La Celestina; Fernando de Rojas

Renacimiento literario. Siglo de Oro de la literatura española. Tragicomedia. Novela humanista. Argumento. Estructura. Personajes

  • Enviado por: Claudia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

ÉPOCA Y MOVIMIENTO LIETRARIO

“La Celestina”, de Fernando de Rojas fue escrita a finales del siglo XV y principios del XVI, es decir, en una época de transición entre la Edad Media y el Renacimiento. Fernando de Rojas la tituló como “Tragicomedia de Calisto y Melibea”. Su género literario es la comedia humanística. En ella abundan las escenificaciones teatrales. Es dialogada y no tiene narrador.

AUTOR, FERNANDO DE ROJAS

De Fernando de Rojas (Puebla de Montalbán, 1468- Talavera de la Reina 1541) apenas se conoce su vida. Se sabe que nació de una familia judía y ha escrito la obra teatral de “La Celestina”, una de las obras españolas más conocidas en el mundo. Al principio, en 1499, constaba de 16 actos. Pero en 1501 se le atribuyeron 5 más. El argumento de esta obra gira en torno a una vieja alcahueta, Celestina, y dos enamorados, Calisto y Melibea.

OBRA, “LA CELESTINA”

Calisto era burgués, de claro ingenio, de gentil disposición, de linda  crianza, dotado de muchas gracias, de altura mediana y familia conversa. Se enamoró de Melibea, una moza, muy generosa, de sangre cristiana, una sola hija de su padre Pleberio y de su madre Alisa. Calisto vencido por la indiferencia de Melibea, solicita la ayuda de Celestina, mala y astuta mujer, y de dos sirvientes de Calisto, que son engañados por Celestina. Gracias a las palabras de la vieja alcahueta consigue que Melibea se enamore locamente de Calisto. Con codicia y deleite, vinieron los amantes y los que les hundieron en amargo y desastrado fin.

-Estructura externa de la obra: está dividida en veintiún actos. El primero, de autor desconocido, es más largo que los demás. En cada acto se cambia mucho de personaje, por lo tanto de narrador.

-Estructura interna de la obra: hay dos partes. La primera es la que forman los doce primeros actos. Cuando se centran en el amor de Calisto y de Melibea, la intervención de Celestina. Su muerte y la de los criados. La segunda la forman los otros nueve actos, donde la venganza de Elicia y Areúsa, hace la muerte de los amantes.

RESUMEN DE LA OBRA

-ACTO I:

En esto veo, Melibea, la grandeza de Dios. Así saluda Calisto a Melibea al entrar en su huerta, porque nada más verla, se enamora de ella. Calisto comienza a hablar con ella, revelándole así su amor. Pero Melibea rechaza sus insinuaciones. Por este motivo, Calisto corre malhumorado hacia su criado Sempronio, llamándole a gritos. Ya que para Calisto, Melibea es una diosa (por Dios la creo, por Dios la confieso y no creo que ay otro soberano en el cielo; aunque entre nosotros mora) y se confiesa más que cristiano (Melibeo soy y a Melibea adoro y en Melibea creo y a Melibea amo.) Así que Sempronio le aconseja acerca de una vieja alcahueta llamada Celestina. Éste se dirige a casa de Celestina, donde también se hospeda una joven amiga suya, llamada Elicia. Sempronio convence a Celestina para ir a casa de Calisto, del que conseguirán provecho. Pármeno, otro criado de Calisto, ve que Sempronio se acerca con Celestina. Se dirige hacia Calisto y le aconseja acerca de la puta vieja. Le da las gracias pero no le da importancia al consejo de su criado. Calisto prefiere paga material hacia Celestina, pero Sempronio la prefiere con una de sus chicas, una aventura con Aerúsa. Le otorgan 100 monedas de oro a Celestina.

-ACTO II:

Calisto ordena a Sempronio que le recuerde a Celestina el propósito que ha de realizar. Y aunque Sempronio hubiera preferido quedarse con Calisto, éste le advierte que no es bueno que quede sola la que quiere el remedio de su mal (Sempronio, no me parece buen consejo quedar yo acompañado y que vaya sola aquélla que busca el remedio de mi mal. Mejor será que vayas con ella y la aquejes, pues sabes que de su diligencia pende mi salud, de su tardanza mi pena, de su olvido mi desesperanza.). De esta forma, quedan Calisto y Pármeno juntos razonando sobre el primer encuentro que tuvo con Melibea, desamor por parte de ella, amor loco por parte de él. Así que tras varios intentos del criado, se da por vencido, que su amo haga lo que quiera.

-ACTO III:

Sempronio llega a casa de Celestina advirtiéndole de las prisas de Calisto por conquistar el amor de Melibea, y Celestina se lo estaba tomando con demasiada calma. Sempronio, preocupado por la actitud de Pármeno, se lo comenta a Celestina. Y ésta no duda que se pondrá de su lado, ya que el pensamiento de que podrá gozar de Aerúsa, terminará por convencerlo.

Celestina parte hacia casa de Melibea, tras hacer unos conjuros, confiada en su poder personal (Y así confiando en mi mucho poder, me parto para allá con mi hilado, donde creo te llevo ya envuelto).

-ACTO IV:

Cuando Celestina llega a casa Pleberio, padre de Melibea, le recibe Lucrecia, criada de ésta y prima de Elisa. Celestina viene con la excusa de venderle unos hilos a la madre de Melibea ya que está tejiendo y le vendrían bien. Pero Lucrecia sabe que no es cierto, ya que Celestina no hace nada si no es con interés. Consigue pasar gracias a Alisa, pero ésta repentinamente se da cuenta de que tiene que visitar a su enferma hermana. De este modo, Celestina se queda sola con Melibea, descubriendo así el motivo de su visita, Calisto. A lo que la joven contesta pide lo que querrás, sea para quien fuere.

Celestina pide a Melibea que rece una oración para Calisto, a causa de su dolor de muelas, dolor de amor. Celestina se disculpa y Melibea acepta hacerle una oración, y le pide que pase al día siguiente.

-ACTO V:

Celestina se congratula por su éxito con Melibea. De mientras, Sempronio la está esperando en su casa. Al llegar no quiere contarle nada mientras que no sea ante Calisto. Pármeno les ve venir, se lo notifica a su amo, aconsejándole que no les abra. Pero Calisto está entre la esperanza y la desilusión y necesita oír alguna noticia sobre su amada.

-ACTO VI:

Calisto sin demora alguna, le pregunta a Celestina a cerca de lo ocurrido en casa de la joven Melibea. Celestina se lo explica todo haciéndole a vece esperar lo mejor, y otras lo peor. Pero le da muchas vueltas hasta llegar a la conclusión. Así que Calisto desesperado dice madre mía, abrevia tu razón o toma esta espada y mátame. Así que Celestina le comenta que se ha ganado la confianza de Melibea y que en adelante, le abrirá la puerta. Mientras, Pármeno se entremete en la conversación de Calisto y Celestina. Y cada vez le daba un mote distinto a la trotaconventos, aunque Sempronio le reprende constantemente para que no eche abajo el plan. Celestina le entrega un cordón que Melibea le había otorgado, y a cambio de esto pide recompensa. Calisto está dispuesto a darle hasta su propia casa si es necesario. Pármeno acompaña a Celestina a su casa.

-ACTO VII:

En el camino, Celestina intenta inducirle al plan de Sempronio y ella misma. Además le recuerda la promesa de entregarle a Aerúsa, que a cuya casa se dirigían. Aerúsa acepta pasar la noche con Pármeno, de modo que se queda. Celestina se encamina hacia su casa, donde la espera Elicia increpándole por su tardanza.

-ACTO VIII:

Pármeno se despierta al medio día en la cama de Aerúsa, y rápidamente se dirige a casa de su amo. Allí concierta su amistad con Sempronio, ya que Celestina le ha hecho sentir muy feliz. Entre ellos se acuerda una comida con Aerúsa y Elicia en casa de Celestina. Mientras tanto, Calisto está en su habitación recitando poesías y se dispone a ir a misa.

-ACTO IX:

Sempronio y Pármeno se dirigen a casa de Celestina, donde les esperan Aerúsa y Elicia. Los cinco se disponen a gozar de una buena comida. Llega Lucrecia con un mensaje de Melibea para Celestina. Melibea necesita el cordón ya que le duele el corazón y tenia desmayos. De este modo, se encaminan a casa de Melibea.

-ACTO X:

Melibea en su habitación hablaba sola pensando en su amor hacia Calisto. Pero ella se opone a sus sentimientos, ya que su sangre es pura. Celestina llega a casa de Melibea, y ésta le invita a entrar. Melibea le confiesa a Celestina l gran amor que siente por Calisto. Celestina arreglará todo para que Calisto y Melibea se puedan ver en su casa a media noche. La madre de Melibea llega y pregunta a su hija sobre los negocios de la vieja, pero ella defiende a Celestina.

-ACTOXI:

Celestina, por el camino, se encuentra con Sempronio y Pármeno que se dirigen a recoger a Calisto a la Iglesia. Celestina le da la enhorabuena a Calisto ya que Melibea está bajo lo que Celestina le ordene. Calisto le otorga a Celestina una cadena de oro por sus servicios. Calisto está tan feliz que no sabe si está soñando o si muere (Muerto soy de aquí allá, no soy capaz de tanta gloria, no merecedor de tan gran merced, no digno de fablar con tal señora de su voluntad y grado). Celestina alegre de su recompensa, se va a casa donde le espera Elicia. Cenan y se van a dormir.

-ACTO XII:

A la media noche Calisto y sus dos criados, van a reunirse con Melibea. Van armados ya que es de noche. Cuando llegan, Lucrecia distingue a Calisto por la voz. Avisa a Melibea y ésta le envía a dormir. Melibea habla con Calisto fríamente y con miedo. Ante esta reacción de Melibea, Calisto piensa que ha sido engañado por la vieja y los criados. Melibea le confirma que tal frialdad mostrada era a modo de probar su fidelidad, y así se entrega. Los dos acuerdan verse al día siguiente en el huerto. Pleberio y Alicia se despiertan por los ruidos escuchados en la habitación de su hija, pero ésta confirma que estaba sedienta. Calisto y sus criados llegan a casa. Calisto se va a la cama pero Sempronio y Pármeno, van a casa de Celestina para repartirse la recompensa. Llegan y Celestina les abre. Declaran que vienen a por su parte de la recompensa. Celestina hace una historia de donde ha ido a parar la cadena y que de todos modos, era suya. Los tres empiezan una disputa, disputa que se va agravando. De este modo, le pide a Elicia que vaya a buscar a la justicia. Sempronio, muy enfadado, saca su espada y acuchilla a Celestina delante de la gente que había acudido. Así que Sempronio y Pármeno, saltan por la ventana para no ser muertos por la justicia, pero no se salvan de la muerte, ya que mueren escalabrados al saltar por la ventana.

-ACTO XIII:

Calisto se despierta de un sueño, y para saber que era cierto lo ocurrido esa noche, manda a su criado Tristán, que busque a Sempronio y Pármeno. En ese momento llega Sosia con al noticia sobre los criados. Han sido degollados en la plaza pública. Se lamenta y culpa a Celestina de falsa y mala. A la cita que tenía con Melibea, acude con criados diferentes, con Sosia y Tristán al huerto.

-ACTO XIV:

Melibea está preocupada por la tardanza de su amado. Hasta que llega con la mala noticia. Pero Calisto está tan contento de poder tenerla en sus brazos, que todo lo demás se le olvida (En mis brazos te tengo y no lo creo). Al poco rato, regresan a casa Calisto y sus criados. El placer de haber estado con ella, cubre la pena de las muertes de sus criados. Tristán y Sosia contemplan como Elicia entra a casa de Areúsa vestida de luto.

-ACTO XV:

Areúsa discute con un rufián llamado Centurio, solo hasta que aparece Elicia, que llega con la noticia de las tres muertes. Así, deciden vengarse de los enamorados con Centurio de por medio. Elicia sale para su casa habiendo hecho el plan, Centurio matará a Calisto cuando se reúna con Melibea. Mediante Sosia se enteraran del sitio en donde esperan encontrarse.

-ACTO XVI:

Pleberio y Alisa piensan en que su hija ya tiene edad de casarse, además que la joven reúne riqueza, discreción, virginidad. Melibea oye esta conversación junto con Lucrecia. De lo que no estaban enterados sus padres era que llevaba un mes viendo a Calisto. De este modo, Melibea pide a Lucrecia que vaya a la habitación de sus padres a que interrumpa con algún tipo de propósito.

-ACTO XVII:

Elicia recuerda uno de los consejos de Celestina y piensa que llorar las tres muertes no va a servir de nada. De este modo, se quita el luto y se dirige a casa de Aerúsa a vengarse de su muerte. Cuando está allí, llega Sosia y Elicia se esconde. Se muestra cariñosa con Sosia y de este modo le saca toda la información sobre la hora y el lugar de encuentro. Aerúsa se felicita a ella misma ya que piensa que no tiene nada que envidiar a Celestina, porque sabe engatusar de la misma forma (Así sé yo tratar los tales, así sale de mis manos los asnos, apaleados como éste; y los locos, corridos; y los discretos, espantados; y los devotos, alterados; y los castos, encendidos. Pues, prima, aprende, que otra arte es ésta que la de Celestina; aunque ella me tenía por boba, porque me quería yo serlo).

-ACTO XVIII:

Elicia y Aerúsa se dirigen a casa de Centurio para convencerle de la venganza de Calisto y Melibea. Él contesta que hará cualquier cosa que Aerúsa le pida. Se lo proponen y Centurio está dispuesto a matarle. Le comentan que va con dos mozos, pero a éste parece no importarle porque elogia a su espada. Elicia pide que no lo mate, que solo lo apalee. Pero este responde: juro por el cuerpo santo de la letanía, no es más en mi brazo derecho dar palos sin matar que en el sol dejar de dar vueltas al cielo. Centurio promete hacer su misión a pesar de que se quería liberar contratando a tres compañeros. Su misión era pasarse por allí y hacer ruido.

-ACTO XIX:

Calisto y sus criados se encaminan a casa de Melibea y Sosia le comenta a Tristán su amistad con Aerúsa. Llegados allí, Calisto les ordena poner la escalera para poder ver a su bella doncella. Ésta le cantaba a dúo con Lucrecia. Mientras, Calisto intenta desnudarla, pero Melibea muestra reparos ante la impaciencia de su amado. Legan gritos de sus criados a la habitación de Melibea. Parece que tienen problemas con Traso y sus compañeros, los amigos de Centurio. Caliste sube las escaleras, para ayudar a sus criados. Tristán le dice que no baje, ya no hay peligro. Calisto baja las escaleras, pero resbala y yace en el suelo muerto. Melibea y Lucrecia escuchan las lamentaciones de uno de los criados de Calisto. De este modo, Lucrecia lleva a Melibea a su habitación y avisar a los padres sobre el estado de Melibea, informándoles de otro mal.

-ACTO XX:

Lucrecia va a avisar a Pleberio con la excusa de que su hija tiene dolor de corazón. Le pide a su padre algún instrumento para así cantar desde lo alto de la torre. Lucrecia acompaña a Pleberio. Cuando regresan, desde lo alto de la torre, la joven confiesa su amorío con Calisto, su muerte y todo el enredo con Celestina. Justo después de contar esto, se deja caer torre abajo.

-ACTO XXI:

Pleberio llega a la habitación de su esposa con un gran llanto, y le informa sobre lo ocurrido. Lamenta la inutilidad del dinero que había almacenado en beneficio de su hija y maldice al amor. Se termina con estas palabras: Del mundo me quejo, porque en sí me crió, porque no me dando vida, no engendrara en él a Melibea; no nacida, no amara; no amando, cesara mi quejosa y desconsolada postrimería. ¡O mi compañera buena! ¡Mi hija despedazada! ¿Por qué no quisiste que estorbase tu muerte? ¿Por qué no hubiste lástima de tu querida y amada madre? ¿Por qué te mostraste tan cruel con tu viejo padre? ¿Por qué me dejaste, cuando yo te había de dejar? ¿Por qué me dejaste penado? ¿Por qué me dejaste triste y solo in hac lachrymarum valle?

DESCRIPCIÓN DE LOS PERSONAJES

-Celestina: Es el personaje más famoso de la obra. Es una vieja alcahueta, trotaconventos, enredadora de la que llaman “puta vieja”. Es mala, astuta, codiciosa que vive de engaños. Ronda los setenta años

-Calisto: Es un joven guapo, adinerado, de buena familia, aunque conversa. Está locamente enamorado de Melibea, su amor es pasional y carnal. La considera como su Dios.

-Melibea: Chica cristiana que va enamorándose de Calisto al cambiar su opinión sobre él. Cuando se enamora su único pensamiento ronda en torno a él. Vive con sus padres, y debe vivir su amor en secreto, para no deshonrar a la familia por un amor no cristiano.

-Pármeno y Sempronio: Son los criados de Calisto. Buscan su propio beneficio, hacerse poderosos y sólo leales al dinero. Son avariciosos y mezquinos.

-Elicia y Areúsa: Son chicas de Celestina, han sido enseñadas por ella. Son vengativas y envidiosas, quieren tenerlo todo.

NIVELES

Se puede distinguir un lenguaje culto y latinizante, lleno de artificios. Y un habla popular lleno de refranes y expresiones. Esta diferencia a la hora de hablar no se distingue entre señores y plebeyos, sino que se entrecruza. Están preparados para ser emisores y receptores.

DIÁLOGO

En “La Celestina”, la técnica del diálogo se manifiesta con suma perfección, pudiéndose distinguir diferentes tipos según la intención del autor: monólogos caracterizadores y ambientadores, diálogos oratorios y diálogos breves de gran riqueza. El lenguaje es un logro del autor. Pone perfectamente a cada personaje su carácter y las diferentes situaciones.

DESCRIPCIÓN

En la obra abundan las antítesis, paralelismos, como anáforas y enumeraciones. Es un estilo elegante y complejo.

OPINIÓN PERSONAL

Es una obra espectacular, aunque diría que poco realista. Por todo en conjunto, un amor tan pasional, la vieja celestina y los criados envidiosos… Aunque también hay que pensar en la época que se escribió. Creo que Fernando de Rojas no quiso hacerla realista, sino platónica. Pero a todas las personas nos gustaría vivir un amor así, pero con final feliz. Me gusta mucho el papel que tiene Celestina y el significado que se le da ahora. Aunque ella sea mala, por lo menos intentaba que las personas tuvieran amor, y yo creo que les mostraba que el dinero y el poder no es lo más importante.