas, paralelismos, apreciables en los siguientes ejemplos del texto:

- “Desean harto mal para sí, desean harto trabajo. Desean llegar allá, porque llegando viven y el vivir es dulce y viviendo envejecen (...)”.

-Anáfora:

“(...) aquel hundimiento de boca, aquel caer de dientes, aquel carecer de fuerza, aquel flaco andar, aquel espacioso comer”.

-Enumeración:

“Pero ¿quién te podría contar, señora, sus daños, sus inconvenientes, sus fatigas, sus cuidados, sus enfermedades, su frío, su calor, su descontentamiento, su rencilla (...)”.

El parlamento de Celestina acerca de la vejez está basado en un lenguaje proverbial en forma de refranes y frases hechas, pero a la vez utiliza un lenguaje culto: con expresiones latinas y estructuras sintácticas con el verbo al final de la oración. Mediante la sumisión y la hipocresía intenta conseguir sus objetivos, apoyándose en la realidad de su vejez para inspirar pena y compasión.

En el monólogo hace uso de refranes y frases hechas, pero esta vez dentro de un habla coloquial; ella expresa sus temores respecto a la verdad de la situación a la que se enfrenta. Valora los riesgos en los que se está metiendo, temiendo por sí misma en primer lugar, lo que hará que ponga todo su empeño y poder de convicción ante Melibea para lograr lo prometido a Calisto.

Este cambio lingüístico viene en función del interlocutor a quien se dirige, depende del contexto o situaciones en que se encuentra el personaje; así en el monólogo hace una recopilación de lo sucedido y de lo que le puede suceder, mientras que en el parlamento debe cuidar su lenguaje esforzándolo para convencer a Melibea y de esta forma verse libre de peligro.

12.- En un principio Melibea se muestra tranquila ante Celestina, pero su conducta cambia en cuanto ésta nombra a Calisto: Melibea se enfada, grita aborrece e insulta a Celestina pues cree que viene con fines deshonestos y Melibea entonces odia a Calisto. Celestina insiste en que la deje concluir y es así como consigue calmarla un poco, aclarándola que sólo viene a pedirla una oración para un dolor de muelas. Melibea pide disculpas por su alteración y le da su cordón, diciéndole que para la oración venga otro día porque no hay tiempo, añade que hará todo lo necesario por sanar a Calisto en lo que se la precise.

Sí que reacciona según la idea que tiene la alcahueta sobre las mujeres:

“Digo que la mujer o ama mucho a aquel de quien es requerida o le tiene grande odio. Así que si al querer despiden, no pueden tener las riendas al desamor”.

  • Actos 5 y 6

13.- Sempronio no se muestra tan indignado como Pármeno. Piensa que Celestina es muy codiciosa y que como no reparta con ellos lo que se lleve de todo este asunto, se atenga a las consecuencias. Considera que las razones que da Celestina a Calisto, (aunque sean mentiras en realidad), por el hecho de ser de amores Pármeno debería escucharlas con gana.

Pármeno piensa que Celestina quiere sacar todo cuanto pueda de su amo, aprovechándose de su ceguedad, y si es dinero mejor, pues no es divisible y ella quiere todo para su provecho. Pármeno no aguanta el oír más engaños de Celestina hacia su amo y menos el que Calisto no tenga en cuenta sus consejos y se deje llevar por la alcahueta; viendo así lo ingrato que puede llegar a ser.

  • Actos 7, 8 y 9

14.- Las prostitutas manifiestan con vehemencia que Melibea posee más desgracias que gracias, tanto en los aspectos físicos como en los sociales y morales, llegando a enfrentarse a Sempronio e incluso a ofenderle.

Las ofensas e insultos hacia Melibea provenientes de las dos prostitutas , y dando por hecho que Melibea es bella, gentil y buena, denotan: incultura, zafiedad, envidia, complejo, resentimiento...; todos estos rasgos de su personalidad o forma de ser muy probablemente sean fruto de un desarrollo humano y social desde las capas más inferiores de la sociedad: grupos de gente analfabeta, sin maneras, pobre... que desarrollan un instinto vengativo contra los ricos.

15.- El tema al que alude es el de la honra, dice que por aquél entonces ella tenía mucha honra: todas la obedecían, lo que ella decía era lo bueno, cada moza aceptaba su paga sin protestar; la gente la respetaba y precisaba incluyendo no sólo a las prostitutas , sino también a caballeros, mozos, abades...que requerían de ella para negociar; pero debido a sus pecados y mala dicha su honra fue poco a poco en disminución; así dice : “(...)cuanto al mundo es o crece o descrece. Todo tiene sus límites”.

-Su actitud es debida a la época de transición en que se escribió la obra, donde se recogen los primeros reflejos del mundo renacentista con el que se inicia la Edad Moderna. El papel de la mujer en la sociedad está en un segundo plano, pues se precisa de ellas sólo de forma materialista y no participa excesivamente en el terreno laboral. Respecto a los criados, ya no guardan esa fidelidad a su señor como era en épocas anteriores; tanto en clases sociales altas como bajas, hay un rasgo característico que es el individualismo: la parte positiva de éste es que cada uno, independientemente de la clase social a la que perteneciera podía lograr lo que quisiera si lo trabajaba; la parte negativa es la que se muestra en la obra, cada personaje está preocupado por sí mismo y no le importan los demás.

-“Bien sé que sobí para descender, florecí para secarme, gocé para entristecerme, nací para vivir, viví para crecer, crecí para envejecer, envejecí para morirme”.

Desde el punto de vista estilístico, hace uso de antítesis, de enumeraciones y de la concatenación. Las palabras de Celestina muestran un estilo directo ya que se reproducen textualmente, reflejan una forma de ver la vida en la que para ella durante toda su juventud gozó, vivió y fue feliz cuanto pudo, para luego llegar a la vejez: lugar de descanso, pues es el último punto del recorrido de la vida hasta llegar finalmente a la muerte.

  • Acto 10

16.- Melibea ha llamado a Celestina porque se siente muy fatigada de desmayos y de dolor del corazón.

Lo que le sucede a Melibea es que se da cuenta del amor pasional que siente por Calisto y necesita hacérselo saber a Celestina aunque no de forma directa, Melibea quiere que sea la vieja hechicera quien averigüe su mal y la cure.

Cuando Celestina le nombra la palabra amor, Melibea se alegra.

Melibea, al principio de la acción se muestra discreta , más tarde parece como si sufriera cuando Celestina le nombra a Calisto; al decirle que es amor lo que siente le inunda la alegría, la cual crece haciéndola saber que el mejor remedio para calmar la llama de su pasión es Calisto.

Celestina dice sobre el amor: “Es un fuego escondido, una agradable llaga, un sabroso veneno, una dulce amargura, una delectable dolencia, un alegre tormento, una dulce y fiera herida, una blanda muerte”.

  • Actos 11 y12

17.- Adelantan el final de su relación con Calisto convenciéndole de que es mejor que sea él quien se acerque primero a las puertas de la casa de Melibea; dejándole así a su suerte ya que en vez de encontrarse con Melibea bien pudiera ser una traición.

El tono de sus parlamentos no se corresponde del todo con el fin que persiguen, ya que lo que ellos sienten es un amor más bien carnal y no cortés.

Celestina se comporta de forma egoísta, mostrando su gran codicia, ya que se niega rotundamente a compartir los bienes obtenidos (tanto la cadena como las monedas), sin tener en cuenta que esta forma de actuar le acarrearía la muerte.

18.- Los criados mientras esperan en la calle, se muestran impacientes por la tardanza de su amo, ya que el temor de la situación les sobrecoge. Se comportan de forma cobarde, pues ante la posible aparición de gente, tienen pensado huir en vez de enfrentarse.

El acto 12 concluye una vez dejado a Calisto en casa descansando, Sempronio y Pármeno van en busca de Celestina para pedirla cuentas; estos mantienen un diálogo fuerte en el que riñen debido a la actitud de individualismo que mantiene Celestina. Las cosas van a peor y el gran enfado de los criados por como ha salido el negocio provoca la muerte de Celestina a manos de Sempronio, los criados intentan huir, pero la justicia había sido llamada por Elicia y la vecindad que ya estaba levantada ante el ruido; por lo tanto a los criados les es imposible escapar.

  • Acto 13

19.- Calisto al conocer la muerte de sus criados le cuesta creerlo, por lo que pregunta la causa de ésta, lo que decía el pregón, dónde les encontraron....todo cuanto a su criado Sosia le sea conocido él quiere saber. Acaba lastimándose por ello, pero en realidad lo que más le duele es la pérdida de su honra y el no poder conseguir el propósito comenzado con Melibea, ya que sus secretos se harán públicos y estarán en boca de todos.

Ahora piensa que Celestina era mala y falsa, y que su fin es el pago de muchos adulterios que por su intercesión son cometidos.

Calisto no se siente responsable de lo sucedido, todo es debido a la fortuna, así dice: “¡Oh fortuna, cuánto y por cuántas partes me has combatido!”.

Calisto con esta forma de actuar queda caracterizado como un cobarde, pues no hace nada por vengar a sus criados, sólo se preocupa de sí mismo y de su porvenir.

  • Acto 14

20.- Ahora Calisto echa las culpas al juez.

  • Acto 15

21.- Elicia cuenta la desgracia a Areusa como testigo de lo ocurrido, mostrándose muy afectada por la pérdida de todo cuanto tenía: madre y amigo. Los términos en que narra las muertes son muy directos y duros; primero la de Sempronio y Pármeno: “Sempronio y Pármeno ya no viven, ya no son en el mundo. Sus ánimas ya están purgando su yerro. Ya son libres de esta triste vida”. Y en segundo lugar, la de Celestina: “(...)Mil cuchilladas les vi dar a mis ojos; en mi regazo me la mataron”.

Cuando cuenta los hechos por los cuales llegaron a este fin, lo hace de una forma más tranquila y detallada.

  • Acto 16

22.- Piensan que es una inocente virgen y que ignora todo cuanto concierne al trato con los hombres, es decir, la posibilidad de poder elegir a un hombre como marido bajo el consentimiento de sus padres, esto implica evidentemente el tener conocimiento de los hombres y el deber de casarse con ellos; el saber de dónde provienen los hijos; el tener pensamientos impuros o, incluso que le dará igual el tener por marido a un hombre feo o guapo.

No se corresponde en absoluto con la realidad.

Los aspectos morales y sociales que se valoran en una doncella son: lo primero, discreción, honestidad y virginidad; segundo, hermosura; lo tercero, el alto origen y parientes; y por último, riqueza.

Cuando Lucrecia le cuenta los planes matrimoniales que tienen sus padres, no le da importancia, ya que estos llevan dando vueltas al mismo tema un mes, el mismo tiempo que Melibea ha pasado con Calisto, y tiene por seguro que nadie va a evitar el gran amor, único y verdadero que sienten ambos. No quiere casarse con ningún otro, pues Calisto es su vida, si sus padres no lo consienten será la perdición de Melibea.

Al final del acto, cuando Melibea oye la idea que sus padres tienen de ella, se enfada por el concepto engañoso que tienen de su ignorancia y manda a Lucrecia a interrumpir su charla.

  • Actos 17, 18 y 19

23.- Elicia y Areusa para vengarse de Calisto y Melibea planean hacer sufrir tanto a los amantes como ellas han sufrido, para lograrlo Areusa consigue sacarle a Sosia (criado de Calisto y nuevo acompañante en sus salidas nocturnas) mediante ofrecimientos falsos: cómo, cuándo y dónde tiene lugar la cita entre los amantes. Una vez sabido parten a casa de Centurio, amigo de Areusa, al cual ésta había echado de su casa muy enojada tras una discusión; usando esto como medio le dice que le volverá a aceptar si mata a Calisto.

Centurio es un personaje que se las da de valiente y fuerte, es el típico fanfarrón, pues acepta el vengarse de Calisto delante de las prostitutas, pero luego él no es capaz de hacerlo por miedo a ponerse en peligro y salir mal parado, y se lo encarga a otros poniendo como excusa estar ocupado en otro negocio.

Desenlace de la trama principal: Estando Calisto con Melibea en su habitación oye voces de Sosia desde la calle, Calisto quiere bajar para defender su posible muerte. Cuando Tristán (otro criado) le avisa de que no ocurre nada, ya es demasiado tarde, pues Calisto al intentar llegar a la calle tropieza en la escalera y cae, lo que provoca su muerte instantánea; los criados se llevan el cuerpo de su amo a otro lugar por guardar su honra y evitar habladurías, mientras Melibea llora y se lastima sin poder hacer nada, queda con Lucrecia intentando calmarla.

  • Acto 20

24.- Melibea dice sobre la pasión amorosa que: “cuando el corazón está embargado de pasión, están cerrados los oídos al consejo y en tal tiempo las fructuosas palabras, en lugar de amansar, acrecientan la saña”.

Se considera culpable de lo ocurrido.

En su discurso utiliza un estilo directo, reproduce textualmente lo que siente. Hace uso de abundantes anáforas:

“Cortaron las hadas sus hilos, cortáronle sin confesión su vida, cortaron mi esperanza, cortaron mi gloria, cortaron mi compañía”.

Hace uso de antítesis:

“Si me escucháis sin lágrimas, oirás la causa desesperada de mi forzada y alegre partida”.

Paralelismos y enumeraciones:

“Bien ves y oyes este triste y doloroso sentimiento que toda la ciudad hace. Bien oyes este clamor de campanas, este alarido de gentes, este aullido de canes, este grande estrépito de armas”.

Para quitar el mal que causará su muerte hace uso de historias mitológicas con las que la compara, intentando demostrar que los motivos y daños que dejará son inferiores a los nombrados en dichos personajes.

Todo esto contribuye a dejar marcado el estilo elegante y complejo arrastrado a lo largo de toda la obra.

  • Acto 21

26.- Lo primero es decir que la obra me ha parecido difícil de leer, debido a la abundancia de expresiones latinas, a las estructuras de la oraciones y el vocabulario utilizado, todo esto entorpece el seguimiento de la obra y le da un efecto de lentitud argumental; aún así hay que valorar el cómo Rojas logra producirnos la sensación de un ininterrumpido fluir de los acontecimientos ante nuestros propios ojos.

Respecto al argumento de la obra, es algo muy relativo, ya que:

1.- En cuanto a las actuaciones de los personajes se muestran de forma muy exagerada, llevando sus sentimientos y principios al extremo: desde el desesperado amor entre Calisto y Melibea hasta la avaricia, egoísmo y falsedad de los criados y Celestina, cada uno busca su propio interés personal, viven única y exclusivamente por conseguir lo que se proponen aunque esto conduzca a la muerte, no le importa las personas y circunstancias de alrededor. Siendo realistas, podemos decir que esto también se da en nuestro mundo actual, cada uno va a lo suyo, aunque no de forma tan radical.

2.- La obra, con frecuentes pasajes inmorales, nos muestra el caos de la sociedad que vivía en esa época, el español estaba empezando a expandirse en nuevas tierras, para el hombre europeo era una época de transición, hacia una ilustración, hacia el poder, y estos, en vez de aprovechar esto, se dedicaron a hacer lo que quisieron como nos muestra Rojas: libertinaje, lujuria, suicidio, prostitución, envidia, codicia. A medida que alguien se hacía rico en dinero se iba empobreciendo en valores, y cuando se empobrecían en dinero se llenaban de todo el odio hacia los ricos hasta matarlos, es el caso de Celestina, Sempronio y Pármeno, además de Elicia y Areusa que por rencor querían la muerte de Calisto y Melibea.

Cuando la gente se daba cuenta del momento que estaban pasando qué más les quedaba que quejarse de todo, como lo hace Pleberio en el último acto.

Ante todo esto sólo queda ver a La Celestina como una novela donde el tema más importante es el amor, y ver romántico eso de matarse por el otro, y ver como bueno al negativo-renacentista que se queja por todo.

10