La Celestina; Fernando de Rojas

Renacimiento literario. Siglo de Oro de la literatura española. Tragicomedia. Novela humanista. Opinión Personal

  • Enviado por: Susana
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

La Celestina

Libro: La Celestina

Colección/Editorial: Vicens Vives

Autor: Fernando de Rojas (Adaptación de Eduardo Alonso)

Fernando de Rojas Nació en La Puebla de Montalbán (Provincia de Toledo ), en 1470, en el seno de una familia de judíos conversos. Él mismo ha aparecido en documentos como acusado por la Inquisición, documentos que demuestran que fue el autor de La Celestina. Estudió leyes en la Universidad de Salamanca. Se le sabe establecido en la localidad de Talavera de la Reina, población de la que algunos autores piensan que fue alcalde y casado allí. Murió en 1541 en Talavera de la Reina, entre el 3 y el 8 de abril. Sus restos fueron enterrados en el convento de la Madre de Dios de esa ciudad y en los años 80 fueron trasladados a la Colegiata de Santa María la Mayor de Talavera. Su mayor obra “La Celestina” no es estrictamente una obra teatral, sino que se inscribe en una tradición que arranca del teatro romano de Terencio y que continúa en diversos géneros medievales como la comedia elegíaca y la comedia humanística, constituidos por obras escritas en latín y es una tragicomedia.

  1. El titulo

El titulo me parece apropiado porque habla de una mujer que concierta una relación amorosa llamada “Celestina”, yo misma le hubiera puesto el mismo título porque concuerda con la obra.

  1. Los personajes

Celestina

Celestina es el personaje más sugestivo de la obra, es un personaje pintoresco y vívido, es avara y vital. Conoce a fondo la sicología del resto de los personajes. Representa un elemento subversivo dentro de la sociedad: se siente comprometida a propagar y facilitar el goce sexual.

Calisto

Calisto es un joven de la alta sociedad a quien solamente le preocupa satisfacer sus deseos. En Calisto no se observan verdaderas crisis, es una persona realmente egoísta. Encarna el 'loco amor', del que es víctima: figura trágica y antiheroica.

Melibea

Melibea es una mujer vehemente, que pasa de la resistencia a la absoluta entrega a Calisto sin apenas tránsito de duda; en ella la represión aparece como forzada y antinatural; se siente esclava de una hipocresía que se le ha inculcado desde pequeña en su casa. Lo único que le saldría mal es la muerte de Calisto, que la deja en una delicada posición moral. Finalmente se suicida.

Pármeno

Pármeno es seguramente el personaje más trágico de la obra, porque es corrompido por todos los demás personajes. Al ser hijo de Claudina, maestra y antaño compañera de Celestina, intenta advertir a su señor de los peligros que le pueden venir; pero es humillado por éste. Su lealtad termina de derrumbarse al ser seducido por una de las pupilas de Celestina.

Sempronio

Sempronio mantiene una relación con una de las prostitutas de Celestina, que a su vez le engaña, y es el dueño de la idea de aprovecharse de Calisto para poder mantener su pasión a costa de la de su señor, en él se ve la ruptura de los lazos feudales amo-siervo.

Elicia y Areusa

Las prostitutas Elicia y Areusa odian en el fondo a los hombres y a las aficionadas como Melibea; son rencorosas, envidian a Melibea y pretenden que Centurio vengue la muerte de sus amantes, los criados de Calisto. Una tiene clientela fija y casa, la otra, menos experimentada, todavía no.

Padres de Melibea

Alisa es la madre de Melibea y no posee una verdadera relación con su hija; se limita a especular sobre su matrimonio sin haberle consultado apenas.

Pleberio es el padre demasiado ocupado que ama a su única hija y ve cómo su vida pierde todo sentido al suicidarse ésta, por lo cual declama el planto final de la obra, un lamento por el poder del amor donde sufre por la soledad y esterilidad a la que le ha condenado el destino tras tanto esfuerzo sin fruto.

  1. Los protagonistas

Calisto

Físicamente Calisto es un joven bien dotado, apuesto, pero moralmente es una persona soñadora, sólo piensa en él mismo, es inseguro y vive fuera de la sociedad y de la sociedad y de la realidad que le rodea, refugiándose en la soledad y en la oscuridad donde da rienda suelta a sus pensamientos, de los que sale sólo con la intención de conseguir su propósito que es el de conseguir a Melibea.Los criados le describen como una persona ensimismada que sólo busca su propio interés.

Melibea

Físicamente Melibea es descrita como la mujer más perfecta del mundo, describiendo cada parte de su cuerpo con comparaciones que nos forman esa imagen de mujer ideal.Moralmente Melibea es menos inactiva que Calisto, como lo demuestra el que confesara su yerro a su padre. Melibea pasa de la soberbia y altanería del primer acto a caer rendida al amor por Calisto, en un proceso de lucha con ella misma. Sin embargo ella es decidida y activa ya que ella es quien prepara los encuentros y toma otras decisiones.

Celestina

Físicamente la describen como una vieja sesentona, no muy agraciada, barbuda, con la cicatriz en la cara de una cuchillada. Moralmente Celestina es una mujer sin escrúpulos, avariciosa, que sólo busca su propio interés, astuta, persuasiva, amoral, todavía lujuriosa a pesar de su edad, con un gran dominio de la retórica y capaz de cambiar de registro de lengua según le convenga.

  1. Personajes secundarios

Pármeno y Sempronio

Aunque son de diferentes edades se encuentran unidos por estar en el mismo asunto, la cobardía que demuestran y su muerte común. Aunque Sempronio desde el principio pretende aprovecharse de Calisto, Pármeno al principio le era fiel a Calisto e intenta disuadirle para que no hable con Celestina, pero el hecho de que Calisto le ignorara y que Celestina le prometiera a Areúsa le hacen cambiarse de bando. Calisto, al contrario de la realidad, ve a Sempronio como un buen criado y desconfía de Pármeno por su insistencia en que se olvide de Celestina.

Areúsa y Elicia

Físicamente son descritas como dos mujeres muy bellas y moralmente Elicia está totalmente despreocupada de lo que no sea disfrutar del presente, mientras que Areúsa prefiere tener una vida individualista, aunque se encuentra enganchada a Centurio.

La familia de Melibea: Pleberio, Alisa y la criada Lucrecia

Alisa y Pleberio son ya personas mayores. Alisa resalta por su ingenuidad (deja entrar a Celestina a su casa aún conociendo su persona) y ciega confianza depositada en su hija, y Pleberio se muestra como un padre tierno, preocupado por el futuro de su hija y como el más humano de todos los personajes.

Lucrecia es también una muchacha apuesta, perteneciente al mismo mundo que Elicia y Areúsa, pero que ha decidido vivir como sirvienta, aunque envidia un poco la vida de sus compañeras. A lo largo de la obra se muestra como una espectadora que sólo da su opinión cuando se le pregunta.

Centurio

Lo describen como un rufián mentiroso, cobarde, mal jugador, con los cabellos crespos, manco de la mano de la espada, la cara acuchillada y algo lujurioso. Se describe como un caballero de talante valiente y capaz de hacer cualquier cosa por el amor de una dama.

  1. Línea argumental

La Celestina cuenta esencialmente una historia de amor y muerte. El amor apasionado de los amantes Calisto y Melibea, amor cultivado en secreto por las artes de la vieja hechicera Celestina. Y la muerte que domina la escena con un intención fatal: mueren los criados, víctima de su codicia; muere Calisto, desesperado en su aturdimiento; y muere Melibea, suicidándose, porque no le merece la pena vivir sin su amado.

En La Celestina se muestran los trágicos amores de Calisto y Melibea y las malas artes que emplea la alcahueta Celestina para que se enamoren.

Calisto, un chico inteligente y de clase alta, ha conocido en una huerta, algo alejada de la cuidad, a Melibea, y se ha enamorado de ella. Vuelve a encontrársela en la ciudad, cerca de la iglesia, y le dice que la ama; ella lo niega enfadada. Vuelve Calisto a su casa y confiesa su amor y su pesar a su criado Sempronio. Éste le propone que utilice a la vieja Celestina como intermediaria, para que suavice la aspereza de Melibea. 
Celestina logra entrar en la mansión de Melibea e intercede en favor del enamorado; consigue vencerla y la joven corresponde a Calisto. Sempronio y Pármeno, criados de Calisto, de acuerdo con Celestina, desean explotar la pasión de su amo, que había ofrecido a la vieja una cadena de oro si lograba sus propósitos. Los criados reclaman su parte a la vieja, que se niega; la matan y huyen. Pero son apresados y muertos por la justicia.
Calisto suele visitar a Melibea trepando a su jardín por una escalera; estando en ella, se produce en la calle una pelea. El joven, pensando que uno de sus nuevos criados tiene problemas, desea intervenir en ella y al bajar por la escalera cae al vacío. Calisto muere, y Melibea, al saberlo, sube a una torre y se arroja desde lo alto.
La obra termina con el llanto de Pleberio, padre de Melibea.

  1. Género literario

El género de La Celestina es una cuestión polémica, la inflexible preceptiva neoclásica apremiaba a encajar la obra en un modelo preexistente. Se resistían a encajarla en el drama. El hecho es que se trata de un texto totalmente dialogado hacían irrepresentable en su momento y la destinaban a la lectura en voz alta, sin embargo, esto no quita que para el lector de la época de Rojas se tratara de un texto dramático. Hoy en día, aunque son mayoría los que la ven como una obra dramática, se reconoce la imposibilidad de reducir la cuestión a un esquema simplista. Es cierto que la acción es escasa; el ritmo, lento; los parlamentos, largos y los monólogos, minuciosos; pero no es la única obra dramática de su extensión ni con sus mutaciones escénicas. El uso del tiempo es típico de lo que será la novela, aunque no exclusivo de ella. De todo lo dicho se deduce que una reducción simplista está fuera de lugar. Aunque se tiende a considerarla como obra dramática, en realidad ningún género literario se adecua por sí solo a las características de la obra.

Los recursos literarios usados en la celestina son varios; el paralelismo, la personificación y la aliteración.

Las nuevas palabras que he aprendido son:

Alcahueta:Persona que concierta, encubre o facilita una relación amorosa, generalmente ilícita.

Urdir:Maquinar y disponer cautelosamente algo contra alguien, o para la consecución de algún designio.

Deleitoso: Que causa deleite.

Voluble:Que fácilmente se puede volver alrededor

Bellaco: Malo, pícaro, ruin.

Injuriosas: Insultantes.

Alcoba: dormitorio

  1. Opinión Personal

La historia me ha gustado por su manera de expresar la “realidad” de aquella época, lo que mas me ha gustado son las escapadas románticas que hacía Calisto para visitar a Melibea, en general, no hay nada que no me guste lo único que me desagrada son lo entramados que son los textos.

Le recomendaría este libro a un amigo porque, a parte de ser uno de los libros más famosos y realmente buenos de la literatura española, es un libro que desde mi punto de vista no te aburres de leerlo, es un libro que engancha.

Mi calificación en general para el libro es de un siete, porque por una parte engancha, pero por otra es muy costoso de leer.