La Celestina; Fernando de Rojas

Renacimiento literario. Siglo de Oro de la literatura española. Tragicomedia. Novela humanista. Calisto. Melibea

  • Enviado por: Skatlys
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

Guía para la lectura de “LA CeLeSTINA”

La carta del autor a su amigo:

Cuenta lo referente al hallazgo del texto primitivo.

¿Por qué decide Rojas continuar la obra?

Rojas decidió continuar la obra al quedarse entusiasmado con ella al leer la primera parte ya escrita.

Cuando vio la obra estando de vacaciones en Salamanca, Fernando de Rojas leyó el 1º acto, y le gustó mucho, le pareció que la obra había sido escrita por un hombre sabio por su alto estilo; así que tanto le gustó que decidió prevenir a los jóvenes sobre las alcahuetas, los amores pasionales y los vicios del amor.

ACTO I

El acto I fue escrito por un autor desconocido, por lo que debe leerse con atención especial. El resto de la obra se considera que fue escrita por Fernando de Rojas.

Narra brevemente el argumento de este acto.

Calisto se encuentra con una bella dama llamada Melibea en el jardín de la casa de ésta y queda prendado por los encantos de la muchacha enamorándose perdidamente de ésta ,por lo que Calisto intenta que este amor sea correspondido cosa que no ocurre, quedando en Calisto un gran sentimiento de tristeza por la negativa de la joven. Calisto, una vez en su casa habla con uno de sus criados, Sempronio y le cuenta lo sucedido, este criado le habla de una vieja alcahueta, la Celestina, que podría ser la solución a su grave problema de amor. Mientras su criado Sempronio va a hablar con la Celestina, su otro criado, Pármeno le advierte del peligro que corre si se fía de la bruja ya que es una vieja malvada y sin escrúpulos, pero el amor de Calisto hacia Melibea es tan grande que ciega su razón y no hace caso a los consejos de su sirviente

Comenta el retrato que se hace de Melibea. Como ya sabes ese ideal de belleza femenina será un tópico durante el Renacimiento.

¿Cómo se llama ese tópico y en qué consiste?

La describe como si fuera una diosa, una mujer bellísima; comienza por hablar de sus cabellos (madejas de oro delgado que hilan en Arabia...), y sigue por su rostro, su pecho, sus manos, su piel...Para Calisto Melibea es perfecta y no tiene ningún defecto, cree que tiene una belleza superior.

“Sus cabellos de oro delgado que hilan en Arabia, y su largura que llega hasta sus pies, crinados y atados con la más fina cuerda. Los ojos verdes, rasgados, las pestañas luengas, las cejas alargadas y alçadas, la nariz mediana, la boca pequeña, los dientes menudos y blancos, los labios colorados y gruesos, el trono del rostro poco mas luego que redondo, el pecho alto, la redondeza forma de sus pequeñas tetas que volverían loco a cualquier hombre, tez lisa lustrosa, y una color mezclada, sus manos pequeñas en mediana manera de dulce carne rodeadas, dedos luengos, las uñas en esos dedos largas y coloradas, que parecen rubíes entre perlas.”

Vemos reflejado en este texto el tópico de la descriptio puellae (descripción de la muchacha)

Consiste en la descripción de la amada, se trata del tipo de belleza ideal de la sociedad del momento.

¿Te parece difícil el pacto que hacen Sempronio y la vieja? ¿Por qué?

El pacto realizado entre la Celestina y Sempronio no es difícil en absoluto ya que ambos están movidos por la avaricia, la codicia al intentar sacar provecho del mal de amores que sufre Calisto.

Señala qué ardiles usa Celestina con Calisto y con Pármeno, según las actitudes que ambos muestran hacia ella.

Celestina debe convencer a Pármeno para que este la ayude y así no haya ningún obstáculo que le impida obtener provecho económico de la situación de Calisto. Por ello le intenta convencer. Pero a Pármeno no lo convence fácilmente ya que se apoya en que le debe fidelidad y lealtad a su amo, y por ahí es por donde ataca Celestina diciéndole que solo ella puede curar su enfermedad (el amor), pero no le convence por lo cual le intenta convencer ofreciéndole el amor de una de sus criadas, Areúsa. Al final la vieja alcahueta logra su objetivo gracias a sus engaños y tretas.

Al contrario pasa con Calisto que no tiene que ser convencido porque está tan desesperado por conseguir el amor de Melibea que ve en la vieja bruja el medio para conseguir a su amada.

ACTO II, III Y IV

El acto IV es esencial y debe leerse con la mayor atención.

Narra brevemente el argumento de estos tres actos.

Cuando Celestina se va de casa de Calisto este se queda hablando con Sempronio al cual envía a Celestina para decirle que cumpla su parte del trato.

Calisto se enfada con Pármeno porque habla mal de Celestina ya que este tiene gran fe en que ella puede enamorar a Melibea de él.

Sempronio va a casa de Celestina y le dice que no tarde en cumplir su parte del trato. Celestina y él empiezan a hacer un plan para enamorar a Melibea de Calisto en el cual interviene Elicia y Aureusa, prima de esta.

Celestina se marcha a casa de Pleberio y se quedan solos Sempronio y Elicia.

Cuando Celestina va hacia casa de Pleberio se reprocha el lío en que se ha metido.

Consigue entrar en casa de Melibea diciendo que es una vendedora de hilos y Alisa, como se tiene que marchar, la deja con su hija a solas. Al principio Celestina halaga a Melibea pero cuando empieza a hablarle de Calisto esta se enfada y quiere echarla de su casa, pero la astuta vieja le dice que Calisto tiene un dolor de muelas y sanará con una oración hecha por ella a Santa Apolonia y si le da un cordón, el cual Melibea le da.

En el acto II se muestra que Parmeno sigue siendo leal a su amo.

¿Pensaba el autor que los criados son los culpables de los males de sus amos? Sí, ya que una de las finalidades de la obra es advertir a los amados sobre las traiciones de sus criados.

Describe el proceso por el cual Celestina mina la voluntad de Melibea en el acto IV.

Celestina consigue entrar en casa de Melibea ya que dice vender hilo y así poder hablar con Melibea para conseguir su fin. En esta conversación salen a relucir los placeres que tiene de la juventud “dexe gozar su noble juventud y florida mocedad, que el tiempo en que más plazeres y mayores deleites se alcanzarán” en contraste con la vejez “Que a la mi fe, la vegez no es sino mesón de enfermedades, posada de pensamientos, amiga de rencillas, congoxa continua.....”con esto trata que Melibea goce de su juventud con Calisto. Pero también deja bien claro en su discurso que en la vejez no es todo malo ya que te proporciona sabiduría. Con esto trata de hacer ver que ella puede ayudarla a gozar de su juventud.

De esta manera ha conseguido acercarse a Melibea un poco y con la ayuda de halagos y piropos“donzella graciosa y de alto linaje....” la intenta preparar para decirla lo que siente Calisto por ella y que podría sanarle “Yo dexo un enfermo a la muerte, que con sola una palabra de tu noble boca salida [...] tiene por fe que sanara, según la mucha devoción tiene en tu gentileza.” Pero cuando Celestina mienta el nombre de Calisto Melibea se enfada e insulta a la vieja bruja “barbuda, desvergonzada, loca...” por lo cual tiene que cambiar de estrategia, así que le dice que necesita un cordón que ella tiene para poder curar el dolor de muelas que Calisto padece y esta accede. Con esto Celestina no solo consigue terminar su hechizo si no conseguir una nueva cita (ya que tiene que recoger una oración) y así poder seguir con el proceso de seducción.

ACTOS V, VI, VII Y VIII

Narra el argumento de los cuatro actos.

Cuando Celestina se despide de Melibea va por la calle hablando consigo misma entre dientes.

Cuando llega a su casa habla con Sempronio que la está esperando y se van los dos hacia casa de Calisto para contarle su vista a Melibea.

Entra Celestina en casa de Calisto y este le pregunta con impaciencia que es lo que ha conseguido de su amada Melibea. Celestina, dando muchos rodeos, le cuenta lo que ha conseguido de Melibea y le dice que la espera al día siguiente. Mientras Celestina habla, Pármeno le reprocha todo lo que dice, reprendiéndolo Sempronio.

Celestina le entrega el cordón a Calisto y este lo abraza como algo sagrado. Celestina se tiene que marchar y llevarse el cordón y Calisto le recompensa, por lo que ha conseguido, con ropa.

Celestina se marcha acompañada de Pármeno.

Cuando Celestina y Pármeno van caminando hacia casa de esta, Pármeno le recuerda a Celestina que le hizo una promesa para intentar unir a Areusa y a él. Cuando llegan a casa Celestina sube a hablar con Areusa. Al principio esta no quiere que suba Pármeno ya que siente vergüenza, pero al final Celestina logra convencerla y cuando él sube los deja allí toda la noche solos. Al llegar Celestina a su casa le reprocha Elicia su tardanza.

Al llegar la mañana se despierta Pármeno, que se va de casa de Areusa hacia casa de su amo. Pármeno se alegra de lo conseguido con Areusa y porque ha quedado con ella para comer en casa de Celestina.

En la puerta de casa de Calisto está Sempronio esperándolo, que se queja por su tardanza. Pármeno le cuenta lo que le ha sucedido en casa de Areusa y su nueva cita de hoy para comer, a la cuál también va Sempronio.

Calisto se despierta y manda a sus mozos que le preparen para ir a misa.

¿Cuál es la actitud de Pármeno en el curso de estos actos? Explica cómo evoluciona su actitud.

Pármeno ante los rodeos de Celestina vuelve a dudar de ella ya que ve que no trama nada bueno, tachándola de mentirosa e incluso llega a tener envidia porque todos los regalos son para Celestina, además conseguidos mediante engaños y mentiras y para él no había nada.

Esto se ve en varias ocasiones en ambos criados siendo Pármeno el que mayor desconfianza tiene,”¡así, así, a la vieja todo porque venga cargada de mentiras como abeja, y a mí que me arrastren!” pero Sempronio también empieza a desconfiar y no entiende la postura de su amo “Que solo por ser de amores estas razones, aunque mentiras, las avías de escuchar con ganas”. Pármeno también cree que él podría ayudar mas eficazmente a su amo con lo que conseguiría los favores materiales de su amo “el vería que mis consejos le eran mas saludables que estos engaños de Celestina”

El final del acto VII es uno de los más obscenos de la obra. La obscenidad es un arma puesta en manos de Celestina, que la utiliza cínicamente.

¿Al servicio de qué la pone aquí? Del engaño, la mentira, la avaricia, hace cualquier cosa, inventa cualquier treta para conseguir sus objetivos.

ACTO IX, X, XI Y XII

Narra el argumento de los cuatro actos. El acto XII es fundamental y debe leerse con la mayor atención.

Sempronio y Pármeno cogen comida de casa de Calisto y se van a la de Celestina, hablando de sus cosas.

En casa de la vieja están Areúsa y Elicia esperándoles. En la comida Sempronio nombra gentilmente a Melibea haciendo así enfadar a Elicia que se levanta de la mesa. Tratan de calmarla los demás.

En tanto que Lucrecia, criada de Melibea, entra a llamar a Celestina de parte de su ama.

Cuando llega Celestina, Melibea le dice que la ha llamado para que cure su extraño mal, lo cual hace de mucho agrado ya que eso quiere decir que el conjuro ha hecho efecto.

Celestina le dice que la causa de su mal es el amor que siente por Calisto. La vieja alcahueta les prepara un encuentro para esa misma noche en la de casa de Melibea.

Al ver venir a Alisa, Celestina se marcha de casa de Melibea. Alisa le prohíbe a su hija que vuelva a ver a Celestina.

Al salir Celestina ve de lejos a Sempronio y Pármeno, que van a la iglesia a por su señor, y los sigue.

Una vez todos en la casa de Calisto incluida Celestina, esta le cuenta todo los avances conseguidos. Calisto muy contento por la noticia le ofrece a Celestina una cadena de oro como recompensa.

La Celestina se marcha a su casa, con la cadena, donde esta Elicia esperándola.

Llegada la noche, Calisto y sus criados van a preparar las armas para partir hacia casa de Melibea. Ésta y Lucrecia están en la puerta esperando a Calisto.

Al llegar a la casa se acerca Calisto a la puerta donde habla con Lucrecia, esta se marcha dejando solos a los dos jóvenes hablando a través de la puerta.

Al cabo de la noche los dos criados hablando entre ellos, escuchan el ruido de gente y echan a correr, al darse cuenta de que es el alguacil vuelven a por su señor, este se despide con tristeza de su amada, quedando para la noche siguiente a la misma hora.

Los padres de Melibea, Pleberio y Alisa se despiertan y van a ver a su hija que los tranquiliza, diciéndoles que tenía sed y fue a por agua.

Calisto y sus criados se van hacia casa para dormir, pero cuando el señor de la casa se acuesta los criados van a casa de Celestina a cobrar lo que habían acordado.

Celestina se niega a darles su parte disimulando, como quien no sabe lo que le quieren decir. Sempronio y Pármeno se enfadan con la vieja y riñen, forzándola y matándola, asestándole más de treinta cuchilladas. Al griterío de la vieja y de Elicia se acerca mucha gente y Pármeno y Sempronio huyen saltando desde una ventana, quedando al caer medio muertos, allí mismo son decapitados.

En el acto XI Elicia y Areusa manifiestan un claro resentimiento de clase social. Coméntalo y selecciona frases clave que ponen de manifiesto esa actitud.

En el fondo sienten envidia ante la clase alta, posee de todo lo que ellas carecen.

Elicia: ¡De mal cáncer sea comida esa boca¡

Areusa: procure de ser cada uno bueno por sí, y no vaya a buscar en la nobleza de sus pasados la virtud.

En el acto XII, Rojas no describe el asesinato de Celestina, sin embargo sabemos lo que ocurre.

¿Qué técnica utiliza? El uso de frases exclamativas, de expresiones de dolor llevan al lector a imaginar la situación, además se nombra la espada que es clavada a Celestina y usa el verbo morir.

“¡Dale, dale, acábala, pues començaste; que nos sentirán, muera, muera, de los enemigos los menos”

“¡Confessión! Grita Celestina justo antes de morir.

ACTOS XIII, XIV, XV, XVI, XVII Y XVIII

En el acto XIII, observa y comenta el súbito cambio de suerte de Calisto. Comenta cómo se siente tras la muerte de sus servidores.

¿Siente piedad por ellos? ¿De qué manera da muestras de su obcecación?

Aunque en un principio parece apenarse por la muerte de sus criados lo único que le importa es que se vea manchada su fama por estas muertes. Y al enterarse de los trapicheos de sus criados y Celestina incluso se alegra de sus muertes ya que cree que han recibido su merecido. A Calisto no le importa en absoluto ni la muerte de sus criados ni la de Celestina ya que el está obcecado en conseguir el amor de Melibea sin importarle nada más que eso, solo vive para conseguir que Melibea le ame.

Los actos del XV al XVIII, junto al principio del XIX, son el llamado “Tratado de Centurio” porque en ellos aparece este personaje y constituyen el añadido que hizo que la obra pasara de 16 a 20 actos, 21 con la edición de otro más en la edición de 1526.

Describe el personaje de Centurio.

Narra el argumento de estos actos y comenta cómo se desarrolla el tema de la venganza por parte de Areusa y Elicia.

Centurio: es un cliente fijo de Areúsa y esta no solo le proporciona placer sino que también le viste y le da empleo, se preocupa por él. Este personaje es feo, manco, traidor, jugador, mentiroso y vago, no hace nada por Areúsa.

Se pasa la vida empeñado por los naipes, presumiendo de valiente cuando en realidad es un cobarde. Es un rufián, malhechor y culpable de la muerte de Calisto.

Argumento: Calisto se despierta, ajeno a todos los sucesos acontecidos, en esto que llama a sus criados, Tristán, otro criado, le contesta que no hay nadie más en la casa y este le ordena que le deje seguir durmiendo sin que nadie le moleste.

Al bajar Tristán a la puerta se encuentra con Sosia, el mozo de espuelas, que llega a la casa llorando. Tristán le pregunta que le pasa y este le contesta que ha visto a Pármeno y a Sempronio muertos en la plaza al haber sido enjusticiados ya que eran culpables de la muerte de la vieja Celestina.

Ambos suben a contárselo a su amo que siente pena por lo pasado con sus criados pero aun más por el que dirán de la gente aunque al final este sentimiento se torna en gozo cuando sabe las traiciones de sus siervos y de la vieja alcahueta y piensa en preparar a Tristán y a Sosia para que le acompañen a casa de Melibea.

Melibea está preocupada hablando con su criada mientras espera la llegada de Calisto, que tarda mucho.

Calisto llega acompañado de los jóvenes criados, y sube por una escala al huerto de Melibea donde esta le espera. Calisto quiere gozar de Melibea esta se niega porque perderá su honradez. Una vez Calisto cumple su voluntad se retira hacia su casa quejándose de su corta estancia con su amada.

Elicia va hacia casa de su prima Areúsa a contarle su pena. Allí encuentra a su prima discutiendo con un hombre, llamado Centurio.

Cuando se marcha Centurio quedan solas las dos jóvenes hablando, Elicia le cuenta a su prima la desgracia que ha ocurrido en su casa y el dolor que siente por estas perdidas y quiere vengarse de Calisto y Melibea. Estas quedan en hablar con Sosia y con esto vengarse de los señores.

Pleberio y Alisa creen que su hija Melibea posee el don de la virginidad y una extremada honradez, cualidades que hacen que sea la esposa perfecta y por eso piensan en casarla. Lucrecia que lo está escuchando todo corre a contárselo a su señora. Esta la manda salir a donde están sus padres y así hacerlos callar.

Elicia, haciendo caso de los consejos de su prima, decide dejar de lado el luto y va a casa de esta para ver si la ha visitado Sosia.

En esto aparece el joven, Elicia se esconde, y Areúsa con sus malas artes y sus mentiras lo seduce y este le cuenta las visitas de su señor con Melibea cada noche.

Al irse Sosia, Elicia decide que Areúsa debe hacer las paces con Centurio y para ello van a casa de Centurio, una vez allí le ruegan que vengue las muertes en Calisto y Melibea, y Centurio se lo promete.

Pero este no lo quiere cumplir y manda a Traso el cojo y a sus dos compañeros.

Tema de la venganza.

Tras la muerte de Celestina, de Pármeno y de Sempronio, Areusa decide que la venganza es lo mejor que puede hacer para aliviar su dolor. Sus amigos han muerto, no directamente pero en parte por culpa de Calisto y Melibea; y Areusa quiere vengarse matando a Calisto, para que su enamorada llore por él lo que su compañera Elicia ha llorado por Sempronio.

Al final, para Pleberio sólo reina la desolación que plasma es su llanto hacia su hija. Areusa le pide a Elicia que le diga cuando y donde van a verse Calisto y Melibea, para llevar a cabo su venganza. Elicia no lo sabe pero le recomienda que vaya donde Sosia y se lo intente sonsacar. Areusa le jura a su amiga que Melibea va a llorar lo que ella ha llorado.

ACTOS XIX, XX Y XXI

Narra el argumento de estos tres actos. El acto XIX es fundamental y debe leerse con la mayor atención.

Calisto va con sus criados a casa de Melibea, allí, Melibea, les esta esperando y cantando con Lucrecia, en tanto que llega Calisto al huerto de Melibea y queda junto a esta.

Sosia le cuenta a Tristán lo que le ha ocurrido con Areúsa y este le advierte de que puede ser una trampa.

Los dos criados ven venir a Traso con dos de sus secuaces, que fueron mandados por Centurio, saliendo Sosia a alejarlos.

Entre todo este jaleo Calisto quiere bajar a ayudar a sus criados, cosa que Melibea intenta impedir, pero no puede y Calisto baja por la escala sin sus armaduras, aunque Tristán le avisa de que no hay peligro ni motivo alguna para que baje ya que Sosia volvía victorioso pero Calisto sigue bajando y se cae de la escala quedando con la cabeza abierta en el suelo.

Al verlo Melibea muerto en el suelo una gran pena inunda su apenado corazón y se lamenta profundamente de la desgracia acontecida.

Lucrecia va a avisar a Pleberio del dolor que siente su hija y este va corriendo a verla. Pleberio intenta consolarla pero sus esfuerzos son en vano porque el dolor que siente su hija es tan fuerte que es imposible consolar, quiere llamar al médico pero su hija no le deja porque su dolor no tiene cura, ya que es el dolor producido por la muerte de su amado, un dolor que ya nadie podrá curar. Melibea le dice que su dolor es de corazón. Pleberio va a por unos instrumentos musicales ,a petición de su hija, para así calmar su dolor y Melibea manda a Lucrecia a que retenga a su padre abajo para que no suba y poder morir sola. Cuando vuelve Pleberio la espera abajo como Lucrecia le ha dicho y escucha como su hija le descubre la causa de su dolor y todo lo que estos días atrás a sucedido con su amado Calisto y se suicida.

Pleberio cuenta a su mujer lo ocurrido y se queja al amor por la desgraciada muerte de su hija, quedando en él un sentimiento de pena y de rencor hacia el mundo y la religión.

En el acto XIX, describe la escena del jardín, haciendo notar cómo la naturaleza queda incorporada al gozo de los amantes. Cómo contraste, tras la tragedia sigue el placer.

Calisto va a casa de Melibea y la espía durante un buen rato, se encarama a la escalera y la escucha mientras canta con Lucrecia sobre el amor que los une. Al percatarse ellas de que Calisto está allí hablan del amor que se tiene el uno al otro y en ese momento es cuando la naturaleza de lo natural se incorpora a ellos formando un escenario perfecto y utilizado como reflejo de la pasión que los une.

Explica qué sucede y qué función tienen la abundancia de oraciones exclamativas y la rapidez descriptiva de los diálogos.

Es una forma de dar fluidez al texto, y que el lector no pierda detalle de la historia que se está contando, una manera de atraer la atención de éste.

TEMAS DE DISERTACIÓN ESCRITA:

  • ¿Qué razones pudo tener Rojas para introducir el “Tratado de Centurio”?(Añadido de los actos XV-XVIII e inicio del XIX).Supongo que para que la historia tomara un camino diferente y no siempre tan marcado por la vieja y los criados.

  • Habla sobre la protesta contra la sociedad y sus instituciones en la tragicomedia. Podemos ver una crítica a la sociedad en el acto X, además está siempre presente el antifeminismo que muestra Sempronio.

  • ¿Crees que “La Celestina” tiene un propósito moral”? La finalidad de la obra es moralizante ya que está escrita con el propósito de advertir a los enamorados, es decir, a los cegados por el amor, y decirles que no se dejen arrastrar por esa ceguedad al engaño de las alcahuetas, la traición de los sirvientes y la avaricia.